Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Ley de adopción vigente
#1
BRUJITA
Escrito el: 25 - Mayo - 2006 a las 14:34


¿QUÉ ES LA ADOPCIÓN?


La adopción es una manera distinta de formar una familia, al recibir como hijo(a) propio(a), a un(a) niño(a) que no lo es biológicamente.
Su objetivo es velar por el interés superior del niño(a) adoptado(a) y amparar su derecho a vivir y desarrollarse en el seno de una familia que le brinde afecto y le procure los cuidados tendientes a satisfacer sus necesidades espirituales y materiales, cuando ello no le pueda ser proporcionado por su familia de origen.


LEYES QUE REGULAN LA ADOPCIÓN

En Chile la adopción es regulada por la Ley Nº 19.620 del 5 de agosto de 1999, que entró en vigencia el 27 de octubre de ese año; por su Reglamento, DS Nº 944 de 1999 del Ministerio de Justicia, vigente desde el 18 de marzo de 2000; y por la Convención sobre Protección del Niño y Cooperación en Materia de Adopción Internacional (Convención de La Haya, promulgada como ley en nuestro país el 4 de octubre de 1999). La citada Ley 19.620 consagra un solo tipo de adopción, que confiere al adoptado(a) el estado civil de hijo(a) respecto del o de los adoptantes, con todos los derechos y deberes legales, y extingue los vínculos del adoptado(a) con su familia de origen. Sólo para efectos del procedimiento aplicable, la ley distingue entre la adopción constituida por personas residentes en Chile (Adopción Nacional) y aquélla constituida por personas no residentes en el país (Adopción Internacional).

¿QUIÉNES PUEDEN ADOPTAR?

La Ley Nº 19.620 establece el siguiente orden:

a) Cónyuges chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile, que cumplan los requisitos legales.
b) Cónyuges chilenos o extranjeros no residentes en Chile, cuando no existan matrimonios residentes en el país interesados en adoptar al niño(a) de quien se trate.
c) A falta de las personas citadas en la letra a y b, pueden postular las personas solteras
o viudas chilenas con residencia permanente en Chile. En consecuencia, la adopción
internacional no procede respecto de personas solteras, divorciadas o viudas.

¿QUÉ REQUISITOS SE DEBEN CUMPLIR PARA ADOPTAR?

a) Los solicitantes deben ser mayores de 25 y menores de 60 años. Sin embargo, el juez ante el cual se tramite la adopción puede rebajar tales límites por motivos fundados o no exigirlos en caso que uno de los adoptantes fuese ascendiente por consanguineidad del adoptado (ej. padre, madre o abuelo/a).
b) Que haya una diferencia mínima de 20 años con el adoptado, aplicándose al respecto las mismas excepciones señaladas en la letra a.
c) Que hayan sido evaluados como física, mental, psicológica y moralmente idóneos por
el Sename o por alguna institución acreditada ante este organismo.
d) Los cónyuges deben tener dos o más años de matrimonio, salvo que uno o ambos sean infértiles, caso en que no se exige tal plazo.

¿QUÉ NIÑOS Y NIÑAS PUEDEN SER ADOPTADOS/AS?

Desde el punto de vista legal, pueden ser adoptados los niños o niñas menores de 18 años:

a) Cuyos padres no se encuentren capacitados o en condiciones de hacerse cargo responsablemente de él o ella y que expresen su voluntad de entregarlo en adopción ante el juez competente.
b) Que sean descendientes consanguíneos de uno de los adoptantes.
c) Que hayan sido declarados susceptibles de ser adoptados por resolución judicial, cuando el padre, la madre o las personas a quienes se haya confiado su cuidado se encuentren en una o más de las siguientes situaciones:

- Inhabilitados física o moralmente para ejercer su cuidado personal.
- No le proporcionen atención personal, afectiva o económica durante 6 meses, si se trata de un(a) niño(a) mayor de 2 años; durante 3 meses si es menor de esa edad, y durante 45 días si su edad es inferior a 6 meses.
- Lo (a) entreguen a una institución pública o privada de protección de niños o a un tercero, con ánimo manifiesto de liberarse de sus obligaciones legales, entendiéndose por ello cuando la mantención del niño a cargo de la institución no obedezca a una causa justificada o no lo visiten, por lo menos una vez, durante los plazos señalados precedentemente.


Desde el punto de vista psico-social los niños y niñas susceptibles de ser adoptados presentan generalmente las siguientes características:

· Lactantes sanos o con necesidades especiales, producto de embarazos no deseados.
· Recién nacidos abandonados en la vía pública que, por esta condición, requieren de un
procedimiento judicial previo a la adopción más prolongado, lo que no hace posible una entrega inmediata de él sus futuros padres adoptivos.
· Niños y niñas pequeños (menores de dos años), abandonados o cedidos por sus madres biológicas, sanos o con antecedentes de enfermedades recuperables, propias de este grupo etario.
· Niños y niñas mayores de dos años, sanos o con antecedentes de enfermedades propias de la edad, institucionalizados tempranamente y con significativas carencias afectivas producto del abandono prolongado, por lo que requieren de una preocupación especial por parte de sus padres adoptivos con el fin de suplir la deprivación socioemocional que
presentan.
· Niños y niñas sanos, con antecedentes mórbidos familiares como por ejemplo, progenitores con limitación intelectual, problemas psiquiátricos, emocionales, adictos al alcohol o a otras drogas, etc.
· Niños con necesidades especiales, entre los que se encuentran:
a) Lactantes o niños mayores con retraso en su nivel de desarrollo psicomotor por falta de estimulación ambiental y/o de atención personalizada.
b) Lactantes o niños mayores con enfermedades más complejas que requerirán tratamientos médicos más especializados de mediano o largo plazo.
c) Lactantes o niños mayores con minusvalías físicas y/o sensoriales.
d) Niños mayores de dos años con problemas de conducta y/o emocionales, producto de experiencias negativas tempranas, como maltrato en sus diversas formas, falta de cuidado apropiado o abandono por parte de los adultos responsables de su crianza.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#2
BRUJITA

Escrito el: 25 - Mayo - 2006 a las 14:38


¿DÓNDE SE PUEDE ACUDIR PARA INICIAR EL PROCESO DE ADOPCIÓN?

Según la Ley Nº 19.620, sólo pueden intervenir en programas de adopción el Sename o los organismos acreditados ante él.
En consecuencia, los interesados en adoptar pueden acudir al Servicio, a través de sus Direcciones Regionales (ver Direcciones Regionales) o a los siguientes organismos acreditados:

a) Fundación Chilena de la Adopción.
Viña del Mar Nº 050, Providencia. Fono : 6652139 - 6652150.
b) Fundación San José para la Adopción Familiar Cristiana. Las Condes Nº 9.700, comuna
de Las Condes. Fono: 2248361 - 2248738.
c) Instituto Chileno de Colonias y Campamentos y Hogares de Menores. Argomedo Nº
2230, Quinta de Tilcoco. Sexta Región. Fono: 72 - 541271.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROGRAMA DE ADOPCIÓN DEL SENAME?

De acuerdo a la Ley Nº 19.620 se define al programa de adopción como el conjunto de actividades tendientes a procurar al niño o niña una familia responsable, las cuales deben ser realizadas a través de profesionales expertos y habilitados en el área de la adopción, comprendiendo principalmente el apoyo y la orientación a la familia de origen del niño(a),
la recepción y el cuidado de éste(a), la evaluación técnica de los solicitantes y su preparación como familia adoptiva.
Consecuentemente con lo indicado, el Programa de Adopción del Sename abarca un conjunto de actividades psicosociales y jurídicas desarrolladas por profesionales especializados en el tema, dirigidas a brindar una familia a los niños y niñas que carecen de ella. Esta labor se realiza a través de los siguientes tres subprogramas que contempla
la ley:

a) De apoyo y orientación a la familia de origen del niño(a), cuyos objetivos son:

- Brindar orientación y atención profesional integral y sin ningún tipo de discriminación a la familia de origen del niño(a), que enfrenta un conflicto en el ejercicio de su rol y/o ha manifestado su intención de cederlo en adopción. Se trata de que esta familia pueda decidir de manera informada y con el mayor grado de conciencia y autonomía posible respecto al futuro de su hijo(a).
- Apoyar a la madre y/o familia de origen que ha decidido ceder a su hijo(a) en adopción, a través de una atención social, psicológica y legal que le permita asumir de la mejor forma posible las consecuencias de su decisión.
- Proporcionar apoyo social y psicológico a la madre biológica y/o familia de origen que ha decidido asumir el cuidado y protección de su hijo(a), en coordinación con los demás organismos de la comunidad que puedan contribuir a la consecución de este objetivo.

