Foro

Versión completa: Anticonceptivos, SOP y RI
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Miren esto, en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.


SINDROME DE OVARIOS POLIQUISTICOS
Mesa Redonda sobre Manejo y tratamiento


Participantes:

Dr. Alejandro Manzur: Profesor adjunto de Obstetricia y Ginecología y jefe de la Unidad de Reproducción Humana de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Dra. Teresa Sir: Profesor titular de la Facultad de Medicina Occidente de la Universidad de Chile. Clínica Las Condes.
Dr. Alex Valenzuela: Presidente de la Sociedad Chilena de Obesidad.
Dr. Jaime Norambuena: Magíster en Ciencias Médicas de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica y miembro de la Sociedad Chilena de Endocrinología Ginecológica; moderador.

----------------------------------------------------------------------------------------------------
Dr. Norambuena: En primer lugar, quiero agradecer la participación en esta mesa redonda, a la Dra. Sir, así como también al Dr. Manzur y al Dr. Valenzuela. Introduciéndonos en el tema y a modo de comentario, me llama la atención que aún se mencione en la literatura la posibilidad del tratamiento quirúrgico en el manejo del síndrome de ovarios poliquisticos ya que, desde los trabajos de Kistner y de Butram en adelante, se han descrito complicaciones relacionadas con éste tipo de cirugías iatrogénicas (resecciones en cuña y fulguración o drilling), tales como adherencias peritubáricas, distorsiones de la anatomía tubo-ovárica e insuficiencia ovárica, que han llevado a desaconsejar su realización en mujeres en edad fértil y con deseos de embarazo ya que pueden comprometer su capacidad reproductiva futura. En el estudio clásico de Butram y Vaquero, de 111 pacientes que fueron operadas para una resección en cuña del ovario, casi el 40% de ellas desarrollaron adherencias pélvicas, secundarias a la cirugía y no habían conseguido embarazarse. Por las complicaciones derivadas de estos tipos de cirugía iatrogénicas y por la falta de impacto real, en términos de embarazo, hace más de 2 décadas que se ha aconsejado abandonar estos procedimientos.
Ahora, con relación al manejo clínico en estas pacientes, si consideramos que entre los motivos de consulta más frecuentes, se encuentran los trastornos hormonales e infertilidad y por eso consultan al ginecólogo; ¿cuál debería ser la conducta de éste, pensando en las co-morbilidades asociadas a ésta patología?

Dra. Sir: En relación al comentario sobre cirugía en pacientes con SOP, he sido clara en plantear que es posible recurrir a ella, pero solo como último recurso y agregaría, además, que solo en mujeres que no presentan problemas de fertilidad. De tal modo que estoy de acuerdo con lo planteado por el Dr. Norambuena, en el sentido que se debe evitar el tratamiento quirúrgico o sea la cirugía ovárica, en pacientes jóvenes, nulíparas, por el riesgo de la formación de adherencias peritubáricas e insuficiencia ovárica.
Con respecto a la pregunta, es efectivo que muchas mujeres consultan al ginecólogo por metrorragia disfuncional, infertilidad, abortos del primer trimestre y otros. Otras pacientes consultan al dermatólogo por su acné. Por muchos años éste trastorno se consideró como una patología del área ginecológica, pero es importante recordar que el SOP no solo afecta la esfera reproductiva, sino que también la oncológica y metabólica. Debido a esto, creo que las pacientes con SOP, en las cuales existe un complejo cuadro endocrino metabólico, relacionado fuertemente a la insulino-resistencia, no deben ser manejadas solo por el ginecólogo, sino por un equipo que incluya, al menos, algunas de las principales especialidades involucradas, es decir, un endocrinólogo. Además, es importante no dejar de lado la asesoría de un nutricionista y sicólogo, si es que la situación lo amerita.

