Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Libros textos y Cuentos sobre adopción
#36
ooopsss... no lo hice el fin de semana

Sad... me declaro culpable....
Cariños!
Responder
#37
Llame a la Fadop y ellos mismos venden el libro a $ 5.000 de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hrs.
Responder
#38
que lo suba!!! que lo suba!!!!
Responder
#39
perdoooooooooooooooooooonnnn
Cariños!
Responder
#40
Es rico leer cosas que nuevas así que voy a tratar de comprarlo... Espero no "ensartarme" como con Misterio de un encuentro jejejeje No me gustó pa' na'
Responder
#41
espera que lo suba primero
es algo re simple, un cuento con una gráfica muy linda
Cariños!
Responder
#42
En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
Responder
#43
Muy lindo y los dijujos son increiblemente expresivos!!! Me gustó mucho. Wink
Responder
#44
Mademoiselle l'aventure
(Francis Cabrel)
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Mademoiselle l'aventure,
Vous avez posé sans bruit,
Roulé dans sa couverture,
Un petit ange endormi

On arrivait de nulle part
On l'a serré contre nous
Ce qui ressemble au hasard
Souvent est un rendez-vous

Mademoiselle le mystère,
Evanouie pour toujours,
Vous serez toujours la mère
Nous serons toujours l'amour

C'est le livre qu'on partage
Et nous voilà réunis
Au matin de chaque page
On vous remercie

Vous avez l'âge où on s'amuse de tout, de rien, de son corps
Pas de témoin, je présume, juste la lune et encore
Et ce trésor, cette colombe qui vous avait ralentie
Vous l'avez posée dans l'ombre et l'ombre vous a reprise

Cette petite âme blanche
Elle sera née deux fois
La première entre vos hanches
La seconde entre nos bras

La force que ça lui donne
C'est de l'éclat de diamant
On veut le dire à personne,
A vous seulement

Vous avez l'âge où on s'amuse de tout, de rien, de son corps
Pas de témoin, je présume, juste la lune et encore
Et ce trésor, cette colombe qui vous avait ralentie
Vous l'avez posée dans l'ombre et l'ombre vous a reprise

Vous êtes sûrement très belle
Comme ce petit miroir de vous
Qui s'endort contre mon aile
C'est tout ce que je sais de vous,
Mademoiselle.
Cariños!
Responder
#45
Señorita la Aventura


Señorita aventura
Lo depositó sin ruido
Envuelto en su cobija
Un pequeño ángel dormido

Llegábamos de ninguna parte
Lo apretamos contra nosotros
Lo que parece azar
A menudo es una cita

Señorita misterio,
Desvanecida para siempre,
Será siempre la madre
Nosotros seremos siempre el amor

Es el libro que compartimos
Y henos aquí reunidos
En la mañana de cada página
Le agradecemos

Tiene la edad en que uno se divierte con todo, con nada, del cuerpo
Sin testigos, supongo, sólo la luna y eso…
Y este tesoro, esta paloma que la había ralentado
La depositó en la sombra, y la sombra la retomó

Esta pequeña alma blanca
Habrá nacido dos veces
La primera entre sus caderas
La segunda entre nuestros brazos

La fuerza que eso le da
Es el resplandor de un diamante
No queremos decírselo a nadie
Solo a usted

Tiene la edad en que uno se divierte con todo, con nada, del cuerpo
Sin testigos, supongo, sólo la luna y eso…
Y este tesoro, esta paloma que la había ralentado
La depositó en la sombra, y la sombra la retomó

Seguramente es muy bella
Como este pequeño espejo de usted
Que se duerme junto a mi ala
Es todo lo que sé de usted
Señorita
Cariños!
Responder
#46
De madre a madre



Por S. Milla

Hace apenas una semana que conocí, por fin, a la madre de mi hija. Y ha sido una de las experiencias más importantes de mi vida. Y, sobre todo, creo que lo será también para mi pequeña. Ahora sé más sobre ella: el nombre de sus abuelos, de sus tíos. Lo que sintió su madre al tenerla. Cuánto lloró al entregarla para siempre, y también, al volver a saber de ella.

Sé que si quiere, podré darle respuestas. El nombre de su familia etíope… Lo que sintió su madre por ella, al dar a luz, al entregarla… Cuando quiera saber a quién se parece, tendrá respuestas. Podrá ir juntando las piezas de sus dos familias, recomponer una historia que cambió de rumbo un día para llevarla a otro mundo, a otro continente, sin que ella pudiera decidir al respecto.

Es curioso: al mirar a su madre, no hacía más que reconocer gestos, expresiones. Eran iguales, y a la vez, diferentes. Y cuando volví a casa, a sus brazos y a sus abrazos, veia en mi hija los rasgos de su madre. La forma de la frente… El rizo, grande y abierto, de su pelo… El ángulo de inclinación entre la nariz y la boca… La forma en que su labio superior y la nariz se curvan ligeramente hacia arriba cuando está de lado…

Al llegar a casa, dormí con ella la siesta, y al despertar, la miraba dormida y reconocía a su madre en sus rasgos. Me hizo sentir bien. Me gustó saber que en un futuro le podré decir de quién tiene su sonrisa, su forma de inclinar la cabeza un poco hacia un lado y hacia atrás cuando se ríe. Su diferencia hizo que la sintiera más cercana, más real. Mi hija es mi hija porque llevo sus rasgos grabados en el alma, y ahora que sé cuáles son sus raíces, la siento aún más mía.

Esta mañana he vuelto a ver la foto que me ha regalado su madre de su segundo cumpleaños. Es escalofriante: mi hija y su madre tienen exactamente el mismo gesto. Idéntico. Clavado. No digo los rasgos, no, sino el movimiento de la cara, ¡es un espejo! Me gusta ver esa foto. Y sé que a Madot le gustará verla, seguro, como a mí me gusta ver las fotos de mi madre cuando era niña.

