Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Artículo Revista El Sábado (19-12-2009)
#1
Crónica de un embarazo por inseminación

Su hija nacerá en tres meses, pero al papá sólo lo conoce por un código: 11135. Pagó 4.500 dólares con tarjeta de crédito vía internet y le mandaron, en un tanque, el semen de un hombre desde un banco de espermios de Estados Unidos. A continuación, su testimonio, y opiniones críticas a este controvertido método que ya se aplica en nuestro país.


Sabine Drysdale Soledad Cartagena entra al aeropuerto hecha un manojo de nervios. Han sido cuatro días de tensa espera. Suspira aliviada cuando ve que pasa sin problemas el control de aduanas. Por fin llegó, por fin está ahí, después de todo, a su lado, en el asiento del copiloto de su Volkswagen Gol blanco modelo 2000 estacionado frente al terminal.
Una sensación de euforia la invade. Hace calor. Son las dos de la tarde del martes 26 de mayo, abre las ventanas del auto, sube el volumen de la radio y canta sin pudor "Nanas de la cebolla", la canción que Joan Manuel Serrat le dedicó a su hijo; eso, mientras maneja a toda velocidad en dirección al oriente por la Costanera Norte, luego por avenida Santa María hasta Agua del Palo. El viento le enreda el pelo. Dobla a la izquierda y se estaciona. Abre la puerta del copiloto y lo mira: es blanco, mide más de un metro, pesa unos seis kilos. Toma el tanque por las asas y atraviesa los vidrios ahumados de la puerta principal de la Clínica Las Nieves, sube al laboratorio en el tercer piso y entrega el semen de un hombre, 11135 se llama, recién llegado desde California.

Soledad Cartagena vive sola en un pequeño departamento en la calle Suecia, en Providencia. Su espacio es un living-comedor, un baño y dos piezas. Una donde duerme, otra con un futón donde se reclinan, hablan, lloran sus pacientes. Soledad Cartagena es sicóloga clínica, se especializa en sexualidad. Apasionada por los números -pasaba tardes enteras haciendo ejercicios-, entró a estudiar Matemáticas en la Universidad Católica, pero la aridez de la carrera la decepcionó. Al año se cambió a Sicología en la Universidad Central.

Sus padres fueron eternos empleados del Banco del Estado. Ya están jubilados. Ya están separados. Tiene dos hermanas. Pía, la mayor, relacionadora pública, casada, dos hijas, le lleva tres años. Con la más chica, Coté, teórica del arte, la diferencia es de nueve. Tienen una relación estrecha. Fue la primera a quien le reveló sus planes.

-¿En serio lo vas a hacer?
-Sí. No hay nada más que esperar. Estoy en el límite. No tengo más tiempo.
-Te felicito, eres muy valiente y tienes las habilidades.
Después se lo dijo a su padre, que la miraba enmudecido mientras almorzaban. A su madre, convaleciente de un cáncer de mamas, prefirió contárselo en su casa, tendidas sobre la cama. Su madre le acarició el rostro como lo hacía cuando era niña.
-Te entiendo. Pobrecita que no tengas un hijo con un hombre al lado.
La compasión le dolió.
Soledad Cartagena, el pelo largo, castaño, los ojos cafés, la cara redonda, soltera, sola, acaba de cumplir cuarenta años, pero estas conversaciones sucedieron un año y medio atrás, cuando no tenía pareja estable y todo indicaba que no la tendría en el corto plazo. Por lo mismo no era candidata para adoptar, ya había superado la edad límite para congelar óvulos -los 37 años- y quería desesperadamente tener un hijo. Un hijo ya.
Eso les dijo a sus amigos.
De respuesta recibió ofertas. Primero de un colega, luego del marido de una compañera de universidad; ambos quisieron donarle sus espermios.
-Y si mi colega se casa y su señora no puede tener hijos... mi hijo es su hijo. Y con el marido de mi amiga. Yo soy la madrina de la hija mayor. Era todo bien raro. Bien loco.