Dr. Manzur: Estoy de acuerdo que la cirugía para restablecer ciclos ovulatorios es el último recurso a utilizar ya que no se puede garantizar la ausencia de complicaciones con dicha técnica. En todo caso, la resección en cuña forma parte del pasado por asociarse a mayor riesgo de adherencias que un drilling laparoscópico. Para mi gusto, las pacientes candidatas a drilling son aquellas que no responden al citrato de clomifeno + metformina y que son difíciles de manejar con gonadotropinas (respuesta exagerada con riesgo de hiper-estimulación y embarazo múltiple). La paciente con ovario poliquístico debe ser considerada como una portadora de patología crónica con riesgos asociados que van más allá de la infertilidad por anovulación. En ese sentido, modificaciones en su estilo de vida son altamente recomendables, especialmente medidas para mantener un peso aceptable, evitando la obesidad que agrava tanto la anovulación como la resistencia insulínica y dislipidemia frecuentemente coexistentes. Se recomienda ejercicio sistemático tan simple como caminar diariamente, dieta de bajo índice glicémico y metformina (Glucophage®, Glafornil®, Glafornil 500-XR® y otros) cuando se haya demostrado insulino resistencia. Si no desea embarazo, la prescripción de un anticonceptivo de bajo índice androgénico con dosis bajas de etinil estradiol (Yaz®, Conti marvelón 20® y otros), sería lo más recomendable. Así se consigue evitar la metrorragia disfuncional, minimizar los efectos del hiper estrogenismo mantenido (hiperplasia y cáncer endometrial) y disminuir las consecuencias del hiper androgenismo (acné e hirsutismo). Para pacientes con deseo de embarazo que no hayan restablecido ciclos ovulatorios con las medidas antes descritas (control de peso, metformina y ejercicios), el uso supervisado de citrato de clomifeno es la primera elección. La dosis inicial que recomendamos es de 50 mg/día del 3º-7º día del ciclo. Si bien es cierto que también puede administrarse del 5º-9º, los efectos antiestrogénicos a nivel endometrial y cervical con este esquema pueden ser mayores al momento de ocurrir la ovulación. Por otro lado, mientras más precoz el inicio de la droga, mayor potencia de reclutamiento folicular. En otras palabras, debe tomarse en cuenta la edad de la paciente, la presencia de otros factores de infertilidad asociados y las respuestas previas al clomifeno para decidir la dosis y esquema de estimulación. Es importante recordar que en pacientes anovulatorias puras solamente necesitamos que ovulen y no que superovulen, para evitar así el riesgo de embarazo múltiple.

Dr. Valenzuela: Yo coincido con lo planteado aquí, en relación a los buenos resultados que se pueden obtener con el uso de desogestrel (Marvelón 20®, conti marvelón 20® y otros) y de gestodeno en pacientes con SOP. Quisiera comentar que la reducción de peso corporal discreta (entre un 5 a 10%), mediante restricción alimentaria, incremento en la actividad física y fármacos anti-obesidad, como Orlistat (Xenical®), Viplena®, Synfona® y otros, ha demostrado en múltiples estudios, ser una herramienta muy eficaz para reestablecer los ciclos ovulatorios y mejorar el cuadro endocrino metabólico en un alto porcentaje de mujeres portadoras de un SOP. Por otro lado, el uso de fármacos anti-obesidad, como Orlistat (Xenical®), ha demostrado en múltiples estudios, ser una herramienta muy eficaz para reestablecer los ciclos ovulatorios y mejorar el cuadro endocrino metabólico en un alto porcentaje de mujeres portadoras de un SOP. Por lo que, desde éste punto de vista, el correcto manejo del sobrepeso u obesidad, debiera ser nuestro primer objetivo ya que permitirá establecer con mayor exactitud aquel subgrupo de mujeres con SOP que no respondan a él y por tanto candidatas a optar por otras medidas terapéuticas, en donde coincido en que cualquier procedimiento quirúrgico empleado, debe ser considerado como última alternativa.

