Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Artículos varios prensa y TV
#1
Chicas, les comento que Sename lanzó hoy su campaña de Adopción 2008, según decía el director esta mañana en tv, el lema sería: Una forma más de hacer familia; el amor une tan fuerte como un lazo sanguíneo.

Les dejo el texto.

Uno de los derechos fundamentales de todos los niños y las niñas es tener una familia. La adopción asegura este derecho a cientos de niños y niñas, cuyas familias biológicas por muchas razones no han podido asumir su cuidado.

En los últimos 8 años, en Chile han sido adoptados aproximadamente 3 mil 800 niños y niñas, quienes junto a sus padres adoptivos han formado nuevas familias, unidas por lazos tan fuertes y duraderos como los que pueden encontrarse en una familia biológica.

Sin embargo, pese a los avances de nuestra sociedad, sabemos que cuando hablamos de “familias adoptivas” aún opera el desconocimiento y muchas veces los prejuicios y la discriminación.



De hecho, una de las conclusiones del estudio “Impacto de la Adopción en Adolescentes”, realizado por el Servicio Nacional de Menores y la Fundación Chilena de la Adopción en 2007, es que un número importante de familias adoptivas ha experimentado situaciones de discriminación respecto de la condición de adoptado de alguno de sus hijos a lo largo su historia. Esta discriminación ha provenido desde las propias familias extensas, colegios, amigos o vecinos.

Por esta razón, el Servicio Nacional de Menores en conjunto con la Fundación Chilena de la Adopción, ha desarrollado una campaña de sensibilización que tiene como objetivo central validar la adopción como otra forma de hacer familia. Así, y tal como indica el mensaje central de esta campaña, podamos asumir en nuestra vida cotidiana que “el amor une tan fuerte como un lazo sanguíneo”.

LABOR DEL SENAME

En Chile, la adopción es regulada por la ley Nº 19.620, de 1999, su reglamento y el Convenio de La Haya sobre protección del niño(a) y cooperación en materia de adopción internacional.

El Sename apoya a los tribunales de familia en lo relativo al proceso adoptivo, como orientar y apoyar a las familias de origen de los niños y niñas, acoger las postulaciones de quienes desean adoptar y evaluar su idoneidad. Además, supervisa a los organismos colaboradores acreditados para desarrollar programas de adopción.

En materia de adopción internacional, el Sename es la Autoridad Central para los efectos del mencionado Convenio de La Haya.

LEY DE ADOPCIÓN: UN AVANCE PARA CHILE

Con la ley Nº 19.620, de 1999, Chile dio un salto cualitativo y cuantitativo en materia de adopción y se ha ganado un prestigio internacional que ha permitido entregar apoyo técnico a varios países de América Latina.

De hecho tras la dictación de la nueva ley, la adopción internacional ha ido disminuyendo paulatinamente. Como resultado de la nueva ley, actualmente el 83% del total de las adopciones son nacionales y sólo el 17% internacionales. Esa proporción era a la inversa antes de la ley, con un 73% de adopciones internacionales y sólo el 27% nacionales.


Entre 1988 y 1999 se realizaron 1.372 adopciones nacionales y salieron del país con fines de adopción, 3.676 niños y niñas.
La entrada en vigencia de la ley invirtió esta tendencia. Así, entre el 2000 y el 2007, se han realizado 3.872 adopciones, 3.205 corresponden a adopciones nacionales y 667 a internacionales.

Hasta antes de la ley de adopción los niños salían del país “con fines de adopción” y el trámite se hacía en el país de origen de los padres adoptivos. Hoy, en cambio, los niños salen de Chile con la calidad de adoptados, de acuerdo con la normativa y requisitos establecidos en nuestro país.

El año pasado fueron adoptados 442 niños, ocho de cada diez fueron adoptados por familias chilenas y sólo dos por familias extranjeras.

Actualmente, el Sename inició un estudio con el objetivo de elaborar una propuesta de reforma integral al sistema de adopción, el que debe ser presentado al Ministerio de Justicia. Ello gracias al financiamiento de la agencia de cooperación alemana GTZ, la que aprobó el proyecto presentado por el ente estatal por un monto de aproximadamente $ 50 millones.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#2
Gracias por la información

Yo algo vi hoy en la mañana en las noticias y no me quedo muy claro ahora entiendo.
ójala que la campaña también apunte a lo que tiene relación con agilizar los trámites, ya que como todos sabes finalmente son los juzgados los que más demoran.
Pero me encanta la idea que que esto se haga más masivo, es necesario nuestra sociedad necesita enfrentar el tema con más libertad y sin tabúes ni prejuicios.
Además muchas veces por desconocimeinto del sistema muchas personas que tiene todo el deseo de adoptar, no lo hacen por desconocimietno.
Espero de todo corazón que esta instancia permita que muchos futuros padres se encuentre con sus futuros hijitos.
Responder
#3
Sip y ojala se cumpla la Ley, y sea todo más expedito.
Responder
#4
[SIZE="6"] Adopción en Chile: Otra forma de hacer familia[/SIZE]

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

A pocos días de celebrar el día de la madre, el Sename y la Fundación Chilena de la Adopción lanzaron una campaña que busca reducir los índices de discriminación que, muchas veces de manera inconsciente, afectan a los niño
Cuando se hace referencia a la llegada de un nuevo hijo, la primera imagen que se evoca es la de un niño recién nacido. Sin embargo, existe una alternativa que año a año aumenta en Chile. Se trata de la adopción.

Coincidiendo con la celebración del día de la madre, el Servicio Nacional de Menores (Sename) y la Fundación Chilena de la Adopción (Fadop) lanzaron hoy la campaña "La adopción: otra forma de hacer familia".

En la presentación, el matrimonio compuesto por Luis Bonnemaison y Emelina Carrasco, recibió de manos del ministro de Justicia, Carlos Maldonado, a su pequeña hija.

Durante un mes se llevarán a cabo diversas actividades como encuentros con jóvenes que fueron adoptados y una intensa campaña a través de radios y medios escritos.

El secretario de Estado destacó que la iniciativa se enmarca dentro de las políticas públicas del gobierno referidas a la protección de los niños.

"Todos los años, el servicio invierte casi 500 millones de pesos para programas que se relacionan con la adopción y que son ejecutados por instituciones colaboradoras con un alto compromiso humano y profesional", indicó Maldonado.

El ministro destacó además que tras la implementación de la ley de adopción "hemos igualado derechos, hemos regulado el tráfico de niños y hemos eliminado diferencias entre hijos adoptivos e hijos biológicos".