Dijo no.
Luego ella misma se aventuró. A otro amigo que tampoco encontraba pareja le planteó compartir la paternidad.
-Yo estaba dispuesta pero me dijo que no, que él aspiraba a todo. Y lo entiendo. No es fácil pensar en alguien real, en alguien cercano. Tampoco quería llegar un día y decir estoy embarazada de un tipo que conocí en un bar, no era mi idea, nunca lo fue.
Entonces, sentada en la soledad del living de su departamento de la calle Suecia, abrió su viejo laptop y, conectada a través de un cable a internet, ingresó a la página Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. -el banco de semen que usa la Clínica Las Nieves- y se puso a vitrinear color de pelo, ojos, altura, origen étnico, forma de nariz y una serie de ítems difíciles de enumerar, hasta que dio con el donante 11135.
-Primero seleccioné que fuera un donante abierto, para que mi hijo o hija pudiera buscarlo si quisiera. Luego que fuera hispánico o caucásico, de pelo y ojos café, más parecido a mí. Después me leí las historias de enfermedades familiares, los test de temperamento, pero llegó un momento en que no quise seguir indagando más. Había que dejarle algo a la vida, ¿no?
Con el corazón en la boca digitó el número de su tarjeta de crédito, apretó enter y automáticamente se restaron cuatro mil quinientos dólares de sus fondos.
Esto sucedió cuatro días antes de su encuentro con el tanque en el aeropuerto, el día que decidió ser madre sin un padre.