Dr. Norambuena: Dra. Sir, Cuando se solicita un listado de exámenes hormonales, me refiero a los andrógenos; ¿a cuál de ellos se le debe dar más importancia o, dicho de otra manera: ¿Cuál se relaciona más directamente con el acné y el hirsutismo?, ¿Cuáles son las causas de su elevación? y por último: ¿Qué relación tiene la insulina en ello?

Dra. Sir: En cuanto a cuál de los andrógenos elevados se le debe dar mayor importancia en una paciente con signos evidentes de acné, hirsutismo y alopecia androgénica, es interesante recordar que la testosterona se considera como el andrógeno más potente; sin embargo, para que se manifiesten los signos cutáneos de hiperandrogenismo, es necesaria su transformación en dihidrotestosterona, lo cual aumenta su efecto androgénico. Por otro lado se sabe que su expresión androgénica dependerá del porcentaje de la testosterona circulante en forma libre. Por lo tanto es muy importante la medición de las globulinas transportadoras de hormonas sexuales (SHBG). A menor cantidad de SHBG, mayor testosterona libre y mayor actividad androgénica.
Y en relación al último punto de su pregunta acerca del rol de la insulina: Precisamente, la insulina, al igual que los andrógenos circulantes, disminuye la concentración de SHBG y lo hace a través de una disminución de la síntesis hepática de SHBG y estimulando la producción de andrógenos a nivel ovárico, donde el principal marcador androgénico es la testosterona.
Por último, al momento de interpretar los resultados de laboratorio, es importante recordar que existen varios factores fisiológicos que deben ser considerados, como: el tipo de secreción, ritmo circadiano, ciclo ovárico y la edad.

Dr. Norambuena: Como es sabido, la metformina (Glafornil®, Glafornil 500-XR®, Glucophage® y otros), contribuye a restaurar los ciclos menstruales y la ovulación y así, a obtener un embarazo y a disminuir la frecuencia de abortos; ¿es por esto la droga de elección en una mujer obesa con SOP que desea embarazarse?

Dr. Valenzuela: Yo creo que si; existe evidencia que en la mujer obesa con síndrome de ovario poliquístico, la metformina tiene una excelente acción insulina-sensibilizadora, reduciendo la resistencia a la insulina y la hiper insulinemia, lo que lleva a menores niveles de testosterona total y libre; Esto permite una disminución del hirsutismo y del acné. Además, la metformina contribuye a disminuir la absorción intestinal de glucosa y a frenar, en un 10 a un 30%, la lipólisis en el tejido adiposo. Por otro lado, su efecto anorexígeno, puede contribuir a un leve descenso del peso corporal. A pesar que la FDA no ha aprobado aún su uso durante la gestación, en algunos centros no se suspende su administración, una vez conseguido el embarazo y aún no se han reportado efectos negativos para el producto de la concepción; por el contrario, se ha observado una disminución de los abortos en el primer trimestre.

Dr. Manzur: La metformina debe ser considerada hoy como la droga de primera línea en pacientes con SOP e insulina resistencia. Es cierto que las obesas con SOP tienen una mayor frecuencia de insulino resistencia, sin embargo, no debe tomarse la obesidad como sinónimo de resistencia a la insulina. Recordemos que la obesidad de tipo androide es la que más se asocia a este defecto, y que también puede estar presente en mujeres SOP sin sobrepeso. Cuando existe sobrepeso u obesidad, es conveniente tratarlas con dieta, ejercicio y metformina por algunos meses con el objetivo de lograr un índice de peso corporal más adecuado. Esta sola medida restablece en un alto porcentaje los ciclos ovulatorios y la posibilidad de embarazos. Para aquéllas que no lo logran, se debe asociar a la metformina, un inductor de ovulación, siendo el citrato de clomifeno la droga de primera elección. Una vez embarazada, es discutible la necesidad de suspender la metformina ya que cada vez son más los trabajos que avalan su uso basándose en la ausencia de reportes teratogénicos en humanos. No obstante, la información es aún insuficiente para adoptarlo como norma.