El principal objetivo de la campaña es sensibilizar a la opinión pública y reducir los índices de discriminación que, muchas veces de manera inconsciente, afectan a los niños cuando se conoce su condición de adoptados.

El director del Sename, Eugenio San Martín, destacó que la campaña permite mostrar que "el amor une tan fuerte como un lazo sanguíneo. Que todos nos demos cuenta de que existe la adopción, que es una realidad en nuestro país y por lo mismo nos permita reconocer a los hijos adoptivos y a los padres que adoptan como parte de una forma especial de hacer familia".

En entrevista con La Tercera.com, San Martín apuntó que la adopción "es muy importante para superar aquellos problemas de abandono o de otras causas que hacen que niños no tengan su propia familia".

SEAS QUIEN SEAS. VENGAS DE DONDE VENGAS

En los últimos seis años, más de tres mil menores han sido adoptados en el país, tanto por familias chilenas como extranjeras. Además existe un aumento considerable en el número de niños mayores que llegan de esta forma a formar parte de una familia.

San Martín sostuvo que "queremos hacer ver que los niños mayores de tres o cuatro años también pueden ser adoptados. A veces la familia chilena o los padres chilenos, uno entiende, sólo quieren recién nacidos. Pero también hay una perspectiva de este amor generoso que los pades adoptivos quieren entregar a estos niños, que también se planteen la posibilidad de adoptar niños mayores".

En Chile son dos las organizaciones que tramitan el proceso de adopción: la Fundación San José para la adopción, que trabaja bajo el alero de la iglesia Católica, y Fadop, que colabora con el Sename.

Desde agosto de 1999, el proceso está regulado por la Ley N° 19.620. Con su implementación, no sólo se han simplificado los trámites, sino que se ha vuelto menos traumático para las familias.

Pero esto no quiere decir que las exigencias para adoptar hayan disminuido. Por el contrario, la ley establece requisitos específicos que deben ser cumplidos a cabalidad, pues la adopción apunta en primer lugar al bienestar del niño.

Con el fin de asegurar que la adopción sea exitosa, los futuros padres participan en charlas previas al encuentro con el niño, además de entrevistas posteriores que permiten completar de manera exitosa el proceso.

En la actualidad hay alrededor de 600 familias realizando los trámites que acrediten su idoneidad para adoptar.

BUSQUEDA DE LOS ORIGENES
Todo niño tiene derecho saber cuáles son sus origenes y quiénes son sus padres biológicos. Es por esto que el Sename tiene un registro, a partir del año 1990, al que puede acceder toda persona adoptada, una vez que cumpla los 18 años.

El objetivo, aclaró San Martín, es que "puedan tener esta información que les permita resolver algunas dudas o alguna necesidad en términos de su historia personal, concreta. Desde ese punto de vista es un derecho de los niños adoptados, cuando sean mayores de edad".

Asimismo, el director de Sename explicó que también los padres tienen acceso a ese registro. No obstante, precisó que esa medida se aplica sólo en casos especiales.

"En casos en que hay una razón de bien superior, a veces de vida o muerte para tener información respecto a los padres biológicos en relación a ciertas patologías o enfermedades, claramente los padres adoptivos pueden hacer esa solicitud, y en la medida de que un tribunal lo autorice no va a haber inconveniente en entregar esa información", indicó.
Responder
#5
Me gustó mucho la campaña, que todo el mundo hable de la adopción como algo normal asi nuestros hijos se van a sentir menos discriminados!!!!
Responder
#6
Ojala que junto con esta campaña se tome conciencia de la demora en tribunales.... ya que el Sename hace una maravillosa labor, pero la "pata coja" (como lo veo yo) sigue siendo el sistema judicial que no acompaña a las familias con la rapidez que deberia...
Responder
#7
[SIZE="4"]Sename llamó a considerar la adopción ante embarazos no deseados Entrevista a Eugenio San Martín[/SIZE]

Fuente: Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

El director del servicio, Eugenio San Martín, llamó a pensar en dicha posibilidad ante el brutal crimen de una pequeña en Valparaíso, y advirtió sobre la necesidad de "hacerse cargo" de la sexualidad adolescente.

Eugenio San Martín, director del Servicio Nacional de Menores (Sename) pidió ver en la adopción una posibilidad para evitar infanticidios como el de una pequeña asesinada a tijeretazos por sus padres el lunes pasado.

"La adopción (es) un camino posible para constituir familia en aquellos casos de niños que sus familias biológicas no quieren o pueden hacerse cargo de ellos", afirmó a El Diario de Cooperativa.

El director del servicio señaló que como país "tenemos que hacernos cargo de la sexualidad adolescente", haciendo un llamado a las mujeres con embarazos no deseados que vean una opción en la entrega de sus hijos cuando no sean capaces de mantenerlos.

"Si una madre cede voluntariamente a un hijo o una hija, esa declaración produce plenos efectos para la adopción, tanto así que a los 30 días de esa declaración ya ese niño puede ser declarado susceptible, paso previo para la adopción", afirmó San Martín.

El funcionario del Sename señaló que entre el 2000 y el 2008 se han producido unas 3.800 adopciones, de las cuales un 80 por ciento son para familias chilenas y sólo un 20 por ciento para familias extranjeras, cifras que ayudan a "entender la adopción como otra forma de hacer familia". (Cooperativa.cl)

El director del servicio, Eugenio San Martín, llamó a pensar en dicha posibilidad ante el brutal crimen de una pequeña en Valparaíso, y advirtió sobre la necesidad de "hacerse cargo" de la sexualidad adolescente.

Eugenio San Martín, director del Servicio Nacional de Menores (Sename) pidió ver en la adopción una posibilidad para evitar infanticidios como el de una pequeña asesinada a tijeretazos por sus padres el lunes pasado.

"La adopción (es) un camino posible para constituir familia en aquellos casos de niños que sus familias biológicas no quieren o pueden hacerse cargo de ellos", afirmó a El Diario de Cooperativa.

El director del servicio señaló que como país "tenemos que hacernos cargo de la sexualidad adolescente", haciendo un llamado a las mujeres con embarazos no deseados que vean una opción en la entrega de sus hijos cuando no sean capaces de mantenerlos.