No todo han sido maravillas en el encuentro. (Pero eso nos pertenece sólo a nosotras y a nuestra gente). Ver de cerca la situación de mi “homóloga”, como la llamábamos, es muy duro. Yo no tengo la culpa de su situación, pero ella tampoco. Yo no elegí nacer donde lo hice. Ella, tampoco. Y aunque no soy responsable, me siento solidaria. Porque ella nació con las cartas marcadas. Y de no ser así, no habría dejado a su hija. Seguro.

Cuando, tiempo ha, le envíe fotos de nuestra hija, me dio reparo incluir alguna mía. No sé, sentía pudor de hacerlo. Quería que viera que su hija estaba bien, que era cuidada y querida, pero me daba algo de vergüenza “presumir” de madre. Finalmente, incluí una imagen de las dos porque imaginé que ella también tendría curiosidad por saber quién cuidaba de su bebé. ¡Qué equivocada estaba! En un lugar privilegiado en su casa había sólo dos marcos de fotos: en uno, las imágenes de sus padres. En otro, la única foto en la que yo estaba con nuestra hija. De las más de 30 fotos que tenía, había elegido justo esa. Me alegró, y me rompió el corazón a la vez. Tras la tristeza inicial, sentí alivio: a ella le pasaba como a mí - se sentía unida a la madre de su hija.

Y es que es así como me siento: conectada a ella.

Hubo gente que me dijo que era valiente al ir a ver a la madre de mi hija. Nunca lo sentí como un gesto de valor. Para mí (y sólo puedo hablar por mí) fue algo natural. Algo fluido, parte de un proceso lógico. Es la continuación de una historia que escribimos juntas, aunque sean capítulos diferentes. Y siento que además experimentamos sentimientos muy similares, aunque los vivamos desde mundos que son universos diferentes.

Tras llegar a casa, descargué las fotos en el ordenador. Como tantas veces, mi hija se sentó en mi regazo a verlas, ¡le encanta hacerlo! Al llegar a mis fotos con su madre, ella exclamó, señalando mi imagen con el dedo, “¡¡mamiiiiii!”. Y le dije, de corazón, “sí, es mami, y ella es tu mami de Etiopía, la mamá que te tuvo en su barriga”. Y así es: estamos las dos, a veces llorosas, otras sonrientes, pero unidas, de la mano. Somos familia. Una familia rara, sí, pero familia.

Ella ahora no entiende lo de sus dos “mamis”. Ni le importa. Pero me hace feliz saber que cuando lo entienda, y cuando le importe, podrá saber. Como sabrá que sus dos madres la quieren. Más que a nadie.


Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
Responder
#47
Por si aca, también está aquí

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
Responder
#48
A la venta en la Fundacion a $5.000
Cariños!
Responder
#49
Libro para leerle a los niños


LA PATITA FEA.

En un precioso paraje, muy cerca de una laguna llena de juncos, vivía una colonia de patos y otras aves. Allí había una pareja de patos. La mamá pata tenía una nidada de 5 huevos que empollaba con ternura todos los días. Un día observó sorprendida que en su nido había aparecido un nuevo huevo, grandísimo. “¿Qué ha sucedido aquí? ¿De dónde ha salido este huevo?”, se preguntaba. Con la ayuda de papá pato, investigó, y descubrieron que muchas aves habían tenido que emigrar porque empezaba el frío. Si se quedaban, no sobrevivirían al invierno.

Seguramente, una de las mamás había tenido que dejar su huevo. ¡No se lo podía llevar volando: se rompería!

Mamá pata y papá pato pensaron que no podrían cuidar con todo el mimo necesario este nuevo huevo, porque ya tenían cinco. Entonces se acordaron de su vecina Cleopata, a quien los huevos siempre le salían mal: o se le rompían o alguien se los pisaba o los huevos parecían de broma, vacíos... Se quedaba tan triste que lloraba hasta hacer un charco de lágrimas. Además, sabían que Cleopata era muy generosa, le gustaba cantar y jugar, y sabía ayudar a quienes se lo pedían.

Cleopata se puso muy contenta cuando nuestros amigos le ofrecieron cuidar aquel huevo y ser su mamá. ¡Cuando se abriese, tendría alguien a quien querer y mimar! ¡Le enseñaría a andar, a correr, a nadar y a bucear! ¡Cuánto podrían jugar! ¡Y le llevaría por toda la laguna!

Cleopata, que era muy dispuesta y pizpireta, se encaramó encima de aquel gran huevo que valía por dos, lo cuidó, le dio calor, lo acunó con sus patas y lo acarició con sus alas. Sólo se separaba de él para comer. Mientras, imaginaba que su hijito no sería como ella, porque aquel huevo no era como los de las demás patas, y se preguntaba: “¿quien será?, ¿le gustará que yo sea su mamá?, ¿qué le parecerá vivir en esta laguna?”.

Pensando, pensando, un día el huevo de Cleopata empezó a abrirse. Poco a poco asomó una avecilla toda mojada y desplumada. Al ver que su mamá no era como ella, se dijo: “¡Qué mamá tan rara de color amarillo! ¡Pero si casi soy tan grande como ella¡”. A Cleopata, su hijita también le pareció un poco rara: “¡Qué cuello tan largo! ¡Qué alitas tan grandes y blancas!”. La llamó Paticia.

Pati, que así la llamaban cariñosamente, fue creciendo con los cuidados amorosos de su mamá, que la miraba asombrada. Las otras mamás patas decían: “¡Cuánto va a crecer esta patita si ya es más alta que nosotras!”. Como era tan grande, cuando su mamá le enseñaba a nadar, salpicaba a todos con sus grandes alas. Los otros patitos protestaban porque era más patosa de lo normal, pero enseguida se callaban porque Paticia nadaba más rápido que nadie.

A Pati le gustaba mucho su mamá y era feliz viviendo en la laguna, aunque se ponía un poco triste cuando algún patito malévolo la llamaba fea y requetepatosa. Se miraba en la laguna y pensaba: “sí que soy fea, con este supercuello que parece un sacacorchos y estas alas gigantes como sábanas". Su mamá se dio cuenta de su tristeza y le dijo: “No eres fea, eres distinta de los otros patitos. Aprovecha tus diferencias y valora lo que tienes: tu cuello es largo y elegante, gracias a él puedes ver más alto y más lejos; tus grandes alas son blancas y largas como las de un ángel, gracias a ellas, dentro de muy poco, volarás hasta las nubes; tus patas son fuertes, gracias a ellas nadas muy rápido, tal que una reina que arrastra su estela blanca como un manto de armiño. Eres la patita más guapa de toda la laguna”. Al escuchar esto, Paticia pensó que su mamá era muy lista y muy sabia, y que a lo mejor aquellos patitos no sabían aún todo eso.