b) De recepción y cuidado del niño(a), cuyos objetivos son:

- Proporcionar atención integral al niño(a) susceptible de ser adoptado, con el fin de garantizar su bienestar. Si procede, se pone especial énfasis en la superación de las carencias afectivas, físicas, psicomotoras y nutricionales del niño (a).
- Evaluar la situación biopsicosocial y legal del niño(a), para determinar su adoptabilidad y procurarle la familia más adecuada a sus características y necesidades o, en su defecto, buscar una solución definitiva al problema que lo afecta.

c) De evaluación técnica de los solicitantes y su preparación como familia adoptiva, cuyos objetivos son:

- Brindar al niño(a) una alternativa de familia capaz de garantizarle un adecuado desarrollo integral, como asimismo un cálido ambiente familiar, en el cual pueda encontrar la seguridad emocional que requiere, de modo de sentirse aceptado(a) y querido(a) tal cual es, con su historia familiar, características y necesidades.
- Evaluar técnicamente a los postulantes desde el punto de vista social, psicológico, moral y de salud, con el fin de acreditar su idoneidad para desempeñar el rol de padres adoptivos.
- Brindar asesoría y apoyo a los postulantes declarados idóneos para ejercer la paternidad adoptiva, en la etapa previa y posterior a la adopción.

PROCEDIMIENTO DE POSTULACIÓN A LA ADOPCIÓN NACIONAL

En el caso del Sename, los interesados pueden comunicarse telefónicamente con la Unidad de Adopción de la región de residencia, con el fin de solicitar una entrevista con una o un asistente social. Dependiendo de la demanda existente, en algunas unidades regionales se realizan charlas mensuales para dar a conocer el procedimiento aplicable. A quienes decidan postular por intermedio del Servicio se les atiende luego a través de una entrevista individual.
Si de esta entrevista resulta que él o los interesados reúnen las condiciones básicas para postular a la adopción, se les solicitan diversos antecedentes destinados a evaluar su idoneidad. En este sentido, según lo previsto por el artículo 10º del Reglamento de la Ley Nº 19.620, cada Programa de Adopción debe exigir, a lo menos, los siguientes antecedentes:

a) Fotografías recientes del (los) postulante (s).

b) Certificados de nacimiento del (los) solicitante (s) y de matrimonio, cuando corresponda.

c) Informe de familia, destinado a evaluar las condiciones socio-económicas, familiares y morales del (los) solicitante (s).

d) Informe sicológico destinado a evaluar la idoneidad del (los) postulante (s) para asumir funciones parentales.

e) Certificados de salud física y antecedentes médicos relativos a su infertilidad, cuando corresponda.

f) Antecedentes sobre la capacidad económica del (los) postulante (s).

g) Certificado de antecedentes para fines especiales del (los) solicitante (s).

h) Cartas de parientes cercanos y personas conocidas que den cuenta de la aceptación del proyecto de adopción del (los) solicitante (s) y acrediten su honorabilidad.

i) Autobiografías del (los) postulante (s).

Es preciso considerar, especialmente en lo que se refiere a los informes de familia y psicológico, que constituyen los principales antecedentes a evaluar, que éstos requieren ser efectuados por profesionales especializados en el tema, por lo que en ningún caso resulta recomendable que los postulantes pretendan “adelantar gestiones” realizando tales informes por su cuenta. Cabe señalar que toda la documentación tiene un periodo de vigencia determinado.
Una vez presentada la documentación requerida y, en la medida que ésta los declare idóneos, los solicitantes son considerados formalmente como postulantes a la adopción y son ingresados a los registros que el Servicio lleva por disposición legal. Cuando los postulantes son considerados como alternativa de familia para un(a) niño(a) que ha sido previamente declarado susceptible de ser adoptado(a), se le proporcionan todos los antecedentes disponibles, de modo que evalúen si desean asumir su cuidado con fines de adopción. En caso afirmativo, son propuestos formalmente al Tribunal Proteccional competente, el cual, si lo estima, les confía el cuidado del niño(a) como medida de protección, debiendo los interesados a continuación solicitar la adopción del niño(a) ante el Tribunal de Menores correspondiente a su domicilio.
Al otorgar el tribunal la adopción mediante la sentencia respectiva los adoptantes son facultados para requerir del Servicio de Registro Civil e Identificación una nueva inscripción de nacimiento del adoptado(a) como su hijo(a), cancelándose la inscripción original, produciendo la adopción todos sus efectos legales desde la fecha de dicha inscripción. Por último, cumplida dicha inscripción, el expediente en que se tramitó la adopción queda bajo la custodia del Jefe del Archivo General del Servicio de Registro Civil e Identificación y sólo será posible tener acceso a tales antecedentes previa autorización judicial.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#3
BRUJITA
Escrito el: 25 - Mayo - 2006 a las 14:39



PROCEDIMIENTO DE POSTULACIÓN A LA ADOPCIÓN INTERNACIONAL

Respecto al procedimiento de postulación a la adopción internacional es preciso distinguir que:

a) Si el matrimonio solicitante reside en un país que ha ratificado la Convención sobre Protección del Niño y Cooperación en Materia de Adopción Internacional (Convención de La Haya), debe tomar contacto previamente con la autoridad central de donde reside o con algún organismo debidamente acreditado por aquella, de modo de cumplir con las condiciones y procedimientos establecidos por su legislación y ser declarados idóneos o autorizados para adoptar un(a) niño(a) chileno(a).

Los solicitantes deben reunir también los requisitos que contempla la legislación chilena señalados anteriormente (edad, diferencia de edad y tiempo de matrimonio) y obtener en su país de residencia los antecedentes que se indican a continuación, según lo prescrito por los artículos 31 y 32 de la Ley Nº 19.620:

a) Certificado de nacimiento de los solicitantes. b) Certificado de matrimonio de los solicitantes.
c) Certificado expedido por el cónsul chileno de profesión u honorario, si lo hubiere, en que conste que los solicitantes cumplen con los requisitos para adoptar según la ley de su país de residencia o, en su defecto, otro instrumento idóneo que permita al tribunal formarse esa convicción.

d) Certificado de la autoridad de inmigración del país de residencia de los solicitantes en que consten los requisitos que el menor adoptado debe cumplir para ingresar al mismo.

e) Certificado autorizado por el organismo gubernamental competente del país de residencia de los solicitantes, si lo hubiere o, en caso contrario, otro instrumento idóneo en que conste
la legislación sobre adopción vigente en aquel país, con especial énfasis en los efectos que produce la adopción entre adoptantes y adoptado, la forma en que opera en ese país
el reconocimiento de una sentencia de adopción otorgada en Chile y la adquisición y pérdida de la nacionalidad del futuro adoptado.

f) Informe social favorable emitido por el organismo gubernamental o privado acreditado que corresponda del país de residencia de los solicitantes, si lo hubiere, o en su defecto otros antecedentes que acrediten esta materia a satisfacción del tribunal.

g) Certificados que comprueben, a satisfacción del tribunal, la salud física, mental y psicológica de los solicitantes, otorgados por profesionales competentes del país de residencia.

h) Antecedentes que acrediten la capacidad económica de los solicitantes.

i) Fotografías recientes de los solicitantes.

j) Tres cartas de honorabilidad de los solicitantes, otorgadas por autoridades o personas relevantes de la comunidad de su país de residencia.