Dr. Norambuena: Podríamos resumir diciendo que la metformina (Glafornil®, Glafornil 500-XR®, Glucophage® y otros), además de disminuir la resistencia a la insulina, es un medicamento ideal para la mujer obesa ya que tiene un efecto anorexígeno, interfiere con la absorción de la glucosa a nivel intestinal, reduce la producción de esta por parte del hígado y estimula su utilización a nivel de músculo y de tejido adiposo. Ahora, pasando a otro tema: ¿Qué lugar ocupan los anticonceptivos orales, con baja acción androgénica, en el tratamiento del SOP?

Dr. Manzur: En pacientes en edad fértil sin deseo de embarazo y que además tienen ciclos menstruales irregulares son la primera elección. No debemos olvidar que también deben tomarse medidas adicionales para el control del peso corporal y una dieta saludable.

Dr. Valenzuela: Estoy de acuerdo con el Dr. Manzur, en el sentido que los anticonceptivos orales ocupan un lugar importante en el tratamiento del SOP, en mujeres que no deseen embarazo. Si se opta por la administración de un anticonceptivo oral en una mujer con SOP, en lo posible debe escogerse uno que contenga un progestágeno de bajo poder androgénico, como desogestrel (Marvelón 20®, conti marvelón 20® y otros). Por otro lado, existen antecedentes importantes que los anticonceptivos con drospirenona, como Yaz® y Jasmin®, también son una alternativa especialmente útil en el SOP, por su actividad anti-androgénica.

Dr. Norambuena: ¿Cuándo se considera adecuado la utilización de un anticonceptivo que contenga la asociación de 30 mcg de etinil estradiol con ciproterona, como Diane-35®, Evilin® y otros?[font=Book Antiqua]

Dr. Manzur: Encuentro que es adecuado el uso de estos anticonceptivos, cuando los signos de hiperandrogenismo sean muy marcados. Creo injustificada una prohibición de esta asociación por temor a aumentar la insulino resistencia ya que sólo una fracción pequeña de pacientes realmente aumenta su resistencia insulínica con ciproterona.
Mi recomendación sería medir una curva de tolerancia a la glucosa con insulinemias basales, luego de un mes de uso de ciproterona, para ver cuánto realmente se modifica. En aquéllas pacientes que no produjera efecto negativo, las mantendría con la asociación de etinil estradiol con ciproterona (Diane-35; Evilin® y otros).
En todo caso, cualquier anticonceptivo a base de etinil estradiol y progestágenos de bajo índice androgénico consigue disminuir los efectos del hiperandrogenismo clínico, principalmente por elevación de SHBG y consecuentemente, una disminución de la testosterona libre.
Finalmente, no debemos olvidar la hipertriglicerdidemia secundaria a la administración oral de etinil estradiol es proporcional a la dosis ingerida. Este es otro argumento en favor de preparados hormonales con 20 o menos mcg de etinil estradiol (Yaz®, Marvelón 20®, conti marvelón 20® y otros), en lugar de los 35 mcg que traen los anticonceptivos con ciproterona.

Dra Sir: Deseo aclarar que yo no he planteado que no se pueda utilizar un anticonceptivo con etinil estradiol y ciproterona. Solo he dicho que no se recomienda su uso en aquellas mujeres que ya presentan un cuadro de insulinoresistencia.

Dr. Valenzuela: Sabemos que la obesidad, especialmente central, está presente en, aproximadamente, el 50% de las pacientes portadoras del SOP y que su presencia agrava aún más la insulina resistencia y el cuadro endocrino-metabólico acompañante de esta patología. Por tanto, la utilización de cualquier preparado hormonal en el tratamiento del SOP debe, en lo posible, no incrementar el peso corporal ni disminuir la sensibilidad a la insulina. Desde esta perspectiva, el uso combinado de etinilestradiol mas acetato de ciproterona, ha mostrado en algunos estudios, incrementar el peso corporal y la resistencia insulínica, por lo que su administración en mujeres con SOP obesas, debiera ser estrechamente vigilada, siendo, teóricamente, las mujeres con SOP delgadas o de peso normal e hiper androgénicas, las mejores candidatas para su administración.