Cleopata comprendió que Pati no era un pato. ¡Era como aquellos preciosos cisnes que, a veces, nadaban en la laguna! Entonces, le contó a su hija su descubrimiento. Y le dijo que muy pronto, en primavera, volverían de lugares lejanos a la laguna otros cisnes tan hermosos como ella. Pati se puso a llorar y balbuceó: “¿Tendré que marcharme con ellos cuando venga el frío? ¿Ya no serás más mi mamá?”. “Yo seré tu mamá siempre y nadie podrá llevarte de mi lado jamás. Te cuidaré y te querré toda la vida, incluso si algún día quieres irte volando a buscar otros lugares más cálidos para vivir. Siempre estaré aquí para ti, esperando a que llegue la primavera y vuelvas para jugar, nadar juntas y contarme todas tus aventuras en esos lugares lejanos.”

Pati dejó de llorar. Ya nunca más tuvo miedo de que su mamá dejase que se la llevaran, ni le importó que algún patito despistado la llamara fea y requetepatosa, porque sabía que su mamá la quería muchísimo. No era bella como un pato, ¡era bella como aquellos cisnes que ya cubrían el cielo con sus blancas alas!
Responder
#50
es muy lindooooo
Cariños!
Responder
#51
oohhhh creo que estoy mus sensible.... hasta una lagrimilla se me cayó... snif... es hermoso..
Responder
#52
Que maravillosa historia!!!

Cariños ClinConfusedmiley9:.
Responder
#53
Bibliografía sobre adopción

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Estos materiales pueden encontrarse en las librerías de Montevideo y también en algunas bibliotecas como la de la Facultad de Psicología y la de Ciencias Sociales. La mayor parte de esta bibliografía es extranjera pero creemos que, aún cuando algunos conceptos no son aplicables a la situación de nuestro país, igualmente son valiosos.

Adoptar hoy

Eva Giberti y otros. Editorial Paidós. Buenos Aires. 1994


Cuando se decide adoptar una criatura surgen dudas y temores. La adopción legal o ilegal, el conocimiento de su origen por parte del niño, el posterior nacimiento de hijos biológicos, la importancia de los abuelos, el ingreso en la escuela, la curiosidad respecto de la madre biológica, la adopción a cargo de una sola persona, son temas que este libro desarrolla a partir de la experiencia de un grupo de especialistas habituados a dialogar con adoptivos y adoptantes.
Estas familias se enfrentan, aún hoy, con prejuicios provenientes de personas que carecen de información; debe entrenarse para responder a ese sector de la comunidad y para enseñarles a sus hijos a disfrutar de su filiación

Soy adoptado

Lidia Abraham de Cúneo y otros. . .Libros del Quirquincho. Bs.As.

(son dos libros, uno para padres y otro para niños de 5 ó 6 años)

El libro para padres trata de los caminos que llevan a ser padre y madre. Algunas personas no pueden realizar el proyecto de un hijo biológico y están pensado en adoptar un niño. Otras ya han pasado por esto y tienen un hijo adoptivo. El objetivo de este libro es ayudarlos a entender muchas de las situaciones que se les crean a los padres que eligen este camino.

El libro para los chicos es la historia de Javier y de sus padres, Mariana y Pedro. Es una historia muy hermosa. Léela o pedí que te la lean, despacito o rápido, por partes o toda junta. Tal vez tu historia se parezca a la de Javier en algunas cosas y no se parezca tanto en otras, porque cada uno de nosotros tiene su historia, y cada historia es diferente. Pero seguro que te va a parecer una historia emocionante, importante y verdadera.

El bosque de los árboles verdes.

Marina Pérez Gómez.


Cuento para niños pequeños escrito por una uruguaya madre por adopción. Edición independiente de la autora.

¿Mamá... "adoptivo es una mala palabra?

Dora Kweller. Guía para padres adoptantes.
Editorial Nuevo extremo. Bs.As. 1991


Como en la contratapa no hay información transcribimos parte del prólogo.

Este manual se gestó en el ánimo de la autora, como una solidaria motivación de ayudar a los noveles padres adoptantes a visualizar la naturaleza específica del vínculo paterno-filial, que debe estar centrado en el diálogo franco entre los padres y sus hijos y que se logra, desde una perspectiva profesional especializada e interdisciplinaria, mediante una orientación previa, dentro de un contexto dinámico de reflexión amplia acerca de las cuestiones vivenciales inherentes a la paternidad adoptiva.

Su hijo adoptado.
Stephanie E. Siegel.
Editorial Paidós. Barcelona. 1992

He aquí una guía práctica, personal y muy sencilla que trata el proceso de la adopción desde el momento de la decisión de los padres hasta la llegada del niño; comenta todos los problemas de la educación desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia (incluyendo cuestiones referentes a los niños con necesidades especiales); proporciona seguridad al abordar temas comunes a la evolución de los hijos biológicos y de los adoptados; y –lo más importante- ofrece asesoramiento explícito sobre los problemas que afectan exclusivamente el comportamiento y desarrollo de los niños adoptados. Haciendo frente al hecho de que la educación de un niño adoptado tiene características distintivas, la doctora Siegel afirma que los padres adoptivos deben afrontar cosas tales como explicar a su hijo el hecho de la adopción, responder en lo posible a sus preguntas, y quizás hacer frente a algún problema de salud heredado. La conclusión, de todos modos, es que los padres adoptivos pueden obtener tantas satisfacciones y recompensas de sus hijos como los padres biológicos.