Es preciso considerar que, en atención a que la adopción internacional sólo procede cuando no existen matrimonios chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile interesados en adoptar, las postulaciones provenientes del extranjero sólo podrán ser acogidas en la medida que se refieran a niños y niñas que no puedan ser adoptados en Chile. Ello normalmente ocurre cuando se trata de niños (as) con una edad superior a los tres años.
La documentación señalada es remitida generalmente por la autoridad central u organismo acreditado a través del cual postulan al Sename que es, a su vez la autoridad central chilena en materia de adopción internacional. Para tales efectos, los antecedentes son enviados generalmente a la Dirección Nacional de Servicio, salvo que los solicitantes tengan alguna preferencia por una región determinada del país, caso en el cual pueden ser remitidos a la dirección regional respectiva.
Sin perjuicio de lo anterior, los interesados también pueden elegir postular por intermedio de algún organismo chileno debidamente acreditado.
Una vez recibida la documentación se procede a evaluar la idoneidad de los solicitantes desde el punto de vista físico, mental, psicológico y moral, iniciándose entonces su postulación formal, para cuyos efectos son incorporados a los registros de postulantes a adopción que el Servicio lleva por disposición legal.
Cuando se selecciona un matrimonio residente en el extranjero para un niño previamente declarado susceptible de ser adoptado, se le comunica la pre-asignación por intermedio de la autoridad central u organismo acreditado a través del cual están postulando o directamente, según lo prescriba su legislación, y se les remite un informe integral relativo
al niño(a), con el objetivo de que evalúen si están dispuestos a adoptarlo(a).
Si es así, mediando la aceptación de las autoridades centrales de ambos países, se inicia el proceso de adopción. Éste culmina con la sentencia que, al otorgar dicha medida, ordena la inscripción del niño(a) como hijo(a) de los adoptantes y la cancelación de su inscripción de nacimiento original.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#4
BRUJITA
Escrito el: 25 - Mayo - 2006 a las 14:41


SANCIONES QUE CONTEMPLA LA LEY EN MATERIA DE ADOPCIÓN.

La Ley de Adopción contempla diversas conductas delictivas, las que son sancionadas con penas privativas de libertad y multas. Es así como se sanciona:

a) Al funcionario público que revele antecedentes que según la ley son reservados o permita que otro lo haga, así como a toda otra persona que revele tales antecedentes, teniendo conocimiento de su carácter de reservados.
b) Al que con abuso de confianza, ardid, simulación, atribución de identidad o estado civil u otra condición semejante, obtuviere la entrega de un niño(a) para sí, para un tercero o para sacarlo del país, con fines de adopción.
c) Al que solicite o acepte recibir cualquier clase de contraprestación por facilitar la entrega de un(a) niño(a) en adopción, excepto tratándose de servicio profesionales que se presten durante el curso de los procedimientos que la ley señala.

En los casos de las letras b) y c), las penas se aumentan si el delito es cometido por autoridad, empleado público, abogado, médico, matrona, enfermera, asistente social o por la persona a quien se hubiere confiado el cuidado del niño, cuando las conductas sancionadas se ejecuten abusando de su oficio, cargo o profesión.
En todo caso, frente a cualquier aparente irregularidad de que se tome conocimiento es posible tomar contacto con la Unidad de Adopción del Sename que corresponda al domicilio de la persona afectada y/o interesada, con el fin de que se le brinde orientación y, si fuera procedente, se inicien las acciones pertinentes.


FORMAS INADECUADAS O IRREGULARES DE TENER ACCESO A UN(A) NIÑO(A) CON FINES DE ADOPCIÓN

Con frecuencia se sabe de casos de personas que asumen de hecho el cuidado de un(a) niño(a), normalmente producto del contacto directo establecido con la madre biológica, quien lo(a) entrega con fines de adopción. Sin embargo, ello reviste severos riesgos tanto para el niño(a) como para quien se hace cargo de él (ella), porque se generan vínculos afectivos mutuos, pero mientras no se declare la susceptibilidad de adopción por el tribunal competente, la madre puede arrepentirse de su decisión inicial y recuperar al niño(a). También podría presentarse algún otro miembro de la familia de origen del niño(a) y reclamar los derechos preferentes que podría tener respecto a él.
Asimismo, como quien recibe de hecho al niño(a) no ha sido previamente evaluado como idóneo para adoptarlo, para poder solicitar esa medida debe someterse a la evaluación de algún Programa de Adopción -como lo señala la ley respectiva- y podría ocurrir que resultaren contraindicado. En tal caso, podría requerirse la intervención del tribunal competente con el fin de instar el retiro del niño(a) de su cuidado para protegerlo adecuadamente. Lo mismo podría suceder si tales personas no cumpliesen los requisitos legales para adoptar.


ACREDITACIÓN DE INSTITUCIONES INTERESADAS EN DESARROLLAR UN PROGRAMA DE ADOPCIÓN.

Como la Ley Nº 19.620 señala que sólo pueden intervenir en programas de adopción el Sename o los organismos acreditados ante éste, en la misma normativa se contemplan diversas disposiciones al respecto. El procedimiento de acreditación es regulado por el Reglamento de la aludida ley.
De acuerdo a la normativa referida, en el caso de organismos nacionales interesados en acreditarse, debe tratarse de corporaciones o fundaciones que tengan entre sus objetivos la asistencia o protección de menores de edad, demuestren competencia técnica y profesional para ejecutar programas de adopción y sean dirigidas y administradas por personas de reconocida idoneidad en la materia, cualificadas por su formación o experiencia, preferentemente en el tema de la adopción o en el trabajo con niños. Además, requieren contar con un equipo profesional multidisciplinario especializado, de las áreas social, psicológica y jurídica.
En cuanto a la solicitud de acreditación, ésta debe ser presentada por escrito, ante la Directora Nacional del Sename, acompañada de la documentación exigida por el artículo 16 del Reglamento de las Ley Nº 19.620. En este sentido, es posible tomar contacto con la respectiva Unidad de Adopción del Servicio, con el fin de obtener el detalle de tal
documentación.
Una vez presentada la solicitud, la Dirección Nacional tendrá un plazo de 30 días para resolver, pudiendo requerir que la información proporcionada por parte de la misma entidad o de otros organismos públicos o privados sea complementada. En tales situaciones, el plazo se prorroga.
En todo caso, cuando ya se ha recibido la información complementaria, el Servicio debe pronunciarse dentro de 20 días, concediendo o denegando la acreditación. Si se denegara, el organismo podrá impugnar dicha decisión ante la Directora Nacional del Servicio, interponiendo en subsidio un recurso jerárquico ante el Presidente de la República, por intermedio del Ministerio de Justicia.
Los organismos acreditados quedan bajo la supervisión técnica de la dirección regional del Sename que corresponda, manteniendo la Dirección Nacional la fiscalización de los mismos.
Los organismos extranjeros que deseen obtener acreditación en Chile, en conformidad con lo dispuesto por la Convención Internacional sobre Protección del Niño y Cooperación en Materia de Adopción Internacional, para actuar como intermediarios en favor de matrimonios residentes en su país de origen que postulen a la adopción de niños chilenos, deberá tratarse de organismos sin fines de lucro, en las condiciones y dentro de los límites fijados por las autoridades competentes del Estado que lo haya reconocido o acreditado.
Además, deben ser dirigidos y administrados por personas cualificadas por su integridad moral y por su formación o experiencia para actuar en el ámbito de la adopción internacional y que estén sometidos al control de las autoridades competentes de dicho Estado en cuanto a su composición, funcionamiento y situación financiera.
Tales organismos también deben presentar una solicitud escrita de acreditación ante la Directora Nacional del Servicio, adjuntando en su caso, la documentación que contempla el artículo 24 del Reglamento de la Ley Nº 19.620, debidamente legalizados y traducidos, pudiendo requerirse dicha información a cualquier unidad de adopción del Sename.
El procedimiento aplicable es básicamente el mismo previsto para los organismos chilenos, pero con mayores plazos debido a las distancias involucradas.


Servicio Nacional de Menores
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#5
Ley sobre Adopción 19.620
Actualizada co ley 19.658, publicada en el DO el día .