El uso de donantes está documentado por primera vez en 1884 en el Jefferson Medical College de Filadelfia, en un matrimonio cuyo marido no tenía espermios. Según los documentos de la época el médico tratante, William Pancoast, discutió el tema con sus alumnos de medicina y sugirió que se usara el semen del alumno "más buenmozo" para inseminar a la paciente. Como resultado de este experimento médico habría nacido el primer niño concebido con espermios de un donante. Esto generó un acalorado debate entre doctores, teólogos, abogados. La práctica siguió haciéndose pero con máxima discreción entre doctores y pacientes, evitando cuestionamientos. El método volvió a generar controversia en 1954, cuando el British Medical Journal publicó un documento con la explicación completa del procedimiento y volvió a encenderse el debate. El Arzobispo de Canterbury nombró comisiones investigadoras y el primer informe que recibió recomendaba que fuera declarado delito. Ese mismo año, en Roma, el Papa Pío XII declaró la inseminación con donante un pecado. Luego, la Corte de Cook County en EE.UU. declaró que era considerado adulterio por parte de la madre, pese a que el marido haya consentido la donación, y el hijo considerado ilegítimo. Pero en 1974 la ley en ese país cambió y acepta a los hijos de donante como parte del matrimonio y el donante se exime de responsabilidad parental.
En los países de América, incluyendo a Chile, no hay legislación que regule las inseminaciones a mujeres solteras. Acá se practica abiertamente en clínicas como Las Nieves y el IVI, aunque también dentro de la privacidad de la consulta médica en otros centros.
Si las fertilizaciones in vitro hechas dentro del matrimonio aún son un tema tabú en la sociedad chilena, ser madre soltera con donante de banco es aún más controvertido.
Se trata de casos muy poco frecuentes, en general mujeres profesionales con cargos medios y altos que no han podido encontrar pareja y llegaron a la edad límite.
Para el obstetra y magíster en Bioética de la Universidad Católica, Luis Jensen, hay una diferencia clara entre haber nacido dentro de una familia sin padre y otra es haber tomado la decisión de traer al mundo a un niño en esas condiciones.
-El niño tiene el derecho a ser concebido como fruto de un acto de amor, a ser gestado en la atmósfera cálida del matrimonio, y a nacer, crecer, y ser formado en una familia. Es evidente que hay muchas personas que no han podido tener la experiencia de este itinerario, pero es completamente diferente la responsabilidad del que opta por algo que sabe que será diferente e incompleto desde el inicio. En el caso de la inseminación artificial con espermios de donante participan el donante, el responsable del banco de espermios, el médico que implementa la inseminación, los técnicos de laboratorio que preparan la muestra. El acto conyugal fruto del amor íntimo de los esposos es reemplazado por muchos otros actos que buscan hacer eficiente una técnica. Se cambia la donación y acogimiento mutuo de la procreación de una persona, por las múltiples etapas de una reproducción técnica. Por esto, es más fácil que en la aproximación vital al resultado de la fertilización asistida se tienda a evaluarlo como "algo a lo que se tiene derecho": de hecho se ha pagado tanto en dinero, molestias, exámenes, frustraciones. El gran drama de estas técnicas es que siendo el fin algo maravilloso, para lograrlo, se realizan una serie de actos cuestionables y terminan reduciendo el inicio de la vida a una técnica para satisfacer un derecho a la maternidad", dice Jensen, quien es parte de la fundación Portavitae, que se dedica a la problemática del matrimonio y de la familia.
Para la Iglesia Católica, se trata de una práctica derechamente inmoral, según explica el obispo de San Bernardo, monseñor Ignacio González, perteneciente a la prelatura del Opus Dei.
-Nadie tiene derecho a tener hijos. Sólo quienes tienen vocación para el matrimonio tienen el derecho a realizar los actos propios de la procreación; la naturaleza dirá si hay hijos o no. Una persona que no se ha casado no puede aspirar a tener hijos fuera del matrimonio, dice.
Cuando hay problemas para tener hijos, dentro del matrimonio, dice el obispo, la ciencia sólo puede ayudar en algunos casos a que se produzca la fecundación, pero sólo dentro del acto sexual, como por ejemplo el uso de hormonas para estimular la ovulación.
-La inseminación heteróloga (mediante el uso de donante) incluso en dos personas unidas por el matrimonio siempre está en contra el orden moral.
En Chile, este tema no ha estado en el debate público; sí se ha discutido en América Latina pero a nivel de médicos. En EE.UU. el comité de ética de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva debatió si es que era aceptable ayudar a mujeres solteras a tener hijos. Tras señalar que no había evidencia que indicara daño a los hijos que nacen sin un padre presente, en su último documento concluyeron: "Creemos que ni la preocupación por el bienestar de los hijos ni el deseo por promover el matrimonio justifican que se les nieguen los servicios reproductivos a individuos solteros..."
La discusión en los países desarrollados se ha centrado en los derechos de los hijos a conocer su origen. En Estados Unidos y Europa hay organizaciones que se dedican a juntar a los medios hermanos nacidos del mismo donante y en Inglaterra, en 2005, se prohibieron las donaciones de semen anónimas, intentando proteger el derecho a los niños a saber quién es su padre.
Por cada vez que 11135 entrega sus espermios en un frasco le pagan cien dólares. Si lo hace tres veces a la semana recibe mil doscientos dólares al mes y otros incentivos como entradas gratis al cine y certificados de regalos en diferentes tiendas. 11135 declaró en su ficha que lo hace para ganar un dinero extra y, de paso, ayudar a quienes desean tener hijos.
11135 nació en 1983. Su nombre es un misterio, su rostro también, pero se sabe que estudió sociología, que tiene el pelo liso, castaño, los ojos color avellana, la piel blanca. Es caucásico con genes noruegos, alemanes e ingleses. Mide un metro ochenta y ocho centímetros, pesa 86 kilos. No tiene pecas ni hoyuelos en las mejillas, tampoco nariz romana. Su grupo de sangre es cero positivo. Practica el salto con garrocha, esquía y surfea. Canta, dibuja y escribe. Es diestro. Su color preferido es el verde. Su plato favorito, la pizza.
No cualquiera puede convertirse en un padre anónimo de cinco dígitos. Cryo Bank California exige que sean estudiantes universitarios o egresados de alguna carrera de cuatro años, o trabajen como bomberos, policías o paramédicos. Las edades fluctúan entre los 19 y 38 años, deben medir al menos 1.76 metros, gozar de buena salud y ser residentes estadounidenses. Superada esa barrera, se analizan los espermios. Deben ser de buena calidad y estar libres de enfermedades. Cryo Bank California dice que sólo el 1 por ciento de los que postulan se convierten en donantes y se jacta de tener congelados espermios de lumbreras de Harvard, Stanford y el MIT. 11135 podría ser uno de ellos. O quizás no.
Soledad Cartagena compró seis muestras de 11135. Tenía que asegurarse. A los cuarenta años embarazarse es más improbable que probable.

