Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Infertilidad Masculina
#1
En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.


SEMINOGRAMA o ESPERMIOGRAMA




Los espermatozoides son un 10% de la totalidad del eyaculado, el resto se compone de:
  • 10% secreción de las glándulas bulbo-uretrales
  • 30% secrección prostática
  • 60% secrección de las vesículas seminales
Espermatogénesis

Es el nombre que se da al proceso por el cual la espermatogonia se transforma en un espermatozoide, suele durar unos dos meses. Las espermatogonias se quedan en estado latente en el testículo en el período fetal y aumentan considerablemente en la pubertad, etapa que marca el inicio de la maduración de las espermatogonias para formar espermatozoides.


El ciclo sigue la siguiente secuencia:
  • transformación de espermatogonias en espermatocitos primarios en el túbulo seminífero, 46 xy cromosomas.
  • primera división meiótica del espermatocito primario para formar dos espermatocitos secundarios haploides 23x, 23y, cada cromosoma con doble cromátide.
  • segunda división meiótica del espermatocito secundario haploide para formar dos espermátides 23x, 23y, cada cromosoma con una sola cromátide.
  • espermiogénesis, es la fase final de la espermatogénesis, por el cual las espermátides se transforman en espermatozoides.
    • condensación nuclear
    • formación del acrosoma
    • pérdida de gran parte del citoplasma
    • finaliza con la entrada de las formas maduras en la luz de los túbulos seminíferos y su transporte al epidídimo


Arriba a la izquierda, espermatozoide maduro teñido con la técnica de papanicolau, sus partes son:
  • El acrosoma está teñido de azul, esta parte del espermio tiene enzimas como la hialuronidasa y la acrosina que facilitan la penetración de la zona pellúcida que rodea al ovocito y facilita la fusión de la parte de la membrana del espermio que contacta con la membrana del ovocito, de tal modo que se abre un canal al interior del ovocito. Los últimos movimientos del espermatozooide permite que entre desnudo de su membrana al interior del ovocito dejando atrás la membrana ya vacía del espermatozoide.
  • La cabeza que contiene el núcleo
  • El segmento, que contiene la carga mitocondrial y es el responsable de los movimientos de la cola
  • Cola, formada por tres partes y es responsable de la motilidad del espermio.
La cantidad del eyaculado se clasifica en:
  • hipoespermia: cuando la cantidad emitida es menor de 2 cc
  • normosespermia: cuando la cantidad emitida está entre 2 y 6 cc
  • hiperespermia: cuando la cantidad emitida es mayor de 7 cc
Lo ideal es dejar que la muestra obtenida se licúe, lo que suele ocurrir a los 30 minutos. Tomaremos a continuación 10 ul y lo depositamos en la cámara de conteo Mackler y examinamos la muestra al microscopio usando un objetivo de 20 aumentos. Contamos los espermatozoides en tres columnas diferentes de la cuadrícula, el resultado lo dividimos por tres y nos da el número de espermatozoides por ml de muestra.
  • Azoospermia: ausencia de espermatozoides en la muestra de semen analizada
  • Oligozoospermia: menos de 20 millones de espermatozoides por ml (OMS) en la muestra de semen analizada.
  • Normozoospermia: más de 20 millones de espermatozoides por ml (OMS) ó más de 50 millones en la totalidad de la muestra (Comhaire et al, 1992)de muestra de semen analizada.
Una de las causas de azoospermia es haber padecido las paperas ( enfermedad que puede pasar desapercibida) después de los 8 años, entre otros factores.

El estudio de la movilidad lo hacemos tomando 20 ul. de la muestra y lo observamos al microscopio a 40 aumentos. Clasificamos los espermatozoides por su movilidad en tres categorías:
[INDENT]A: movimiento rectilíneo, mas ó menos regular y constante.Valor normal > 25%
[/INDENT][INDENT]B: movimiento en círculos y mas ó menos caótico. Valor normal > 25%
C: movimiento no progresivo
D: sin movimiento
[/INDENT]Al menos un 40% de los espermatozoides deben ser móviles a las dos horas de la emisión y algunos deben permanecer móviles a las 24 horas.




Secuencia de progresión de un espermatozoide tipo A, la cola se ha dibujado para resaltar la cabeza del espermatozoide en su progresión desde la esquina inferior izquierda de la primera foto, hasta la esquina superior derecha de la última fotografía.
  • asteno: significa debilidad
  • astenozoospermia: cuando hay más de 50% de espermatozoides con movimientos lentos, irregulares, no progresivos ó circulares en la muestra de semen analizada (C + D > A + B)
  • terato: palabra de origen griego que significa malformación, alteración grave de la morfología.
  • teratozoospermia: más de un 30% de espermatozoides malformados en la muestra analizada.
  • necrosis: palabra que significa muerte, destrucción.
  • necrozoospermia: más de un 40% de espermatozoides muertos en la muestra analizada.
Los espermatozoides producidos en el testículo son transportados al epidídimo donde pasan por el proceso de maduración que dura aproximadamente 3 días. Del epidídimo sale un tubo que se llama conducto deferente, el cual sale del escroto por el canal inguinal, entra en el abdomen, desciende en la pelvis donde se une con el conducto de las vesículas seminales para formar el conducto eyaculatorio, y finalmente entra en la próstata donde se une a su vez con la uretra.


En los casos de inseminación artificial es importante seleccionar los espermatozoides de mejor calidad para aumentar las probabilidades de fecundación, y eso se hace con las técnicas de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos..
El testículo está dentro de una bolsa llamada escroto, y el estar colocados fuera del cuerpo es para que tengan una temperatura óptima (inferior a la del cuerpo) para el desarrollo de los espermatozoides. De ahí que cuando se usan calzoncillos ó pantalones ajustados, ó cuando se tiene costumbre de duchas ó baños con agua muy caliente, ó se está sentado durante muchas horas, ó cuando se trabaja en sitios de alta temperatura (por ejemplo: hornos), ó se consume alcohol (vasodilatador), el testículo sufre un incremento de temperatura con una alteración grave en la maduración de los espermatozoides y una disminución importante de la capacidad fecundante de los mismos.
Otros factores que influyen negativamente en la calidad de la producción espermática es la mala calidad de vida, el estress, la alimentación defectuosa rica en grasas animales, el alcohol, las drogas, la contaminación ambiental, infecciones venéreas (muchas de ellas asintomáticas, infectan la próstata generando una prostatitis crónica benigna y una alteración subsiguiente del fluido prostático), algunas enfermedades y algunos tratamientos (como son los citostáticos, que pueden producir una azoospermia transitoria).
Los indúes han usado desde tiempo inmemorial unas cucharillas metálicas que calentaban y después aplicaban a sus genitales mientras estaban en cuclillas. No es un método fiable de control de natalidad, pero a la luz de los conocimientos actuales, es posible que le haya dado resultados a algunos de ellos.
Por último, el seminograma aislado es un estudio orientativo de la producción espermática de un individuo. Para hacerlo correctamente, es necesario un período de abstinencia sexual de 3-4 días. El eyaculado debe entregarse al laboratorio en menos de una hora para su estudio en un recipiente estéril.



Referencias: Instituto Valenciano de Infertilidad. Dr José Remohí, Dra Amparo Ruiz, Dr Josep LLuis Romero entre otros. Before we are Born, essentials of Embriology & Birth defects, Moore & Persaud, 1998. Conceptos de Genética, William Klugs & Michael R Cummings, 1999. OMS.
Responder
#2
INFERTILIDAD MASCULINA.