"Si una madre cede voluntariamente a un hijo o una hija, esa declaración produce plenos efectos para la adopción, tanto así que a los 30 días de esa declaración ya ese niño puede ser declarado susceptible, paso previo para la adopción", afirmó San Martín.
Cariños!
Responder
#8
Ojala que estas palabras no solo quedaran en el aire con el buen de deseo de algunos, ya que en la practica, los jueces o tribunales estan estancados, y la modificación que se hizo a la Ley de Adopción a quedado solo en teoria.
Responder
#9
hola les quiero contar que nosotros fuimos invitados por el Sename al lanzamiento de la campaña compartimos con el ministros y varias personas del Sename fueron momentos muy emotivos.
En el diario La nación de hoy sale un reportaje que nos hicieron Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. ojala les guste.
cariños karin
Responder
#10
Karin... que guapos se ven los tres en la fotito... los felicito...
Responder
#11
En la imagen, el pequeño Francisco rodeado de sus padres Felipe Robles y Karin Strauch. Viernes 16 de mayo de 2008

Por Antonio Valencia / La Nación
Piden incluir tema en textos escolares y formación docente

La adopción dicta cátedra
Miles de niños cuyos padres biológicos no pueden o no quieren tener a sus niños tienen hoy un hogar acogedor. A la campaña para evitar los prejuicios se suma el esfuerzo por “educar” a la sociedad sobre esta otra forma de hacer familia.











Aquí puedes enviar tu comentario acerca de la noticia que estas leyendo



Francisco tiene dos felices años y mañana está de carrete. Unos cuarenta amigos invitados estarán con él celebrando su tercer cumpleaños como quizás nunca imaginó: sus padres biológicos lo cedieron en adopción y hoy su vida familiar y feliz desarrollo es tan normal que incluso se encarga de contar su historia a otros niños. "No nací en la güatita de mi mamá, nací en el corazón", les dice con toda naturalidad.

Su sonrisa apagó todos los temores que tenían sus padres antes de recibirlo y su soltura para abordar su incipiente vida les previene de que eventualmente pueda ser discriminado. "Cuando decidimos adoptar temíamos al qué dirán, a si iba a ser aceptado o no. Pero apenas empezamos a hablar con familiares y amigos el apoyo fue inmediato, lo que disminuye el riesgo a ser discriminado por otros niños", narran Karin Strauch y Felipe Robles, los padres que están en proceso de adoptar otro niño.

No todos pueden contar una historia similar. Un estudio realizado en 2007 por la Fundación Chilena de la Adopción reveló que un tercio de los hoy adolescentes adoptados bajo el mal llevado antiguo régimen
-es decir, antes de 2000, año en que se mejoró la ley-, sintieron discriminación de su entorno familiar, social o escolar.

Cambiar esta realidad y, sobre todo, sensibilizar al sociedad sobre la importancia de la adopción como otra forma de hacer familia, es el centro de la recién lanzada campaña del Sename y del próximo paso a dar: que el tema sea tratado en los textos escolares y en la formación de profesores, según cuenta Raquel Morales, jefa del departamento de adopción del citado organismo, y que ratifica el director de la entidad, Eugenio San Martín. "Este mes esperamos reunirnos con el Ministerio de Educación", anota respecto de la iniciativa nacida en el seno de la fundación.

Y claro: el 81% de los docentes consultados por la fundación manifestaron que la adopción nunca había sido tratada en clases. "Surge la necesidad de educar a la sociedad para introducir el tema de la adopción y desarrollar redes de apoyo entre los agentes educadores", manifiestan.

"La idea es incorporar estas materias en la formación de profesores de enseñanza preescolar y básica como factor de apoyo a la adopción, y también incluir la temática en los textos de estudio, cosa que hoy no ocurre", dice San Martín. "Los libros no se hacen cargo de otro tipo de familia que no sea la biológica, dejando a los niños adoptados en una situación de desigualdad en que pueden ser mirados con distancia", acota Morales.

"Adoptar a un niño es darle una opción de vida a menores cuya familia biológica no puede o no quiere hacerse cargo. Es una solución real y concreta de restituir -concluyen en el Sename-, el derecho que todo niño tiene a desarrollarse en una familia".
Responder
#12
Bernardita Egaña:
“[SIZE="4"]Los hijos ya no son prioritarios[/SIZE]”



Es un éxito que una mujer se arrepienta y retenga a su hijo"



Movida por un sueño y un deseo

La presidenta de la Fundación San José afirma que para entregar un hijo en adopción se requiere de mucho valor y por eso, destaca a las mujeres que dan ese paso y enfrentan el juicio social por el abandono. También reconoce que los niños adoptados aún son discriminados en esta sociedad.

Fuente : Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.}

Se mueve entre la pena y la alegría; la tristeza de una madre que entrega su hijo y la felicidad de unos padres que lo reciben para cuidarlo toda la vida. Y reconoce que después de años a cargo de una fundación dedicada a la adopción de niños, valora mucho más el acto de la madre que se desprende de su niño, por sobre el de los padres que adoptan.

Su trabajo no es fácil, debe muchas veces ‘trabajar’ con el fin de evitar que una joven desesperada aborte y viva tranquila ese embarazo no deseado. También, debe ‘convencer’ a los abuelos de la importancia de recibir a un nieto y apoyar a la madre estudiante, situación que ha debido enfrentar incluso con familias pudientes del sector alto que intentan con la adopción esconder el hecho y no coartar el futuro de sus hijas.

En los casi 13 años de existencia, la Fundación San José ha entregado en adopción cerca de 900 niños y en cada uno de ellos un cirio ha marcado el hecho: la madre lo prende al despedirse de su hijo y luego, los padres adoptivos también lo encienden al momento de recibirlo.

Bernardita Egaña habla desde la experiencia; madre de tres hijos biológicos, resolvió crear la fundación después de vivir el proceso de adopción de sus dos hijas mujeres.

-¿Ha cambiado la percepción del aborto entre los jóvenes de hoy? ¿Son más permisivos?
“Las únicas estadísticas que manejamos son las que nos entregan las mujeres que hemos atendido; hoy tenemos un 15% de adolescentes entre 11 y 17 años de un nivel medio bajo y todas –al igual que las más de 4 mil que hemos atendido- pensaron en el aborto, pero no lo hicieron. Diría que entre los jóvenes no ha aumentado el aborto.
“Sí se expresa una diferencia entre los jóvenes de nivel socioeconómico más alto y los bajo; los primeros tienen todas las posibilidades de abortar más rápido que los segundos. Sin embargo, ambos grupos tienen temor de abortar, de lo que les puede significar como una hemorragia; son ignorantes en el sentido de que no saben que un aborto no se puede realizar después de los 3 meses que es cuando se dan cuenta que quedaron embarazados”.

-¿Entre los jóvenes pesa más ahora el sentir que cortan su proyecto de vida por sobre las dificultades económicas de mantener un hijo?
“Si bien están presente cuestiones como que los proyectos personales que se rompen y los conflictos familiares, en nuestro caso pesan mucho las dificultades económicas porque tenemos niñas de sectores medio-bajo. En los sectores altos pesa el que los padres (abuelos) no los van a asumir”.