A Soledad Cartagena no le importa que le pregunten quién es el padre, ni que queden mudos cuando les dice que no sabe, que es fruto de una inseminación con donante. Tampoco se enojó cuando en la primera consulta que tuvo con el obstetra de la Clínica Santa María, encargado de llevar su embarazo a término, le preguntara mientras estaba acostada en la camilla, mientras escuchaba los latidos de su guagua, si es que había tenido relaciones con hombres.
-Es una pregunta legítima porque Chile no está acostumbrado a esta realidad -dice.
Pero sí confiesa que ha tenido miedo.
-Yo tenía mucho miedo, no por el rechazo hacia mí, sino a las consecuencias que mi hija pudiera tener sobre todo en familia, que fuera una nieta "en desmedro", pero tengo la sensación de que no va a ser así. Cuando piensas que el 50 por ciento va a rechazar tu decisión y ves que el 100 por ciento te apoya, te baja la paranoia.

A su hija le está escribiendo un diario. Con todos los detalles de su gestación, incluso cuando aún era una loca idea que rondaba su cabeza.
Traer una criatura al mundo sin un padre presente no es una decisión fácil. He pensado muchas veces cuál sería tu reacción ante esta verdad. No quería que el mundo fuera un lugar hostil para ti porque tu madre decidió tenerte sola. Piojita, piojito, no sé qué va a pasar contigo ni cómo vamos a vivir esta historia nuestra. Espero acompañarte y que podamos ir con esta verdad de frente sin ocultar este origen. A mi juicio, el origen de tu vida está en el inmenso cariño que tenía por encontrarte y por la ambición que tengo de que tu nacimiento sea una oportunidad para que en el mundo exista otra alma feliz con la capacidad de decir que la vida es digna de ser vivida.
Hoy tiene seis meses de gestación.
Su hija se llamará Amanda.
Amanda Martí Cartagena.

Martí es el segundo apellido de su madre.
-Suena bien. Mejor que Amanda Cartagena Cartagena.
Amanda Martí Cartagena debería nacer en los primeros días de marzo. A Soledad ahora le preocupa cómo va a pagar el parto, la sala cuna, más adelante el colegio. Aún sueña con una pareja con quien compartir las responsabilidades.

-Hasta subir las bolsas del supermercado es más grato con alguien al lado.
Por ahora, Amanda no tiene un padre. Pero 11135, con letra pulcra y ordenada, le dejó un mensaje:
Les deseo la mejor de las suertes con todo. Por favor disfruten cada día de sus vidas que la vida es muy corta. Si alguna vez quieren contactarme, por favor háganlo.

Sabine Drysdale.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.}
#2
Un asco las opiniones del opus dei... Confusedmiley11:

Me alegro que estos casos se estén haciendo conocidos, pues hay hartas mujeres que han optado por esta vía para ser madres.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#3
Primero: que bien que ella muestre su cara y cuente su historia con tantos detalles!!
Segundo: me da verguenza los comentario de la "iglesia"... palabras como: "no todos tienen el derecho a ser padres" ????????!!!!!!!!! pero como!!!!!!!????? a veces me siento tannn lejos de m religion..... creo que mas lejos de los giles que dirigen la iglesia....
Ojala pudieramos tener a esta nina en el foro ... para seguir mas de cerca su historia...
#4
Triste la opinión del cura y del teólogo, sobre todo frente a la sinceridad del amor de la madre que tomó esta opción.
#5
Tona, dudo que sea su verdadero nombre. Esos detalles se cambian, es un asunto de ética periodística.
Y aún sin estar de acuerdo con las opiniones del teólogo y del obispo, me alegra que se puedan discutir estos asuntos.
#6
Es que tambien hay otro punto de vista..... entendiendo que yo no soy creyente..... ser padres no es un "derecho"... es un privilegio... el derecho a tener una familia lo tiene el niño....
Cariños!
#7
Más allá de las opiniones de iglesia, estado, y creencias varias, los animales tenemos tripas para reproducirnos, y eso no lo puede negar nadie.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#8
Ayer cuando leí este reportaje, me dio una pena y decepción enorme escuchar las opiniones de personas y grupos q no han pasado por esta situación y definitivamente no saben lo q se siente y sólo se sientan a juzgar lo q NO han vivido...

...acaso eso pequeños, hijos de padres q los concibieron en forma natural son más felices sólo por el hecho de haber llegado al mundo de esa manera???? cuantos niños hay en q los padres no se preocupan de ellos, no los cuidan ni quieren como debiesen, q a veces incluso los maltratan... no sería más feliz ese niño con padres q sí los quisieron y amaron desde siempre pero porque no pueden tener una guagua en forma "natural" tienen q recurrir a tratamientos para llegar a agrandar su famlia...?

... y del Opus Dei... no comentarios... uf!

PD: alguien ha visto la obra de teatro q están dando sobre un hijo concebido por tratamiento???
#9
Qué obra es???
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#10
esta basada en un cuento de chomali

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Obra de teatro "Hombres por Catálogo", resultado de la dramatización del cuento "Mis padres y mis madres", escrito por el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, monseñor Fernando Chomali.
La puesta en escena de esta obra está a cargo de profesores y alumnos de la carrera de actuación de DUOC-UC y se presentará en el teatro que tiene este instituto de educación superior en Camino El Alba 12575, Las Condes, abordando el tema de la fecundación in vitro heteróloga, en que los padres genéticos no coinciden con los sociales.

La obra pone en tela de juicio estas técnicas a nivel de quienes las solicitan, de quien es fruto de ellas, y de quien se presta a vender o donar gametos. La historia se desarrolla en torno a un joven de 18 años que se empeña en conocer la verdad respecto de su origen.
"Esta historia no es ciencia ficción. Pudo haber pasado en cualquier parte de Occidente, tal vez es un drama que se está desplegando hoy, tal vez acontezca mañana en nuestro propio país. ¿Queremos eso? ¿Quién se hará responsable? Espero que esta obra de teatro ayude a comprender que con la vida humana no se juega, porque ella misma se puede revelar y traducirse en dolor, en mucho dolor", explicó monseñor Chomali.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
#11
Uhhmmm....Confusedcratchchin:Confusedcratchchin:Confusedcratchchin:Confusedcratchchin:Confusedcratchchin:Confusedcratchchin:.. no sé por que no me tinca ir a verla Big GrinBig Grin:

En todo caso, una cosa es la tecnología, el tratamiento, y otra es la parte humana, de la postura de los padres de contarle o no al hijo nacido gracias a la generosidad de un tercero.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#12
quizas si esas personas tuvieran acceso el inmenso dolor que padecemos mes a mes, con cada fracaso y cada lucha, quizas si ellos sintieran en carne propia esta pena, al menos se quedarían callados.
#13
Cartas
Martes 22 de Diciembre de 2009
De la procreación a la producción


Señor Director:

Apareció un reportaje en la conocida revista “Newsweek” que contaba la historia de Kirk Maxey, un donante de semen “muy cotizado”, rubio y alto, que entre los años 1980 y 1994 donó semen dos veces por semana a la Clínica de Michigan. Se calcula que debe tener en torno a cuatrocientos hijos. Dos de esas hijas lo buscaron y finalmente lo encontraron, tras lo cual Maxey se ha convertido en un activista en contra de esta práctica.