En busca de mi pasado
Jenny Milgrom. Crónica de una adopción.
Editorial Sudamericana. Bs.As. 1996

Esta es la historia de una mujer, hija de inmigrantes de clase media, que descubre de manera brusca y a temprana edad que es hija adoptiva. A partir de ahí, comienza la búsqueda de su origen. Enredada en conflictos afectivos, de vocación y de trabajo, se hace camino a través de la vida con la creencia de sentirse no querida, rechazada y abandonada.
Pero es también la historia de un encuentro, punto de partida de este libro construido a dos voces, y broche de oro de una hermosa relación terapéutica.

En primer lugar se escucha la voz de Jenny Milgrom, actriz, pintora, psicóloga, que desde su lugar de hija adoptiva narra todo aquello que su memoria le permite. Luego está la voz de Eva Giberti, psicoanalista, a quien acude Jenny por su larga experiencia terapéutica en problemáticas de la adopción
La primera cuenta, desde las vivencias más íntimas, la historia de una vida.

La segunda analiza, reflexiona y echa luz sobre las distintas piezas de una trama compleja: las características y los efectos de un estilo de adopción que era el habitual hasta no hace mucho, edificado sobre el silencio, la rigidez y, en especial, sobre el desconocimiento de los derechos de los hijos y de sus deseos.
Acaso por primera vez en un mismo libro se reúnen dos voces necesarias que se complementan y, a la vez, enriquecen tanto los estudios como las experiencias de adopción.

Adopción y silencios

Eva Giberti y Silvia Chavanneau de Gore.
Ed. Sudamericana.Bs.As. 1991.

¿Es lo mismo adoptar un niño que adoptar una niña?
¿Qué sucede con los hijos adoptivos cuando llegan a la adolescencia?
Los padres biológicos del adoptivo, ¿quiénes son?
¿Por qué entregaron a la criatura?
Las familias adoptantes, ¿son iguales a las otras familias?
La adopción abierta de algunos estados de Norteamérica, ¿puede implementarse entre nosotros?
¿Qué problemas plantea la adopción internacional?
Los jueces, ¿deben contar a los padres todo lo que saben acerca del origen del niño?
¿Por qué es importante conocer la historia de la adopción como una institución que se fue recreando a través del tiempo?

Desde dos disciplinas, el Derecho y el Psicoanálisis, las autoras describen zonas de silencio alrededor de esta institución, conocida, divulgada, promovida y legalizada. Pero la fecunda tarea de las familias adoptantes puede ser interferida por aquellos temas de los que no se habla. Los profesionales podrán encontrar en esta obra aclaraciones acerca de los mismos a partir de las experiencias e investigaciones que Eva Giberti y Silvia Chavanneau de Gore realizan hace años.

Las éticas y la adopción
Eva Giberti y Adrián Grassi. (compiladores)
Editorial Sudamericana. Bs.As. 1997.


Ya desde el título, Las éticas y la adopción, el enfoque que propone este libro resulta inesperado, aun para quienes están habituados a trabajar con los diversos problemas que genera la adopción en nuestro país. Si bien los profesionales tienen en cuenta la perspectiva ética de sus procedimientos, no es frecuente que se ocupen de las alternativas que plantean las nuevas éticas en contraposición o complementariedad con las éticas que ofrecen respuestas convencionales.
La mundialización, por una parte, y el incremento de los que desean adoptar, por otra, junto con las redes de tráfico de niños y las posibilidades que abre la fertilización asistida, demandan la revisión de aquello que se consideró hasta ahora una ética única, incanjeable e inamovible.

Los aportes de los jueces que tienen a su cargo la entrega de niños en adopción, de los psicólogos que deben informar sobre las solicitudes de quienes procuran una adopción monoparental o bien piden adoptar una criatura “mayor”, de las trabajadoras sociales que hacen entrevistas destinadas a completar las “carpetas” que describen el estilo de vida de los futuros adoptantes, y de los abogados que tramitan los juicios de adopción, confirman un hábeas técnico-teórico de significativo valor. Este hábeas se enriquece en los diferentes capítulos del libro, que abre, por lo tanto, perspectivas novedosas e impensadas.

La reevaluación de los criterios que se suponen los mejores y que se reiteran sin un análisis suficiente, así como el cuestionamiento de las éticas que pretenden imponerse sin tener en cuenta los orígenes del adoptivo o ignorando la situación de quienes lo concibieron, constituye otro de los puntos clave de este trabajo.
Por estudiar a fondo temas escasamente difundidos y por hacerlos desde un punto de vista absolutamente nuevo, crítico y esclarecedor, Las éticas y la adopción confirma una obra de importancia capital que se convertirá rápidamente en libro de consulta obligada para todos aquellos vinculados con el tema de la adopción.

La adopción. Nuevos enigmas en la clinica

Eva Giberti y Martín Vul. (compiladores)
Editorial Sudamericana. BS AS 1999

El enigma ha sido una constante en la historia de la adopción. ¿Quiénes estuvieron en el origen del niño? ¿Cómo lo concibieron? ¿Por qué lo entregaron en adopción? Esa criatura que se adopta, ¿qué herencia incorporará en la familia adoptante?

Estos son algunos de los interrogantes que adquirieron carácter enigmático, a los que se añaden otros que recién en la actualidad se plantean, y que comprometen la historia de adoptantes y adoptivos. Tal es el caso de la aparición de la fertilización asistida, por ejemplo, que conduce a dudar entre recurrir a dichas técnicas o adoptar, o intentar ambas a la vez. Por otra parte, las guerras que asolaron diversas regiones del planeta produjeron miles de niños exilados que encontraron una nueva familia en la hospitalidad de los países que los cobijaron. Estos niños constituyen una población nueva en el planeta y están entrampados en el enigma que se cierra alrededor del destino de sus padres de origen, con los que convivieron hasta que debieron exilarse.

Existe una necesidad concreta de análisis e interpretación de estas “nuevas” situaciones. Los trabajos aquí reunidos no contienen, ni en su forma ni en su contenido, el espíritu de erigirse como “la respuesta” a estos enigmas. Aportan sí, desde diversas perspectivas –el psicoanálisis, el derecho, la asistencia social, la medicina, la sociología- lecturas que ayudan al enriquecimiento de la clínica de aquellos que trabajan en dicha problemática y, a la vez, son fuente de consulta importantísima para quienes están interesados en la amplia temática de la adopción.