-¿Y el rechazo social?
“Es fuerte, pero es menos. Hoy hay muchas niñitas que se casan con la mochila, o sea, hay muchos jóvenes que les da lo mismo casarse con una madre soltera. Lo hacen y es más, les ponen sus apellidos a los niños.
“En el nivel medio alto es complicado por varias razones: el temor, el qué hago con esta guagua cuando se está en la enseñanza media y les da pánico contarle a los padres, lo que demuestra que no existe una buena relación con ellos”.

A juicio de Bernardita, gran parte del problema que explica estos embarazos adolescentes es la falta de educación. Las niñas tienen relaciones sin saber si están o no en sus días fértiles; además suman el hecho de que lo hacen bebidas (el alcohol es un factor importante) y porque creen que la primera vez no les va a pasar nada. También señala que muchas de las jóvenes no le cuentan a los pololos y finalmente, el embarazo no se vive en pareja.

-¿Ha cambiado el rango de edad en el cual se siente que el embarazo no es deseado?
“Cuando hablamos de embarazo no deseado estamos hablando de mujeres que entienden lo que es eso, por lo que dejemos a la juventud a un lado; entre 12 y 17 años de cualquier nivel no saben de qué se trata. En el rango de mujeres de 20 a 40 años se dan varias situaciones; en las universitarias, cuando les pasa y no tienen redes de apoyo, entregan los hijos en adopción; en el nivel medio bajo, las mujeres que han vivido una historia de maltrato, con violaciones de cercanos, generalmente, se embarazan del primer hombre que les dice que las quiere, por lo que tienen varios hijos de distintos padres y, finalmente, llega el momento en que resuelven abortar. Como no tienen los medios y saben de los riesgos llegan a la Fundación”.

-¿Qué tan efectivas resultan las campañas contra el aborto?
“Nosotros no somos un fundación que trabaja contra el aborto como Chile Unido, nosotros nos presentamos como alternativa al embarazo no deseado, o sea, no abortes, ten a tu hijo, nosotros te vamos a ayudar y lo das en adopción. Nuestro lema es la opción por la vida no sólo como un no al aborto, sino también al abandono o maltrato del niño.
“Ahora, cuando hemos hecho la campaña por televisión han aumentado los llamados de ayuda; acabamos de salir en canal 13 dos semanas y olvídate lo que creció la demanda”.

-Vamos al tema de la adopción. ¿Ha crecido o se mantiene estable la demanda por adopciones?
“Creció hasta el año 2000 y de ahí se ha mantenido estable porque ha bajado la natalidad en Chile y el mundo. Además, las parejas se están casando más tarde, sus proyectos de vida es el de pareja y los niños no están presente. Se piensa en la adopción muy tarde cuando son mayores, cuando se dan cuenta que son infértiles y ya han pasado 8 años de tratamientos.
“Creo también que los hijos no son prioritarios, formar familia no lo es, está bombardeada por ser competitivos, tener un buen trabajo, tener una casa, un buen auto, viajar, el yo y tú. Antes uno se casaba pensando en los hijos, en proyectar a la familia; hoy las parejas viven juntas pensando en sus proyectos como dos, por eso no se casan”.

Bernardita Egaña afirma que la reforma de la ley de adopción en 1999 acortó los plazos y separó los procesos de adopción. Es decir, después de que se ha cerrado el proceso en el cual la mujer resuelve la entrega y se deja firme ese hecho, recién comienza el proceso de adopción que, inicialmente, se llama cuidado personal y que dura unos 7 meses antes de que se falle la adopción final. Así las cosas, un niño adoptado no llega a los brazos de sus nuevos padres antes de los tres meses de nacido, pero con la certeza de que la madre biológica no podrá nunca más reclamarlo.

-¿Hay más padres esperando que niños para adoptar?
“Hace dos años teníamos 7 matrimonios para cada niño y hoy tenemos 5 parejas por cada niño. Varias cosas lo explican, los matrimonios que llevan años de tratamiento no pierden la esperanza de que les va a resultar por lo que llegan viejos a la adopción. Además, deben vivir todo el proceso de duelo antes de resolver llegar a adoptar; al final, no es que los trámites sean engorrosos, sino que hay una parte emocional en juego que se debe cerrar.
“Siempre digo, la adopción no debiera existir; todos los padres debieran ser fértiles y todas las mujeres debieran poder quedarse con sus hijos. Y me impresiona la facilidad de algunas para quedar embarazadas y que no se cuidan; nosotros tenemos reincidentes de 2 o 3 hijos de madres de 30 años”.

-¿A qué edad se sabe que un niño ya no será adoptado?
“Nosotros tenemos sólo guaguas de 3 días a 6 meses y las entregamos todas, incluso los enfermos como los que tienen una cardiopatía congénita o son Down. En cambio, en el Sename y la Casa Nacional de la Infancia hay niños más grandes y es sabido que ellos son más difíciles de colocar.
“Un niño de 7 años que ha tenido relación con sus padres, pero que está en una situación de riesgo y por eso es ingresado a un hogar, en algún momento será considerado para un proceso de adopción, pero eso es muy difícil en Chile. A los extranjeros les interesa mucho menos la edad, no son exigentes con nada a diferencia de los chilenos”.

-¿Por qué?
“Porque los chilenos tienen el sueño de una guagua. Porque además se tiene que estar muy preparado para recibir a un niño que ha vivido 7 años en un hogar, que conoce a sus padres y se sabe abandonado. Es asumir a un niño con muchos problemas psicológicos que siente que el hogar de menores es su hogar”.

La Fundación San José tiene su sede sólo en Santiago, lugar donde funciona una residencia para aquellas mujeres, de cualquier parte del país, que necesitan protección en su embarazo y, además una sala cuna –la casa Belén- donde permanecen las guaguas hasta que son entregadas.

En el hogar de acogida se realizan los talleres (siete en total) que las preparan para el proceso de entregar a su hijo y es ahí donde tienen el tiempo y la tranquilidad para pensar bien el paso que van a dar. Del total de 140 mujeres que atienden hoy, un 60% de ellas son ambulatorias, como empleadas domésticas o secretarias, que van sólo a los cursos de apoyo.

Las internas son generalmente niñitas menores que no pueden estar en su casa y que hay que proteger y acompañar incluso en el parto, que por cuestiones de trato y cuidado, se realizan en la Clínica Las Condes o Universidad Católica. “Las chicas no pueden ir a un hospital público, les dicen cosas muy fuertes por el hecho de que van a dar al hijo en adopción. Algunas tienen 11 años y hay que hacerles cesárea y necesitan un ambiente acogedor”, cuenta.