Muchas veces las parejas se deciden por técnicas de reproducción asistida porque no están informadas de los trastornos de infertilidad en el hombre, ni de sus tratamientos. Entre un 10% y un 25% de la infertilidad masculina se debe a defectos del cromosoma Y.

La OMS considera que existe infertilidad masculina cuando la concentración de espermatozoides en el semen es inferior a 20 millones por mililitro cúbico, cuando menos del 50% de espermatozoides no tienen movilidad progresiva o cuando el porcentaje de espermatozoides con morfología normal es inferior al 15%.

Cuando el hombre acude al médico lo primero es averiguar si tiene espermatozoides, y si éstos cumplen los parámetros de la OMS.

Para ello se realiza una detallada historia clínica, recogiendo todos los sucesos que hayan podido influir en la fertilidad como la radioterapia, por ejemplo, y después se realiza la exploración física buscando datos que hagan sospechar de alguna patología, como unos testículos pequeños o blandos. T

Todo ello, más el seminograma, nos da una primera visión de la posible infertilidad del hombre.

Si los resultados del seminograma demuestran que hay espermatozoides en el semen pero tienen algún tipo anomalía, como oligozoospermia (alteración en el número), astenozoospermia (en la movilidad), o en la forma (teratozoospermia), se administran fármacos antiinflamatorios, antibióticos u hormonales.


En ciertos casos se utilizan terapias más innovadoras con ácido fólico y sulfato de zinc o antioxidantes. Exceptuando las causas genéticas, se puede llegar a diagnosticar hasta el 75% de las causas de infertilidad masculina, y, de éstas, entre el 30% y el 40% pueden tratarse de forma satisfactoria.
Con los tratamientos actuales, una de cada cuatro parejas de infertilidad con factor masculino puede llegar a tener hijos de forma natural o con tratamientos mínimamente invasivos, como la inseminación intrauterina.
Sin embargo, muchas veces las parejas se deciden por técnicas de reproducción asistida porque no están informadas de los trastornos de infertilidad en el hombre ni de sus tratamientos.

El cromosoma Y

El cromosoma Y, que define el sexo masculino, es pequeño, muy repetitivo y básicamente no funcional. Pero, afirma Bruce Lahn, investigador del cromosoma Y de la Universidad de Chicago (EE UU), aunque tiene relativamente pocos genes, 'los genes que encontramos son de gran interés y tienen importantes funciones'.

El cromosoma Y se ha convertido en un vertedero genético porque no se recombina (la recombinación es el cambio de ADN que tiene lugar entre parejas de cromosomas cuando se producen los óvulos y el esperma).

De hecho, el 95% del cromosoma Y jamás intercambia ADN con el otro cromosoma sexual, el X. Esto incluye la región que contiene al gen específico de la masculinidad.

Los investigadores creen que ésta es la forma en que los cromosomas del sexo adquirieron sus papeles, haciendo una reorganización de cromosomas que provocó que el X y el Y quedaran aislados entre sí.

Desde que quedó aislado del X -que sigue intercambiando ADN con su cromosoma hermano en las células femeninas- el cromosoma Y ha ido degenerando, acumulando mutaciones y perdiendo gran parte de su material genético. Esto lo ha convertido en el descontrolado adolescente del genoma, con una gran cantidad de secuencia relativamente nueva.

De los genes del Y, muchos están involucrados en la producción de esperma. Esto no es tan predecible como podría parecer: el paradero de un gen normalmente no da muchas pistas sobre lo que hace. En la evolución, el cromosoma Y ha ido acumulando genes externos de fertilidad masculina. Los genes productores de esperma se repiten muchas veces, quizá para ayudar a competir a los machos, o quizá para evitar que se pierdan importantes genes por estragos en las mutaciones.

Se cree que entre un 10% y un 25% de la infertilidad masculina se debe a defectos del cromosoma Y.

Pero estos genes están presentes en distintas cantidades y organizaciones en los distintos varones, y los efectos del cambio genético pueden variar mucho.

La variación significa que, por ejemplo, el mapa del cromosoma Y publicado, que se basa en un varón, puede no ser suficiente para comprender los efectos del cromosoma. Hay grandes tramos de X e Y que siguen siendo prácticamente idénticos. Parte de esta similitud es ancestral. Pero algunas secuencias similares se adquirieron del X no hace mucho, cuando se separaron los ancestros de los chimpancés y de los modernos humanos.

Estudios clave en el cromosoma Y

Los revolucionarios datos presentados hace unos meses en EE UU por el doctor David Page, del Howard Hughes Medical Institute, sobre el hallazgo de la secuenciación completa y el mecanismo de reparación y duplicación del cromosoma sexual Y abrirán nuevas líneas de investigación para conocer por qué se produce la infertilidad masculina, pero todavía habrá que esperar unos años para que estos resultados repercutan en un tratamiento.

Los estudios norteamericanos revelan que el cromosoma Y, lejos de estar vacío, contiene 78 genes, y la combinación de ellos produce 27 proteínas.

Además, se demuestra que no necesita entrecruzarse con ningún otro cromosoma para mantenerse y reparar su daño genético, sino que dispone de unos genes, que se llaman palíndromos, que se pueden leer tanto por la derecha como por la izquierda.

Este hecho le permite duplicarse más veces que un cromosoma clásico. Ahora, lo que se debe investigar es el mecanismo por el que se producen las proteínas, tanto la normal como la anormal, ya que esta última es una de las causantes de la infertilidad.

Otras fuentes destacan la importancia de este descubrimiento, pero aseguran que, aunque ayudarán a tener un conocimiento más detallado de la infertilidad en el futuro, de momento añaden poca información a lo que ya se sabía sobre las microdelecciones del cromosoma Y.

Este trastorno aparece por unos defectos en el gen que impiden que llegue la información necesaria para producir el espermatozoide en el testículo. Las microdelecciones del cromosoma

Y constituyen el 15% de las causas de azoospermias no obstructivas y el 6% de las oligozoospermias severas.
Responder
#3
Testículos no descendidos (Criptorquidia)

Llamamos Criptorquidia a la ausencia de uno o de ambos testículos en el escroto pero que se encuentran en el recorrido del canal inguinal. Normalmente el descenso testicular normal ocurre en los dos últimos meses del embarazo, por eso la incidencia de este cuadro en los recién nacidos de término es de aproximadamente 2 a 3% y de 30% en los niños prematuros.

La presencia de Criptorquidia al año de edad es de 1% aprox ya que en los primeros meses de vida muchos testículos descienden en forma espontánea. Además, aproximadamente el 0,8% de los varones adultos presenta criptorquidia, de los cuales dos tercios es unilateral y un tercio bilateral.

Causas
Aún no están bien definidas, algunos postulan causas hormonales, genéticas, intrínsecas, etc. Se encuentra asociada a gran número de cuadro genéticos, neurológicos o malformativos. (Sme. Klinefelter, Noonan, Prader Willi, Sme de Down)

Edad de tratamiento.
Actualmente se recomienda que el tratamiento se haga alrededor del año de vida. Los tipos de tratamiento son quirúrgico u hormonal (aunque algunos especialistas no ven mayor seguridad en el segundo tipo).

Si no se realiza tratamiento las 2 secuelas más importantes son el aumento de la frecuencia de infertilidad y frecuencia de tumores testiculares. También de torsión testicular.