La adopción para padres

Eva Giberti y colaboradoras.
Lumen Humanitas.Buenos Aires 2001

Adopción para padres sintetiza varios temas expuestos y desarrollados en el Foro de Adopción, un área especializada de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires. En él trabajamos durante tres años reuniéndonos en grupos formados por adoptantes y pre-adoptantes, coordinados por psicólogas y trabajadoras sociales, contando también con la presencia de abogados, pediatras y psicopedagoga.


El transcurso de los años produjo cambios significativos en las relaciones familiares. Estos cambios adquirieron matices propios en las familias adoptantes debido a que, por una parte, los hijos incorporaron los hijos incorporaron nuevas curiosidades acerca de su historia y, por otra, los padres se encuentran ante situaciones inesperadas; por ejemplo, las que pueden producirse como resultado de determinados programas emitidos por la televisión. Es posible añadir los conflictos que surgen con motivo de la aplicación del árbol genealógico en las escuelas, otro hecho que, siendo ajeno a la historia de las familias adoptantes, forma parte de los estímulos imprevistos que ingresan en su intimidad.

La adopción de niños “mayores”, una alternativa importante para quienes desean adoptar, así como la existencia de “hermanos” en la familia de origen del hijo adoptivo, y la posibilidad de tomar contacto con el expediente donde figuran los datos filiatorios de la adopción (experiencia a la que podría acceder legalmente a partir de los 18 años) *, constituyen capítulos claves en la producción de textos destinados a los padres.

Este volumen retoma la necesidad de informar al hijo acerca de su adopción e incluye algunos nuevos parámetros, dadas las situaciones que se producen como resultado de la nueva ley *. También advierte acerca de los derechos de los padres cuando inician sus trámites para adoptar.
Este libro incorpora información acorde con las actuales necesidades y deseos de las familias adoptantes, y constituye un referente para reflexionar acerca de las convicciones y prácticas con las que se tejen los vínculos afectivos entre padres e hijos.

* se refiere a la ley 24.779 (nueva ley de adopción) de la República Argentina.

La historia de Ernesto

[ColecciónEl barco de vapor
Pilar Molina Llorente. Colección Ediciones SM.Madrid. 1983
Premio de Literatura Infantil de Generalitat de Cataluña 1985

La historia de Ernesto es la historia de una adopción. Ernesto, a pesar de su corta edad -seis años-, sabe que sus padres verdaderos no hubiesen podido cuidarle .Y también sabe que puede estar muy seguro del cariño de sus padres adoptivos.
Paula y Juan quienes nos acercaran esta referencia bibliográfica, nos dicen:

En este libro encontrás una óptica -que se puede compartir o no- de como podés encarar el tema, "el relato de una historia", con un hijo.

Es obvio que ninguna historia ni ninguna familia es igual a la otra, pero es una opción más a tener en cuenta. Nosotros por lo pronto, y lo hemos observado en la gran mayoria de las parejas, hemos tenido todas las interrogantes lógicas que te planteas al principio, cuando contarlo?, como encararlo?, etc., y hemos necesitado escuchar, leer y consultar para armar nuestro propio camino. De ahí que nos parece que lo más destacable de este libro es que muestra un punto de vista más, y que, más que nada para aquellos que andan el camino por primera vez, puede resultar útil, así sea para concluir que así no les gustaría planteárselo a su hijo.

La hija de Ganges. La historia de una adopción

Asha Miró. Editorial Lumen 2003

“Quiero unos padres”, insistía Asha cuando sólo tenía cinco años, sentada en lo alto de las escaleras del orfanato de Bombay que hasta entonces había sido su casa. Por fin, después de mucho tiempo e infinitos trámites burocráticos, en 1974 Asha viajó a Barcelona donde la esperaba su nueva familia.
La chica creció junto a sus padres adoptivos y a una hermana, otra niña india que la había precedido, pero la ilusión por visitar su país la empujó a dar el gran paso: en 1995, cuando acababa de cumplir veintisiete años, volvió a Bombay para abrazar a su gente y descubrir sus orígenes.

La Hija del Ganges es el hermoso testimonio de una experiencia insólita, que significó el reencuentro de esta joven y valiente mujer con una tierra que ella creía perdida para siempre. Junto a sus palabras, como feliz contrapunto, están las páginas más emotivas del diario de la madre adoptiva de Ahsa, donde se reflejan los temores, las dudas y el amor de unos padres que en España esperaban a una niña como llegada del cielo, y que luego tuvieron que guiar en sus primeros pasos en un mundo y una cultura totalmente nuevos para ella.

Lo que La Hija del Ganges nos entrega ahora son unas memorias llenas de ternura, que hablan de una experiencia tan importante como la adopción y del extraño reencuentro con ese pasado que hizo de ella lo que finalmente es: una mujer valiente que sabe muy bien cuál es el precio de la felicidad y mira la vida con una sonrisa en los labios.
Nació en 1967 en Nasik, una aldea cerca de Bombay y vive desde 1974 en Barcelona, donde ha trabajado como maestra, ha sido presentadora de televisión y actualmente trabaja en el departamento de comunicación del Forum Barcelona 2004.Ha colaborado con distintos programas de asesoramiento en el campo de la adopción y participa en proyectos de ayuda al tercer mundo.
Responder
#54
Paula y la puerta cerrada, es un muy buen libroConfusedmiley2:
Confusedmiley2:querido hij@ pronto estaras con nosotros
Responder
#55
A mí Paula y la puerta cerrada no me gusta... la verdad es que no me acomodaba para contarle su historia a mi hija.....