“Hay algunas mujeres que entregan a su hijo y se van, pero vuelven a los 2 o 3 meses porque necesitan terapia psicológica. Es muy fuerte entregar un hijo, pero es menos fuerte que abortar porque sabes que tu hijo está bien, que va a tener un mejor futuro. Es tremendamente doloroso tenerlo 9 meses y entregarlo”, explica.

-¿Cómo así?
“Todo esto que se habla, de que las mujeres botan las guaguas, que nos las quieren, que las abandonan, es todo un mito. Hay mujeres que han sido violadas que entregan la guagua y no establecen un vínculo, pero hay otras que les cuesta mucho. Se da un proceso curioso y que es importante porque las guaguas que son rechazadas requieren después de apoyo en la casa Belén”.

-¿Cuántas mujeres que ingresan al proceso, se arrepienten?
“Hay un 70% de ellas que la asumen. La tienen en el hospital, la entregan y después la van a buscar a la casa Belén.
“Para nosotros es un éxito, es lo máximo. La gente piensa que para nosotros lo más importante es entregar el niño en adopción y no; para nosotros es un éxito que la mujer se arrepienta y retenga a su hijo y nosotros las ayudamos en eso con talleres de capacitación y estudios para que se puedan valer por sí solas”.

-¿Se quedan con la seguridad de que esa guagua que no fue entregada va a estar mejor que adoptada?
“Eso es parte de un estudio que estamos haciendo; hay algunas en las que estamos seguros que sí y en otros creemos que no y que hubiese sido mucho mejor el camino de la adopción, pero no las podemos obligar. Lo que más nos duele es que se lleve a la guagua para ponerla en un hogar, con lo que lo institucionaliza y llega a ser ese niño que a los 7 años nadie quiere adoptar.
“Son mujeres que llegan porque no saben qué hacer con su vida; lo único que dicen es que quieren entregarlo en adopción, pero a medida que van trabajando van despejando su confusión y se les va abriendo la vida. La familia deja de ser tan espantosa, se abre el secreto”.

-¿Siempre?
“Sí, hay que abrirlo, lo hacemos porque los tribunales de familia, en el proceso de entrega, citan a la familia de origen para comprobar si el niño no se puede quedar con la madre; entonces es mejor que lo sepan por nosotros que por el tribunal. Ellas lo hacen acompañadas de un asistente social.
“Este trabajo es bien estresante, pero muy bonito, porque es un trabajo de acompañamiento donde ellas libremente resuelven lo qué quieren para sus hijos. Muchas veces se piensa que las presionamos, pero no”.

Bernardita vuelve a defender a las mujeres que entregan a sus hijos en adopción: “La mujer es digna y las mujeres más dignas y más generosas son las que entregan a sus hijos. Es terrible no poder quedarse con él, pero podría haber abortado, ese camino, a veces, es más fácil”.

-Ustedes entregan apoyo legal y psicológico a los padres adoptivos. ¿Rechazan padres?
“Sí, porque no tienen el perfil de padre adoptivo; hay que tener la motivación de querer tener un hijo y, generalmente, los rechazos no son porque tienen un duelo de infertilidad no superado –esos casos van a terapia-. A los que se rechaza es por problemas psicológicos mayores, de personalidad, de no tener buena relaciones parentales, porque uno no quiere y sólo le está dando el gusto al otro. A nosotros nos cuesta mucho rechazarlos y no es una decisión de una psicóloga, el caso lo ven todas y van donde una especialista externa.
“No todos los matrimonios son llamados a tener hijos”.

-¿Cuántos de los que inician un proceso, en el camino se arrepienten?
“Difícil, porque ya han hecho un proceso largo. Asisten a una primera charla, después a una entrevista con una asistente social y seis sesiones con una psicológica donde se determina si necesitan terapia. Entonces ahí entran a talleres grupales como motivación, infertilidad, apego y entonces van al tribunal. Después se asigna la guagua al matrimonio de manera que el niño sea armónico con sus padres adoptivos”.
“Lo que puede pasar es que cuando reciben la guagua digan esta guagua no la siento mía. Entonces lo que hacemos es dejarlos en espera y se trabaja el por qué”.

-¿Pueden cambiar de guagua?
“No, por qué, uno a los hijos no los elige. Cuando uno se embaraza y tiene al hijo no puede decir sabes, no lo siento como mío y prefiero al de la pieza del lado. Es tuyo; en la adopción puede implicar una mala preparación, pero hace tiempo no nos pasa; llegan locos… imagínate la espera, el proceso de fertilización asistida que no resultó, esto es como un parto, se te pasa todo”.

Los matrimonios que desean adoptar pueden acercarse a la Fundación siempre que vivan entre las regiones de Valparaíso y el Maule, porque es necesario que hagan las evaluaciones y cursos completos. Si viven más lejos se hace inviable, aunque ha pasado que en algunos, como de Concepción, se comprometen en venir a todas las sesiones.

“Tenemos que trabajar con las parejas; hay que ver lo que son los sustos, esa relación que se va a tener siempre con la madre biológica. El niño tiene un origen, su vida empezó mucho antes de ser adoptado”, explica.

-¿Se conocen alguna vez la madre y los padres adoptivos?
“Jamás, en Chile sólo existe la adopción cerrada. Imagínate que no fuera así y que el fin de semana llegara la madre biológica con la abuela a buscar al niño; él tendría ocho abuelos, cuatro padres, imposible. Hay que cortar la relación legal, pero nunca se rompe con el origen, el niño va a saber donde nació, quienes eran sus padres”.

-¿No es opción de los padres adoptivos decirle o no que es adoptado?
“No, nosotros exigimos hablar con la verdad”.

-¿A qué edad?
“A los 2, a esa edad se le da las primeras señas; hacemos un taller a los padres cuando el niño cumple esa edad porque ellos son muy precoces. La primera pregunta es ¿estuve en tu guatita? y la respuesta debe ser no, mi guatita estaba enferma, estuviste en la guatita de otra persona. Después vienen los talleres cuando es un preescolar, cuando tienen 8 y 10 años y cuando es un adolescente que es cuando quieren conocer a su madre biológica. Cuando se ha llevado el proceso siempre con la verdad a los niños les basta conocer su origen y saber por qué fueron abandonados. De hecho, nosotros llevamos un libro donde la madre explica por qué lo dio en adopción y le trasmite todos sus sentimientos, cuestión que es muy bonita.
“Algunos piensan que la adopción termina cuando entregas el hijo y la adopción empieza cuando lo recibes. El proceso termina cuando los niños adoptan a sus padres adoptivos que es difícil porque pasan por la pena, la rabia, la angustia”.