La misma revista informa de un artículo del “Journal of the American Medical Association” en el que se advierte que en San Francisco un donante de 23 años puede haber transmitido una enfermedad cardiaca genética a nueve de sus 24 hijos, incluyendo a uno que falleció a los 2 años.

Lo que hasta hace muy poco tiempo parecía ciencia ficción ya es una realidad. Y no sólo en Estados Unidos. A juzgar por los hechos recientemente conocidos, la legislación chilena no pone trabas a la importación del semen seleccionado de los catálogos de bancos de espermios extranjeros, ni a la fertilización in vitro (FIV) de las mujeres que lo hayan pagado. Recientemente se han conocido casos que muestran que en nuestro país esta práctica también se está realizando.

La Iglesia Católica no puede más que lamentar estos hechos que atentan gravemente contra la dignidad de seres humanos inocentes, supeditados al mero deseo de otros, por legítimo que éste sea. Además, esta práctica conlleva la pérdida de vidas humanas y la conculcación del derecho básico que tiene toda persona de nacer en el contexto del matrimonio y con una filiación cierta. Estos hechos no hacen sino que confirmar la enseñanza de la Iglesia en cuanto que el matrimonio es el lugar adecuado para que se conciba una nueva vida, sea llevada en el seno materno y sea amada y educada con independencia de la calidad de sus genes. Las personas valen por lo que son.

Sería muy interesante conocer qué piensan los candidatos a la presidencia de estos hechos, y cuál es su grado de compromiso respecto de la promoción de la familia fundada en el matrimonio. Sería muy interesante conocer qué piensan sobre los hechos expuestos, y si van a permitir que en Chile se realicen estas prácticas que constituyen una afrenta a la dignidad del ser humano.

Mons. Fernando Chomali G.
Obispo Auxiliar de Santiago
#14
Cartas
Miércoles 23 de Diciembre de 2009
De la procreación a la producción


Señor Director:

Leímos con mucha atención y sorpresa la carta titulada “De la procreación a la producción”, de monseñor Chomali. Compartimos con él la necesidad de que los candidatos expresen claramente su postura frente a los derechos reproductivos de los hombres y mujeres de nuestro país; sin embargo, no compartimos con él que la forma de concepción determine la dignidad de las personas.

Invitamos a monseñor Chomali a reunirse con las parejas que han logrado completar su proyecto de familia gracias a técnicas de reproducción asistida, y decirles a ellos y sus hijos que él los considera menos dignos.

Dr. José Balmaceda
Dr. Juan Enrique Schwarze
#15
Ufff.... que mal Chomali...
Bien por Balma y Schwarze, como siempre.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#16
Super buena la respuesta!!!!
Todo mal con la carta de Chomalí....

Eso del derecho básico que tiene toda persona de nacer en el contexto del matrimonio es un concepto retrógrado, y una manera muy básica y excluyente de entender la idea de familia. Hay familias felices que no viven en un contexto de matrimonio....

Lo de la filiación cierta me parece un tema interesante, sobre el que hemos debatido ya harto en el foro pero que siempre es bueno darle vueltas..... siento que nos desafía a las que optamos por este camino, pero claro que desde otra perspectiva, no juzgadora ni incriminadora. Y claro que las personas valen por lo que son, y no valen menos al ser concebidas con técnicas de fertilización asistida...... medio facista la perspectiva. Con mucho respeto, pero es mi opinión.

Valientes los docs de responderle al Obispo.
Mis respetos para ellos
#17
[COLOR="Magenta"]Realmente patético!!! espero que con el tiempo la "iglesia" cambie su forma de pensar, cada uno tiene derecho a formar familia como quiera y mejor le resulte... esto me recuerda a cuando mi mamá me quizo bautizar hace 28 años atrás y los curas le dijeron que NO, porque yo era una hija del pecado, pues mi papá era separado y ellos "convivían", finalmente logró bautizarme a los 6 años y por un pituto con el tio cura, del amigo de...
Gracias a Dios eso ahora cambió, talvez con los años la fertilizaión asistida deje de ser un tema también

Bien por los docs que sacan la cara por la familia[/COLOR]
#18
Ufff, no había leído este artículo.
Yo he puesto el tema (mi tema!) sobre la mesa en conversaciones de amigas, y me he dado cuenta una vez más que la sociedad no está aún abierta a estas opciones. Espero que a Amanda y su mamá les vaya bien con las opciones que la madre tomó.