El médico pediatra debe observar constantemente este proceso, y tener en cuenta la posibilidad de una intervención quirúrgica muy sencilla, en caso de que no hayan descendido por sí solos al cumplir 10 o 12 meses.
Responder
#4
EVALUACIÓN DEL FACTOR MASCULINO

SEMINOGRAMA

El hombre será requerido para que recoja una/s muestra/s de semen que nos permita determinar su potencial para fertilizar al óvulo. La muestra debe ser recogida por masturbación tras 3-5 días de abstinencia sexual previa.
La muestra pasará al laboratorio donde se realizará el recuento de espermatozoides, el porcentaje de móviles, el tipo de movilidad, y su morfología.

Además se evaluará la presencia de otras formas celulares distintas de espermatozoides, como células epiteliales, glóbulos blancos o leucocitos, glóbulos rojos o hematíes y restos celulares. Una vez evaluados estos y otros parámetros, se emitirá un juicio diagnóstico y si existiera alguna anomalía, se trataría de averiguar su causa.


Los distintos parámetros a evaluar en el seminograma son los siguientes:

Licuefacción
La muestra de semen una vez recogida está coagulada y necesita licuarse para proceder a su evaluación. Esta se consigue gracias a una sustancia liberada al eyaculado por la próstata conocida fibrinolisina. Si la licuefacción no ocurre 20-30 minutos tras la eyaculación, nos puede indicar algún tipo de disfunción a nivel prostático.

Viscosidad
El semen una vez licuado debe ser ligeramente más viscoso que el agua. Cuando la muestra es altamente viscosa, puede ser debido a una disfunción prostática, eyaculación frecuente, y/o a un estado psicológico del paciente. Este aumento de viscosidad no supone una causa directa de infertilidad, pero puede afectar a las posteriores evaluaciones del seminograma como su concentración y motilidad espermática.

Volumen
El volumen normal de un eyaculado tras 3-5 días de abstinencia es de 2-6 mL. Un volumen inferior puede orientar hacia una obstrucción causada por una infección genital, alteración congénita de los vasos deferentes, o eyaculación retrógrada.

Color
El color normal del semen es blanco opalescente. En casos de infección puede presentar un color amarillento. El color rojizo o marronáceo orienta hacia un sangrado genital. El color transparente o acuoso se presenta en casos de eyaculados con baja cantidad de espermatozoides o ausencia total de estos (azoospermia).

pH
El pH normal varía entre 7,2-7,8. Valores fuera de este rango nos puede orientar hacia una infección genital.

Concentración de espermatozoides
El número normal de espermatozoides en un eyaculado debe ser igual o mayor a 20 millones/mL. Valores por debajo de esta cifra indican una oligozoospermia.

Motilidad
La motilidad de los espermatozoides es indispensable para que estos puedan acceder hasta las trompas para fertilizar al óvulo. Se valoran el porcentaje de espermatozoides móviles, el de progresivos y el grado de motilidad. La normalidad se establece en más de un 50% de espermatozoides con movilidad progresiva. Valores por debajo de esta cifra indican una astenozoospermia.

Vitalidad
Se utiliza una tinción supravital para distinguir entre los espermatozoides vivos y los muertos, debido a que, el hecho de que estén inmóviles no implica que estén muertos. La normalidad se establece en más de un 75% de espermatozoides vivos. Si todos los espermatozoides están muertos se habla de necrozoospermia.

Morfología (criterios estrictos de Kruger)
Este parámetro es predictivo de la capacidad que poseen para fertilizar al óvulo. Básicamente el espermatozoide debe tener una cabeza oval, sin defectos en el cuello, pieza intermedia y cola. Deben existir más de un 14% de formas normales. Valores por debajo de esta cifra indican una teratozoospermia.

Recuperación de espermatozoides móviles (REM)
Para que la fertilización del óvulo ocurra los espermatozoides deben separarse de la fracción líquida del eyaculado (plasma seminal). Para ello se utilizan distintas técnicas como la centrifugación en gradientes. La técnica a utilizar dependerá de las características de la muestra. Es un parámetro crítico pues nos orientará, en caso necesario, hacia el tipo de técnica de Reproducción a realizar.

Test hipoosmótico (HOS-test)
Se utiliza para valorar la integridad de la membrana del espermatozoide y por tanto su viabilidad. El número de espermatozoides que responden positivamente al test debe ser igual o mayor de un 60%.

Anticuerpos anti espermatozoides
Se producen cuando el sistema inmunitario responde frente a los espermatozoides como si estos fueran elementos extraños para el organismo. Su presencia causa inmovilización y aglutinación de los espermatozoides, impidiendo que estos alcancen el óvulo. Su detección se realiza normalmente en suero o plasma seminal. Se estima que una cifra por encima del 50% de espermatozoides unidos a estos anticuerpos, es causante de un 5-10% de las causas de infertilidad masculina y que un 10-15% de las mujeres con infertilidad de causa desconocida tienen este tipo de anticuerpos circulando en sangre.

Test de supervivencia
El tiempo durante el cual los espermatozoides permanecen móviles tras la eyaculación es un indicador importante de su función y vitalidad. Se realiza para confirmar que los espermatozoides no morirán antes de llegar a su destino. Se estima como normalidad más de un 75% de espermatozoides móviles tras 24 horas de incubación a 37ºC.
Responder
#5
Causas de infertilidad en el hombre


Generalmente, los problemas en la fertilidad masculina se pueden clasificar en anomalías relativas a los espermatozoides, problemas hormonales y anatómicos. Las principales causas son:

- Infecciones: se pueden producir de tres tipos, a la próstata (prostatitis), al epidídimo (epididimitis) y al testículo (orquitis). La más frecuente es la orquitis urliana que se produce por la papera, que puede causar un 70% de esterilidad si no se trata a tiempo. Según una investigación del Instituto de Infertilidad Materno-Infantil de la Facultad de medicina de la Universidad de Chile, las enfermedades de transmisión sexual son una de las principales causas de dificultades en la concepción en ambos miembros de la pareja.

- Criptorquídea o testículo oculto: lo normal es que al año de vida, el testículo -que se encuentra a la altura del riñón- baje hacia al escroto. Pero hay casos en los que este descenso no se produce, lo que constituye una causa de esterilidad en el 80% de los casos. La solución es un tratamiento quirúrgico.

- Torsión testicular: hay casos en los que los testículos suben y bajan desde y hacia el escroto. En este vaivén, el testículo se puede torcer, lo que lo daña directamente las células espermáticas. Esto también se soluciona con una operación. La que debe realizarse antes de las ocho horas después de producida la torsión.

- Traumatismos o golpes: se produce cuando se daña el tejido testicular. Esto hace que el cuerpo genere anticuerpos hacia estas células, lo que las inactiva. La mayor cantidad de casos se produce por agresión o por deportes.

- Varicocele: es una de las causas más frecuentes de esterilidad masculina. Se trata de una insuficiencia venosa de las válvulas que transportan la sangre hacia el pene. Su tratamiento consiste en una operación bastante simple, que mientras antes se realice, menor será la posibilidad de quedar estéril.

- Disfunción eréctil: cuando no puede tener una erección, no puede fecundar al óvulo. Este problema se trata con medicamentos como el viagra, prótesis, inyecciones o con tratamientos psicológicos.

- Quimioterapia y radioterapia: estos procedimientos producen una carga de tóxicos a la gónada, que daña a los espermatozoides.