TITULO I
Disposiciones generales
Artículo 1º.- La adopción tiene por objeto velar por el interés superior del adoptado, y amparar su derecho a vivir y desarrollarse en el seno de una familia que le brinde el afecto y le procure los cuidados tendientes a satisfacer sus necesidades espirituales y materiales, cuando ello no le pueda ser proporcionado por su familia de origen.
La adopción confiere al adoptado el estado civil de hijo respecto del o los adoptantes en los casos y con los requisitos que la presente ley establece.
Artículo 2º.- La adopción se sujetará, en cuanto a su tramitación, a las normas establecidas en esta ley y, en lo no previsto por ella, a las de la ley Nº 16.618.
Artículo 3º.- Durante los procedimientos a que se refiere esta ley, el juez tendrá debidamente en cuenta las opiniones del menor, en función de su edad y madurez.
Si fuese menor adulto, será necesario su consentimiento, que manifestará expresamente ante el juez durante el respectivo procedimiento previo a la adopción, en relación con la posibilidad de ser adoptado, y en el curso del procedimiento de adopción, respecto de la solicitud presentada por el o los interesados. En caso de negativa, el juez dejará constancia de las razones que invoque el menor. Excepcionalmente, por motivos sustentados en el interés superior de aquél, podrá resolver fundadamente que prosiga el respectivo procedimiento.
Artículo 4º.- El Servicio Nacional de Menores y los organismos acreditados ante éste para los efectos de lo establecido en el artículo 6º en conformidad a las disposiciones que sean aplicables, podrán hacerse parte en todos los asuntos que regula esta ley, en defensa de los derechos del menor comprendido dentro de sus normas. Esta facultad podrá ejercerse hasta que surta efectos la adopción y, con posterioridad, sólo en relación con el juicio de nulidad de la adopción.
Artículo 5º.- El Servicio Nacional de Menores deberá llevar dos registros: uno, de personas interesadas en la adopción de un menor de edad, en el cual se distinguirá entre aquellas que tengan residencia en el país y las que residan en el extranjero; y otro, de personas que pueden ser adoptadas. El Servicio velará por la permanente actualización de esos registros.
La sola circunstancia de que un menor de edad que puede ser adoptado o un interesado en adoptar no figure en esos registros no obstará a la adopción, si se cumplen todos los procedimientos y requisitos legales.
Artículo 6º.- Podrán intervenir en los programas de adopción sólo el Servicio Nacional de Menores o los organismos acreditados ante éste.
La acreditación se otorgará únicamente a corporaciones o fundaciones que tengan entre su objeto la asistencia o protección de menores de edad, demuestren competencia técnica y profesional para ejecutar programas de adopción, y sean dirigidas por personas idóneas.
La concesión o denegación de la acreditación se dispondrá por resolución fundada del Director Nacional del Servicio Nacional de Menores, motivada en la concurrencia o ausencia de todos los requisitos señalados; la suspensión o revocación procederá en caso de ausencia o pérdida de alguno de los requisitos indicados.
La institución a la cual se deniegue, suspenda o revoque la acreditación podrá solicitar reposición ante el mismo Director, e interponer en subsidio recurso jerárquico, por intermedio del Ministerio de Justicia, ante el Presidente de la República, dentro del plazo de treinta días, contado desde que le sea notificada la resolución. Dicha solicitud deberá presentarse acompañando los antecedentes de hecho y de derecho que la fundamenten.

Artículo 7º.- El programa de adopción es el conjunto de actividades tendientes a procurar al menor una familia responsable. Estas actividades la realizarán el Servicio Nacional de Menores y los organismos acreditados ante éste a través de profesionales expertos y habilitados en esta área. Comprende principalmente el apoyo y la orientación a la familia de origen del menor, la recepción y el cuidado de éste, la evaluación técnica de los solicitantes y la preparación de éstos como familia adoptiva, a cuyo efecto les corresponderá acreditar la idoneidad requerida en el artículo 20 de esta ley.
Para estos efectos, se entiende por familia de origen los parientes consanguíneos a que se refiere el artículo 14 y, a falta de ellos, a quienes tengan bajo su cuidado al menor


TITULO II
De los procedimientos previos a la adopción

Artículo 8º.- Los menores de 18 años, que pueden ser adoptados, son los siguientes:
a) El menor cuyos padres no se encuentran capacitados o en condiciones de hacerse cargo responsablemente de él y que expresen su voluntad de entregarlo en adopción ante el juez competente.
b) El menor que sea descendiente consanguíneo de uno de los adoptantes, de conformidad al artículo 11.
c) El menor que haya sido declarado susceptible de ser adoptado por resolución judicial del tribunal competente, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 12 y siguientes.
Artículo 9º.- Tratándose de los menores a que se refiere la letra a) del artículo anterior, a más tardar dentro de los diez días siguientes a la declaración de voluntad de los padres o del padre o madre compareciente, el juez decretará una o más de las siguientes medidas, según corresponda:
1. Si sólo hubiere comparecido uno de los padres, ordenará que se cite personalmente al otro padre o madre para que concurra al tribunal, bajo apercibimiento de presumirse su voluntad de entregar al menor en adopción. La citación se reiterará por una vez en caso de no concurrencia, pero los plazos que se contemplen para las citaciones, en su conjunto, no podrán exceder de sesenta días contados desde la declaración que da inicio a este procedimiento. Vencido este término o habiéndose negado a concurrir al tribunal el padre o madre citado, será suficiente la sola declaración del compareciente.
Si el padre o madre no compareciente hubiere fallecido o estuviere imposibilitado de manifestar su voluntad, bastará también la declaración del otro.
2. Requerirá los informes que estime necesarios para acreditar fehacientemente que los padres del menor no se encuentran capacitados o en condiciones de hacerse cargo responsablemente de él. Al requerirlos, señalará el plazo dentro del cual deberán ser evacuados, que no excederá de treinta días.
3. Dentro del mismo plazo máximo señalado en el número anterior, oirá al Servicio Nacional de Menores cuando la gestión no sea patrocinada por ese Servicio o alguno de los organismos acreditados ante él.
El juez deberá resolver dentro de los treinta días siguientes a la realización de la última de las diligencias anteriores, si se cumplieren antes del vencimiento de los plazos señalados o, en todo caso, desde que ocurra esto último, prescindiendo de las que no se hayan evacuado.
Si no resolviere dentro de plazo, y la gestión estuviere patrocinada por el Servicio Nacional de Menores o un organismo acreditado ante éste, se entenderán comprobadas las circunstancias expresadas en la letra a) del artículo 8º. El secretario del tribunal certificará lo anterior, a solicitud verbal del interesado.
La resolución que declare que el menor puede ser adoptado o la correspondiente certificación, en su caso, será puesta en conocimiento del Servicio Nacional de Menores para los efectos previstos en el artículo 5°.
Artículo 10°.- El procedimiento a que se refiere el artículo anterior podrá iniciarse antes del nacimiento del hijo, siempre que sea patrocinado por el Servicio Nacional de Menores o un organismo acreditado ante éste. En tal caso, se efectuarán los trámites que correspondan, y sólo quedará pendiente la ratificación de la madre y la dictación de sentencia.
Dentro del plazo de treinta días, contado desde el parto, la madre deberá ratificar ante el tribunal su voluntad de entregar en adopción al menor. No podrá ser objeto de apremios para que ratifique y, si no lo hiciere, se la tendrá por desistida de su decisión.
Con todo, si la madre falleciere antes de ratificar, será suficiente manifestación de su voluntad de dar al menor en adopción la que conste en el proceso.
Ratificada por la madre su voluntad, el juez resolverá dentro de los quince días siguientes.
Artículo 11.- En el caso del menor a que se refiere la letra b) del artículo 8º, cuando uno de los cónyuges que lo quisieran adoptar es su padre o madre, y sólo ha sido reconocido como hijo por él o ella, se aplicará directamente el procedimiento previsto en el Título III.
Si el hijo ha sido reconocido por ambos padres o tiene filiación matrimonial, será necesario el consentimiento del otro padre o madre, aplicándose, en lo que corresponda, lo dispuesto en el artículo 9º.
A falta del otro padre o madre, o si éste se opusiere a la adopción, el juez resolverá si el menor es susceptible de ser adoptado de conformidad a los artículos siguientes.
Lo dicho precedentemente respecto de los padres se aplicará, asimismo, cuando uno de los cónyuges que quieren adoptar es otro ascendiente consanguíneo del padre o madre del menor
Artículo 12.- Procederá la declaración judicial de que el menor es susceptible de ser adoptado, sea que su filiación esté o no determinada, cuando el padre, la madre o las personas a quienes se haya confiado su cuidado se encuentren en una o más de las siguientes situaciones:
1. Se encuentren inhabilitados física o moralmente para ejercer el cuidado personal, de conformidad al artículo 226 del Código Civil.
2. No le proporcionen atención personal, afectiva o económica durante el plazo de seis meses. Si el menor tuviere una edad inferior a dos años, este plazo será de tres meses, y si fuere menor de seis meses, de cuarenta y cinco días.
No constituye causal suficiente para la declaración judicial respectiva, la falta de recursos económicos para atender al menor.
3. Lo entreguen a una institución pública o privada de protección de menores o a un tercero, con ánimo manifiesto de liberarse de sus obligaciones legales.
Se presume ese ánimo cuando la mantención del menor a cargo de la institución o del tercero no obedezca a una causa justificada, que la haga más conveniente para los intereses del menor que el ejercicio del cuidado personal por el padre, la madre o las personas a quienes se haya confiado su cuidado.
Se presume, asimismo, cuando dichas personas no visiten al menor, por lo menos una vez, durante cada uno de los plazos señalados en el número precedente, salvo causa justificada. Para este efecto, las visitas quedarán registradas en la institución.
Los que reciban a un menor en tales circunstancias, deberán informar al juez competente del hecho de la entrega y de lo expresado por el o los padres, o por las personas que lo tenían a su cuidado.
Artículo 13.- El procedimiento que tenga por objeto declarar que un menor es susceptible de ser adoptado, se iniciará de oficio por el juez, a solicitud del Servicio Nacional de Menores o a instancia de las personas naturales o jurídicas que lo tengan a su cargo.
Cuando el procedimiento se inicie por instituciones públicas o privadas que tuvieren a su cargo al menor, la solicitud deberá ser presentada por sus respectivos directores.
En el caso de los menores de filiación no determinada respecto de ninguno de sus padres, sólo podrá iniciar el procedimiento el Servicio Nacional de Menores o el organismo acreditado ante éste bajo cuyo cuidado se encuentren.
Artículo 14.- Recibida la solicitud precedente, el juez, a la brevedad posible, citará a los ascendientes y a los otros consanguíneos de grado más próximo del menor para que concurran al tribunal a exponer lo que sea conveniente a los intereses de aquél, bajo apercibimiento de que, si no concurren, se presumirá su consentimiento favorable a la declaración de que el menor es susceptible de ser adoptado.
La citación se notificará personalmente. Si no se conociere el domicilio de las personas señaladas en el inciso anterior, el juez decretará todas las medidas que estime necesarias para su determinación.
Si en el plazo de treinta dias no se obtuviere resultados positivos a través de dichas diligencias, el juez ordenará de inmediato que la notificación sea efectuada por medio de un aviso que se publicará gratuitamente en el Diario Oficial el día 1° ó 15 de cada mes o el día hábil siguiente si aquel fuese feriado. El aviso se publicará también por una vez en un diario de circulación nacional.
En este caso, el aviso deberá ser redactado por el secretario del tribunal e incluirá el máximo de datos disponibles para la identificación del menor. La notificación se entenderá practicada tres días después de la publicación del aviso.
A las personas que no comparecieren se las considerará rebeldes por el solo ministerio de la ley, y respecto de ellas las siguientes resoluciones surtirán efecto desde que se pronuncien.
Artículo 15.- Las personas indicadas en el artículo anterior tendrán el plazo de diez días hábiles, contado desde la fecha de la notificación, para comparecer ante el tribunal.
Vencido ese plazo, el juez, si procediere, recibirá la causa a prueba en la forma y por el término previsto para los incidentes. La prueba testimonial tendrá lugar en las fechas que fije el tribunal, dentro del término probatorio.
Si no se recibe la causa a prueba o si se recibe, en la misma resolución, el juez podrá decretar de oficio las diligencias necesarias para verificar la veracidad de los hechos y circunstancias que se invocan para solicitar la declaración de que el menor es susceptible de ser adoptado, en especial la imposibilidad de disponer de otras medidas que permitan la permanencia del menor en su familia de origen y las ventajas que la adopción representa para él.
Artículo 16.- Concluido el término probatorio y las diligencias señaladas en los artículos precedentes, el juez, dentro del plazo de treinta días, dictará sentencia, la cual deberá ser fundada y se notificará por cédula a los consanguíneos de grado más próximo que hayan comparecido a los autos.
Artículo 17.- Contra la sentencia que declare al menor como susceptible de ser adoptado o la que deniegue esa declaración, procederá el recurso de apelación en el solo efecto devolutivo.
La sentencia recaída en procesos en que no sea parte el Servicio Nacional de Menores o un organismo acreditado ante éste, que no se apelare, deberá elevarse en consulta al tribunal superior.
Estas causas gozarán de preferencia para su vista y fallo.
Ejecutoriada la sentencia que declara al menor susceptible de ser adoptado, el tribunal oficiará al Servicio Nacional de Menores para que lo incorpore en el correspondiente registro a que se refiere el artículo 5º.
Artículo 18.- Conocerá de los procedimientos a que se refiere este Título el juez de letras de menores del domicilio del menor que tenga competencia en materias proteccionales. Se entenderá por domicilio del menor el correspondiente a la respectiva institución, si se encontrare bajo el cuidado del Servicio Nacional de Menores o de un organismo acreditado ante éste.
Sin embargo, en caso de que existiera una medida de protección anterior a su respecto, será competente el tribunal que la haya dictado.
Artículo 19.- El juez ante el cual se siga alguno de los procedimientos regulados en este Título, en cualquier momento en que el interés del menor lo aconseje, podrá confiar su cuidado personal a quienes hayan manifestado al tribunal su voluntad de adoptarlo y cumplan con los requisitos señalados en los artículos 20, 21 y 22. Aplicará especialmente esta regla tratándose de las personas interesadas en adoptar que proponga el Servicio Nacional de Menores o un organismo acreditado ante éste en las gestiones que patrocinen.
Los menores cuyo cuidado personal se confíe a quienes hayan manifestado al tribunal su voluntad de adoptarlos serán causantes de asignación familiar, y en esa calidad podrán acceder a los beneficios previstos en las leyes Nºs. 18.469 y 18.933, según el caso, y los otros que les correspondan.
Si hubiese procesos de protección incoados en relación con el menor, el juez ordenará agregarlos a los autos.