A pesar de ser católica no comparto la visión de satanizar las opciones diversas, están fuera de la visión de una iglesia madre y maestra. Es una tendencia que efectivamente existe dentro de ella, pero no representa la mayoría (aunque quizás sí la mayoría de autoridades). Ojalá cuando se entreviste puntos de vista, sea con actores representativos de las opiniones diversas (no sabidos extremistas).

Bien por mi doctorcito Balmaceda!
#19
Bien por mi doc Balmaceda!!...realmente cada dia me da más asco la iglesia católica...en realidad los curas...que para mi son unos hipócritas y depravados..
#20
Bien por los docs!! que bueno saber que están comprometidos íntegramente con la especialidad de la profesión que practican y con todas las implicancias que tiene. chemas-microsoft-com:office:office" />
De la Iglesia católica y sus autoridades, nada que decir... por algo cada día son menos los católicos, y más los católicos "arrepentidos" dentro de los que me incluyo.
Algo había visto sobre esa obra de teatro en las noticias; me dieron ganas de averiguar más, pero cero ganas de verla porque con solo leer el resumen da cuenta del trasfondo que tiene... todo mal, pues estas "autoridades", aunque son sólo eclesiásticas, igualmente son formadores de opinión...
Laparo- 1año m.entrete- Laparo- Endo severa, SOP, RI- 3 IIU negativas- 1 FIV suspendida por baja respuesta- 2 ICSI negativas - Transferencia congeladito +++ Felices con nuestra pequeña <3
#21
Cartas
Jueves 24 de Diciembre de 2009
Dignidad humana y moral


Señor Director:

El sábado pasado, en una entrevista en este diario, una mujer profesional sin pareja estable y al final de su edad reproductiva (40 años), hizo público su embarazo de seis meses, logrado con espermios de un donante. Si bien no conozco el caso en particular; esta compleja y difícil decisión parece haberla tomado luego de conversar con sus hermanas, con su padre, su madre y sus amistades. Descartó la alternativa de usar donantes conocidos que le ofrecieron sus espermios. La mujer tomó una decisión informada, educada, meditada y en plena conciencia. ¡Qué privilegio poder ejercer un acto de esta envergadura, en conciencia plena!

En el mismo artículo, el obispo de San Bernardo, Ignacio González, condenó su proceder como “una práctica derechamente inmoral” e insistió más adelante que incluso si la inseminación con donante se realiza al interior del matrimonio, está “en contra del orden moral”.

El obispo juzgó públicamente a una mujer, con nombre y apellido, de embarazarse mediante un acto inmoral y, por consiguiente, la hija nacerá como resultado de un acto inmoral.

Esto, por desgracia, no es un hecho aislado. El martes pasado, en este mismo diario, monseñor Chomali, obispo auxiliar de Santiago, introduce una nueva condena, esta vez en contra de la dignidad de la niña que ha de nacer, al señalar que lo que ha hecho la mujer “atenta gravemente contra la dignidad de seres humanos inocentes, supeditados al mero deseo de otros”. De más está decir que idealmente todos los embarazos debieran ser el resultado del deseo de los padres y no el de un azar o accidente.

De una plumada, dos obispos han estigmatizado a una mujer como un ser inmoral; y a su futura hija, como un ser que estará privada de la perfección y dignidad que sólo se logra al haber sido concebida a través de la relación sexual entre los cónyuges.