- Hipertermia: Los testículos deben estar a 2º C menos de la temperatura corporal que normalmente tiene una persona (36 º C). Si aumenta la temperatura, disminuye la producción de espermios. Por ello es importante prevenir, cuidando que niños y adultos no se expongan a cuadros febriles prolongados y, en el caso de los niños, que los testículos desciendan a tiempo.

- Tóxicos: está comprobado que la influencia de sustancias como cigarrillo, alcohol y drogas en el hombre es una de las causas más dañinas para su fertilidad.
Responder
#6
El impacto de las drogas en la fertilidad masculina

¿Fumas o tomas mucho y tienes planes de ser padre? Pon atención, porque tu conducta podría alterar tu proyecto de formar una familia.

¡Atención hombres! Las drogas legales no son inocuas.

“La gente cree que el alcohol y el tabaco son inofensivos, pero no es así. El alcohol tiene efectos directos en los testículos, lo que incide en un menor número de espermios y en los niveles de testosterona”, explica el doctor Alejandro Manzur, jefe de la Unidad de reproducción humana de la universidad Católica.

¿Cómo? El alcohol influye en una mayor producción de estrógenos (hormona típicamente femenina) que testosterona (ver recuadro).

Eduardo Bustos, andrólogo de la universidad de Chile, comenta que esto produce una disminución de la libido. Y agrega que en los casos de alcoholismo crónico, el estradiol aumenta “en el 50% de los pacientes, por ende puede haber feminización y alterarse la fertilidad, lo que es más evidente cuando hay daño hepático”.

El tabaco tampoco se salva. El consumo de una cajetilla de cigarrillos o más al día disminuye la calidad espermática. Según estudios de la universidad de California, Estados Unidos, las parejas que fuman tienen un riesgo cuatro veces mayor de que no se produzca la fecundación del óvulo, que aquellos que no fuman.

Además, no hay que olvidar que la inhalación de humo de tabaco durante el embarazo puede incidir en el desarrollo de problemas de aprendizaje en los niños.

Manzur recomienda a los hombres fumadores que buscan ser padres, que disminuyan su consumo a tres o cuatro cigarrillos porque “en Santiago el resto lo da el ambiente”. Y recalca, que el daño que produce es muy poco reversible, sobre todo si afecta los testículos.

Alejandro Manzur aconseja no fijarse tanto en los millones de espermios por ml que aparecen en un espermiograma, aunque si el examen se repite y el resultado es el mismo, entonces es un motivo de preocupación.

En qué hay que fijarse

Glosario

* Hormonas: sustancias químicas que se vierten en la sangre; son producidas por las glándulas endocrinas y regulan el funcionamiento de los órganos.

* Testosterona: hormona sexual masculina producida por los testículos. Esta hormona estimula el desarrollo de los órganos reproductivos y produce las características sexuales secundarias masculinas.

El examen es el análisis de una eyaculación completa (muestra seminal) y evalúa:

a. Concentración: 20 a 40 millones de espermios totales como mínimo.

b. Movilidad de los espermios: debe ser progresiva en el 50% de la muestra.

c. Morfología: 50% debe tener forma normal según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si uno de estos valores está alterado, pueden existir problemas de fertilidad.


Fuente : Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#7
Analizan especialistas: 4 factores que amenazan la fertilidad

Si hace veinte años las causas de la infertilidad femenina estaban determinadas principalmente por problemas ginecológicos, hoy factores como el retraso de la maternidad, el estrés, los altos índices de tabaquismo y de obesidad entre las mujeres son las grandes trabas de las chilenas para poder quedar embarazadas. Basados en este escenario, especialistas en infertilidad analizan aquí estas nuevas amenazas, que están llevando cada vez a más parejas a consultar.

Por Magdalena Andrade y Karim Gálvez (revista YA)

El escenario de la fertilidad entre los chilenos ha cambiado en la última década. No sólo ha aumentado el número de parejas que llegan a la consulta de un especialista ante la sospecha de tener problemas. También han cambiado las razones por las que esta infertilidad se está produciendo, y para los médicos ya no basta hablar sólo de causas relacionadas con una disfunción en el sistema reproductor femenino o masculino.

"La mayoría de las parejas chilenas están sufriendo los mismos cambios epidemiológicos que las parejas de los países desarrollados vivieron una década atrás: la mujer entró al mundo profesional, al de las carreras de posgrado, lo que provocó que postergaran la maternidad. Ese es el perfil de las parejas que suelen llegar a los centros de medicina reproductiva, tanto en Chile como en el resto del mundo", explica el doctor Carlos Troncoso, director del Centro de Fertilidad IVI de Chile.

El especialista apunta al principal nuevo factor que está determinando los problemas de infertilidad entre las chilenas: la tardía edad a la que se decide tener el primer hijo. Además, los altos índices de consumo de tabaco de las mujeres, las crecientes cifras de sobrepeso y obesidad femenina y el nivel de estrés al que se ven sometidas dentro del mundo laboral también están teniendo un fuerte impacto en el ámbito de la fertilidad. Según los médicos, estos nuevos factores son aún mal conocidos por los pacientes, por eso importa informar a las parejas de la necesidad de prevenirlos.

Los efectos del retraso de la maternidad

La edad, coinciden los especialistas, es el gran factor que está repercutiendo entre las chilenas con problemas para quedar embarazadas. "En 1980, si uno revisaba los matrimonios por grupo de edad del contrayente, el peak estaba alrededor de los 20 años. En 1998, el peak estaba en los 30, y hoy, diez años más tarde, se están juntando parejas con cada vez más edad para tener hijos", observa el director del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Clínica Las Condes, Antonio Mackenna.

La mayoría de las parejas comienza a chequearse cuando la mujer tiene 33 o 34 años, "y no es raro tener pacientes que consultan a los 38 o 39", evidencia el jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Departamento de Obstetricia de la Universidad Católica, Alejandro Manzur. Todas ellas responden a un patrón similar: "Primero, terminaron el colegio y los estudios universitarios; después se casaron, quisieron viajar y tener estabilidad en el trabajo. En hacer todo eso se les fueron los 30 primeros años. Luego viene la adquisición de bienes materiales como casas y autos, y ahí ya llegaron a los 35 cuando quieren tener su primer hijo", complementa el doctor Rodrigo Macaya, también de la Unidad de Reproducción Humana de la UC.

La maternidad tardía es un factor de infertilidad por la condición biológica de la mujer, que nace con un número finito de ovocitos que van desapareciendo mes a mes, y que con el paso del tiempo también envejecen junto con la mujer, bajando su capacidad para ser fecundados. "La mujer en la etapa fetal tiene alrededor de un millón de óvulos, y para cuando nace sólo le quedan cerca de 400 o 500 mil. Y la destrucción no para, ni siquiera durante el embarazo", explica el doctor Mackenna.

Esta disminución trae consecuencias concretas, ya que al haber menos óvulos y más viejos, disminuyen las probabilidades de embarazo "En parejas sanas que bordean los 25–30 años, la posibilidad de embarazarse es de un 25%. Después de los 40, la probabilidad de embarazo espontáneo es menor al 5%", advierte el doctor Claudio Álvarez, también director del Centro IVI.