La Fundación no se desliga ni de las familias adoptivas ni de las madres biológicas si ellos así lo desean. Todos los años se celebra una misa a la cual asisten los padres adoptivos con sus hijos (han llegado hasta 300) y muchas de las madres –algunas vuelven por apoyo psicológico- se reúnen entre ellas porque eso las mantiene unidas a sus hijos.

El rito del cirio los mantendrá vinculados a todos.

Cuando decidió dar vida a la Fundación San José, Bernardita Egaña tenía en mente evitar que las padres adoptivos experimentaran procesos dolorosos que ella vivió en lo personal.

A los 58 años, pareciera que su energía es inagotable. Se ríe, se mueve, se expresa con libertad y tiene un sentido del humor que muchos se quisieran. Quizás la explicación está en la definición categórica que da de sí: “soy feliz y tengo una familia maravillosa”.

Casada hace 37 años tiene tres hijos varones biológicos y dos mujeres adoptadas que van de los 36 a los 15 años. Asistente social de profesión, sus primeros años los ejerció en el mundo privado; de hecho, a los 20 años ya había formado el departamento de Bienestar del Banco La Unión.

Cuenta que para compatibilizar sus roles de madre y de ejecutiva, trabajaba intensamente 5 años en una empresa y después de que tenía a un hijo se dejaba un año libre, oportunidad en que se dedicaba a otras cosas como a un taller de cerámica y de crecimiento personal. “Consideraba que era muy importante dedicarles un año intenso”, dice.

-¿Por qué volvías a trabajar?
“Porque soy una persona muy vital, no podría estar vitrineando, jugando bridge, pasarme todo el día en un gimnasio. A mí me gusta aportar, crear”.

Su tercer hijo la obligó a estar siete meses en cama y después del parto, le informaron que no podría tener más. “A los 27 años estaba partiendo; no estaba preparada psicológicamente para ello, es muy fuerte que te digan que no puedes tener más hijos. Pero te voy a ser muy honesta: si alguno de los tres hubiese sido mujer no estaríamos conversando de esto”.

-¿Por qué?
“Yo lloraba por una niña, no me imaginaba la vida sin una hija mujer. Uno se proyecta y me imaginaba que los nietos de una mujer iban a estar más cerca.
“Nos llevo 11 años estar listos, no es fácil adoptar cuando tienes hijos biológicos y todo el mundo nos decía pero para qué, viajen, aprovechen”.

Cuando el hijo mayor tenía 18 años llegó a la casa María José con sólo 14 días y después, Javiera de 4 meses de edad. “No elegimos nada y si los ves a los cinco juntos ellas no parecen adoptadas”, cuenta.

Cuando la Coté tenía dos meses de vida, Bernardita empezó a soñar con crear la fundación, se puso a estudiar y leer y se convenció de que no debía volver a trabajar, sino que tenía que hacer algo, que tenía que cambiar a la sociedad en su forma de mirar la adopción.

Vinculada a la Iglesia -porque con su marido preparaban a novios para el matrimonio- pensó que la fundación que quería levantar tenía que estar ligada al Arzobispado de manera que los católicos no sólo dijeran no al aborto, sino que dieran una respuesta a la madre con un embarazo no deseado. “Era un simple sueño, pero me sentía llamada; ahí entendí por qué no tuve una hija mujer”.

En noviembre de 1994 salió el decreto canónigo que le dio vida a la Fundación San José, que lleva el nombre del primer padre adoptivo de la historia cristiana.

-¿Cómo fue tu proceso?
“A la María José la tramité en la Fundación Chilena de la Adopción y a la Javiera directamente en tribunales; quería saber, conocer personalmente cómo los padres vivían el proceso.
“Uno se impacta, es increíble cuando te llaman por teléfono y te dicen que tienes que ir a buscar a tu hija. Hay un dolor de guata que no se olvida”.

En medio de la vorágine, Bernardita cuenta que sus mayores placeres están en salir con sus niñitas –“lo paso chancho”- y leer, a Sandor Marai por el momento, en el tiempo que le queda libre. También le dedica tiempo a sus seis nietos donde hay una sola mujer.

-Hoy tienes jornada completa.
“Cuando tenía a los niños chicos trabajaba hasta las cuatro y ahora con las niñitas lo hago hasta las 10. Tengo un sentimiento de culpa terrible.
“Hay que dedicarles tiempo, las voy a buscar cuando oscurece”.

Bernardita no puede evitar la chochera que siente por cada uno de sus hijos. Por el mayor que es médico o por María José, que va a ser la artista o deportista de la familia, o Javiera, la social.

“Mi familia es normal, pero hasta el día de hoy a ellos les preguntan cómo es tener un hermano adoptado. Miro para atrás y no puedo creer que la Coté va a dar la PSU”, confiesa.

Entre sus secretos guarda su deseo de ver publicado el libro que escribe con toda la experiencia vivida al frente de la Fundación. Afirma que le ha sido súper difícil porque, si bien lleva un diario de vida, ha vuelto a experimentar, a revolver, todas las emociones desde un principio. “Es un libro lento”, explica.

-¿Qué más te mueve?
“Tengo dos preocupaciones. En esta fundación se ha trabajado tanto que no puede morir y mi sueño es que el próximo directorio sean hijos adoptivos de ella. También me duelen las mujeres que dan sus hijos porque son injustamente criticadas y ellas son tremendamente generosas.
“Y quiero que mis hijas sean felices”.

-¿No es eso algo que quieren todos los padres para sus hijos?
“Sí, pero con mis hijos hombres no es tema, ellas tienen un handicap en contra porque en esta sociedad todavía hay discriminación frente a los niños adoptados. Tengo esa angustia, pero nunca me he arrepentido”.

Y se ve que es verdad; optimista, Bernardita dice que cuando llora lo hace a concho –“el mejor lugar es manejando, con anteojos”- y que cuando la supera el estrés no hay nada mejor que irse a la casa Belén y tomar una guagua en brazos.
Responder
#13
Este es un Estudio muy interesante, bastante largo asi que lo ideal es imprimirlo.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#14
anoche salió un reportaje en las noticias de canal 13 sobre la adopción, bien bueno, con hartos testimonios.
Responder
#15
Miren lo que apareción en las últimas noticias de hoy.

