Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vitrificado de óvulos
#1
Médico japonés líder en la técnica estuvo en Santiago:

Más de 500 niños han nacido a partir de óvulos congelados en Chile y en el mundo

La "vitrificación de ovocitos" se está realizando en nuestro país a mujeres que quieren aplazar un embarazo, que están en proceso de fertilización asistida o que se someterán a terapias que pueden afectar su fertilidad. (PAULA LEIGHTON N.)

En los últimos seis años, más de 500 niños han nacido en el mundo a partir de una técnica que cada vez se extiende más en clínicas de fertilidad: la vitrificación o congelación ultrarrápida de óvulos.

El primero de ellos nació en 2002 en Japón. Y en diciembre de 2007 se sumaron a la lista los primeros chilenos: unos trillizos cuyos padres estaban en tratamiento de fertilización asistida.

La mayor parte de los niños ha nacido gracias a un método de vitrificación de óvulos llamado Cryotop, creado por el doctor Masashigue Kuwayama, director científico de la Kato Ladies Clinic de Tokio.

La vitrificación consiste en congelar los óvulos en una fracción de segundo, lo que resuelve el principal problema de la técnica tradicional de congelación lenta. Con ésta hay un alto riesgo de que se formen cristales de hielo que rompen los óvulos, lo que hace que muchos de éstos no sobrevivan al procedimiento.

Alternativas de uso

El doctor Kuwayama discutió esta semana en Chile los avances que está alcanzando la vitrificación de óvulos durante el simposio "Criopreservación y Tratamiento de Reproducción Asistida", organizado por la clínica IVI Santiago. En este centro, donde se está vitrificando desde mediados del año pasado, ya hay cuatro mujeres embarazadas de las ocho a las que se ha hecho una transferencia de embriones.

La vitrificación también se realiza desde 2007 en el Instituto de Investigación Materno Infantil (IDIMI) y en la Clínica Las Nieves, donde nacieron los trillizos chilenos y ya hay otra paciente embarazada.

La técnica permite reducir el conflicto bioético que algunas parejas o legislaciones tienen para congelar embriones que luego pueden no necesitarse. Pero ésta no es la única aplicación.

"Cerca del 70% de las que consultan son mujeres sanas que tienen alrededor de 35 años y que se han separado, no tienen pareja o la tienen, pero no quieren tener guagua todavía, habitualmente porque se van a ir a estudiar un posgrado", dice el doctor Carlos Troncoso, director médico de IVI Santiago.

También es una posibilidad para mujeres fértiles con diagnóstico de cáncer que deberán someterse a quimioterapia o radioterapia que pueden afectar su capacidad reproductiva. Y en otros países se emplea para implementar bancos de ovocitos donados.

En todos estos casos, una vez que la mujer quiera o pueda embarazarse, los óvulos se desvitrifican y se realiza una Fertilización in Vitro (FIV).

Diversos autores citados por el doctor Kuwayama en su presentación han conseguido tasas de embarazo que oscilan entre 33 y 65%.

"En promedio -dice el doctor Troncoso- del 50% de los embriones que se transfieren se obtiene un recién nacido, porcentaje que disminuye a medida que aumenta la edad de la mujer". La cifra, destaca, "es semejante a la que se logra al hacer una FIV usando óvulos frescos".

Debido a que durante todo el proceso se irán perdiendo óvulos, el doctor Kuwayama explica que "para lograr un nacimiento es recomendable vitrificar 10 óvulos".

"En cambio, con la congelación lenta se necesitan entre 50 y 100 para lograr este mismo resultado", señala el doctor Ricardo Pommer, presidente de la Sociedad Chilena de Fertilidad (Socfer) y jefe de la unidad de Medicina Reproductiva de la Clínica Las Nieves.

Camino por recorrer

Los especialistas consultados coinciden en que dados sus buenos resultados, dentro de unos años la vitrificación se consolidará como alternativa para criopreservar óvulos. Sin embargo, destacan que por tratarse de un método reciente, aún queda camino por recorrer.

"Los casos aún son pocos y varios investigadores están avanzando en evaluar distintos métodos y dispositivos de vitrificación que permitan aumentar su eficacia", opina el doctor Amiram Magendzo, director médico del Laboratorio de Fertilización in Vitro de la Clínica Las Condes, donde este semestre se comenzarán a realizar protocolos de vitrificación de óvulos.

Muchos estudios, además, incluyen a mujeres donantes de óvulos, que son jóvenes y sanas. "No sabemos todavía cuántas de 38 o más van a salir beneficiadas", dice el doctor José Balmaceda, ex presidente de la Socfer, quien destaca que la técnica no ha superado en eficacia a las tasas de embarazo que se obtienen al congelar embriones.

Pommer agrega que "los centros requieren todavía aprender más sobre la técnica y aún faltan datos para decir si es una técnica 100% segura".

Espermios en el horizonte

El doctor Kuwayama prepara un nuevo anuncio a la comunidad científica y a los hombres con problemas de fertilidad.

"Desarrollamos un método de vitrificación que mejora radicalmente la sobrevivencia de los espermatozoides congelados", dijo el especialista a "El Mercurio", asegurando que sólo divulgará las cifras exactas en un congreso científico.

Kuwayama señala que aunque hace 60 años se congelan espermios, "sólo el 50% es viable una vez descongelado, cifra que hasta ahora no se había logrado mejorar".

Su nueva técnica, que podría empezar a aplicar este año, "favorecerá principalmente a hombres con cáncer que quieran congelar sus espermios y a los que tienen azoospermia y están en un procedimiento de fertilización asistida".

Los óvulos vitrificados se conservan en estanques de nitrógeno.

EL MERCURIO

Términos y Condiciones de la información
El Mercurio S.A.P
Responder
#2
Se realiza en Chile
Vitrificación de Ovocitos: Alternativa real para mujeres con cáncer

Gracias a esta avanzada técnica, quienes sufren de esta enfermedad ya no tienen por qué ver truncados sus deseos de engendrar. Además, constituye un importante avance para las mujeres, ya que ahora podemos conservar nuestros óvulos y con ello postergar la maternidad algunos años.
Por Chantal González Barahona

SANTIAGO, marzo 27.- Durante años, las mujeres jóvenes que eran diagnosticadas con cáncer veían desvanecerse, en la mayoría de los casos, las posibilidades de convertirse en madres.

Esto, debido a que los tratamientos oncológicos, que se suelen aplicar a las pacientes para paliar el mal, son demasiado invasivos, por lo que terminan dañando el ovario, impidiendo a estas mujeres, cuando vuelven a ser sanas, la posibilidad de engendrar.

Sin embargo, la vitrificación de ovocitos se está convirtiendo poco a poco en una esperanza y posibilidad real de ser madres para las pacientes de cáncer, según explica la especialista en Medicina Reproductiva, Doctora Ana Cobo, quien ha desarrollado diversas investigaciones en torno al tema en España y que hoy se encuentra concentrada en la criopreservación de ovocitos, lo que constituye una verdadera revolución en fertilidad y, en definitiva, para todas las que quieren ser madres algún día.

La vitrificación de ovocitos es una técnica nueva, que recién está comenzando a tomar fuerzas. Hasta ahora la opción era la congelación de ovocitos, pero ésta práctica producía cristales de vidrio, razón por la cual las tasas de efectividad son mucho más bajas.

A sólo un año de la puesta en marcha de esta técnica de criopreservación o vitrificación de ovocitos, 12 mujeres enfermas de cáncer ya han decidido realizar el procedimiento en España, pensando en que más adelante, cuando la enfermedad haya desaparecido, no quieren renunciar a la posibilidad de ser madres.


El precio y las precauciones

Aunque no es un procedimiento barato, es bastante asequible y en Chile actualmente se practica en la Clínica de Fertilidad IVI (Alonso de Córdova 5153) y tiene un valor aproximado de $900.000, el cual que incluye diversos exámenes, la vitrificación y la criopreservación de los ovocitos por dos años.

Las mujeres enfermas de cáncer que deseen realizar este procedimiento, deben contar con la autorización de su oncólogo y vitrificar sus ovocitos antes que comience la terapia oncológica, de acuerdo a lo que explica la doctora Cobo.