La edad es el escenario más temido por los especialistas a la hora de conseguir buenos resultados. "Todos los otros aspectos que causan infertilidad se pueden manejar y solucionar desde el punto de vista médico, excepto con éste", lamenta el doctor Álvarez. Por eso, muchos ginecólogos intentan hacer conciencia del tema entre las mujeres antes de los 30 años. "Pero es muy difícil decirle a una mujer de 30, entusiasmada con su desarrollo profesional, que se preocupe de la maternidad si ser mamá está en sus planes. Los médicos no podemos inmiscuirnos en las decisiones de las personas, pero sí cumplir con mostrarles el escenario, aunque siento que hay mujeres que escuchan poco, que dicen OK, y lo ponen como parte del inventario. Es difícil cambiar la mentalidad del sistema y es triste, además, porque sobre los 40, 42 años, no hay mucho que hacer, salvo la donación de ovocitos o la criopreservación. Pero muchos centros en el mundo decidieron que no harán este tratamiento a mujeres mayores de 42 años", argumenta Rodrigo Macaya.

La edad también afecta a los hombres, aunque el impacto es menor. Ilustra el doctor Mackenna: "En los hombres hay un deterioro de la calidad espermática, que no tiene la misma concentración ni calidad a los 30 que a los 50 años. Esa caída es mucho más lenta y menos marcada que en las mujeres, pero sí aumentan las alteraciones cromosómicas producto de padres añosos. Cuando hay una mujer de 30 y un padre de 70, existe un riesgo mayor de tener un niño con síndrome de Down".

El peso corporal también puede ser un obstáculo

Las pacientes con sobrepeso –con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 25– u obesas –con un IMC superior a 30– tienen una menor tasa de fertilidad, advierten los médicos. "Y si logran embarazarse, tienen un mayor riesgo de abortar, por las alteraciones bioquímicas y la calidad del ovocito. Se han hecho estudios comparando mujeres obesas con otras de peso normal, y las primeras tienen tasas más altas de infertilidad y aborto", enfatiza el doctor Troncoso.

Estos son datos preocupantes, dadas las altas cifras de sobrepeso –que supera el 50% entre las chilenas según cifras del Ministerio del Salud– y de obesidad. Las pacientes que presentan este problema tienen una mayor concentración de andrógenos –hormona masculina que las mujeres también secretan, pero en menor cantidad– y niveles más altos de insulina, que alteran su calidad ovocitaria. El doctor Rodrigo Macaya explica que, como consecuencia de estos desajustes, los óvulos de estas mujeres no son fecundables, "porque están alterados desde el punto de vista hormonal. Además, por lo general ellas sufren de oligomenorrea; es decir, tienen menos de seis menstruaciones al años, por lo tanto ovulan menos".

Por eso, Macaya pone énfasis sobre las malas consecuencias que puede traer para las mujeres en edad fértil descuidar su peso corporal. "Vengo recién llegando de Chicago y allá el 80% de la población sobre los 40 años es obesa... Eso es tremendo. Y aquí en Chile también se está dando cada vez más que las mujeres se llenan de trabajo de oficina, que es sedentario, ocupan el auto para ir a todas partes... y eso les está pasando la cuenta en su fertilidad".

El tabaco también altera la fertilidad

Fumar una dosis elevada de cigarrillos al día altera tanto la calidad ovocitaria como la calidad del endometrio, el tejido que genera el útero para que pueda anidarse el embrión: se dan problemas de implantación, una mayor tasa de aborto, una reducción del crecimiento del feto y otros problemas. El doctor Carlos Troncoso explica, además, que no sólo altera estas fases del embarazo, sino también la calidad del ovocito: "Eso depende absolutamente de la cantidad de "cigarros–día". Entre las no fumadoras, las fumadoras leves (entre 1 y 10 cigarros al día) y las grandes fumadoras (más de 10 cigarros al día) hay diferencias en la calidad ovocitaria, y eso puede traducirse en tasas de gestación menor: las no fumadoras, comparadas con las grandes fumadoras, tienen un 50% de posibilidades de quedar embarazadas cuando se utiliza un método de reproducción asistida, contra un 35% del segundo grupo".

El doctor Rodrigo Macaya añade que fumar en exceso también hace que las mujeres tengan una pérdida acelerada de sus ovocitos. "Genera una menopausia adelantada. Estudios en mujeres que van a fertilización in vitro muestran que ellas necesitan mayor cantidad de medicamentos para estimular la ovulación, aun así ovulan menos y además sus huevos crecen mal".

En los hombres, un alto consumo de tabaco disminuye la concentración y movilidad de los espermios, "y en su concentración aumentan los de forma anormal", acota el doctor Macaya.
Responder
#8
¿Tienen hombres y especialmente las mujeres conciencia sobre los efectos del tabaco en su fertilidad?

Al parecer no, responde el doctor Macaya. Según cifras del IVI, un 35% de las mujeres en edad reproductiva fuman, "pero muchas de ellas, cuando consultan, no lo dicen, y eso se ve después durante el control del embarazo".

El estrés afecta la producción de óvulos y espermios

Un estado de tensión constante no sólo afecta la calidad de vida, sino que también repercute en el ámbito de la fertilidad, aunque muchas mujeres y hombres suelan no tomarlo en cuenta. "Primero que nada, hay que hablar del estrés mismo que produce el deseo de quedar embarazada y no lograrlo. Es un conflicto que la pareja por lo general vive sola, por toda la presión social que implica casarse y quedar esperando guagua de inmediato. Yéndose a otro extremo, cuando uno tiene a una mujer tremendamente estresada –alguien, por ejemplo, con anorexia nerviosa, o a quien se le murió un familiar cercano, que está bajo fuerte presión académica o laboral–, el estrés influye en que esa paciente deja de producir una hormona llamada GNRH, secretada por el hipotálamo, y que estimulan la ovulación, y eso desencadena problemas de fertilidad", argumenta el doctor Macaya. Lo bueno, agrega el médico, es que si la mujer logra superar la situación que la mantiene tensionada, recupera su fertilidad.

A los hombres también les afecta el estrés. "Se sabe que cuando un hombre está estresado tiene alteraciones en su desempeño sexual. Esto se ve especialmente cuando la pareja se somete a un tratamiento de fertilización, donde uno le dice a la pareja que deben tener actividad sexual en tales días porque se desencadenará la ovulación. Ellos se cohíben tremendamente, les cuesta. La imagen del hombre siempre listo queda afuera aquí". ya Las tradicionales causas de infertilidad

Las causas que tienen que ver con problemas ginecológicos siguen presentes, y explican en promedio un 30% de las situaciones de infertilidad en las parejas chilenas. Todas ellas tienen solución con un tratamiento adecuado, aseguran los especialistas.

EL FACTOR TUBARIO (alteraciones de las trompas de Falopio que impiden el paso de los espermios o el transporte del embrión hacia el útero) está presente entre un 20% y un 30% de las mujeres que presentan problemas de infertilidad, explica el doctor Claudio Álvarez, del Centro IVI.

LA ENDOMETRIOSIS es una alteración en el endometrio que produce una inflamación crónica y alteraciones similares a las tubarias. Tiene una prevalencia muy alta en las mujeres con infertilidad, entre un 10% y un 20%, describe el doctor Alejandro Manzur.

EL SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO lo sufren entre el 10% y el 15% de la población femenina total, "y es un mal al que hay que poner ojo, porque, son pacientes que necesitan ser supervisadas", advierte Manzur.

Fuente : Revista YA de El Mercurio
Responder
#9
Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.
Es posible desarrollar esterilidad con o sin los factores de riesgo listados abajo. Sin embargo, entre más factores de riesgo tenga, mayor será su probabilidad de desarrollar esterilidad. Si presentas un número de factores de riesgo, pregunta a tu médico qué puedes hacer para reducir su riesgo.