[Imagen: lunadopcion.jpg]
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#16
Una consulta, ella dice que mas adelante quiere tener hijos biológicos mmmm por lo que he leido aca, uno no tiene que tener cerrado ese camino para poder adoptar??? .. o por ser ella famosa le hace el asunto mas facil?
Responder
#17
Ella fue guardadora de bebes mientras llegaban sus padres adoptivos, a lo mejor por eso le dieron mas opciones, por que si es por ser famosa lo encuentro ultimo.....
Responder
#18
Y a esta no le han dicho que el hijo que espera también será propio?..dice "mas adelante quiero tener hijos.." no me gusto la entrevista, me dá lo mismo que sea "famosilla" y soltera pero debería tener un poco mas clara las cosas..:refuse:
Responder
#19
"mas adelante quiero tener hijos"... espero que sea una mala interpretación del periodista y que haya obviado la palabra biológicos, porque ella si todo va bien VA A SER MAMÁ...
Responder
#20
Voy a meterme en un tema un tanto complejo, aunque no tengo mucho tiempo, creo que es necesario hacer la acotación …….. En primer lugar respecto a la entrevista, lo primero que pensé cuando ella dice “más adelante quiero tener hijos”, es que quiso decir “más adelante quiero parir hijos”, quizás esta mujer se equivoco en el lenguaje, quizás no es tan docta ni estricta en el uso del vocabulario como lo son aquí en el foro …….. pero lo que tengo claro, es que no se puede atacar a la primera ….. si bien es cierto, muchas veces se le pide rigurosidad a distintas personas que se expresan mal respecto del tema de la adopción, no es menos cierto que las personas que tienen esta capacidad (de usar muy bien el vocabulario) deben trabajar un poco el tema de la sensibilidad y no tomarse tan a pecho estos errores.

Todo lo anterior se fundamenta en que en variadas ocasiones he percibido mucha dureza en algunos comentarios, en respuesta a personas que se expresan mal con el tema de la adopción y creo que no es necesario …….. varias veces lo pensé y no escribí, porque me daba la impresión que no valía la pena, ya que cuando se esta en otro paradigma es muy difícil ver otros puntos de vista, además uno tiende a tomar el camino más fácil y este es “no entrometerse” …….. pero hoy creo que a alguien le sonará interesante este punto de vista y quizás lo digiera un poco más y piense que como hay algunos que tienen que “trabajar el vocabulario”, habrá otros que tendrán que “trabajar la sensibilidad”.

En este caso puntual desde mi perspectiva, una mujer soltera, que oficia de cuidadora, que piensa en adoptar, debe tener un corazón bastante grande y generoso, es más podría pensar que más que el mío, porque aunque no soy una mala persona, hoy por hoy no he tenido actos como ese. No tengo idea quien es, ni que hace, sé que es de la tele, pero a la primera lectura, creo que tiene sus meritos.

Bueno, estuve filosofando una vez más, cariños a todas, Alex.
Responder
#21
Bueno entiendo perfecamente la postura de Alex, pero insisto en mi pregunta por ser ella famosa le hacen el asunto mas facil?, porque se de casos de personas solteras que llevan años esperando adoptar y les dan prioridad a las parejas.

Ahora se supone que hay que tener cerrado el tema de tratamiento o cosas asi para poder adoptar o yo como soltera puedo ir a inscribirme y adoptar sin cerrrar el tema infertilidad o queriendo tener hijos biologicos mas adelante?
Responder
#22
Sin duda fue tema de regsistro del periodista.

Ella fue guardadora en la Fundación Chilena de la Adopción, y por asunto de transparencia optó por hacer trámites de adopción como soltera en el Sename. Si su testimonio sirve para incentivar la adopción de niños mayores ¡MARAVILLOSO!

Pero hay que recordar que -como sabemos- quienes finalmente deciden son los Tribunales, y no la institución.
Cariños!
Responder
#23
Por lo que entiendo a quienes pensamos en adoptar, no nos dicen que tengamos cerrado el tema de la maternidad biologica lo que si nos piden es que no se den en paralelo, (tratamientos de fertilidad con tramites de adopción ) . Nosotros fuimos super claros y dijimos por el momento no pensamos en un invitro pero si nos pica el bichito mas adelante quien sabe?, se de casos que han tenido hijos biologicos, e hijos que fueron adoptados y todos felices comiendo perdices.
Si no me equivoco no sale en la ley que sea necesario tener problemas de infertilidad para adoptar.
cariños karin
Responder
#24
Exacto......................
Cariños!
Responder
#25
Alex escribió:En este caso puntual desde mi perspectiva, una mujer soltera, que oficia de cuidadora, que piensa en adoptar, debe tener un corazón bastante grande


Alex, para adoptar no necesitas tener un corazón grande, para adoptar sólo necesitas el deseo de ser madre. La adopción no es un acto de caridad.Confusedmileflower:
Responder
#26
Lorena precisamente de eso es lo que hablo, de ser más tolerante, puede que no haya ocupado las palabras precisas y tengo muy claro que la adopción no es un acto de caridad ¿alguien podría no tenerlo claro?, entonces no es necesario el comentario ........ Por otra parte, yo vivi mucho tiempo con un tremendo deseo de ser madre y en su momento no opte por la adopción (digo en su momento porque a futuro no sé que decisión tomaría) ¿te das cuenta que para algunas no es tan simple como sólo desear ser madre?, En definitiva, tolerancia es la consigna.

Cariños, Alex.
Responder
#27
Es que sabes lo que pasa, Alex, con la tolerancia? Que puede confundirse con el quedarse impávido siempre a lo que puede cambiarse. Todas esas sutilezas del lenguaje que nosotras criticamos por estos lados, no son por falta de tolerancia, sino porque consideramos que pequeños detalles pueden hacer un mundo de diferencia.
Acá, estamos empeñadas y seguras de poder provocar un cambio. Tenemos la convicción de que si nos esforzamos en que quienes nos rodean se expresen, teniendo siempre presente estas sutilezas, podemos generar un cambio importante. Es decir, aspiramos a que quienes nos rodean, se contagien con nuestra sensibilidad, respecto de lo que se piensa y se opina en temas relativos a la adopción.
Si bien, la tolerancia para ti que no vives desde la adopción es la consigna; para nosotras, desde dentro, y que vivimos el tema cada día, y que estamos esperanzadas en que para TODOS sea un tema natural, la consigna es la sensibilidad ante estas sutilezas, se entiende?
Responder
#28
Lo más probable es que el periodista escribió lo que quiso.. sobre todo teniendo en cuenta el diario que es.
Si la Bárbara Rebolledo fue guardadora, conoce bien el tema....