Me gusta mucho más para niños pequeños el Choco encuentra una mamá
[Imagen: 9580425825.jpg]

, y para más grandes el "Por qué me adoptaron"... [Imagen: 2LV1086.gif]

Y también el Lili es adoptada (que es un libro chiquito hecho en el formato de comic)
Cariños!
Responder
#56
A mi hijo le estoy leyendo "Cuéntame otra vez la noche que nací", y nos ha servido mucho a los 3 (papá, mamá e hijo), porque el libro da la pauta para ir conversando acerca de como fue nuestro encuentro con él.
Responder
#57
[COLOR="Navy"]
Quiero por Jorge Bucay[/COLOR]


en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Quiero que me oigas sin juzgarme.
Quiero que opines sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mi sin exigirme.
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mi.
Quiero que me cuides sin anularme.
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mi.
Quiero que me abraces sin asfixiarme.
Quiero que me animes sin empujarme.
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi.
Quiero que me protejas sin mentiras.
Quiero que te acerques sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que mas te disgustan.
Quiero que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas que hoy puedes contar conmigo sin condiciones…
Cariños!
Responder
#58
¿Pueden devolverme?

Linda Walvoord Girard(*)

Desde que Mariana era una pequeña niña, sus padres le hablaban con naturalidad de su adopción. Le decían que no había crecido dentro de la panza de su mamá, sino en la de una señora que fue su mamá biológica; Mariana no escuchaba lo que le relataban: "cuando te adoptamos"...... no le sonaba diferente a que le dijesen "cuando eras pequeña te llevábamos al parque".

Un día sus padres estaban sentados en el jardín y le contaron: - ese árbol lo plantamos cuando te adoptamos - ¡ Ese día oyó realmente la palabra adoptada !

- ¿Querés decirme que una señora fue mi mamá antes que vos? ¿Y otro señor fue mi papá?

La mamá asintió.
- ¿Querés decirme que tengo otra mamá en algún lugar?
- Sí - respondió el papá, -fue tu mamá durante un tiempo muy cortito al principio.
- ¡Yo no quiero ser adoptiva! ¡Yo quiero que sólo ustedes sean mi mamá y mi papá!
Mariana corrió a su cuarto. Estaba confundida, como si alguien le hubiese hecho una broma, ¿una señora que la tuvo en la panza era su mamá?
Ser adoptiva la hacía sentir triste y sola. Sus padres se acercaron a su cuarto.
- Sabemos que estás triste, pero nosotros somos ahora tu papá y tu mamá. Nos conocemos desde que tenías sólo 4 días, aquí está tu álbum de fotos: mirá, aquí estás en tu cuna, aquí en la bañera, aquí con tus juguetes, con nosotros, con tus abuelos...
Sus padres reían y Mariana también comenzó a reír y se sintió un poco mejor; nadie mencionó esa noche la palabra adopción, sólo el papá la abrazó fuerte y le dijo: tú eres nuestra hija.

Esa noche Mariana permaneció despierta largo rato. No podía olvidar la palabra "adoptada", no podía ser algo relativo a ella.
Trataba de creer que no era verdad, pero pensaba ...
¿De quién era ella si no había nacido de la panza de su mamá? Imaginaba quiénes eran sus padres biológicos y por qué no la conservaron. ¿Había sido una beba fea o mala?
Por la mañana se despertó enojada y comenzó a hacer problemas, no levantó su ropa, no desayunó y se quedaba en su cuarto.

- ¡No me agradas! - le gritó a su madre. - ¡Tú no eres bonita como mi madre verdadera! Ella fue una artista de cine y mi padre una estrella de football !
- Sé que estás enojada pero eso no te autoriza a herirme
, le dijo tranquila su madre. Tenés que aceptarme como soy y eso es así. Yo soy tu verdadera mamá.
A la semana siguiente, su madre le trajo un libro sobre un niño adoptivo. Mariana no quiso leerlo y dijo: - este libro no es para mí ni habla sobre mí, ¡ llevátelo !
Su madre lo dejó en el cuarto y Mariana lo escondió debajo de su cama.
¡Cómo deseaba que nunca le hubiesen contado que era adoptiva!

Al día siguiente llegó la baby sitter y Mariana le pidió que le leyera su nuevo libro. Quería saber si los niños adoptivos podían ser devueltos a sus madres biológicas.
¿Y si un día una señora golpeaba la puerta y le decía: es hora que regreses a casa, Romina? ¿Y si nunca sabría que su nombre habría sido Romina?
Mariana escuchaba atentamente el libro.
El libro decía que nadie podía cambiar una adopción.
Cuando un juez decía que eras adoptivo ya no podías irte, ni ser una visita temporaria. El libro decía: ¡la adopción es para siempre!
Tranquila se acostó a dormir.

Un día, su mamá se puso un perfume llamado Paloma y mientras Mariana se perfumaba preguntó: - ¿Paloma era el nombre de mi mamá?
- No, el nombre de tu mamá era Marta, yo no la conocí, pero me contó el juez que le dolió mucho tener que buscar otros papás para vos.
Era lo único que quiso escuchar ese día.
Todo giraba dentro de su cabecita, miraba televisión y no escuchaba ni una palabra. El nombre de su mamá había sido Marta... Marta... Marta... y ella había estado triste por dejarla ir.
La adopción era para siempre y nunca podría perder la mamá y el papá que tenía ahora.
Al día siguiente dibujó un corazón que decía Marta.
- ¿Cuál era el nombre de mi papá? Le preguntó a su papá esa noche.
- "Raúl", y se señaló a sí mismo. Mariana rió.
¿Te referías a tu papá biológico? - le dijo. No conocemos su nombre pero tenías un papá biológico y Marta sabía quién era.
- Pero ... ¿dónde viven?
- No viven en el mismo lugar y no estaban casados, por eso no tenían un hogar para darte.

- Es la parte triste de tu historia - dijo la mamá.
- Aunque fue feliz para nosotros, recordá siempre eso -agregó el papá-
- ¿Dónde nací?
- En un hospital cerca de aquí.

Mariana no sabía si deseaba preguntar más. Continuó pensando en sus padres biológicos cuando estaba en la plaza, en la iglesia, en la escuela ...
- ¿Todas las madre quieren a sus hijos? -Preguntó Mariana a su maestra.
- Yo creo que tu madre biológica te amaba, adivinando lo que Mariana deseaba saber
- ¿Cómo lo sabes?
- Te amaba para decidirse a darte a otra familia, yo sé qué difícil debe ser para una mamá decirle adiós para siempre a su bebé. Si ella no podía tenerte quería que fueses
querida y cuidada.