TITULO III
De la adopción

Párrafo Primero
De la constitución de la adopción por personas residentes en Chile
Artículo 20.- Podrá otorgarse la adopción a los cónyuges chilenos o extranjeros, con residencia permanente en el país, que tengan dos o más años de matrimonio, que hayan sido evaluados como física, mental, psicológica y moralmente idóneos por alguna de las instituciones a que se refiere el artículo 6º, que sean mayores de veinticinco años y menores de sesenta, y con veinte años o más de diferencia de edad con el menor adoptado. Los cónyuges deberán actuar siempre de consuno en las gestiones que requieran de expresión de voluntad de los adoptantes.
El juez, por resolución fundada, podrá rebajar los límites de edad o la diferencia de años señalada en el inciso anterior. Dicha rebaja no podrá exceder de cinco años.
Los requisitos de edad y diferencia de edad con el menor no serán exigibles si uno de los adoptantes fuere ascendiente por consanguinidad del adoptado.
Tampoco será exigible el mínimo de años de duración del matrimonio, cuando uno o ambos cónyuges estén afectados de infertilidad.
Artículo 21.- En caso de que no existan cónyuges interesados en adoptar a un menor que cumplan con todos los requisitos legales o que sólo les falte el de residencia permanente en Chile, podrá optar como adoptante una persona soltera o viuda, chilena, con residencia permanente en el país, respecto de quien se haya realizado la misma evaluación y que cumpla con los mismos rangos de edad y de diferencia de edad con el menor que se pretende adoptar. Este interesado deberá, además, haber participado en alguno de los programas de adopción a que se refiere el artículo 7º.
Si hubiere varios interesados solteros o viudos que reúnan similares condiciones, el tribunal preferirá a quien sea pariente consanguíneo del menor, y en su defecto, a quien tenga su cuidado personal.
Artículo 22.- Siempre que concurran los demás requisitos legales, podrá otorgarse la adopción al viudo o viuda, si en vida de ambos cónyuges se hubiere iniciado la tramitación correspondiente o, no habiéndose iniciado ésta, el cónyuge difunto hubiere manifestado su voluntad de adoptar conjuntamente con el sobreviviente. En estos casos, la adopción se entenderá efectuada por ambos cónyuges, desde la oportunidad a que se refiere el inciso segundo del artículo 37.
La voluntad del cónyuge difunto deberá probarse por instrumento público, por testamento o por un conjunto de testimonios fidedignos que la establezcan de modo irrefragable. No bastará la sola prueba de testigos.