Y sobre las sutilezas que no son sutilezas... estoy totalmente de acuerdo con Lorena... es el discurso que siempre hemos tenido en el foro... y hemos sembrado en hartas personas!!!
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#29
Alex para las personas que estamos dentro de la adopcion son super importante esos detalles, no por que seamos mas sencibles a las palabras, sino por que como dice la Lorena queremos aportar un grano de arena para que la adopcion se viva en forma natural
Responder
#30
Además, antes dice "los hijos son los hijos"....
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#31
Anoche me fui a casa del trabajo y después no prendí computador..... pero me quedo dando vuelta el tema.

A ver, ya estamos de acuerdo en algo, definitivamente concuerdo con Lorena, Brujita y Mayfe respecto a la importancia de provocar cambios y de que hay que tener cuidados en las sutilezas, ahora vamos al problema que yo vislumbro "La Forma" a mi parecer (puedo estar equivocada o no) en algunos casos en esto de provocar el cambio aquí en el foro, hay una tremenda dureza y agresividad, lo cual realmente no comparto, podrán decir que soy delicada, pero es cosa de hacer un poco de memoria respecto a ciertas discusiones pasadas y en estos casos creo que la forma no es la apropiada, muchas veces pensé que era más fácil pasar por la vereda de al frente y no meterse, pero como dije en el primer post "en variadas ocasiones he percibido mucha dureza en algunos comentarios" y creo que era importante hacerlo notar. Además es importante mencionar que esta "Forma" no se da sólo en el caso de Adopción, creo que es un parámetro que se repite en otros temas y eso, desde mi perspectiva habla de tolerancia y creo debería cambiar.

Ahora bien, por otra parte que importancia tienen los juicios que uno se forma, Lorena, estoy más cerca del tema de la adopción de lo que te podrías imaginar y lo he vivido con una tremenda naturalidad, bueno eso.

Finalmente, creo que el tema no da para más, estoy de acuerdo con ustedes en algunos puntos y expuse aquellos en los cuales creo que se debe poner atención, así que ¿que más?, cariños a todas, de corazón.
Responder
#32
Alex... porque estos son temas valóricos.. porque este foro es muy visitado, porque sabemos que estamos abriendo camino, porque sabemos que nos monitorean de instituciones gubernamentales, porque sabemos que ayudamos a crear opinión, y porque llevamos casi 6 años online... tenemos un discurso que hemos creado desde la propia experiencia.
Sí, a veces es duro... pero es porque tenemos claro que puede venir después, si dejamos pasar ciertas cosas.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#33
Exactamente. Es parámetro que se repite y se repetirá. No estamos hablando de cosas que no tienen consecuencias. Son todos temas valóricos que -respetando la diversidad de psoturas y enfrentamiento de todos los participantes- se deben resaltar.

En lo que se refiere a adopción, el tema al cual soy más sensible, acá efectivamente hacemos acogida, apoyo. Pero también entregamos información, y apostamos a contribuir a educar a la comunidad. La claridad a veces se confunde con poca tolerancia, quizás. Personalmente creo no ser intolerante... no obstante, prefiero que alguien emita ese juicio acerca de mis dichos, que ser poco clara Wink.

Por eso, por ejemplo, sin duda las cosas que escriben peridositas hay que tomarlas con calma... probablemente no son necesariamente las que dijo el entrevistado (c'est la vie), pero ello no obsta, que contextualizando, igual se haga la observación que corresponde.
Cariños!
Responder
#34
He mirado esta conversación desde fuera y me gustaria aportar mi grano de arena como una mama biológica que siempre se ha planteado la adopción como una via para ser madre (desde antes de mi embarazo)

Antes de llegar al foro nunca habia conocido papas del corazón y por ende, el tema, pese a que siempre ha sido tema para mi no lo manejaba y se me hacia muy "lejano". Tenia ideas vagas de como se desarrolla el proceso y el uso del vocabulario no lo manejaba, lo que me producia cierta incomodidad, ya que siempre me planteaba el como comunicarme sin pasar a llevar a nadie y el dia que se me presentara la oportunidad (que aun no lo descarto) de ser mama por esta via, como utilizarlo para no "quemarme solita en la hoguera"

Una de las cosas mas lindas que he encontrado en este foro es descubrir como nosotros como comunidad podemos aportar a los procesos de estos padres e hijos con cosas tan simples como lo son aprender a expresarnos sin herir los sentimientos ni producir comezón.

Existe una diferencia muy grande al decir: es adoptado a decir fue adoptado..., ya esa pequeña diferencia muestra como ese niño es parte de su familia y no un ente separado o distinto de esta...

Me ha tocado leer muchas veces aqui que chicas hablan de la generosidad de estos padres para adoptar un niño (debes tener un gran corazón para adoptar o frases como esta), y ese es otro tema que aun como sociedad no logramos procesar: la adopcion no es un acto de generosidad, es un acto de amor mutuo, de padres y sus hijos para crear familia.

Creo que no es un tema de ser duros o pesados, se trata de crear conciencia que usar mal las palabras o verter una opinion de ese tipo puede herir muchisimos a quienes han logrado ser papas o a quienes estan en vias de... ya que como lo veo yo, es una forma de causar daño por el sólo hecho de no informarse o no colocarse en el lugar de los padres ni un sólo momento.

No cuesta nada integrar la adopción como una via tan natural de hacer familia como lo es la concepción de un BB, sólo es necesario quitarnos ciertos prejuicios y exigir que quienes son los grandes comunicadores de nuestra sociedad (en este caso los periodistas, líderes de opinión, etc.) aprendan a utilizar el lenguaje correctamente, sin provocar discusiones.

Yo no tengo duda de que la Srta. Rebolledo será una maravillosa mamá, y que queria decir que no descarta en el futuro volver a ser mama por la via biológica, lo que discuto es que el periodista utilice mal el lenguaje y edite a su antojo una entrevista que podria tener un trasfondo maravilloso para la integracion de familias mononucleares por la via de la adopción.
Responder
#35
Recuerdo que en mis primeras charlas en el sename,,escuche el nombre de Barbara...y la reconoci estaba atras en un muy bajo perfil, muy sencilla.
y el ultimo dia de charla nos toco trabajar en grupo con ella, y me reconoci en ella, yo tambien pensaba como ella si hubiese estado soltera y sabia que no podria tener hijos queria seguir esta opcion...ella fue muy clara y prescisa, tiene amor y entrega..yo le creo
Ahora siento que el periodismo hoy en dia no refleja para nada valores solo, quiere escandalos, por lo que solo hay que rescatar lo positivo, el ayudarnos, el querer amar a otro, el cuidar, entregar valores una vida mutua de crecimientos eso...
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Articulos de prensa pertinentes lorena 3 12.633 19th May 2008, 16:16
Último mensaje: lorena

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)