“La mujer que aspira a ser madre y sufre de cáncer, debe vitrificar sus ovocitos antes del inicio de la terapia oncológica, ya que es la terapia la que se encarga de acabar con el ovario; entonces, tiene que ser obviamente con el beneplácito del oncólogo antes que inicie la terapia, y se debe trabajar en conjunto, porque para recuperar ovocitos es necesario estimular el ovario y que la medicación que se aplique a la paciente no interfiera con su cáncer”, subraya la experta.

Paridad a la hora de engendrar

La vitrificación de ovocitos, además, constituye una revolución en el tema de la fertilidad, ya que ahora las mujeres tenemos la posibilidad de postergar la maternidad en pos del cumplimiento de otros objetivos inmediatos como, por ejemplo, la consolidación en el ámbito profesional.

Esto, nos pondrá en un escenario un poco más igualitario con los hombres, que pueden concebir pasados los 50, 60 ó incluso, los 70, como se ha comprobado en algunos casos.

La doctora Ana Cobo aclara, eso sí, que pese a que con este avance el tiempo para la maternidad se extendió, el periodo no es tan amplio como en los hombres. “Esto depende de las leyes de cada país, pero en España, aunque no lo dicta la ley, no practicamos transferencias embrionarias a mujeres mayores de 50 años. Todo depende del útero, que es funcional, ya que funciona mucho más tiempo que los ovarios”.

Aunque en Chile recién se está comenzando a hablar del tema, en España la vitrificación de ovocitos es una práctica que está tomando fuerza entre las mujeres que quieren postergar la maternidad. Tanto así, que la doctora Cobo sostiene que en sólo un año de funcionamiento de esta técnica en la Clínica IVI España –donde ella trabaja- ya se han practicado más de 100 procedimientos en mujeres sin prescripción médica. Y ahora, con las campañas de información sobre el tema que se están impulsando, las cifras prometen aumentar considerablemente.
Responder
#3
Criopreservación de óvulos: Una alternativa para ser madre
Este método es una opción para las parejas que por convicciones personales tienen reparos con la congelación de embriones, y para quienes deben someterse a tratamientos médicos que pueden afectar su fertilidad en el futuro.

Por María Eliana Thomas P.
Periodista de Clínica Alemana

A diferencia de la criopreservación de espermatozoides, que existe desde hace varios años y está bastante difundida, congelar óvulos (ovocitos) es un procedimiento relativamente nuevo en Chile. Esta alternativa abre una ventana para aquellas mujeres que, por diversos motivos, ven en este método su única posibilidad de ser madres en el futuro.
Hace dos años la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana inició un proyecto en esta área, el cual fue ganador del Concurso de Investigación 2007 de Clínica Alemana, lo que permitió al equipo de Medicina Reproductiva, a cargo del doctor Patricio González, consolidar el proyecto en la institución.

Ya son 40 las pacientes que, luego de someterse a un tratamiento de fecundación asistida en este centro de salud, han decidido criopreservar los ovocitos no empleados en este procedimiento para utilizarlos en el futuro. De las 14 que han solicitado descongelarlos para volver a intentar un embarazo, cinco lo han logrado y han superado los cuatro meses de gestación.

El doctor González explica que ésta es una alternativa también para las parejas que por convicciones personales no desean congelar embriones, dado que la criopreservación de ovocitos permite guardar estas células antes de la fecundación para ser inseminadas más adelante.

"Los casos que son buenos candidatos para el congelamiento de embriones, también son adecuados para el congelamiento de óvulos. Por lo tanto, la criopreservación de ovocitos es una alternativa para un grupo importante de parejas que por convicciones o reparos personales no quieren ser sometidas a una fecundación in vitro con congelamiento de embriones", explica el especialista.

Asimismo, esta técnica puede ser útil para las mujeres que deben realizarse tratamientos de radioterapia, quimioterapia o cirugías que puedan afectar su fertilidad en el futuro, así como para aquellas que sufren menopausia precoz o que quieren postergar la maternidad.

Considerando que actualmente también existe una amplia discusión sobre la conveniencia de que mujeres mayores puedan embarazarse mediante una inseminación artificial, el Comité de Ética de Clínica Alemana determinó que los ovocitos que aquí se congelen sólo pueden ser utilizados antes de que ellas cumplan 45 años.

Bajo 196 Celsius
Para criopreservar ovocitos, la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana utiliza la técnica "slow freezing" o congelamiento lento. La doctora bioquímico Isabel Carrasco, a cargo del Laboratorio de Medicina Reproductiva, explica que "este método se usa especialmente en Italia y China, donde ha logrado alrededor de un 20% de tasas de embarazo por transferencia".

Para conservar óvulos es necesario realizar un proceso mucho más complejo que el que se emplea en la criopreservación de espermatozoides (práctica que se efectúa rutinariamente en Clínica Alemana). Esto se debe a que los gametos femeninos son más grandes y están compuestos por una mayor cantidad de agua que el espermatozoide, por lo tanto, tienen más riesgo de dañarse durante el proceso de descongelamiento, sobre todo a nivel de cromosomas. Sin embargo, si esta técnica es realizada en forma correcta, pueden lograrse muy buenos resultados.

Para criopreservar ovocitos la paciente es sometida a una hiperestimulación ovárica controlada, con el objetivo de recuperar una mayor cantidad de óvulos. Una vez recolectados por medio de una aspiración transvaginal guiada por ecografía, son analizados y congelados. Para esto se eligen aquéllos que han completado su maduración y que son morfológicamente normales bajo la visión del microscopio, los que finalmente serán fecundados.

La doctora bioquímico Isabel Carrasco explica que esto se realiza en un equipo que tiene un programa integrado por tres etapas. Primero, el ovocito se coloca a 22° Celsius y luego baja a -6°. Después se realiza un procedimiento denominado "seeding" para evitar que se formen cristales de hielo dentro de la célula. Finalmente, va bajando la temperatura en forma gradual hasta llegar a -196°, que es la temperatura a la que serán almacenados en nitrógeno líquido por el tiempo que la paciente indique, de manera que cuando lo requiera puedan ser descongelados y usados.

También existen otras técnicas de congelamiento ovocitario, como la vitrificación, que es una alternativa al congelamiento lento. En la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana también se está trabajando en ella.

El doctor González explica que la técnica de congelamiento de ovocitos es relativamente nueva, por lo que no hay grandes series de pacientes que permitan hablar de resultados definitivos con respecto a las técnicas de criopreservación y a las tasas de embarazo. "Si bien ya hemos logrado cinco casos en nuestra Clínica y la experiencia internacional también es alentadora, aún es muy difícil sacar conclusiones generales sobre esta técnica. Además, hay que considerar que el pronóstico es muy distinto dependiendo si se realiza en mujeres sanas en términos de fertilidad o si se hace en aquéllas con problemas de infertilidad", asegura el especialista.

Óvulo
El óvulo u ovocito es el gameto femenino producido por el ovario. Es una célula con 23 cromosomas (la mitad de la información genética) que tiene como propósito ser fecundada por un espermatozoide para dar origen a un cigoto o embrión.

En general, las mujeres nacen con alrededor de dos millones de óvulos en los ovarios, que se encuentran en estado inmaduro. El inicio del desarrollo sexual durante la pubertad motiva la maduración del primer óvulo y, por lo tanto, es el comienzo del primer ciclo menstrual, situación que en promedio ocurre a la edad de 12 años.

Esta condición marca el inicio de la etapa fértil que se extiende hasta la última menstruación, conocida como menopausia. Durante este lapso madura un óvulo cada mes, llegando a repetirse el fenómeno alrededor de 500 veces durante toda la vida reproductiva.
Responder
#4
Escribió Adi:
Hace dias me da vuelta una idea por mi cabeza:
Optar por congelar mis óvulos.

Se preguntaran el porqué:
Muchas mujeres retrasan la maternidad por mucho tiempo, o esperan el momento en que se sientan realmente preparadas para intentarlo y o dispuestas a ser madres y traer un nuevo integrante a la familia. Pueden ser varios los motivos del aplazamiento, laborales, economicos, falta de pareja estable etc. Pero el tiempo pasa, y juestro reloj biólogico también avanza mes a mes, y puede que cuando nos queramos poner en campaña, se nos haga difícil y quizás sea un poco tarde,ya que nuestros óvulos ya no estarán posiblemente en las mejores condiciones para hacerlo.