Párrafo Segundo
De la competencia y el procedimiento de adopción
Artículo 23.- Será competente para conocer de la adopción el juez de letras de menores del domicilio de los adoptantes.
La adopción se tramitará en un procedimiento no contencioso, en el que no será admisible oposición. Las cuestiones que se susciten se substanciarán en cuaderno separado.
La solicitud de adopción deberá ser firmada por todas las personas cuya voluntad se requiera según lo dispuesto por los artículos 20, 21 y 22 en presencia del secretario del tribunal, quien deberá certificar la identidad de los comparecientes.
A la solicitud deberán acompañarse los siguientes antecedentes:
1. Copia íntegra de la inscripción de nacimiento de la persona que se pretende adoptar.
2. Copia autorizada de la resolución judicial que declara que el menor puede ser adoptado, dictada en virtud del artículo 8º, letras a) o c); certificación del secretario del tribunal expedida de acuerdo al artículo 9º, inciso cuarto, o certificados que acrediten las circunstancias a que se refiere la letra b) del artículo 8º, en su caso.
3. Informe de evaluación de idoneidad física, mental, psicológica y moral del o los solicitantes, emitido por alguna de las instituciones aludidas en el artículo 6º.
En caso de que dos o más menores que se encuentren en situación de ser adoptados sean hermanos, el tribunal procurará que los adopten los mismos solicitantes.
Artículo 24.- Recibida por el tribunal la solicitud de adopción, el juez verificará el cumplimiento de los requisitos legales y, encontrándola conforme, la acogerá a tramitación. En la misma resolución, decretará de oficio las diligencias necesarias para comprobar las ventajas y beneficios que la adopción reporta al menor y, si lo estimare necesario, las que le permitan complementar la evaluación de idoneidad de los solicitantes, las cuales deberán realizarse dentro de los sesenta días siguientes. Vencido este plazo, las diligencias no cumplidas se tendrán por no decretadas y el tribunal procederá a dictar sentencia, sin más trámite.
Ordenará, asimismo, agregar a los autos la causa a que se alude en las letras a) o c) del artículo 8º, según corresponda.
Si los solicitantes no tienen el cuidado personal del menor, el tribunal, desde que aparezcan en autos antecedentes que a su juicio sean suficientes, les otorgará la tuición del menor y dispondrá las diligencias que estime pertinentes para establecer la adaptación a su futura familia.
El juez, en cualquier etapa del procedimiento, podrá poner término al ejercicio del cuidado personal del menor por los interesados, cuando así lo estime necesario para el interés superior de aquél. En todo caso, cesará de pleno derecho si el tribunal denegare la solicitud de adopción, de lo que se dejará constancia en la misma sentencia, la cual dispondrá además la entrega del menor a quien confíe su cuidado en lo sucesivo.

Artículo 25.- Con el mérito de las diligencias practicadas según lo establecido por el artículo anterior el juez dictará sentencia, dentro del término de quince días, la que se notificará por cédula a los solicitantes.
En contra de esta sentencia procederá el recurso de apelación, el que gozará de preferencia para su vista y fallo, y se tramitará de acuerdo a las reglas de los incidentes.
Artículo 26.- La sentencia que acoja la adopción, ordenará:
1. Que se oficie a la Dirección Nacional del Registro Civil e Identificación y a cualquier otro organismo público o privado, solicitando el envío de la ficha individual del adoptado y de cualquier otro antecedente que permita su identificación, los que serán agregados a los autos.
2. Que se remita el expediente a la Oficina del Registro Civil e Identificación del domicilio de los adoptantes, a fin de que se practique una nueva inscripción de nacimiento del adoptado como hijo de los adoptantes. Esta inscripción deberá practicarse a requerimiento de uno o ambos adoptantes o por un tercero a su nombre.
Cuando se acoja la adopción de dos o más personas y la diferencia de edad entre ellas fuere inferior a doscientos setenta días, la sentencia, al precisar la fecha de nacimiento de cada uno, cuidará de que exista entre sus fechas de nacimiento el plazo referido. Lo mismo se hará cuando igual situación se presente entre el o los adoptados y los hijos de los adoptantes, procurando en estos casos que exista la diferencia mínima de edad mencionada. Si la diferencia de edad entre los adoptados o entre éstos y los hijos de los adoptantes es muy pequeña, podrá establecerse como fecha de nacimiento la misma, de modo que aparezcan nacidos en el mismo día. En caso de que el menor haya nacido antes del matrimonio de los adoptantes, el juez, prudencialmente, podrá establecer como fecha del nacimiento una que concilie la edad que aparente el menor con la posibilidad de que hubiese sido concebido por los adoptantes. Estas normas no se aplicarán cuando los solicitantes hubieren renunciado a la reserva del artículo 28, salvo que hubieren pedido expresamente en la solicitud de adopción que se apliquen.
La nueva inscripción de nacimiento del adoptado contendrá las indicaciones que señala el artículo 31 de la ley Nº 4.808.
3. Que se cancele la antigua inscripción de nacimiento del adoptado, tomándose las medidas administrativas conducentes a mantener en reserva su anterior identidad.
4. Que se oficie al Servicio Nacional de Menores, si el adoptado o los adoptantes figuraren en los registros a que se refiere el artículo 5º, a fin de que proceda a eliminarlos de ellos.
Artículo 27.- La Dirección Nacional del Servicio de Registro Civil e Identificación recibirá los autos del oficial del Registro Civil que haya practicado la inscripción de la adopción.
Cumplida dicha diligencia, la Dirección los enviará al Jefe del Archivo General del Servicio de Registro Civil e Identificación, quien los mantendrá bajo su custodia en sección separada, de la cual sólo podrán salir por resolución judicial. Podrán únicamente otorgarse copias autorizadas de la sentencia o del expediente de adopción por resolución judicial, a pedido del adoptado, de los adoptantes o de los ascendientes y descendientes de éstos. Si los peticionarios no son los adoptantes, la autorización se concederá siempre previa citación de éstos, salvo que se acredite su fallecimiento.
Para este efecto, cualquier interesado mayor de edad y plenamente capaz que tenga antecedentes que le permitan presumir que fue adoptado podrá solicitar personalmente al Servicio de Registro Civil e Identificación que le informe si su filiación tiene ese origen.
Artículo 28.- Todas las tramitaciones, tanto judiciales como administrativas y la guarda de documentos a que dé lugar la adopción, serán reservadas, salvo que los interesados en su solicitud de adopción hayan requerido lo contrario. En este caso, en la sentencia se dejará constancia de ello y no será aplicable lo dispuesto en la parte primera de este artículo.
No obstará a la reserva las certificaciones que pidan al tribunal los solicitantes, durante la tramitación del proceso, a fin de impetrar derechos que les correspondan o realizar actuaciones en beneficio del menor que tienen bajo su cuidado personal.

Párrafo Tercero
De la constitución de la adopción por personas no residentes en Chile
Artículo 29.- La adopción de un menor por personas no residentes en Chile se constituirá de acuerdo al procedimiento establecido en el Párrafo Segundo de este Título y se sujetará, cuando corresponda, a las Convenciones y a los Convenios Internacionales que la regulen y que hayan sido ratificados por Chile.
Artículo 30.- La adopción de que trata este Párrafo sólo procederá cuando no existan matrimonios chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile interesados en adoptar al menor y que cumplan los requisitos legales. Corresponderá al Servicio Nacional de Menores certificar esta circunstancia, sobre la base de los registros señalados en el artículo 5º.
Con todo, el juez podrá acoger a tramitación la solicitud de adopción de un menor presentada por un matrimonio no residente en Chile, aun cuando también estén interesadas en adoptarlo personas con residencia permanente en el país, si median razones de mayor conveniencia para el interés superior del menor, que expondrá fundadamente en la misma resolución.
Artículo 31.- Sólo podrá otorgarse la adopción regulada en este Párrafo a los cónyuges no residentes en Chile, sean nacionales o extranjeros, que cumplan con los requisitos señalados en los artículos 20, incisos primero, tercero y cuarto, y 22.
Artículo 32.- Los matrimonios no residentes en Chile, interesados en la adopción, deberán presentar con su solicitud de adopción, autenticados, autorizados y legalizados, según corresponda, y traducidos al castellano, los siguientes antecedentes:
1. Certificado de nacimiento de los solicitantes.
2. Certificado de matrimonio de los solicitantes.
3. Copia íntegra de la inscripción de nacimiento de la persona que se pretende adoptar.
4. Copia autorizada de la resolución judicial que declara que el menor puede ser adoptado, dictada en virtud del artículo 8º, letras a) o c); certificación del secretario del tribunal expedida de acuerdo al artículo 9º, inciso cuarto, o certificados que acrediten las circunstancias a que se refiere la letra b) del artículo 8º, en su caso.
5. Certificado expedido por el cónsul chileno de profesión u honorario, si lo hubiere, en que conste que los solicitantes cumplen con los requisitos para adoptar según la ley de su país de residencia o, en su defecto, otro instrumento idóneo que permita al tribunal formarse esa convicción.
6. Certificado de la autoridad de inmigración del país de residencia de los solicitantes en que consten los requisitos que el menor adoptado debe cumplir para ingresar en el mismo.
7. Certificado autorizado por el organismo gubernamental competente del país de residencia de los solicitantes, si lo hubiere o, en caso contrario, otro instrumento idóneo para formar la convicción del tribunal, en que conste la legislación vigente en aquel país en relación con la adopción así como acerca de la adquisición y pérdida de la nacionalidad del futuro adoptado.
8. Informe social favorable emitido por el organismo gubernamental o privado acreditado que corresponda del país de residencia de los solicitantes, si lo hubiere, o en su defecto, otros antecedentes que acrediten esta materia a satisfacción del tribunal.
9. Certificados que comprueben, a satisfacción del tribunal, la salud física, mental y psicológica de los solicitantes, otorgados por profesionales competentes del país de residencia de los solicitantes.
10. Antecedentes que acrediten la capacidad económica de los solicitantes.
11. Fotografías recientes de los solicitantes.
12. Tres cartas de honorabilidad de los solicitantes, otorgadas por autoridades o personas relevantes de la comunidad en su país de residencia.
Artículo 33.- El tribunal no acogerá a tramitación la solicitud de adopción que no acompañe los documentos mencionados en el artículo anterior.
Si la solicitud no es patrocinada por el Servicio Nacional de Menores o un organismo acreditado ante éste, en la misma resolución en que la acoja a tramitación, el tribunal ordenará ponerla en conocimiento de ese Servicio.
Artículo 34.- Será competente para conocer de la adopción de que trata este párrafo el juez de letras de menores correspondiente al domicilio del menor o de la persona o entidad a cuyo cuidado se encuentre.
Artículo 35.- Los solicitantes deberán comparecer personalmente ante el juez cuando éste lo estime necesario, lo que dispondrá a lo menos en una oportunidad durante el curso del proceso.
En los casos del inciso primero del artículo 19 y del inciso tercero del artículo 24, el juez podrá autorizar que el menor que se pretende adoptar quede al cuidado de uno de los solicitantes, pero no podrá salir del territorio nacional sin autorización del tribunal.
Artículo 36.- Para los efectos de lo dispuesto en los artículos 26, números 1, 2 y 3, y 27, se remitirá el expediente a la oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación de la comuna de Santiago.