Monseñor Chomali pide, además, a los candidatos a Presidente que señalen públicamente qué van a hacer con las libertades reproductivas de las chilenas/os. Yo quisiera que antes de exigir eso, la jerarquía católica: 1) explique a los aproximadamente 120 mil niños nacidos anualmente en Chile fuera del matrimonio, por qué son ellos menos dignos que los otros 120 mil que nacen de parejas casadas; 2) que les explique a sus padres por qué los aísla de sus sacramentos y los estigmatiza como seres inmorales; 3) que les explique a los miles de parejas que en Chile se han embarazado mediante gametos donados, con qué autoridad cataloga sus actos de inmorales y a sus hijos como el resultado de una dignidad que está dañada por los actos de sus padres.

La dignidad es intrínseca a las personas y a la creación como un todo. Ningún hombre puede atribuirse autoridad para restarle dignidad ni al más humilde de los seres de la creación.

Nuestra sociedad tendría una convivencia mucho más pacífica si se rige por una moral civil que valore y acoja a las personas por lo que son y hacen y no por su adhesión a valores y creencias particulares.

Fernando Zegers Hochschild
#22
excelente!!
#23
Qué buena carta!!
Si la cuestión fuera sólo un proceso técnico y de voluntades TODOS los tratamientos resultarían... Pero algo hay más allá, que hace que esa chispa de vida sólo surja en algunos casos. Cuántas veces han habido transferencias de embriones hermosos, con todo a favor y no pasa nada... O cuántos foritos han nacido después de 1000 intentos y en contra de toda probabilidad??
Me parece súper básico, espiritualmente hablando, el acusar de manipular vidas, de denostar la dignidad humana... Qué absurdo! Los que se suponen más creyentes le quitan todo el mérito "al de arriba"!
#24
Excelente la carta de Zegers!!!
Gracias Pollito por tenernos al tanto de este debate.
#25
Miércoles 30 de Diciembre de 2009
[SIZE="4"]Dignidad humana y moral [/SIZE]

Señor Director:

La Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva ha seguido con atención el intercambio epistolar respecto de las técnicas de reproducción asistida. Si bien como sociedad científica no nos corresponde opinar acerca de las posiciones religiosas individuales, no podemos dejar pasar opiniones antojadizas, disfrazadas de análisis científicos que faltan a la verdad.

En los últimos días, dos miembros de la Pontificia Universidad Católica de Chile (M. Alejandra Carrasco, del Instituto de Filosofía, y José Ugarte, de la Facultad de Derecho) han expresado, una vez más, su rechazo a las técnicas de reproducción asistida. Ambos buscan dar solidez a sus argumentos haciendo afirmaciones seudocientíficas, que no condicen en nada con la literatura científica publicada ni con los reportes epidemiológicos de sociedades científicas independientes, como la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, la Asociación Americana de Medicina Reproductiva ni la Sociedad Europea de Reproducción y Embriología. La evidencia disponible muestra que el uso de técnicas reproductivas no aumenta la tasa de aborto ni de malformaciones congénitas, no aumenta la frecuencia de embarazo ectópico ni aumenta la frecuencia de alteraciones cromosómicas.

Estos errores se explican por la falta de conocimiento y formación en medicina reproductiva y epidemiología de los señores Carrasco y Ugarte, por lo que encarecidamente les recomendamos hacerse asesorar por especialistas antes de hacer afirmaciones tan temerarias como erradas. De hecho, podrían hacerse asesorar por los miembros de la Unidad de Medicina Reproductiva de su misma universidad.

Finalmente, gracias al señor Ugarte nos queda claro que monseñor Chomali y monseñor González consideran moralmente ilícitas las técnicas de reproducción asistida. Probablemente, ellos también consideran moralmente ilícitas las tabletas anticonceptivas o los dispositivos intrauterinos, o a sus millones de usuarias. Sólo falta que los candidatos a la Presidencia o sus comandos aclaren su posición frente a estos temas. Los electores tenemos derecho a ello.

Dr. Ricardo Pommer
Presidente
Dr. Juan Enrique Schwarze
Director Científico
Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva

Fuente : Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  La difícil tarea de contar (artículo) Sabina 2 2.923 10th June 2010, 22:20
Último mensaje: lapollo

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)