Ví un reportaje que si se tomara conciencia de eso y se congerlaran óvulos se evitaría llegar en muchos casos a la Ovodonación, tomándo en cuenta que no tod@s estan dispuestos a optar por esa vía por diversos motivos.
En mi caso por ejemplo: entré aquí hace años por que tenía pareja estable y quería ser madre,y pasado el tiempo me separé. Sigo teniendo el sueño y la esperanza de lograrlo, pero no a llegado aún esa persona con al cual pueda compartir mi anhelo, y pensándolo bién y poniéndome en el caso que llegara pasados mis 37 años, mis ovulos tal vez no esten en al mejor forma, por eso he pensado en congerlarlos.
¿Que opinan al respecto?
Responder
#5
Bruji escribió:
Eso mismo nos explicaron en el IVI.
Y nos contaron todo el detalle y las ventajas del proceso de vtirificación.

Es una opción menos confilctiva desde el punto de vista ético, en comparación a la criopreservación de pronúcleos y embriones.

Lorena escribió:
Me parece una muy buena alternativa... salvo en los casos que las mujeres se pongan a tener guagua a una edad en que están casi para bisabuelas...
Responder
#6
Artículo de prensa :

Fertilización asistida
Preservación de óvulos: Llega a Chile la última técnica
Las chilenas que postergan la maternidad por razones laborales, entre otras, y están en riesgo de perder su fertilidad, tienen una opción real de evitar que sus óvulos envejezcan. Un innovador método permite vitrificarlos y conservarlos indefinidamente.
El gran sueño de Pía, 35 años, es tener un hijo. Sin embargo, la realidad de esta doctora le ha impedido cumplirlo. Si bien tiene pareja actualmente, en estos momentos está postulando a una beca en el extranjero, vital para el perfeccionamiento de su especialidad como cirujana. Como sabe que las probabilidades de embarazarse en los próximos dos años son pocas, el seguir postergando su maternidad es un tema que la preocupa. Es por eso que en cuanto se enteró de que había llegado a Chile una revolucionaria técnica para vitrificar ovocitos -preservando así la juventud de la célula sexual, mientras espera a ser fecundada-, comenzó a contemplarla como una alternativa válida para tener hijos más adelante.

"Quiero ser mamá y siento que con el paso de los años estoy cada día más contra el tiempo. El tema de guardar los ovocitos es más que nada una cuestión de costos en estos momentos, por lo que creo que si llegara a hacerlo, sería cuando tenga 38 años y esté más estable económicamente. Entonces espero estar lista con mi especialización y tener una pareja con la que pueda formar una familia", afirma Pía.

La vitrificación de óvulos es una novedosa opción de fertilidad y una posibilidad real de embarazo para la mujer. Desarrollada en Japón hace cerca de cinco años, la técnica del cryotop permite que, después de que el ovocito es extraído del ovario, adquiera la forma de un vidrio mediante un proceso de congelación rápido e instantáneo. De esta manera, la célula sexual se conserva durante el tiempo que se requiera antes de ser fecundada con un espermatozoide e introducida en el útero materno para dar paso a un embrión. En todos los centros IVI la edad máxima de una mujer para someterla a un embarazo es de cincuenta años.

Si bien hasta ahora la congelación de embriones -óvulos ya fecundados y desarrollados- y espermatozoides para su preservación ofrecía buenos resultados, no sucedía lo mismo con los óvulos. De hecho, se sabe que se necesitan al menos cien óvulos congelados para conseguir un recién nacido. Por esta razón la vitrificación abre nuevas posibilidades de éxito. En Chile la técnica la trae el recién inaugurado Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y se calcula que consigue tasas de embarazo comparables a las obtenidas con óvulos frescos.

Tras la puesta en marcha de la unidad de vitrificación en las clínicas IVI de España, Portugal, México y Chile, más de 200 mujeres han congelado sus óvulos mediante esta práctica.

En España, de las primeras quince gestaciones que se obtuvieron en diciembre de 2006, ya han nacido dieciséis niños.

Además de ganarle al reloj biológico, la importancia de esta técnica reside en las posibilidades que ofrece para preservar la fertilidad cuando hay riesgo de perderla debido a la extirpación de uno o ambos ovarios o por tratamientos agresivos para combatir el cáncer, como la quimio y radioterapia; procedimientos que disminuyen fuertemente la fertilidad femenina. Hasta ahora la única posibilidad realmente efectiva para estas mujeres era recurrir a óvulos de una donante.

"Esta técnica permite, además, a una mujer con una determinada convicción religiosa descartar problemas éticos ya que no requiere congelar embriones sino que sólo sus ovocitos", explica el doctor Claudio Álvarez, uno de los médicos especialistas de la sede local del Instituto Valenciano de Infertilidad, quien hizo su especialidad en medicina reproductiva en España y luego trabajó durante dos años en aquel centro antes de aterrizar en Santiago.

El doctor advierte que si después de un año de intentar la mujer no ha logrado quedar embarazada de manera natural, lo más probable es que haya que hacer una inseminación artificial, para lo cual siempre se debe realizar un chequeo previo al hombre. Si después de cuatro intentos no resulta, hay que recurrir a la fertilización in vitro.



EL PRECIO DE SER MADRE

En Chile, la infertilidad sigue siendo un tema discriminatorio económicamente. Como en el país hay sólo un centro público para atender los problemas de fertilidad -que se encuentra en el Hospital San Borja Arriarán en Santiago-, las parejas que quieran someterse a un tratamiento rápido sin tener que inscribirse en una lista de espera se ven obligadas a asistir a clínicas privadas. Para eso, las personas deben contar con un alto presupuesto monetario. En el caso del IVI, la fertilización in vitro, cuesta entre 2 millones ochocientos mil y 3 millones doscientos mil pesos chilenos -tarifas similares a las de los otros centros privados de medicina reproductiva que hay en Santiago-. En tanto, la vitrificación tiene un costo máximo de un millón quinientos mil pesos por los controles previos, la estimulación ovárica, la punción del ovocito y su mantención por dos años.
Responder
#7
Nacen los primeros niños gestados en IVI con óvulos vitrificados

Viernes 13 de Julio de 2007, fuente :La Segunda Internet

Desde que IVI pusiera en funcionamiento la técnica del Cryotop, a finales de 2006, más de 200 mujeres ya han congelado sus óvulos en los distintos centros IVI del mundo. En Chile, IVI Santiago también realiza esta revolucionaria técnica de vitrificación de óvulos, que consigue tasas de embarazo comparables a las obtenidas con óvulos frescos.

Santiago.- El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) obtuvo en España los primeros nacimientos utilizando óvulos vitrificados con la técnica del Cryo-top, originada en Japón y que ya se está desarrollando en Chile.

De las primeras 15 gestaciones que se obtuvieron en diciembre de 2006, han nacido un total de 16 niños. Tras seis meses de la puesta en marcha de la unidad de vitrificación, más de 200 mujeres ya han congelado sus óvulos en las clínicas IVI de todo el mundo.

Hasta ahora, la congelación de embriones (óvulos ya fecundados y desarrollados) ofrecía muy buenos resultados, así como la congelación de espermatozoides. Sin embargo, no ocurría lo mismo con los óvulos y hacían falta 100 óvulos congelados para conseguir un recién nacido.

“Hoy, en el IVI, de cada 10 óvulos vitrificados se obtiene un recién nacido. Con esto podemos decir que probablemente la vitrificación de óvulos es el avance más relevante de los últimos años en tratamientos de fertilidad. Con esta técnica sobrevive el 97% de de los óvulos, frente al 70% que lo hace con la congelación lenta”, explicó el doctor Carlos Troncoso, médico de IVI Santiago.

La importancia de la vitrificación de los óvulos reside en las excelentes posibilidades que ofrece para preservar la fertilidad, cuando hay riesgo de perderla debido a la extirpación de uno o ambos ovarios o por tratamientos agresivos de quimio y radioterapia. Hasta ahora la única posibilidad realmente efectiva para estas mujeres era recurrir a óvulos de una donante. “Por otro lado, esta técnica hace más eficientes los tratamientos de reproducción asistida, permitiendo conservar óvulos para futuros ciclos sin tener que repetir todo el proceso previo, evitando los riesgos y costos que ello implica para la paciente y su pareja. Además, evita tener que congelar embriones”, indicó el Dr. Claudio Álvarez, médico de IVI Santiago.