Los factores de riesgo para la esterilidad en hombres incluyen:

Consumo de Alcohol, Drogas "Recreativas" y Esteroides Anabólicos
Aunque el consumo moderado de alcohol no afecta la fertilidad masculina, la ingesta excesiva de alcohol altera los niveles de hormona y reduce la cuenta y calidad de esperma. Al igual que el cigarrillo, el consumo de marihuana también puede afectar adversamente la cuenta, movimiento y morfología del esperma. También reduce los niveles de testosterona en plasma. El uso de cocaína afecta negativamente los parámetros de esperma así como la habilidad del esperma para penetrar la mucosa cervical. Los opiáceos (heroína, morfina) pueden reducir la fertilidad en hombres al alterar la producción de hormonas. Los esteroides anabólicos son utilizados algunas veces para aumentar masa muscular o fuerza, pero también tienen influencia en la producción de hormonas reproductoras y pueden reducir la fertilidad.

Fumar Cigarros

Las toxinas en el humo del cigarro afectan negativamente la calidad del esperma. La concentración de esperma en el semen se reduce, la motilidad (movimiento) del esperma se reduce y el número de espermas anormales se incrementa. Fumar también tiene efectos adversos en los niveles de hormonas y puede afectar las células en los testículos que producen testosterona.


Enfermedades de Transmisión Sexual
Las relación sexual no protegida (relación sin condón) incrementa su riesgo de desarrollar una enfermedad de transmisión sexual (STD por sus siglas en inglés). Varias STD, incluyendo la gonorrea y la clamidia, con frecuencia no producen síntomas, especialmente en hombres, de modo que usted no sabe que está enfermo. Las STD no tratadas pueden ocasionar desgarres en el tubo portador de esperma, lo cual reduce el número de esperma al eyacular e incrementa el riesgo de problemas de esterilidad. Sin embargo, el uso de lubricantes durante la relación, puede contribuir a problemas de esterilidad ya que muchos de esos productos contienen espermicidas que son tóxicos para el esperma.

Lesión testicular

Los testículos son fácilmente dañados durante eventos deportivos vigorosos o peleas. Estas lesiones pueden ocasionar inflamación que reduce el suministro de sangre a los testículos, lo cual daña permanentemente las células productoras de esperma.

Ejercicio Excesivo

Los ejercicios moderados incrementan la producción de esperma y pueden tener efectos benéficos en la fertilidad. Sin embargo, el ejercicio excesivo, tal como el realizado por los corredores de larga distancia, reduce la producción de esperma.

Exposición a Químicos Tóxicos o Metales Pesados

Numerosos químicos usados en la industria o encontrados en el medio ambiente como contaminantes se han vinculado a la esterilidad masculina. Esto incluyen los pesticidas organoclorados, dióxidos (empleados para blanquear productos de papel) y vinclozolina (un fungicida utilizado en la comida). Se cree que estos químicos reducen la fertilidad al interrumpir la función hormonal.

Exposición a Calor Excesivo

Algunas evidencias sugieren que la exposición al calor, tal como la que ocurre cuando se usa un sauna o una bañera, pueden afectar la cantidad y calidad del esperma.

Shorts y Pantalones Ajustados y Asientos de Bicicleta Duros

La ropa interior y la de uso normal ajustadas y apretadas pueden reducir el flujo sanguíneo en la ingle y afectar de manera adversa la producción de esperma. Otra evidencia indica que ciertos asientos de bicicleta pueden originar daño circulatorio y neurológico en la ingle que puede afectar la función eréctil.

Desnutrición u Obesidad

Los hombres con estado de muy mala nutrición pueden reducir la fertilidad. Algunos estudios recientes sugieren que los antioxidantes suplementarios pueden mejorar parámetros de semen, pero no es probable que la desnutrición sea una causa significativa de esterilidad en muchos hombres en E.U. Sin embargo, la obesidad puede reducir la fertilidad.

Mantenga un Peso Saludable

Una mayor cantidad de grasa puede alterar el metabolismo hormonal. Si tiene usted sobrepeso, consulte con su médico o con un nutriólogo calificado para descubrir cual es el peso saludable para usted y ayudarle a conseguirlo.

Stress
El stress excesivo o emocional prolongado puede reducir la fertilidad.

Padecimientos y Tratamiento

Fiebre e infecciones

Las temperaturas altas debidas a la gripe o neumonía pueden afectar adversamente los parámetros de esperma, aunque esos efectos son generalmente a corto plazo. Otras infecciones, incluyendo infecciones virales como las paperas y prostatitis pueden ocasionar inflamación de los testículos y por tanto reducir la fertilidad. La tuberculosis puede producir bloqueos en los tubos portadores de esperma.

Diabetes

Las complicaciones de la diabetes a largo plazo pueden producir anomalías en los vasos sanguíneos y nervios que llevan a problemas de erección y eyaculación.

Presión Arterial Alta

La presión arterial misma, así como muchos medicamentos usados para tratarla, pueden ocasionar problemas de erección.

Trastornos Neurológicos

La esclerosis múltiple, apoplejía y lesiones a la columna vertebral pueden alterar los impulsos nerviosos, los cuales pueden ocasionar problemas de erección y eyaculación.

Enfermedad Cardiovascular

La acumulación de placa en la arterias, incluyendo las del pene, pueden crear problemas de erección. Esto puede ser agravado por los medicamentos utilizados para tratar enfermedad cardiovascular.

Enfermedad del Riñón

La insuficiencia renal puede reducir la calidad del esperma y también puede llevar a dificultades de erección.

Cáncer

Algunos cánceres afectan el cerebro u otros tejidos productores de hormonas y pueden afectar la fertilidad directamente. En otros casos, la radiación o quimioterapia usadas para tratar cánceres en otras zonas puede reducir o detener severamente la producción de esperma.

Factores Genéticos y Congénitos

Fibrosis Quística

La fibrosis quística es un trastorno hereditario caracterizado por la producción excesiva de moco. Los hombres con fibrosis quística son estériles debido a: Ausencia de esperma, conductos deferentes o vesícula seminal.

Anemia Drepanocítica o de Células Falciformes

La anemia drepanocítica es un trastorno congénito en el cual la estructura de la hemoglobina, la proteína portadora de oxígeno en la sangre, es anormal. Puede contribuir a la esterilidad ya que los testículos pueden estar subdesarrollados.

Anomalías Cromosómicas

Trastornos cromosómicos, incluyendo padecimientos tales como Síndrome de Klineferlter. ocurren en un 2% a 20% de hombres estériles. Estos pueden influir en la fertilidad al interrumpir la división celular o al alterar el desarrollo de los testículos.

Defectos de Nacimiento

Algunos hombres nacen con anomalías de los órganos reproductores, tales como la ausencia del tubo portador de esperma, el cual previene que el esperma sea liberado en el semen. Testículos no descendidos también pueden ser causa de esterilidad.
Responder
#10
Varicocele e infertilidad

Cuando el infertil es él.

Con relativa frecuencia, y no sólo en varones que consultan por esterilidad, se diagnostica un varicocele.

En muchas ocasiones se trata de un hallazgo casual y asintomático, que el paciente ni siquiera nota. Otras veces son las molestias que este produce que el hace acudir al médico al paciente. Su repercusión en la calidad del semen y en la fertilidad del varón va ser muy variable.
¿Tu pareja no puede tener hijos?