Mariana regresó a su casa y le dijo a sus padres: la maestra me dijo que cuando sos adoptiva, significa que tus padres te cuidaron del mejor modo que pudieron. Te quisieron.
- Por supuesto -respondió el padre.
- ¿ Entonces no tenía yo nada malo, fallado ? - preguntó Mariana.
- No. No había ningún defecto en vos, respondió su papá, y tampoco hiciste nada malo, los bebé que son adoptados no lo son por haber hecho algo malo-
- ¿Dónde estaba yo cuando nos juntamos? -preguntó Mariana.
- "En el hospital" - contestó la mamá. Tenías 4 días de vida y una asistente social se encontró con nosotros allí.
- Cuando te vimos, fue un amor a primera vista
- dijo su papá.
- ¿Y ahí me adoptaron?
- No, esperá, explicó su mamá. - La adopción se realiza al final de un año con un juez. Tu mamá biológica completó papeles, nosotros también; en esos papeles ella escribió que no estaba en condiciones de ser tu mamá y nuestros papeles decían que podíamos ser buenos padres y te queríamos a vos. Un día de invierno, fuimos al Juzgado con vos. Estaba el juez en su oficina y le presentamos los papeles.
El juez dijo: - prometer amar a esté bebé es para siempre, y ser sus padres, no importa si llueva o salga el sol.
- Sí, contestamos.

- ¿La cuidarán y educarán hasta que crezca?
- Sí.
- Muy bien,
dijo el juez y firmó los papeles ese mismo día.
- Entonces, ¿ustedes no pueden dejarme nunca ir?
- Nunca, nunca. Siempre serás nuestra niña, no importa cuán grande seas y crezcas, y el día que vos tengas hijos nosotros seremos abuelos
, contestaron sus padres.
Fuimos al Juzgado con muchos amigos y familiares a festejarlo.
- ¿Un festejo por mí?
- ¡Por supuesto! La fiesta de bienvenida a la bebita que esperamos tanto tiempo ... fuimos con globos y caramelos ...
Estábamos felices de haberte encontrado y que el juez firmó los papeles de la adopción


Ahora somos una familia, y cada año ese día mamá y yo lo recordamos con emoción y alegría. Muchos niños en el mundo son adoptivos, pero hay una sola Mariana .............. (apellido).
- Tengo una idea, ¿todos los años, ese día podríamos hacer una fiesta nosotros tres ?
- preguntó Mariana.
- ¡Por supuesto!
- Mariana se abrazó fuerte a sus papás. Se sentía muy bien ahora. Aceptaba que ella no había nacido de sus padres como muchos otros niños.
También aceptaba lo que Marta y su otro papá habían decidido.
Ahora tenía dos fiestas, un cumpleaños y un día de adopción. De ahora en adelante celebrarían ambas fechas. Habrían muchas tortas, globos y caramelos.

*"ADOPTION IS FOR ALWAYS"
por Linda Walvoord Girard.
Ilustrado por Judith Friedman. Copyright texto 1986 por Linda Walvoord Girard.Copyright Ilustraciones 1986 por Judith Friedman. Reimpreso con permiso de ALbert Whitman & Company, Morton Grove, Illinois, USA.

En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
Responder
#59
hola chicas me gustaria saber donde puedo conseguir algunos de los libros que mencionan mas arriba, aca en iquique no he podido encontrar ninguno, a mi hija le leo "choco encuentra una mama" le encanta, mi marido lo pudo conseguir el valparaiso, bueno eso no mas.

Cariños
Responder
#60
Paula y la puerta Cerrada lo venden en la Fundación San José

Josefina, Historia de una Adopción en la fundación Chilena de la Adopción

De repente en ambos casos podrías escribirles un mail y preguntar si previo depósito te lo pueden enviar.....


mira tb en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. (venta en línea)

Ahi en una primera mirada ademas de libros para padres sobre adopción, encontre como libros de cuentos para niños la hija del ganges (es sobre adopcion internacional) y Max y la Fiesta de la Adopción (ese no lo conozco)
Cariños!
Responder
#61
gracias Sabina tu siempre tan pendiente le voy a echar una mirada con calma, ojala pueda conseguir alguno, una vez mas muchas gracias.


un abrazo.
Responder
#62
[SIZE="3"]¿Y si se entristece al saber que es adoptado?[/SIZE]

Puede que tu hijo se enfade o entristezca al hablar, o pensar, sobre su adopción o su pasado.

BEATRIZ SAN ROMÁN



Ayudar a tu hijo a asimilar su historia no se limita a irle transmitiendo la información a medida que está preparado para procesarla. Significa también ayudarle a digerir las emociones que este proceso conlleva.

A los padres nos gustaría creer que, si hablamos de ello con las palabras adecuadas, nuestros hijos encajarán sin dolor su historia. Lamentablemente, esto no es cierto. Descubrir que la vida es a veces muy injusta es siempre un proceso doloroso.

Es muy posible que tus explicaciones le hagan sentirse triste y confuso. O que se muestre en los días siguientes especialmente irascible y desafiante. Es normal. Encajar el rompecabezas de su vida y poder asimilarlo positivamente es un proceso que conlleva sentimientos difíciles, entre los que se encuentran la tristeza, el enfado y la rebeldía.

- No temas al dolor de tu hijo, es parte natural de su proceso de maduración. Compartir su sufrimiento y su tristeza no amenazan vuestra relación sino que la fortalecen.

- Hazle saber que lo que siente es normal, que le entiendes. Frases como "a mí también me hubiera gustado que las cosas fueran de otra manera" le permiten percibir que entiendes lo que le pasa y que estás de su lado.

- El dolor tiene muchas formas, no lo confundas con un ataque personal. Cuando un adolescente te grita que no eres su padre -o un niño de primaria enfurruñado te suelta "me gustaría que estuvieras muerta"- está tratando de canalizar su angustia y sus temores. No te hagas el ofendido, lo que necesita es que le acompañes en esta etapa difícil y le reafirmes en que ahora eres su padre para siempre, y en que siempre vas a estar de su lado.