Párrafo Cuarto
De los efectos de la adopción y de su expiración
Artículo 37.- La adopción confiere al adoptado el estado civil de hijo de los adoptantes, con todos los derechos y deberes recíprocos establecidos en la ley, y extingue sus vínculos de filiación de origen, para todos los efectos civiles, salvo los impedimentos para contraer matrimonio establecidos en el artículo 5º de la Ley de Matrimonio Civil, los que subsistirán. Para este efecto, cualquiera de los parientes biológicos que menciona esa disposición podrá hacer presente el respectivo impedimento ante el Servicio de Registro Civil e Identificación desde la manifestación del matrimonio y hasta antes de su celebración, lo que dicho Servicio deberá verificar consultando el expediente de adopción.
La adopción producirá sus efectos legales desde la fecha de la inscripción de nacimiento ordenada por la sentencia que la constituye.
Artículo 38.- La adopción es irrevocable. Con todo, el adoptado, por sí o por curador especial, podrá pedir la nulidad de la adopción obtenida por medios ilícitos o fraudulentos.
La acción de nulidad prescribirá en el plazo de cuatro años contado desde la fecha en que el adoptado, alcanzada su plena capacidad, haya tomado conocimiento del vicio que afecta a la adopción.
Será juez competente para conocer de la acción de nulidad el juez de letras con jurisdicción sobre el territorio en el cual se tramitó la adopción.


TITULO IV
De las sanciones

Artículo 39.- El funcionario público que revele antecedentes de que tenga conocimiento en razón de su cargo y que de acuerdo a esta ley son reservados o permita que otro los revele, será sancionado con la pena de suspensión del empleo en sus grados mínimo a medio y multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales.
En caso de reiteración de la conducta señalada en el inciso anterior, la pena será la de inhabilitación absoluta para cargos u oficios públicos en cualquiera de sus grados y multa de veintiuna a treinta unidades tributarias mensuales. La misma pena se aplicará si en razón de la revelación se ocasionare grave daño al menor o a sus padres biológicos o adoptivos.
Artículo 40.- El que, sin hallarse comprendido en el artículo anterior, revelare los mismos antecedentes teniendo conocimiento de su carácter de reservados, será castigado con pena de multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales.
Artículo 41.- El que, con abuso de confianza, ardid, simulación, atribución de identidad o estado civil u otra condición semejante, obtuviere la entrega de un menor para sí, para un tercero o para sacarlo del país, con fines de adopción, será sancionado con la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados y multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales.
Artículo 42.- El que solicitare o aceptare recibir cualquier clase de contraprestación por facilitar la entrega de un menor en adopción, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio y multa de diez a quince unidades tributarias mensuales.
El funcionario público que incurriere en alguna de las conductas descritas en el presente artículo será sancionado de conformidad al inciso anterior, si no le correspondiere una pena superior de conformidad a lo dispuesto en los párrafos 4º y 9º del título V del libro II del Código Penal.
Artículo 43.- Lo dispuesto en el artículo anterior no será aplicable a aquellas personas que legítimamente solicitaren o aceptaren recibir una contraprestación por servicios profesionales que se presten durante el curso de los procedimientos regulados en esta ley, sean éstos de carácter legal, social, psicológico, psiquiátrico, u otros semejantes.
Artículo 44.- Las penas contempladas en los artículos 41 y 42 se aumentarán en un grado si el delito fuere cometido por autoridad, empleado público, abogado, médico, matrona, enfermera, asistente social o por el encargado, a cualquier título, del cuidado del menor, cuando ejecutaren las conductas que allí se sancionan abusando de su oficio, cargo o profesión.

Disposiciones Finales
Artículo 45.- Deróganse las leyes Nºs. 7.613 y 18.703 y los artículos 26, número 5, y 39 de la ley Nº 16.618.
Los que tengan la calidad de adoptante y adoptado conforme a la ley Nº 7.613 o a las reglas de la adopción simple contemplada en la ley Nº 18.703, continuarán sujetos a los efectos de la adopción previstos en las respectivas disposiciones, incluso en materia sucesoria.
No obstante lo dispuesto en el inciso anterior, esos adoptantes y adoptados, cualquiera sea su edad, podrán acordar que se les apliquen los efectos que establece el artículo 37, inciso primero, de esta ley, si se cumplen los siguientes requisitos:
a) El pacto deberá constar en escritura pública, que suscribirán el o los adoptantes y el adoptado, por sí mismo o por curador especial, según el caso. Si la adopción se otorgó conforme a la ley Nº 7.613, además deberán prestar su consentimiento las otras personas que señala su artículo 2º, y, en el caso de la adopción simple establecida en la ley Nº 18.703, las personas casadas no divorciadas requerirán el consentimiento de su respectivo cónyuge;
b) El pacto se someterá a la aprobación del juez competente, la que se otorgará luego de que se realicen las diligencias que el tribunal estime necesarias para acreditar las ventajas para el adoptado. Tales diligencias, en el caso de la adopción regulada por la ley Nº 7.613, contemplarán necesariamente la audiencia de los parientes a que se refiere el inciso primero de su artículo 12, si los hay; y, tratándose de la adopción simple que norma la ley Nº18.703, la audiencia de los padres del adoptado siempre que ello sea posible, y
c) La escritura pública y la resolución judicial que apruebe el pacto se subinscribirán al margen de la inscripción de nacimiento del adoptado, y sólo desde esa fecha producirán efecto respecto de las partes y de terceros.
Se aplicará a la adopción constitutiva de estado civil así obtenida el artículo 38 de esta ley, con la salvedad de que, además del adoptado, podrán solicitar su declaración de nulidad las personas que tengan actual interés en ella, en el cuadrienio que empezará a com...rse desde la subinscripción practicada en el Registro Civil.
Artículo 46.- Introdúcense las siguientes modificaciones al decreto con fuerza de ley Nº 150, de 1982, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social:
1.- Sustitúyense la coma y la conjunción ''y'' colocadas al final de la letra e) del artículo 2º, por un punto y coma (Wink.
2.- Sustitúyese el punto aparte (.) colocado al final de la letra f) del artículo 2º por una coma (,) seguida de la conjunción ''y''.
3.- Agrégase la siguiente letra g) nueva al artículo 2º: ''g) Las personas naturales que tengan menores a su cargo en virtud de lo establecido en el Nº 4º del artículo 29º de la ley Nº 16.618.''.
4.- Sustitúyense la coma (,) y la conjunción ''y'' colocadas al final de la letra e) del artículo 3º, por un punto y coma (Wink.
5.- Sustitúyese el punto aparte (.) colocado al final de la letra f) del artículo 3º por una coma (,) seguida de la conjunción ''y''.
6.- Agrégase la siguiente letra g) nueva al artículo 3º: ''g) Los menores, en los mismos términos que establece la letra b) de este artículo, que hubiesen sido confiados al cuidado de personas naturales en virtud de lo establecido en el Nº 4º del artículo 29 de la ley Nº 16.618.''. 7.- Agrégase al artículo 8º el siguiente inciso segundo: ''Las personas a que se refiere la letra g) del artículo 2º ejercerán el referido derecho ante los organismos indicados en el artículo 27, y, en caso de no estar afectas a ellos, lo ejercerán en los términos señalados en el inciso primero de este artículo.
Artículo 47.- Esta ley entrará en vigor simultáneamente con la ley Nº 19.585, que modifica el Código Civil en lo relativo a filiación. En consecuencia, las causas que comenzaren a tramitarse con posterioridad a la entrada en vigencia de la presente ley, se sujetarán a sus disposiciones (frase incorporada por Ley 19.658).