Ventajas de la vitrificación frente a la congelación

La vitrificación implica la inmersión directa de los óvulos en nitrógeno líquido –cuya temperatura es de –196 ºC–, previo tratamiento de los mismos con sustancias crioprotectoras. La principal ventaja de esta metodología es que no se forma hielo, a diferencia de lo que ocurre en la congelación tradicional, en la que el material se solidifica en forma de cristales de hielo que pueden lesionar al óvulo al actuar como verdaderas cuchillas sobre las estructuras celulares.

El éxito del Cryo–Top radica en que es un dispositivo especialmente diseñado para albergar los ovocitos en un volumen de 0,1 microlitros para su vitrificación, mientras que otros dispositivos albergan un volumen 10 veces superior. La utilización de volúmenes tan pequeños, como en el caso del Cryo–Top, asegura que no puedan formarse cristales de hielo, ya que la velocidad de descenso de la temperatura es altísima (23.000 ºC/minuto) y además permite reducir la concentración de crioprotectores y, por tanto, la toxicidad.
Responder
#8
Se realiza en Chile
Vitrificación de Ovocitos: Alternativa real para mujeres con cáncer

Gracias a esta avanzada técnica, quienes sufren de esta enfermedad ya no tienen por qué ver truncados sus deseos de engendrar. Además, constituye un importante avance para las mujeres, ya que ahora podemos conservar nuestros óvulos y con ello postergar la maternidad algunos años.
Por Chantal González Barahona



SANTIAGO, marzo 27.- Durante años, las mujeres jóvenes que eran diagnosticadas con cáncer veían desvanecerse, en la mayoría de los casos, las posibilidades de convertirse en madres.

Esto, debido a que los tratamientos oncológicos, que se suelen aplicar a las pacientes para paliar el mal, son demasiado invasivos, por lo que terminan dañando el ovario, impidiendo a estas mujeres, cuando vuelven a ser sanas, la posibilidad de engendrar.

Sin embargo, la vitrificación de ovocitos se está convirtiendo poco a poco en una esperanza y posibilidad real de ser madres para las pacientes de cáncer, según explica la especialista en Medicina Reproductiva, Doctora Ana Cobo, quien ha desarrollado diversas investigaciones en torno al tema en España y que hoy se encuentra concentrada en la criopreservación de ovocitos, lo que constituye una verdadera revolución en fertilidad y, en definitiva, para todas las que quieren ser madres algún día.

La vitrificación de ovocitos es una técnica nueva, que recién está comenzando a tomar fuerzas. Hasta ahora la opción era la congelación de ovocitos, pero ésta práctica producía cristales de vidrio, razón por la cual las tasas de efectividad son mucho más bajas.

A sólo un año de la puesta en marcha de esta técnica de criopreservación o vitrificación de ovocitos, 12 mujeres enfermas de cáncer ya han decidido realizar el procedimiento en España, pensando en que más adelante, cuando la enfermedad haya desaparecido, no quieren renunciar a la posibilidad de ser madres.

El precio y las precauciones


Aunque no es un procedimiento barato, es bastante asequible y en Chile actualmente se practica en la Clínica de Fertilidad IVI (Alonso de Córdova 5153) y tiene un valor aproximado de $900.000, el cual que incluye diversos exámenes, la vitrificación y la criopreservación de los ovocitos por dos años.

Las mujeres enfermas de cáncer que deseen realizar este procedimiento, deben contar con la autorización de su oncólogo y vitrificar sus ovocitos antes que comience la terapia oncológica, de acuerdo a lo que explica la doctora Cobo.

“La mujer que aspira a ser madre y sufre de cáncer, debe vitrificar sus ovocitos antes del inicio de la terapia oncológica, ya que es la terapia la que se encarga de acabar con el ovario; entonces, tiene que ser obviamente con el beneplácito del oncólogo antes que inicie la terapia, y se debe trabajar en conjunto, porque para recuperar ovocitos es necesario estimular el ovario y que la medicación que se aplique a la paciente no interfiera con su cáncer”, subraya la experta.

Paridad a la hora de engendrar


La vitrificación de ovocitos, además, constituye una revolución en el tema de la fertilidad, ya que ahora las mujeres tenemos la posibilidad de postergar la maternidad en pos del cumplimiento de otros objetivos inmediatos como, por ejemplo, la consolidación en el ámbito profesional.

Esto, nos pondrá en un escenario un poco más igualitario con los hombres, que pueden concebir pasados los 50, 60 ó incluso, los 70, como se ha comprobado en algunos casos.

La doctora Ana Cobo aclara, eso sí, que pese a que con este avance el tiempo para la maternidad se extendió, el periodo no es tan amplio como en los hombres. “Esto depende de las leyes de cada país, pero en España, aunque no lo dicta la ley, no practicamos transferencias embrionarias a mujeres mayores de 50 años. Todo depende del útero, que es funcional, ya que funciona mucho más tiempo que los ovarios”.

Aunque en Chile recién se está comenzando a hablar del tema, en España la vitrificación de ovocitos es una práctica que está tomando fuerza entre las mujeres que quieren postergar la maternidad. Tanto así, que la doctora Cobo sostiene que en sólo un año de funcionamiento de esta técnica en la Clínica IVI España –donde ella trabaja- ya se han practicado más de 100 procedimientos en mujeres sin prescripción médica. Y ahora, con las campañas de información sobre el tema que se están impulsando, las cifras prometen aumentar considerablemente.
Responder
#9
Aquí se hace en Las Nieves, Alemana e IVI.
Responder
#10
Criopreservación de óvulos: Una alternativa para ser madre
Este método es una opción para las parejas que por convicciones personales tienen reparos con la congelación de embriones, y para quienes deben someterse a tratamientos médicos que pueden afectar su fertilidad en el futuro.


A diferencia de la criopreservación de espermatozoides, que existe desde hace varios años y está bastante difundida, congelar óvulos (ovocitos) es un procedimiento relativamente nuevo en Chile. Esta alternativa abre una ventana para aquellas mujeres que, por diversos motivos, ven en este método su única posibilidad de ser madres en el futuro.
Hace dos años la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana inició un proyecto en esta área, el cual fue ganador del Concurso de Investigación 2007 de Clínica Alemana, lo que permitió al equipo de Medicina Reproductiva, a cargo del doctor Patricio González, consolidar el proyecto en la institución.

Ya son 40 las pacientes que, luego de someterse a un tratamiento de fecundación asistida en este centro de salud, han decidido criopreservar los ovocitos no empleados en este procedimiento para utilizarlos en el futuro. De las 14 que han solicitado descongelarlos para volver a intentar un embarazo, cinco lo han logrado y han superado los cuatro meses de gestación.

Ovocito con células alrededor, aparentemente maduro en su estado natural, luego de ser ovulado.


El doctor González explica que ésta es una alternativa también para las parejas que por convicciones personales no desean congelar embriones, dado que la criopreservación de ovocitos permite guardar estas células antes de la fecundación para ser inseminadas más adelante.

"Los casos que son buenos candidatos para el congelamiento de embriones, también son adecuados para el congelamiento de óvulos. Por lo tanto, la criopreservación de ovocitos es una alternativa para un grupo importante de parejas que por convicciones o reparos personales no quieren ser sometidas a una fecundación in vitro con congelamiento de embriones", explica el especialista.

Asimismo, esta técnica puede ser útil para las mujeres que deben realizarse tratamientos de radioterapia, quimioterapia o cirugías que puedan afectar su fertilidad en el futuro, así como para aquellas que sufren menopausia precoz o que quieren postergar la maternidad.

Considerando que actualmente también existe una amplia discusión sobre la conveniencia de que mujeres mayores puedan embarazarse mediante una inseminación artificial, el Comité de Ética de Clínica Alemana determinó que los ovocitos que aquí se congelen sólo pueden ser utilizados antes de que ellas cumplan 45 años.

Bajo 196 Celsius
Para criopreservar ovocitos, la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana utiliza la técnica "slow freezing" o congelamiento lento. La doctora bioquímico Isabel Carrasco, a cargo del Laboratorio de Medicina Reproductiva, explica que "este método se usa especialmente en Italia y China, donde ha logrado alrededor de un 20% de tasas de embarazo por transferencia".