Dr. Norambuena: Dr. Valenzuela, cuando usted habla de de una vigilancia estrecha de éstas mujeres, ¿se refiere a mediciones de la insulina resistencia? ¿Cuál es la mejor forma de medirla?

Dr. Valenzuela: Sí, efectivamente me refiero particularmente a la insulino resistencia, la cual es una característica muy frecuente en las mujeres con SOP e implicada en su etiología que, como se expresó anteriormente, se ve exacerbada ante la presencia de obesidad. En la práctica clínica diaria, el diagnóstico de insulinoresistencia se realiza de manera indirecta, a través de la cuantificación de insulina en ayunas o postcarga de glucosa o bien mediante fórmulas que relacionan glicemia en ayunas con insulinemia en ayunas. Se han desarrollado varias de ellas, que se correlacionan estrechamente con otros métodos más finos de medición de insulinoresistencia de alto costo y dificultad (clamp euglicémico hiperinsulinémico), entre ellas: HOMA, relación glicemia ayunas / insulinemia ayunas e índice de QUICKI. A pesar de lo anterior, no existe acuerdo en la comunidad científica de cual de todas es la mejor a utilizar para el diagnóstico de insulino-resistencia. Muchos piensan que la presencia de un perímetro cintura incrementado (mayor a 88 cm) o bien, la relación triglicéridos / colesterol HDL mayor a 3, pueden ser buenos indicadores de resistencia a la insulina sin necesidad del empleo de otros métodos más engorrosos y caros.

Dr. Manzur: Deseo preguntar a la mesa: ¿Qué cabida podrían tener los anticonceptivos de vía transdérmica o vaginal en el contexto de la paciente con SOP sin deseo de embarazo?