¿Qué es un varicocele?
Como su propio nombre indica, se trata de una dilatación de una vena o conducto varicoso localizado junto al testículo, en el interior de la bolsa escrotal.

¿Por qué es importante la existencia de un varicocele?
Debemos tener presente que los testículos –gónadas masculinas- se encuentra alojados fuera del cuerpo humano, en el escroto, para estar 2ºC por debajo de la temperatura corporal. Si la temperatura normal son 36.5-37ºC, las células germinales donde se producen los espermatozoides deben estar a 35ºC, por eso los testículos no están dentro de la pelvis, como por ejemplo, los ovarios en las mujeres. El hecho de tener una variz cerca del testículo hace que la temperatura de este testículo sea superior, deteriorando la calidad seminal habitualmente.
Además, a medio/largo plazo, si el retorno venoso –la salida de la sangre que llega al testículo- se ve dificultado por la dilatación del sistema venoso (varicocele) no sólo se deteriorará la producción de espermatozoides en el testículo sino también otras líneas celulares, incluyendo las que sintetizan y secretan las hormonas masculinas.


Cuando tiene un tamaño moderado, habitualmente da sensación de peso o de ocupación, una “molestia” difícil de precisar, tolerable pero incómoda.

¿Qué síntomas produce un varicocele?
En la gran mayoría de los casos, un varicocele va a pasar desapercibido, y se va a detectar en una exploración por el andrólogo, habitualmente mediante una ecografía testicular.

Cuando ya tiene un tamaño moderado, habitualmente da sensación de peso o de ocupación, una “molestia” difícil de precisar, tolerable pero incómoda. Si es grande, puede llegar a palparse o a producir una asimetría en el tamaño de las bolsas escrotales.

¿Reduce la fertilidad la presencia de un varicocele?
Como hemos comentado, su existencia es muchas veces asintomático, lo que hace sospechar que muchos varones fértiles tienen varicoceles pequeños y no lo saben.

Entre los varones con varicocele que consultan por infertilidad y tienen un estudio de semen anormal, se puede pensar que el varicocele es la causa pero no siempre es así. Es decir, el varicocele puede –no debe- perjudicar el seminograma.

¿Se deben tratar los varicoceles para mejorar la fertilidad?
En los últimos años hemos asistido a corrientes muy diversas en lo que se refiere a la conducta a seguir con los varicoceles. En un principio, en cuanto se diagnosticaba un varicocele en un varón que consultaba por infertilidad, aunque fuera asintomático, se operaba sistemáticamente. Se pensaba que con esto mejoraría no sólo el seminograma sino también la fertilidad del varón. La realidad fue que el seminograma mejorar discretamente pero no había ningun efecto sobre la fertilidad.
De ahí, se pasó al nihilismo terapéutico, donde se negó que el varicocele tuviera algo que ver con la infertilidad, para llegar al punto actual, que podríamos resumir como: a) si el varicocele produce síntomas, se debe operar; b) si no produce síntomas, puede operarse o no. El tratamiento mejorará discretamente los parámetros del seminograma pero no va a tener impacto alguno en la fertilidad del varón. Los beneficios a medio o largo plazo sobre la “salud testicular” del tratamiento del varicocele has sido demostrados con claridad.

¿Cómo se trata un varicocele?
Existen dos técnicas disponibles. Una sería la cirugía clásica, en la que el andrólogo extirpa el conducto varicoso. Otra más reciente sería la embolización del vaso dilatado, técnica que realizan los radiólogos intervencionistas, consistente en introducir a través de una vena de la pierna un catéter hasta llegar a la vena testicular dilatada y embolizarla. Será el médico el que en función de la clínica decida cuál es la opción terapéutica más adecuada para cada caso.
Responder
#11
Aseguran que el 49% de los casos de parejas infértiles involucran al hombre

Viernes 22 de Febrero de 2008, Fuente :La Segunda Online

El alto porcentaje sorprende y es un golpe bajo a la masculinidad, sobre todo en sociedades aún machistas como la nuestra. El factor masculino en la pareja infértil se debe a alteraciones de la cantidad y calidad espermática, existiendo diversos factores de riesgo asociados al trastorno. Si tras un año de exposición al embarazo éste no se ha logrado, la pareja debe ser examinada para determinar qué factores están asociados en dicha infertilidad. En el caso del varón existen certeros exámenes y exitosos tratamientos para revertir su infertilidad y así restablecer su capacidad fecundante.

La infertilidad es uno de los problemas más sensibles que puede experimentar la pareja, sobre todo cuando están en planes de concebir un hijo y el tiempo pasa sin lograr el esperado embarazo. La infertilidad afecta entre un 10 y un 15 por ciento de las parejas expuestas a embarazo –aquellas en edad fértil que no utilizan ningún método anticonceptivo -, y de este grupo los hombres contribuyen en el 40 por ciento de los casos debido a algún tipo de trastorno de su fertilidad.

“Nuestra sociedad aún tiene un predominio machista, pero este concepto de que los problemas de infertilidad sólo afectan a las mujeres ha ido cambiando. Uno debe informar a los pacientes y demostrar con evidencias que el hombre cada vez está más involucrado en la baja reproductiva. No es una exageración este paulatino protagonismo creciente del hombre en este problema. Del total de parejas infértiles en un 40 por ciento de ellas el hombre tiene algún tipo de trastorno de fertilidad. Es un hecho que el hombre está cada vez más involucrado en la infertilidad”, afirma el gineco-obstetra Alejandro Manzur, Jefe de la Unidad de Reproducción Humana de la Universidad Católica.


El doctor Manzur, con experiencia clínica en parejas infértiles, subraya en lo difícil que le resulta al hombre asumir mediante un diagnóstico que él es el responsable de la infertilidad. “El hombre que por sus propios problemas no puede ser padre se siente muy disminuido. Es un golpe bajo, el hombre sale derrumbado, y uno como médico debe darse el tiempo para explicarle que no todo está perdido, que incluso ante un examen desfavorable hoy existen técnicas que igual le permiten ser padre”, señala el especialista en infertilidad del departamento de Obstetricia y Ginecología de la UC.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE ALTERACIONES ESPERMATICAS
La ciencia médica habla de infertilidad sólo después de un año de incapacidad de la pareja para lograr un embarazo. Esto debido a que la probabilidad de embarazo en la población fértil en planes de concebir es sólo de un 25 por ciento en el primer mes de exposición, de 60 por ciento a los seis meses, de 75 por ciento a los nueve meses y de un 80-90 por ciento al año. Sólo después de ese período existe la sospecha de infertilidad, diagnóstico que debe confirmarse o descartarse con exámenes realizados al hombre y la mujer.