Para conservar óvulos es necesario realizar un proceso mucho más complejo que el que se emplea en la criopreservación de espermatozoides (práctica que se efectúa rutinariamente en Clínica Alemana). Esto se debe a que los gametos femeninos son más grandes y están compuestos por una mayor cantidad de agua que el espermatozoide, por lo tanto, tienen más riesgo de dañarse durante el proceso de descongelamiento, sobre todo a nivel de cromosomas. Sin embargo, si esta técnica es realizada en forma correcta, pueden lograrse muy buenos resultados.

Para criopreservar ovocitos la paciente es sometida a una hiperestimulación ovárica controlada, con el objetivo de recuperar una mayor cantidad de óvulos. Una vez recolectados por medio de una aspiración transvaginal guiada por ecografía, son analizados y congelados. Para esto se eligen aquéllos que han completado su maduración y que son morfológicamente normales bajo la visión del microscopio, los que finalmente serán fecundados.

La doctora bioquímico Isabel Carrasco explica que esto se realiza en un equipo que tiene un programa integrado por tres etapas. Primero, el ovocito se coloca a 22° Celsius y luego baja a -6°. Después se realiza un procedimiento denominado "seeding" para evitar que se formen cristales de hielo dentro de la célula. Finalmente, va bajando la temperatura en forma gradual hasta llegar a -196°, que es la temperatura a la que serán almacenados en nitrógeno líquido por el tiempo que la paciente indique, de manera que cuando lo requiera puedan ser descongelados y usados.

También existen otras técnicas de congelamiento ovocitario, como la vitrificación, que es una alternativa al congelamiento lento. En la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Alemana también se está trabajando en ella.

El doctor González explica que la técnica de congelamiento de ovocitos es relativamente nueva, por lo que no hay grandes series de pacientes que permitan hablar de resultados definitivos con respecto a las técnicas de criopreservación y a las tasas de embarazo. "Si bien ya hemos logrado cinco casos en nuestra Clínica y la experiencia internacional también es alentadora, aún es muy difícil sacar conclusiones generales sobre esta técnica. Además, hay que considerar que el pronóstico es muy distinto dependiendo si se realiza en mujeres sanas en términos de fertilidad o si se hace en aquéllas con problemas de infertilidad", asegura el especialista.

Óvulo
El óvulo u ovocito es el gameto femenino producido por el ovario. Es una célula con 23 cromosomas (la mitad de la información genética) que tiene como propósito ser fecundada por un espermatozoide para dar origen a un cigoto o embrión.

En general, las mujeres nacen con alrededor de dos millones de óvulos en los ovarios, que se encuentran en estado inmaduro. El inicio del desarrollo sexual durante la pubertad motiva la maduración del primer óvulo y, por lo tanto, es el comienzo del primer ciclo menstrual, situación que en promedio ocurre a la edad de 12 años.

Esta condición marca el inicio de la etapa fértil que se extiende hasta la última menstruación, conocida como menopausia. Durante este lapso madura un óvulo cada mes, llegando a repetirse el fenómeno alrededor de 500 veces durante toda la vida reproductiva.

Fuente : Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#11
Criopreservación de embriones: Nuestra Opinión
Fuente: BLOG de la SOCFER
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Durante el ultimo mes las instituciones clínicas, los profesionales y las pacientes que participan en tratamientos de reproducción asistida, han sido objeto, de parte de distintos actores políticos, de acusaciones de actuar enforma ilegal, de la destrucción de embriones y hasta de quitarle la dignidad al acto reproductivo.

En la presente carta queremos expresar nuestro mas firme rechazo a cada uno de estos dichos que, en nuestra opinión, están basados en un conocimiento superficial y anecdótico de la realidad en que se desempeñan lostratamientos para las parejas infértiles que desean tener hijos y así completar su proyecto de familia.

Actualmente se cuestiona y ataca la criopreservación embrionaria. Recordamos a todos los chilenos que los argumentos utilizados ahora son los mismos que se hicieron hace veinte años contra la fertilización in vitro y, que de haber prevalecido, habrían impedido el nacimiento de mas de 4.000 niños en nuestro país. En el mundo se hacen anualmente 800 mil ciclos de reproducción asistida de los cuales nacen aproximadamente 250 mil niños y desde el primer caso han nacido mas de 3 millones de nacimientos.

En Latino América existen mas de 100 programas que completan 25.000 ciclos anuales y todos los países que nos rodean tienen programas activos que incluyen la criopreservacion de embriones. Por el uso de esta ultimatecnología, hoy foco de los ataques, nacen en el mundo 25.000 niños cada año y en Chile mas de 200 hasta hoy.

La criopreservación embrionaria tiene como objetivo disminuir la frecuencia de multigestación extrema (embarazos con más de 3 fetos), y dar una posibilidad de que todos los embriones lleguen a ser transferidos a la madre en diferentes ciclos. Se mejoran así los resultados y las parejas tienen más posibilidades de ser padres de hijos sanos. Los que se oponen a la criopreservación estiman que todos los embriones debieran ser transferidos en una sola vez. El resultado es la multigestación con toda su cadena de trastornos.

Centros especializados en reproducción asistida se ubican en una gran variedad de instituciones de salud incluyendo hospitales católicos como el de la Universidad Católica de Porto Alegre Brasil y Universidad Católicade Lovaina Bélgica. Ambos centros ofrecen la criopreservacion como parte del arsenal terapéutico.

Estadísticas de centros Chilenos, en que la mayoría de las parejas se declara católicas, señalan que el 98% de ellas aprueba la criopreservación como una alternativa que les permita recibir todos los embriones a lo largodel tiempo.
Si bien se puede hacer Fertilización In Vitro sin criopreservar embriones, el no utilizarla cuando es indicado, perjudica a la paciente ya que se le ofrece una opción de eficiencia significativamente menor y con unafrecuencia de complicaciones mucho mayor, específicamente la mas seria que es la multigestacion extrema.El embarazo múltiple se asocia con una alza de las complicaciones maternas, con dramáticas consecuencias a nivel de salud de las madres, los niños nacidos y en la condición socioeconómica y psico-afectiva de las familiasque lo sufren. El hacer reproducción asistida sin tener la opción de criopreservar significa disminuir la eficiencia y aumentar los riesgos.. A lo anterior, hay que agregar que, en algunas circunstancias, el endometrio de la madre en el ciclo destinado a recibir los embriones, no esta en óptimas condiciones por un cambio agudo, no previsible, como lo son pólipos o sangrados, lo que le quitaría las reales opciones a ellos, siendo lo mejor criopreservarlos para una transferencia con mejores condiciones maternas.

Aplicar medidas restrictivas tendrá un efecto seguro: acentuar la inequidad en el acceso a medicina de buena calidad. Las pacientes de alto ingreso económico buscarán una solución en Argentina, Brasil o USA y las de menores recursos tendrán que aceptar la peor opción.

Creemos que los diferentes actores sociales de nuestra realidad nacional y nuestros representantes en el parlamento, deberían considerar en sus decisiones las diferentes filosofías existentes en nuestro país, forma de convivencia amparada por nuestra Constitución Chilena, mas que intentar imponer máximos morales privados y preocuparse por establecer regulaciones que no castiguen la calidad de los tratamientos ofrecidos.
Responder
#12
Comentario al post anterior:

Dr. Fernando Zegers Hochschild dijo...


La criopreservación embrionaria ha generado una discusión a través de medios de comunicación que recuerda con mucha similitud lo ocurrido hace unos 20 años, cuando iniciamos la reproducción asistida en Chile. La historia se repite, demostrando que ni los 4000 bebés nacidos en Chile, ni los 3 millones de niños y niñas nacidos en el mundo son capaces de generar una reflexión más profunda que evite la agresión intelectual con que se intentan imponer las morales particulares. Políticos, religiosos y profesionales de diversas especialidades no reparan en usar adjetivos que ofenden a cientos de matrimonios que han recurrido a la tecnología para ser padres y han criopreservado embriones o tienen hijos nacidos luego de aplicar esta tecnología. Como expresión de respeto a esas familias es que he tomado la decisión de escribir esta carta. Lo hago además como responsable del Registro Mundial de Reproducción Asistida, fundador de la Red Latinoamericana de Reproducción y uno de los iniciadores de estas tecnologías en Chile.