Dr Norambuena: Existe abundante evidencia en la literatura que el uso de anticonceptivos orales disminuye el exceso de andrógenos, Por ello han sido considerados, por un gran número de investigadores, como la terapia de elección en pacientes con SOP que no desean embarazo. Ahora, si bien la anticoncepción vía vaginal (NuvaRing®) o parche (Evra®), cumple eficazmente con su acción anticonceptiva, parece prudente esperar más estudios, que confirmen los resultados preliminares, antes de incluirlo en el arsenal terapéutico habitual de éste grupo de pacientes. En todo caso, por las características de estos anticonceptivos, biodisponibilidad y concentración de sus componentes activos, es posible predecir que los beneficios deberían ser similares a aquellos obtenidos con los anticonceptivos orales mencionados anteriormente.
El reparo al uso de ciertos anticonceptivos en pacientes con SOP esta dado, principalmente, por las características androgénicas de la progestina utilizada; mientras más androgénica, mayor sería el efecto en la alteración del metabolismo glucídico y en el aumento de la insulino-resistencia, al mismo tiempo que, más elevados serían los niveles de testosterona libre y mayor su efecto adverso sobre las lipoproteínas. En éste sentido, es importante recordar que el etonogestrel que contiene el anillo vaginal o NuvaRing®, es el metabolito biológicamente activo del desogestrel, el cual fue el primer progestágeno moderno con una mayor selectividad por los receptores de la progesterona. Por ende, el etonogestrel se caracteriza por tener una mayor actividad progestagénica, al mismo tiempo que una baja afinidad por los receptores de andrógenos y debido a esto, una actividad androgénica muy débil, con menos efectos androgénicos secundarios, como acné e hirsutismo y más efectos favorables en algunos parámetros lipídicos.
Cuando se ha estudiado la farmacocinética del etonogestrel, también se ha visto un aumento de los niveles de SHBG. En algunos estudios con desogestrel se ha encontrado un aumento de las SHBG de hasta 3 veces, una reducción de la testosterona libre y una mejoría del acné.
Además, la baja dosis de etinil estradiol del anillo vaginal (15 mcg diarios), contribuiría a la elevación de la SHBG, lo que, finalmente, ayudaría a la disminución de los andrógenos libres.
Por otro lado, en estudios sobre el efecto del anillo vaginal en el metabolismo de los carbohidratos, no se han encontrado alteraciones de la curva de tolerancia, como tampoco en la medición de la hemoglobina glicosilada. Al mismo tiempo, se ha encontrado un bajo efecto en el metabolismo de los lípidos, lo cual concuerda con la baja androgenicidad de etonogestrel. Por lo antes mencionado, el anillo vaginal (NuvaRing®), cumple con los requisitos para ser utilizado en pacientes con SOP que no desean embarazo, independientemente de su peso ya que no tendría un efecto negativo en éste sino que, por el contrario, existiría una tendencia a la disminución.
Con respecto al norelgestromin, que es la progestina del parche anticonceptivo Evra®, corresponde al metabolito activo del norgestimato, el cual ha sido catalogado como una progestina con escasa acción androgénica. Por otro lado, los niveles diarios de etinil estradiol aportados por éste parche, son de 20mcg., lo cual constituye una dosis muy baja que no tendría un efecto negativo en los triglicéridos. De tal modo que, por estas características, el parche anticonceptivo, EVRA®, es una buena alternativa en el manejo de una paciente con SOP que no desea embarazo; ya sea delgada, o con un peso normal ya que, en cuanto a la variación del peso corporal por parte de las usuarias, se ha encontrado un aumento mínimo de este parámetro, sin diferencias significativas entre el parche Evra® y el grupo placebo. Esto último se obtendría gracias al bajo efecto androgénico del norelgestromin, que libera el parche.
En otro estudio relacionado con este punto, se demostró que el parche anticonceptivo, al igual que los ACOs, producía un freno de la LH y en un estudio reciente, se encontró que, a pesar de no ocurrir el primer paso hepático en las usuarias del parche EVRA®, ocurría un aumento significativo de la SHBG y una disminución importante de la testosterona libre y la DHEAS. El aumento de la SHBG fue, incluso, mayor en el grupo con parche que en las usuarias de anticonceptivos orales. Estos resultados son un buen indicio de las características anti-androgénicas que posee y, por lo tanto, que es una buena alternativa en las pacientes con SOP.

Dr. Manzur: Estoy de acuerdo con lo planteado por el Dr. Norambuena, en cuanto a la aplicabilidad que tendrían tanto la vía transdérmica (parche EVRA®), como la vaginal (anillo NuvaRing®), para el tratamiento de pacientes con SOP sin deseo actual de embarazo. Además, creo que es importante resaltar la ventaja que tienen ambas vías, con respecto a la oral, al saltarse el paso hepático. Por otro lado, es sabido que la administración de estrógenos orales produce aumento de triglicéridos, factores de coagulación y otras proteínas de metabolización hepática, entre las cuales destaca el aumento de SHBG. En otras palabras, la vía, vaginal y la transdérmica serían una excelente indicación para mujeres con SOP e hipertrigliceridemia o riesgo de trombosis (obesas, fumadoras y mayores de 35 años). Sin embargo, al producir un aumento menor de SHBG, el efecto sobre el hiperandrogenismo clínico sería menos notorio (disminuye menos la testosterna libre), independiente de lo poco androgénica que fuese la progestina con que se combine.
Finalmente, ambas vías plantean una mayor comodidad para la paciente olvidadiza, que le cuesta tomar una pastilla, todos los días.

Ojitos_de_gata

Uhhh, que buena nota, gracias brujis...