Artículo transitorio.- El Director Nacional del Servicio Nacional de Menores podrá otorgar provisoriamente, hasta por dos años, la calidad de organismo acreditado ante ese Servicio a personas jurídicas o establecimientos que no estén constituidos como corporaciones o fundaciones, siempre que se encuentren desempeñando actividades relacionadas con la adopción a la fecha de entrada en vigencia de esta ley y cumplan los demás requisitos señalados en el inciso segundo del artículo 6º. En estos casos se aplicará también lo dispuesto en los restantes incisos del mismo artículo 6º.
'Artículo segundo transitorio.- Las causas que hubieren comenzado a tramitarse con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley, continuarán substanciándose por el procedimiento establecido en las leyes N°s. 7.613 y 18.703, hasta su completa tramitación, ante el mismo tribunal que estaba conociendo de ellas. Quienes adquieran la calidad de adoptante y adoptado en dichas causas se sujetarán a lo previsto en los incisos segundo, tercero y cuarto del artículo 45 (agregado por ley 19.658).



Artículo 3° ley 19.658).- Lo dispuesto en los artículos anteriores producirá efectos en forma retroactiva a partir del 27 de octubre de 1999.
Con todo, lo dispuesto en el artículo 2° de esta ley no afectará la validez de las actuaciones y resoluciones que, en conformidad a la ley N° 19.620, se hubieren realizado o dictado en las gestiones y procesos judiciales en tramitación al 27 de octubre de 1999 y hasta la publicación de esta ley, sólo en cuanto el juez determine que fueren compatibles con el respectivo procedimiento, y tampoco podrá alterar, de manera alguna, los efectos de las sentencias judiciales ejecutoriadas en el tiempo intermedio
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#6
alvaro
Escrito el: 04 - Agosto - 2007 a las 12:07


Hola:
Acaba de salir publicado un cambio en la ley de adopción. Transcribo:
" 03 de agosto 2007

Fue publicada en el Diario Oficial la Ley Nº 20.203 que acorta de 4 a 2 meses el plazo para que un niño o niña abandonado pueda ser declarado susceptible de ser adoptado.

La normativa modifica la Ley 19.620, sobre adopciones, señalando que en caso de menores de un año, el plazo se acortará a 30 días.

El texto también elimina el actual sistema de distribución del Subsidio Único Familiar (SUF) por cupos regionales fijos, creando los Fondos Nacionales de Subsidio Único Familiar y Pensiones Asistenciales (Pasis).

Los SUF se otorgarán durante todo el año y se entregarán a todas las embarazadas y niños desde su nacimiento y hasta los 18 años de edad, siempre y cuando cumplan con los requisitos de acceso.

La ley remite a un reglamento, que dictará el ministerio del Trabajo, el cual norma el procedimiento para entregar los subsidios familiares a las personas carentes de recursos. El mismo reglamento indicará la forma en que los alcaldes deberán publicar la nómina de beneficiarios.

Las personas que vivan en zonas aisladas, rurales o alejadas de los centros urbanos, dispondrán de 15 días hábiles para reclamar si la resolución del alcalde no les otorga el beneficio.
La ley representará un costo para el fisco de $4.800 millones durante este año."

Acá va el link a la página original:
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Saludos,
Alvaro
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#7
Amigas.
El día viernes pasado salio publicada la ley NÚM. 20.286 que introduce modificaciones órganicas y procedimentales a la ley 19968, que crea los juzgados de familiaConfusedmiley14:

En resumen esta ley aumenta el número de magistrados que hay en el país dedicados a los juzgados de familia, por ejemplo la ley dice:
Reemplázanse, en la letra m), las expresiones “Puente Alto, con seis jueces” por “Puente Alto, con ocho jueces”; “Peñaflor, con dos jueces” por “Peñaflor, con tres jueces”; “Colina, con dos jueces” por “Colina, con tres jueces”; “con asiento dentro de su territorio jurisdiccional” por “con asiento dentro de la Provincia de Santiago”, y “Cuatro juzgados de familia: el primero, el segundo y el tercero, con diez jueces cada uno, y el cuarto, con doce jueces” por “Cuatro juzgados de familia, todos con trece jueces”.
Además de crear los puestos de jefes de unidad para profesionales del área de la administración y que servirán para apoyar el funcionamiento de los tribunales (mejorar la administración).
Espero nos ayude a agilizar nuestra espera.Confusedmiley2:
Confusedmiley2:querido hij@ pronto estaras con nosotros
Responder
#8
Amigas.
El día viernes pasado salio publicada la ley NÚM. 20.286 que introduce modificaciones órganicas y procedimentales a la ley 19968, que crea los juzgados de familia

En resumen esta ley aumenta el número de magistrados que hay en el país dedicados a los juzgados de familia, por ejemplo la ley dice:
Reemplázanse, en la letra m), las expresiones “Puente Alto, con seis jueces” por “Puente Alto, con ocho jueces”; “Peñaflor, con dos jueces” por “Peñaflor, con tres jueces”; “Colina, con dos jueces” por “Colina, con tres jueces”; “con asiento dentro de su territorio jurisdiccional” por “con asiento dentro de la Provincia de Santiago”, y “Cuatro juzgados de familia: el primero, el segundo y el tercero, con diez jueces cada uno, y el cuarto, con doce jueces” por “Cuatro juzgados de familia, todos con trece jueces”.
Además de crear los puestos de jefes de unidad para profesionales del área de la administración y que servirán para apoyar el funcionamiento de los tribunales (mejorar la administración).
Espero nos ayude a agilizar nuestra espera.
__________________
Confusedmiley2:querido hij@ pronto estaras con nosotros
Responder
#9
Bueno como dice el dicho "Ver para creer", ojala se demuestre el cambio.
Responder
#10
Esperemos que funcione, a ponerle mucha energia al tema Smile
Responder
#11
:crossfingers: Ojala que las modificaciones realmente nos ayuden en nuestra espera.
Confusedmiley2:querido hij@ pronto estaras con nosotros
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Adopción en Iquique Stephanie 11 5.400 14th August 2017, 20:07
Último mensaje: Sabina
  Historias de Adopción Sabina 22 14.698 14th August 2017, 20:06
Último mensaje: Sabina
  Historia de adopción chilena inspirada por «Humans of New York» Stephanie 0 142 18th May 2017, 02:24
Último mensaje: Stephanie
  Piñera quiere cambiar la ley de adopción actual Brujita 2 257 15th May 2017, 17:39
Último mensaje: Brujita
  Orientación proceso adopcion Fanny 1 457 5th January 2017, 10:45
Último mensaje: Laurinda
  Empezando la adopcion DianaGonzale 5 1.871 4th August 2016, 08:33
Último mensaje: Sabina
  Encuesta "Apoyo Adopción" Cari 3 2.509 25th May 2016, 12:28
Último mensaje: Bebelyncita
  Control esfinter y adopción Wale 215 83.102 21st May 2016, 00:40
Último mensaje: Stephanie
  Nuevo libro sobre adopcion Sabina 2 2.367 16th May 2016, 00:31
Último mensaje: barby
  Infor. Importante para mis amigas de adopcion MININA 378 139.212 14th March 2016, 19:17
Último mensaje: evelynmendez

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)