1- La criopreservación de óvulos no fecundados como alternativa a la criopreservación de embriones, ha sido comentada recientemente en cartas al director, y es sin duda el camino ideal; se está trabajando intensamente en ello, pero en la actualidad es un procedimiento experimental y da tasas de embarazo menores de 5%, por lo que no forman parte de tratamientos regulares de fecundación asistida.

2- La criopreservación de embriones es hoy en día, la única manera de evitar la multigestación extrema (trillizos, cuatrillizos, etc) manteniendo oportunidades razonables de que ocurra un embarazo.

3- La criopreservación de embriones se aplica en Norte América, toda Latinoamérica excepto Costa Rica, toda Europa con excepción de Alemania e Italia; todo el Medio Oriente y toda Asia. Anualmente nacen 30 a 50.000 bebés de la transferencia de embriones que estuvieron criopreservados. Las tasas de malformaciones y otras alteraciones del desarrollo no son diferentes a los embarazos espontáneos.

4- En los 53 países que reportan sus datos al registro mundial, la criopreservación embrionaria se aplica por igual en centros privados, en hospitales dependientes de los sistemas nacionales de salud y en centros universitarios. Se aplica indistintamente en universidades con denominaciones Cristianas, Judías, Musulmanas y Budistas. Cabe mencionar que universidades Católicas en Latinoamérica y Europa tienen programas de criopreservación embrionaria. Especial mención merece el programa de criopreservación embrionaria de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, uno de los sitios de formación de nuestro santo Padre Hurtado.

5- Los países que desechan embriones criopreservados lo hacen obligados por ley cuando se sobrepasa un período máximo de tiempo establecido por sus leyes. Esa es la situación del Reino Unido y Australia entre otros. En esos países, las leyes además autorizan la práctica del aborto. La experiencia legal de esos países es particular a ellos y sería un error extrapolar su realidad a la nuestra.

6- En Chile, las parejas que han criopreservado embriones se han visto obligados a recurrir a la reproducción asistida para hacer familia. Mujeres y hombres que luego de haber recibido información completa y haber reflexionado profunda y serenamente en relación a riesgos y beneficios, han firmado consentimientos aceptando las regulaciones que nos hemos impuesto. Las regulaciones establecen que ambos progenitores y el médico se comprometen a que los embriones no sean desechados. Que los embriones serán transferidos en su progenitora o en una receptora (pareja infértil) como una forma de adopción temprana. Aún en ausencia de regulaciones legales, en Chile, no se desechan ni se manipulan, ni se realizan investigaciones en embriones humanos.

La realidad es que a pesar de lo estricto del marco regulatorio impuesto por nosotros, a pesar de la cruda condena pública y de las agresiones recibidas, por miembros del parlamento y jerarquía eclesiástica, sólo 2.8% de un total de 500 parejas entrevistadas en el último año decidió no criopreservar embriones.

No cuesta mucho teorizar sobre el derecho a hacer uso de la tecnología reproductiva cuando se ha tomado como opción de vida, no tener hijos o cuando se han tenido todos los hijos que se quiere tener. Esas personas debieran guardar un respetuoso silencio y aceptar que otros trabajen por lograr lo mismo que a ellos les ha sido regalado.

Dr. Fernando Zegers Hochschild

jueves, agosto 24, 2006 10:28:00 PM

Fuente: Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#13
y cuales serán los costos $$ de vitrificar o criopreservar?..
Responder
#14
Según artículo de hace un par de meses:

Vitrificar ovocitos cuesta entre $1 y $1,5 millones, y el valor anual de mantención es de $400.000.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#15
guaaaaaa, pensé que era menos..Confusedmiley18:
Responder
#16
que caro!!!..y cuanto cuesta la criopreservación? cobran sólo la mantención o no?
Responder
#17
Yo habia escuchado de la vitrificacion de espermios.. pero no de ovulos... aunque en Temuco el doc nos ofrecio a mi esposo la vitrificacion de una muestra y a mi la vitrificacion de mis ovulos.... pero no hablamos de precio... solo dejamos la muestra de mi flaco en vitrificacion.Pero es suuuuuuuuper caro , definitivamente.
Responder
#18
Los espermios se criopreservan de otra maner Scarlett.
Esta técnica para los óvulos es nuevita.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#19
Tengo un listado del valor de las prestaciones en CLC al 30/04/08:
La vitrificación de ovocitos sale $150.000.- (112.500 con el descuento)
La descongelación de ovocitos sale $150.000.- (112.500 con el descuento)
Almacenamiento Semestral $129.196 (96.897 con el descuento)

(Sin considerar los valores de los tratamientos de FIV o ICSI y la transferencia por supuesto)
Responder
#20
En el IVI la vitrificación sale $220,000 sin costo de mantención en los primeros 2 años
Descongelación $145,000
Seguimiento + ex. hormonales $180,000
Punción $590,000
Total suma $1,135,000
Hay que agregar la estimulación hormonal que sale cerca de $1,000,000 dependiendo de cada caso
Responder
#21
Vitrificación de óvulos
SUEÑOS CONGELADOS

Por: LENKA CARVALLO

En España el congelamiento de ovocitos se disparó. De manera tímida, en Chile, la tendencia se replica de la mano de mujeres que atrasan la maternidad. Y aunque su éxito no supera el 50 por ciento, las consultas no paran de crecer. Paradójicamente la discusión ética todavía está en pañales.
A falta de legislación cada clínica pone sus propias reglas y restricciones.


[Imagen: 2144-1.jpg] [Imagen: 2144-2.jpg] [Imagen: 2144-3.jpg]

Es la esperanza en frío. La tendencia del momento para las solteras de treinta y tantos que, por razones afectivas o profesionales, postergan la maternidad. Ejecutivas exitosas; separadas que no renuncian a la idea de tener más hijos; mujeres que se acercan peligrosamente a los 40 y sufren con el tic tac biológico. O simplemente precavidas que aprovechan las ventajas de la ciencia. Todas pioneras que buscan una respuesta en esta técnica que desde 2005 se ofrece en el mundo y en Chile.

Carolina, una estupenda ingeniera de 37 años, pertenece a este grupo. “Llevaba tres años pololeando. Me iba a casar... pero era una relación complicada; tarde o temprano acabaríamos separándonos... Empecé a cuestionarme, ¿y si me paso diez años esperando al príncipe azul?”. En un almuerzo con amigas supo de la vitrificación. “Dije ¿por qué no? Fue como abrir una cuenta de ahorro y estoy feliz”.

Ya sea en Madrid o Santiago, la espada de Damocles es la misma: cada año que pasa los óvulos envejecen y suben los riesgos de sufrir pérdidas o que el niño nazca con algún síndrome.

“Cuando se trata de una mujer sana de 20 años, la posibilidad de tener un hijo enfermo es de una en 1.500; a los 25, aumenta a una en 1.300; a los 30 es de una en 800... Pasados los 40, el 67 por ciento de los óvulos trae problemas”, sentencia Ricardo Pommer, jefe de medicina reproductiva de la Clínica Las Nieves y del Programa de Fertilización de la Universidad de Chile.
El congelamiento permite guardar los óvulos antes de que el tiempo juegue en contra... “La edad ideal para hacerlo es entre los 25 y los 30, cuando la fertilidad es óptima”, dice Patricio González, jefe de medicina reproductiva de la Clínica Alemana.

Congelar entre los 30 y los 35 años también es una posibilidad. “Siempre será mejor para una mujer embarazarse a los 40 con sus óvulos de cuando tenía 35. Esa es la ventaja”, sostiene Pommer.

El método partió asociado a la fecundación in vitro. Por vía hormonal se estimulaba la generación extra de ovocitos, lo que garantizaba el éxito de la fertilización asistida. Para no perder el excedente, se preservaban los huevos en frío. “Ahí se vio que podía servir para mujeres con riesgo de infertilidad por quimio o radioterapias. Con el tiempo comenzó a usarse para retardar la maternidad”, explica Patricio González.