Jessika

Hace unos meses atras esto hubiera sido chino para mi, pero he aprendido ene en este foro, asi que lo entendi bien, Gracis brujis y cia por toda la ayuda e informacion recolpilada.
En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

--------

2) Anticonceptivos.

En primer lugar, debes frenar la producción de hormonas masculinas por parte de tus ovarios. Para esto existen varios tipos de medicamentos y anticonceptivos. En cuanto al uso de anticonceptivos, debes informarte y asesorarte bien ya que no todos te sirven. Además, debes decidir si deseas embarazarte o no.

¿Debo usar Anticonceptivos?
Si no deseas un embarazo, debes usarlos. Ellos te ayudarán, además, a disminuir los efectos negativos de las hormonas masculinas que producen los ovarios poliquisticos.

¿Cuáles son los mejores?
Los mejores anticonceptivos son aquellos que usan componentes de buena calidad y están fabricados en laboratorios de prestigio internacional y que, además, cuentan con estudios científicos que los respaldan.
Estos contienen un producto llamado estrógeno, en bajas dosis, combinado con otro compuesto llamado progestina, que tiene un escaso efecto masculinizante.

Algunos de los anticonceptivos que cumplen con estos requisitos son los siguientes:
  • Yaz®
  • Yasmin®
  • Marvelón 20
  • ContiMarvelón 20®

- Parche anticonceptivo
- Anillo vaginal

Existen otros anticonceptivos, de muy buena calidad, que tienen un producto llamado ciproterona, que posee una acción anti-masculinizante. Algunos de ellos son:

- Evilin®

- Diane-35®

Consulta a tu médico, para que te aconseje cuál de ellos es mejor para ti.
No recomendamos otros anticonceptivos, que no sean los que hemos mencionado.
Estos pueden tener un costo mayor, pero te garantizan una mayor seguridad, mejor acción sobre los ovarios poliquisticos y menos efectos secundarios negativos.

¿Por qué no se puede usar cualquier anticonceptivo?
Porque existen algunos anticonceptivos, como los que contienen levonorgestrel, norgestrel o noretindrona, que pueden empeorar la situación, aumentando la resistencia a la insulina.
Esto significa que pueden aumentar los signos derivados del exceso de hormonas masculinas (acné o espinillas, exceso de vellos en cara y brazos, piel y cabello graso).
Estos anticonceptivos pueden aumentar, también, las alteraciones relacionadas con la glucosa, el colesterol y otras.

¿Qué hacen los anticonceptivos?
Las píldoras, el parche y el anillo vaginal ayudan a disminuir la producción de hormonas masculinas por parte de los ovarios y a bloquear la acción de las que ya circulan por la sangre.
Además, los anticonceptivos permiten que la mujer tenga ciclos menstruales regulares; de lo contrario, se exponen a tener sangramientos irregulares (spotting o “goteos”), menstruaciones muy abundantes (metrorragia) y al crecimiento anormal y exagerado (hiperplasia) de las células de una capa al interior del útero o endometrio, que puede derivar en un cáncer de este órgano.
También, pueden disminuir o eliminar los efectos que producen las hormonas masculinas a nivel de piel, como acné (espinillas) e hirsutismo (exceso de vellos).

¿Cuánto se demoran en hacer efecto?
El primer mes de uso de los anticonceptivos combinados, se observa una mejoría en la regulación de los ciclos menstruales y en la reducción del acné. Después de 2 a 3 meses de uso se puede observar una disminución del exceso de vellos, gracias a una disminución de la velocidad de crecimiento y el grosor de estos.

No olvides visitar a tu médico para que prescribas los ACO adecuados para ti.

Francisca Antonia

Disculpen niñas que significa RI?.
solo ahora lo vengo leyendo en este foro y aun no descifro lo que es...
Significa Resistencia Insulínica.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Francisca Antonia

A ok muchas gracias Atenea.

Claro ni por si acaso me sonaba la abreviatura... muchas gracias