- No escatimes las muestras de cariño y los momentos de mimos y risas compartidas. Cuando tu hijo sienta que se reabren las heridas de su pasado, las demostraciones de afecto, los abrazos y las caricias actúan como un bálsamo que alivia su sufrimiento.
Cariños!
Responder
#63
Muchas gracias.
Responder
#64
Hablar de la familia biológica

Hablar con nuestros hijos de la ilusión con la que preparamos su llegada o del viaje en avión que nos trajo a casa no nos resulta difícil. La mayoría de los padres hablan de ello con sus hijos desde que son pequeños. En cambio, hablarles de su familia biológica nos parece a veces muy complicado: ¿estará preparado para saber?, ¿por dónde empiezo?, ¿qué hago si se enfada o se entristece?

Aún hoy se sigue llamando "revelación" a la información que se da a un niño adoptado acerca de sus orígenes. El término parece remitir al momento del descubrimiento de un secreto bien guardado, cuando en realidad lo conveniente es permitir al niño que asimile su historia poco a poco.

Para ayudar a nuestros hijos a comprender sus orígenes, es necesario tener presentes las siguientes ideas:

- No se trata de esperar "el momento adecuado" y soltarle de golpe toda la información que tenemos sobre la primera etapa de su vida. Como con cualquier tema complejo, lo mejor es empezar por ideas simples e ir añadiendo detalles a medida que aumenta su capacidad de comprender.

- Necesitamos elaborar nuestros propios sentimientos sobre el tema porque los niños perciben más allá de las palabras.

- Antes o después habrá momentos en que a nuestro hijo le produzca rabia o tristeza su propia historia. Por mucho que nos esforcemos en hacerlo bien, siempre hay un componente de dolor en entender las circunstancias que llevaron a la adopción y todo lo que la misma implica.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
Responder
#65
[Imagen: books?id=JY1MAAAACAAJ&printsec=frontcove...X9Bqw3ZwRA]
Descripción general del libro
Para Emma es muy importante saber que lugar ocupa dentro de su familia. Por eso le pido a menudo a su abuela que le cuente su propia historia, la historia de como sus padres decidieron adoptarla, y de como viajaran hasta la China para darle una nueva familia, solo por amor. Emma tambien quiere, cuando sea un poco mayor, viajar a China para conocer sus raices.......Aunque este libro solo cuenta la historia de Emma, en realidad trata de algo mas que del proceso de adopcion, nos explica tambien sobre distintos caminos para formar una familia.

2005 - 24 páginas
Responder
#66
Del mensaje anterior:

Título La historia de Emma
Autores Deborah Hodge, Song Nan Zhang
Editor Juventud, 2005
N.º de páginas 24 páginas
Responder
#67
La historia de Emma se la leí a mis alumnos en la hora del cuento y fue una excelente oportunidad de concienciar además a niños que no han vivido de cerca esta experiencia, para que ellos visualicen las diversas formas de hacer familia. Ellos que no tiene prejuicios además, como muchas veces si los adultos, logran tener en perspectiva que la adopción es una opción tan normal como la de ser padres biológicos.
Diría que sirve para niños de 7 años o más
Responder
#68
[Imagen: books?id=1gbQ4afJRtAC&printsec=frontcove...HTfHOqSKfg]

BEBE DEL CORAZON

Autor: Thelma Kracochansky Laufer

Este libro está orientado quizás a niños más pequeñitos, ya que las imágenes son un excelente apoyo para la imaginación.

Vean este link

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#69
Alecita: no había leído tu experiencia al leerles ese cuento a tus alumnos... ¿qué te preguntaban? ¿cómo reaccionaron?
Cariños!
Responder
#70
LLevo dos años en mi actual colegio, y afortunadamente cuenta con excelentes bibliotecas generales y de aula, las cuales tienen libros sobre diversos temas y entre éstos; la adopción. Ha sido una expericiencia muy buena en el sentido que me han permitido mostrarles a los niños esta realidad tan cercana, pero ajena a la vez.
Puntualmente recuerdo que el año pasado los niños les quedo tan claro que la adopción es una vía tan normal como la de tener hijos en forma biológica, que cada vez que hablamos de la familia ellos tenían siempre presentes que también la adopcióne ra una opción tan válida. Inclusive una vez yo utilice mal el decir "hijos adoptados" y ellos fueron quienes me corrigieron y me decian como podía realizar esa diferencia. Luego de eso sentí que efectivamente ellos habían logrado integrar esta opción como algo natural y que es un momento en la vida de las personas y luego es un hijo y ya.
Este año tengo un grupo de niños algo más diversos y recien estoy trabajando el tema, surgen muchas dudas ya que en la mayoría de los casos, nadie les había hablado antes de la adopción, es casi un tema tabú, pero bueno todo tiene un inicio...
Por otra parte mis colegas que conocen mi historia han ido integrando también el tema en sus clases cuando surgen los momentos pertinentes.
Queda mucho por realizar aún en el tema educación, dentro de mi experiencia docente aún no he visto por ejemplo ningún libro entregado por el ministerio de educación que ejemplifique o trabaje la adopción en sus diversas áreas, como opción de formar una familia, en el ámbito social, u otro. Por tanto si se tiene al menos una herramienta para aportar es bienvenida ciertamente...
Un día de estos les cuento que tal me va con los otros libros
Cariños
Ale
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Peliculas y Videos sobre adopción Sabina 62 57.520 11th May 2015, 22:14
Último mensaje: Sabina
  Hola! nueva en Adopción. Serpentina 35 10.942 6th June 2014, 19:17
Último mensaje: anyita
  Adopción y escuela Sabina 29 32.845 1st October 2013, 08:30
Último mensaje: Wale
  Adopción de niños mayores Sabina 47 49.581 6th May 2011, 12:21
Último mensaje: eusilca
  Adopción de niños con necesidades especiales Sabina 5 14.471 5th December 2010, 23:28
Último mensaje: Stephanie
  Libro Fundación Chilena de la Adopción Sabina 18 22.432 13th October 2010, 17:08
Último mensaje: Ojitos_de_gata
  Ley de adopción vigente Brujita 10 20.040 16th September 2008, 12:19
Último mensaje: caya

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)