Si bien la técnica existe hace más de 20 años, el tratamiento no era efectivo. Eso cambió a partir de 2005, cuando el congelamiento lento y la vitrificación garantizaron mejores resultados. España, donde culturalmente la maternidad tardía está arraigada, las tasas de congelamiento son altas. “Las mujeres no quieren sufrir problemas de fertilidad ni arriesgarse a tener una guagua con alteraciones”, sostiene Carlos Troncoso, director de ginecología y obstetricia del centro especializado en reproducción IVI. La casa matriz en Valencia registró un aumento del 307 por ciento en estos procedimientos en 2008.
En Chile, donde gran parte de las mujeres tiene hijos después de los 30 años, la vitrificación también es una opción: en IVI Santiago, de los 60 procedimientos realizados en 2008, quince fueron de mujeres que proyectaban postergar el embarazo. “El resto correspondía a la preservación de fertilidad por motivos oncológicos o como parte del proceso de reproducción asistida”, señala el doctor Carlos Troncoso.

EL TRATAMIENTO CUESTA ALREDEDOR DE UN MILLÓN Y MEDIO DE PESOS.

Monto que cubre medicamentos, procedimiento, pabellón y, en algunos casos, cinco años en el freezer”, cuenta Carolina. Claro que los huevos pueden permanecer por diez y hasta veinte años en frío. El costo promedia los veinte mil pesos mensuales. “En teoría, los huevos pueden estar por el tiempo que sea. Hay niños nacidos de embriones congelados hace dos décadas”, dice el doctor Patricio González de la Clínica Alemana.

La vitrificación de óvulos, se inicia con la consulta médica y una evaluación sicológica de la paciente. Se sigue con ecografías y un examen de sangre para descartar HIV, hepatitis y, asunto clave, precisar los niveles hormonales. Por eso, es fundamental realizarlo el primer día del ciclo, cuando ya se ha terminado un tratamiento anticonceptivo que, según los médicos, sirve para ‘resetear’ el sistema reproductivo. Sólo basta un pinchazo. Y el informe se efectúa ese mismo día. Tampoco es barato: alrededor de 100 mil pesos cobran las clínicas por hacerlo.

“Cuando tu doctor ha visto los resultados, te receta un set de inyecciones subcutáneas con hormonas (gonadotropinas) para que produzcas una mayor cantidad de óvulos (entre diez y veinte). En mi caso, fueron 16... Temía que con tanta hormona fuera a engordar o ponerme sensible. Pero no pasó nada”, describe Carolina.

Durante este período, que para nuestra entrevistada fue de doce días —puede durar máximo veinte—, se hacen tres ecografías para monitorear la respuesta ovárica e ir regulando dosis. Cuando los óvulos han madurado, se extraen con una punción intravaginal, bajo anestesia suave. Un biólogo evalúa su nivel de desarrollo, determinando la calidad. Luego, se prepara la vitrificación. El procedimiento dura dos horas. “En mi caso fue con anestesia general, por lo que después de la extracción desperté en una habitación. Me duché, me vestí y partí a hacer mi vida de siempre”, cuenta Carolina.

Aunque se trata de un método probado, tampoco es la panacea. De los óvulos desvitrificados, el 95 por ciento sobrevive. Y, de ellos, entre el 35 y el 50 por ciento logra ser fertilizado con resultado de embarazo. “Lo que es bastante alto”, sostiene Carlos Troncoso, quien pone como ejemplo que una pareja de 20 años, de forma natural, logra un 23 por ciento de fecundidad.
Sin embargo, en Chile aún no se puede hablar de una tasa de embarazos con óvulos congelados de mujeres que hayan postergado la maternidad pues el fenómeno aún es nuevo. “Se requiere un tiempo para que un número importante decida descongelarlos”, afirma González.

Así también lo cree el doctor Ricardo Pommer: “Falta terreno por recorrer; como es una técnica que partió en 2002 y se empezó a implementar bien después de 2005, hay mucho por ver. Además, la mayoría de las mujeres está llegando tarde: entre los 38 y 45 años. Deberían preocuparse antes de los 35”.

EN CHILE LA DISCUSIÓN ÉTICA RECIÉN COMIENZA...

Eso, a pesar de que aún no existe una legislación que se haga cargo. Así lo reconoce el diputado Fulvio Rossi (PS), miembro de la Comisión de Salud de la Cámara, quien incluso sostiene que tampoco se ha diseñado un proyecto de ley que contemple la situación para, por ejemplo, la fertilización in vitro, el congelamiento de embriones y, últimamente, de ovocitos. Eso, mientras las distintas clínicas fijan sus propios parámetros éticos y se discute si, por ejemplo, las mujeres sobre los 50 años pueden hacer uso de sus óvulos congelados para convertirse en madres. “Las directrices de nuestra comisión ética señalan que éstos no pueden ser descongelados después de los 45. No hacemos tratamientos a mujeres post menopausia”, dice tajante el doctor Patricio González de Clínica Alemana. Similar es la postura del Centro IVI, donde el límite son los 50 años. “Nos guiamos por la legislación española, que rige a nuestra casa matriz. Una señora de 55 no puede andar corriendo detrás de un niño de cinco años, o que éste quede huérfano cuando recién entre a la adolescencia...”.

Rossi es un feroz crítico: “Me parece una discriminación aberrante. La mujer debiera hacer uso de sus óvulos a cualquier edad. Si un hombre puede tener hijos a los 70 años, ¿por qué ella no?”.

Para el ginecólogo Carlos Troncoso la cosa es clara: “Cuando alguien es padre a esa edad, es porque tiene a una pareja más joven que puede hacerse cargo’’.

El machismo también parece llegar a este terreno. Hoy, sólo los hombres cuentan con cobertura Auge para, en caso de quimioterapia o radioterapia, congelar su líquido seminal. Las mujeres no tienen reembolso alguno. A pesar de que el cáncer de mama es la segunda causa de muerte en Chile.
La Iglesia tiene su postura. Si bien no se opone al congelamiento de gametos ya que no representan el principio de vida (basándose en que las mujeres eliminan un óvulo cada mes), e incluso lo ven como una alternativa al congelamiento de embriones (terreno mucho más complejo, donde se discuten sus derechos), no ve con buenos ojos que la mujer pueda tener hijos sola, al descongelar sus óvulos y fertilizarlos con espermios en un banco internacional, por ejemplo. Y aquí entramos de lleno a la consecuencia de esta tendencia que está empezando: las madres solteras del futuro. Y por opción.

En Chile, no todas las clínicas realizan fertilizaciones in vitro a mujeres solas. Unicamente el IVI y algunos facultativos de Clínica Las Nieves abogan por los derechos de las solteras.

El destino de los óvulos congelados tampoco está zanjado en lo legal. ¿Qué pasa si la mujer no sigue pagando? ¿O si muere? ¿Se pueden heredar a un familiar, a una amiga? Son casos que, aunque aún no ocurren, tienen una respuesta clara: “Las pacientes deben firmar un consentimiento con la clínica donde se establezca que los huevos son de uso exclusivo de ellas. Dárselos a una cercana se puede prestar para conflictos futuros, legales e incluso sicológicos, sobre la maternidad de ese hijo. Entonces, si no se usan, se eliminan tal como lo hace el organismo cada mes”, señala Troncoso.

en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#22
Vitrificación vs Congelación de óvulos

Sábado, 23 de Enero de 2010, Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

La vitrificación / desvitrificación de ovocitos es una técnica innovadora y que, a simple vista, está proporcionando mejores resultados que la congelación lenta. Es por esto que en este estudio se realiza una comparación de diferentes parámetros como son la supervivencia ovocitaria, tasa de fecundación, forma de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos., formación del huso meiótico y alineamiento cromosómico, todo ello tras la congelación y descongelación lenta de ovocitos en uno de los casos y la vitrificación / desvitrificación de gametos femeninos, en el otro de los casos.

Las evidencias de este estudio concluyen lo que se presupone a priori: la vitrificación está siendo superior con diferencias significativas respecto al método de congelación lenta, pudiendo deberse a que el método de congelación rápida daña el huso y el alineamiento cromosómico de una forma bastante menor que en el método lento.

Cao YX, Xing Q, Li L, Cong L, Zhang ZG, Wei ZL, Zhou P.
Center for Reproductive Medicine, Department of Obstetrics and Gynecology, The First Affiliated Hospital of Anhui Medical University, Hefei, People’s Republic of China.

INTRODUCCIÓN

Mujeres que no tienen pareja, o si la tienen, no es pareja masculina, que están en riesgo de perder la funcionalidad ovárica por padecer algún tipo de enfermedad, bien sea pélvica, que necesite cirugía o incluso radioterapia – quimioterapia, aquellas parejas con problemas de fertilidad que tengan objeciones morales a la hora de congelar embriones… todas estas, son algunas de las causas por las que es necesario conservar los ovocitos.