En el caso del varón el examen de rigor y orientador de su fertilidad es el espermiograma, que permite diagnosticar con certeza alguno de los tipos de alteración espermática que afectan su capacidad fecundante. Por tratarse de un examen que exhibe gran variabilidad, cuando está alterado debe repetirse para confirmar el diagnóstico con una diferencia no menor a quince días.
Según explica el doctor Alejandro Manzur existen tres parámetros de la calidad espermática, que en caso de estar alterados afectan la fertilidad del paciente; la cantidad, movilidad y morfología de los espermatozoides. Si el hombre tiene una cantidad de espermatozoides inferior a la mínima -20 millones por mililitro o 40 millones en el total de la muestra seminal- la alteración se denomina Oligospermia; cuando menos de la mitad de la muestra se mueve en forma progresiva se habla de una Astenospermia y si la alteración se presenta en la morfología del espermatozoides se denomina Teratospermia.
“Además de estos factores masculinos de infertilidad existen otros más encubiertos, en que si bien el espermiograma aparece normal otro examen como un test funcional de los espermatozoides está alterado. El más clásico de ellos es el Test de Hemizona”, explica el doctor Manzur sobre este examen que mide la capacidad de los espermios para unirse a la pared del ovocito o zona pellucida. Para estos casos severos en que el espermatozoide no puede penetrar el ovocito se implementa la técnica de ICSI, Inyección Intracitoplasmática de Espermios. Es una modalidad de reproducción asistida de alta complejidad que no se realiza en la Universidad Católica –similar a la fecundación In Vitro aunque más sofisticada- que consiste en inyectar un espermatozoide en el interior de cada óvulo, con la ayuda de una aguja de vidrio microscópica para facilitar la fecundación.
También el hombre puede ver mermada su fertilidad por un trastorno hormonal. “En ocasiones hay pacientes con una alteración espermática producto de una disfunción hormonal, como tener una baja producción de FSH que es un hipogonadismo-hipogonadotrópico, que implica un deficitario funcionamiento testicular por falta de estímulo desde la hipófisis. Este problema se corrige suministrando, mediante inyecciones, la hormona FSH. Es un tratamiento costoso, porque además se extiende por varios meses dado que la espermatogénesis – producción espermática – tarda 72 a 75 días”, explica el especialista en infertilidad de la UC.

El doctor Alejandro Manzur menciona la inseminación intrauterina -practicada en los centros médicos UC, consiste en implantar espermatozoides escogidos dentro de la cavidad uterina a través de un catéter- como otra solución efectiva para lograr la fecundación en ciertos casos de alteración espermática. Si bien este tratamiento para la infertilidad no está cubierto por las prestadoras de servicio de salud, su costo es bajo y accesible.

“Hoy la medicina reproductiva ofrece muchas y exitosas posibilidades de tratamiento para revertir un factor masculino de infertilidad. Hombres que hace años eran diagnosticados como estériles hoy pueden ser padres con estos

tratamientos”, asegura el gineco-obstetra de la UC.
Por último el especialista en Reproducción Humana menciona numerosos factores de riesgo que pueden influir en el factor masculino de infertilidad. Fumar más de siete cigarros diarios, consumir alcohol y drogas en exceso, el uso de estimulantes de masa muscular y el aumento de temperatura escrotal constante son algunos de los factores de riesgo asociados a infertilidad masculina. Ante el diagnóstico de alteración espermática lo primero es modificar en el paciente los hábitos que se relacionen a estos factores, antes de iniciar el tratamiento indicado para cada caso de infertilidad por factor masculino. Otro de los factores frecuentes en esta disfunción de la fertilidad son los casos de varicocele, moderado o severo, e infecciones. Los primeros son derivados al urólogo para ser tratados con cirugía, en el segundo caso su tratamiento es con farmacoterapia antibiótica.

El tema de la infertilidad por factor masculino será presentado por el doctor Alejandro Manzur en el próximo Congreso Chileno de Obstetricia y Ginecología, a realizarse entre el 20 y el 24 de noviembre en Viña del Mar.
Responder
#12
Ange, muchas gracias por toda la información, me fue muy útil.
TRINI
Responder
#13
Que interesante todo, muy útil, encontré esto sobre el stress, un estudio realizado, no lo pegue por largo pero las que quieran leanlo.
Saludos

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#14
Infertilidad masculina
El 85% de los hombres en tratamiento tienen problemas con sus espermatozoides

En tanto, las principales causas de infertilidad en el hombre responden a alteraciones en motilidad y morfología del semen.

SANTIAGO, octubre.- Un estudio que realizó el Instituto Valenciano de Fertilidad (IVI) de Santiago, basado en 1.800 parejas evaluadas en los últimos dos años en este centro médico, reforzó que la infertilidad debe ser tratada en pareja.
Según este análisis, el 85% de los hombres evaluados posee algún tipo de patología en los parámetros de sus espermatozoides (concentración, motilidad –movilidad- y morfología –forma-), mientras que el 75% de las mujeres presenta alteraciones en su capacidad reproductiva. El estudio reveló además que las principales causas de infertilidad masculina responden a alteraciones en motilidad y morfología del semen.


Al hablar de infertilidad, hay que tener en cuenta que este concepto se refiere a la incapacidad de una pareja de lograr la concepción tras un año de relaciones sexuales sin medidas anticonceptivas. En el caso de los hombres, esta patología puede ser causa de diversos factores, como trastornos en la eyaculación, tóxicos testiculares (algunos medicamentos y ciertos hábitos como consumo de tabaco, alcoholismo, uso de drogas, etc.), trastornos hormonales, anomalías genéticas e infecciones del tracto urinario, entre otros aspectos que pueden ser identificados mediante exámenes.

En el pasado, todos los esfuerzos se centraban en el estudio y tratamiento de la mujer, pero actualmente es una realidad que los problemas de infertilidad deben ser enfrentados en conjunto. “Cuando una pareja recurre a hacerse tratamientos de infertilidad es indispensable que la pareja, no sólo un individuo, se realice todos los estudios requeridos para identificar dónde se encuentra el problema”, afirmó el director de IVI Santiago, Dr. Carlos Troncoso.


En relación a esto, Clínica IVI ha desarrollado un protocolo de manejo que se caracteriza por ser acotado y eficiente, evitando estudios innecesarios que encarecen el tratamiento sin aumentar la probabilidad de embarazo. Así, este procedimiento establecido permite conseguir el embarazo con técnicas de reproducción asistida, llámese inseminación artificial o Fertilización In Vitro (FIV).
La inseminación artificial es una práctica que consiste en la colocación artificial del semen en el interior del útero de la mujer y que consta de tres fases. Primero, se estimula el ovario con sustancias inductoras de la ovulación, permitiendo que se desarrollen varios óvulos en un solo ciclo. Luego, se realiza la preparación del semen, que consiste en seleccionar y concentrar los espermatozoides móviles, ya que la baja movilidad de éstos es uno de los factores que puede afectar negativamente la consecución de un embarazo.

Para ello, se procesan las muestras mediante técnicas de capacitación o preparación seminal. Finalmente, se efectúa la inseminación, proceso que se lleva a cabo en forma ambulatoria, debido a que no provoca molestias en las pacientes. Este procedimiento se realiza tras haber inducido la ovulación. Para cada una de estas etapas, hay que proveer al laboratorio con una muestra seminal y después de depositar el semen convenientemente tratado en el útero, la mujer debe permanecer unos minutos en reposo.

La Fertilización In Vitro, proceso que se utiliza en casos de patologías de mayor complejidad o falla en los tratamientos más básicos, consiste en facilitar la fecundación de un óvulo por un espermatozoide en el laboratorio. En patologías severas la FIV se aplica junto a una Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides (ICSI), procedimiento en el que se introduce un solo espermatozoide dentro del óvulo. Para esta técnica es necesario solamente un espermatozoide vivo para cada óvulo, por lo que puede hacerse con muestras de semen de bajísima calidad.


Articulo en terra.cl
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Causas de infertilidad masculina Atenea 5 13.185 13th January 2017, 16:55
Último mensaje: Morita
  Infertilidad masculina y cromosoma Y Brujita 0 3.877 7th March 2011, 09:13
Último mensaje: Brujita

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)