Un buen programa de criopreservación ovocitaria sería necesario en estos casos, además, y sobre todo, para los programas de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. entre donantes y receptoras. Puesto que el tiempo corre en nuestra contra en la mayoría de los casos y el realizar todos estos procesos de forma natural es bastante complicado, por no decir a veces, imposible, el tener un protocolo de criopreservación efectivo es primordial para poder dar solución, o al menos intentarlo, a todas estas indicaciones mencionadas.

El número publicado de recién nacidos por métodos de congelación lenta comunes ha sido bastante reducido, aunque al producirse determinadas variaciones en los protocolos de congelación, se han mejorado mínimamente las tasas de nacidos tras congelación-descongelación lenta. A pesar de esto, el porcentaje sigue siendo muy bajo, siendo el principal problema la baja tasas de supervivencia de los ovocitos por el método de congelación lenta convencional.

OBJETIVOS DEL ESTUDIO

De momento, no existe ningún estudio que haya comparado la congelación – descongelación lenta con la vitrificación – desvitrificación de ovocitos con respecto al porcentaje de supervivencia ovocitaria, desarrollo embrionario y tampoco para la estructura del huso meiótico y la configuración cromosómica. Es por esto que este estudio tiene como objetivos principales:
▬ Comparar las tasas de supervivencia ovocitaria, fecundación y desarrollo embrionario en ovocitos humanos congelados y descongelados mediante dos métodos diferentes, lento (congelación lenta) y rápido (vitrificación).
▬ Comparar la estructura del huso meiótico y el alineamiento cromosómico de los ovocitos tras su descongelación mediante estos dos métodos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

PROCEDENCIA DE LOS OVOCITOS para el estudio

Los ovocitos que se incluyeron en el estudio, provenían de pacientes, previamente informadas, a las que se les había sometido a un ciclo de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. mediante microinyección espermática (Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.). Se utilizaron dos protocolos de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos., el largo (con Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.) y también mediante Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos..

Una vez obtenidos los ovocitos se denudaron por dos métodos conjuntos: mecánico, gracias al calibre cada vez menor de pipetas de cristal estiradas a la llama, y enzimático, mediante la hialuronidasa que rompe los enlaces de los complejos cúmulo-ovocitos. La madurez de los mismos se determinó mediante la presencia del cuerpo polar. En el caso de obtener más de 15 ovocitos maduros, los sobrantes se incluyeron en el estudio.

Un total de 111 pacientes participaron en el estudio, recolectando 605 ovocitos. Estas pacientes fueron las que decidieron si congelaron sus ovocitos excedentes de forma lenta o rápida; además de darles las opciones en el consentimiento informado, que todas firmaron, de poder utilizarlos en un futuro, donarlos a la investigación sin inseminarlos, donarlos a otras parejas en caso de quedar gestante o no querer utilizarlos ellos mismos.

Este estudio fue aprobado por el Comité Institucional del Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Anhui.

MÉTODOS DE PRESERVACIÓN DE LOS OVOCITOS

Se realizó la congelación-descongelación lenta modificada de los ovocitos o bien, la vitrificación-desvitrificación de ovocitos. En el artículo “Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.” se explica de manera detalla el proceso que se siguió paso por paso en este estudio para realizar la congelación y posterior descongelación de ovocitos o, por el contrario, la vitrificación y desvitrificación de ovocitos.

Todos los ovocitos se descongelaron el mismo día, independientemente del modo de congelación que hubieran seguido.

ANÁLISIS DE OVOCITOS DESCONGELADOS Y DESVITRIFICADOS

Estas técnicas, fijación y marcado inmunofluorescente de tubulina y cromatina, se adaptaron de publicaciones que se habían realizado anteriormente.

Se analizaron 18 ovocitos en fresco (como control), 64 descongelados lentamente y 62 desvitrificados y tras realizarles todo el protocolo adecuado, se visualizaron con un microscopio de láser confocal para analizar los husos meióticos y alineaciones cromosómicas y la placa metafásica. Se consideraron como ovocitos normales solo los que presentaban los husos meióticos y alineaciones cromosómicas normales, aquellas en forma de barril y placa metafásica intacta.

Todos estos procedimientos, se estudiaron estadísticamente mediante el SPSS 13.0 y la chi-cuadrado (X²), considerando como estadísticamente significativos aquellos datos con p< 0,5.

FECUNDACIÓN DE LOS OVOCITOS Y CULTIVO EMBRIONARIO

De los 605 ovocitos incluidos en el estudio, tan sólo sobrevivieron 343, a los que se les hizo ICSI, con el semen de la pareja de la mujer Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. de los ovocitos. No se usó semen de donante en ningún caso.

Tras la Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. se pasaron a cultivo con un medio secuencial (G-1) durante 3 días, posteriormente se cambiaron de medio de cultivo (G-2) hasta día +5 de desarrollo embrionario, momento en que se transfirieron al útero. Las condiciones de cultivo embrionario fueron de 37ºC en un incubador estanco, con el 5% de CO² y elevado nivel de humedad.

A las 17-19 horas post-ICSI se valoró la fecundación de los óvulos.

La Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. se valoró en día +3 de desarrollo según Tomas y col. y se consideraron tan sólo embriones de buena calidad, los de grado I y II, siendo la clasificación seguida como se presenta:
Grado I: Las células o blastómeras del embrión eran de igual tamaño y en el interior del citoplasma no se observaba fragmentación.
Grado II: Las blastómeras era de igual tamaño aunque el embrión presentaba menos de un 20% de fragmentación.
Grado III: Las blastómeras tenían diferentes tamaños y existía menos de 20% de fragmentación.
Grado IV: Las blastómeras eran de igual o diferente tamaño y había entre un 20-50% de fragmentación.
Grado V: Las blastómeras tenían igual o diferente tamaño y el interior del citoplasma presentaba más del 50% de fragmentación.
En día +5 de desarrollo embrionario se valoró si los embriones habían llegado al estadio de blastocisto, pudiendo encontrarse en alguna de las siguientes etapas:
– Blastocisto temprano.
– Blastocisto expandido.
– Blastocisto eclosionado.

Sólo se descartaron aquellos que no poseían masa celular interna. En los casos que hubo embriones excedentes, estos se volvieron a vitrificar para uso posterior.

RESULTADOS

En cuanto a los resultados, se muestran en la siguiente tabla:
Congelación Lenta Vitrificación ¿Resultado Significativo?
Nº Ovocitos Congelados-Descongelados 123 292
% Ovocitos
supervivientes
61 91,8
% Ovocitos
fecundados
61,3 67,9 No
% Ovocitos
divididos
54,4 78
% Embriones
de buena calidad
24 42,3
% Blastocistos
normales
12 33,1
Análisis del Huso
Meiótico y
Alineación
Cromosómica
Congelación Lenta Vitrificación ¿Resultado Significativo?
Nº Ovocitos Congelados-Descongelados 102 70
% Ovocitos
supervivientes
62,8 88,6
% Ovocitos
con Anomalías
39,1 17,7
Como se puede observar en la tabla, el estudio deja muy claro que la vitrificación es significativamente mejor, para casi todos los parámetros analizados, que la congelación lenta.

CONCLUSIONES

Aunque no está claro por qué la congelación lenta da menores tasas de división y desarrollo embrionario, Nottola y col. hacen referencia a las posibles causas alegando que este tipo de procedimiento lento puede asociarse a alteraciones ultraestructurales en dominios específicos del ovocito humano, que podrían perjudicar al desarrollo de los mismos.

Es por esto, que la vitrificación y sus resultados son el ya presente alentador, puesto que no parece estar asociada tampoco con ningún riesgo añadido ni de supervivencia ovocitaria, ni en la integridad del huso meiótico, ni de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos., ni de niños nacidos vivos.

Por todo esto, podemos concluir que la vitrificación parece superior a los métodos de congelación lenta, incluso aunque estos métodos de congelación estén mejorados (congelación lenta modificada).

Fuente: Fertility and Sterility, vol. 92, nº 4, p. 1306-1311

En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Mujer quiere usar óvulos criopreservados de h Atenea 0 3.252 25th February 2015, 13:30
Último mensaje: Atenea

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)