Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La espera
#1
Miren qué lindo lo que encontré...


[COLOR="Blue"][SIZE="4"]La espera
La colcha de los 100 deseos[/SIZE]
[/COLOR]
Una bella tradición para llenar la espera con ilusión y sentimientos positivos.

B.S.R.

[Imagen: 20081112psaado_1.jpg]

Bai Jia Bei (la Colcha de los 100 buenos deseos) es una antigua tradición del norte de China con la que se celebra la llegada de un nuevo hijo. La colcha se realiza uniendo los retales de tela con los que contribuyen familiares y amigos, de modo que cada pedacito representa los buenos deseos para la vida del recién nacido. Muchos adoptantes, especialmente los que se hallan inmersos en las largas esperas para ser asignados desde China, han adoptado esta tradición. En el blog de Isabel, puedes leer la hermosa leyenda que está detrás de esta tradición.

Si estás en espera, y te gustan las manualidades, confeccionar una colcha para tu futuro hijo puede ayudarte a combatir el estrés de un modo creativo, plasmando y conservando tus ilusiones y las de la gente que te importa en una pieza única mediante la técnica del patchwork. Pídeles que te envíen un retal de tela y una tarjeta con sus deseos. Si las vas guardando en un álbum junto a un pedacito de la tela que te envían, tu hijo podrá saber quién le envió los deseos y qué pedacito de su colcha representa cada uno. Puedes ver algunos ejemplos de deseos en los blogs Amb la meva princesa y Desenredando el hilo rojo.

Antes de empezar una pieza de patchwork debes pensar cómo quieres hacerla, cuánto medirá, cuántas piezas y de qué tamaño y forma la compondrán... Puedes hacerla basándote en cuadrados o complicar el diseño tanto como quieras. Puedes pedir que participen un grupo pequeño de allegados o pensar un diseño con un número alto de piezas e irlas pidiendo a la gente que participe de tu ilusión en este camino.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
#2
La leyenda:

"La ultima emperatriz de la dinastía Quing fue una simple concubina hasta el día que tuvo la suerte de dar a luz al único hijo varón del emperador. Durante un tiempo se vio forzada a dejar solo a su hijo y concibió un plan para protegerle de las viejas esposas del emperador y obligar a las poderosas familias Manchúes a cesar en su empeño de reclamar el trono: A cada uno de los jefes de los cien clanes más poderosos del Imperio le pidió una bobina de la mejor seda. Encargo a los costureros del palacio que cortaran estas piezas en pedacitos más pequeños y con estos trozos hacer un traje para su hijo. Así simbólicamente, pertenecía a cada una de estas cien nobles y poderosas familias. Y bajo su protección los dioses no osarían hacerle daño."

En el Norte de China esta leyenda se ha convertido en una tradición: hacer una BAI JIA BEI o COLCHA DE LOS 100 DESEOS, invitando a 100 amigos y familiares a contribuir con un retal cuadrado de tela y acompañado de un deseo.

Los 100 trozos, cosidos juntos, se convierte en una colcha que tiene la suerte, energía y los buenos deseos de todas las personas que han contribuido a su confección.

Según la tradición la manta pasara de generación en generación.
Cariños!
#3
Que lindo!!!, me gusto mucho, a ver si alguien se anima, y luego pone fotitos!
[Imagen: P8btm4.png]
#4
Miren... colchas virtuales!!!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. (miren el sitio... explica cómo lo hizo...)

[Imagen: colcha3.jpg]

[Imagen: CUORE.gif?imgmax=512]
Cariños!
#5
[COLOR="DarkRed"]"Vamos a adoptar un hermanito"

Cómo preparar a los niños para la llegada de un hermano adoptado.[/COLOR]


B.S.R.

Añadir comentario

Una de las primeras dudas que asaltan a los padres que han decidido tener otro hijo a través de la adopción es cuándo es el momento adecuado para hacer partícipes a los otros hijos. ¿Esperamos a tener el C.I.? ¿Se lo contamos cuándo ya sólo queden unos meses?

Los especialistas suelen recomendar implicar a los otros hijos en el proceso, pero teniendo en cuenta tanto su sentido del tiempo como su capacidad para procesar la información. Para los adultos, el proceso de adopción comporta una montaña rusa emocional difícil; los niños no suelen estar preparados para manejar una carga semejante. Hacerles partícipes no significa contarles cada detalle y cada fase exhaustivamente.

Podemos empezar hablando de una forma general, explicando que estamos pensando en tener otro hijo y explicándoles las bases de la adopción. Su vida no puede estar pendiente de la llegada del nuevo hermano durante dos años o más. La visita domiciliaria del trabajador social puede ser presentada como la de alguien que va a ayudar a la familia a decidir si es bueno para ellos adoptar otro hijo. A medida que la fecha de la asignación se acerca, podemos ir anticipando referencias del tiempo que pueda comprender como "después de tu cumpleaños", "cuando acabe el curso y llegue el verano", etc.

Evitando que el hermano que está por venir aparezca continuamente en las conversaciones, es bueno dejar que el tema salga con naturalidad, y permitir al niño expresar sus pensamientos, sus dudas y hasta sus reticencias en voz alta. A la hora de preparar a un hijo (ya sea adoptado o biológico) para la adopción de un hermano conviene recordar lo siguiente:

- Vengan por el camino que vengan, la llegada de un nuevo hermano suele provocar en los niños sentimientos encontrados. Puede que tener un hermano les haga muchísima ilusión, pero también es absolutamente normal que las relaciones entre hermanos pasen por altibajos y que los celos hagan su aparición.

- Evitar las idealizaciones excesivas y hacedles conscientes de que el hermano que está por venir seguramente necesitará al principio mucha ayuda y mucha paciencia. Desde luego que es bueno hablar de las razones por las que al niño le hace ilusión ampliar la familia, pero tenemos que ayudarle a construirse un cuadro realista para que sus sueños no se estrellen contra la realidad. Anticipar qué cosas serían iguales y qué cosas cambiarían (quién se sentaría al lado de quién a la hora de comer, qué lugar ocuparían en el coche cada uno, quién se ocupará de cada cosa, en qué podrá él ayudar como hermano mayor, etc.), lo ayuda a prepararse.

- Reafirmarles su lugar en la familia ...y en nuestro corazón. Algunas personas piensan que es mejor empezar a hacerles independientes cuanto antes, para que no sufran tanto cuando llegue el momento. En realidad, suele ser al revés. Si buscas tiempo para estar con tu hijo o hijos, para reafirmarles tu apoyo incondicional y cimentar vuestra relación, se sentirán más seguros a la hora de compartir tu atención.

- A veces sus temores pueden expresarse en forma de preguntas o comentarios negativos, o incluso de comportamientos desafiantes. No los rechaces de un plumazo ni los liquides con una regañina. Anímale a fantasear y a expresar sus dudas aunque no te guste lo que escuches. Hablar de lo que les da miedo, poner en palabras sus emociones aunque sean negativas, nos da la oportunidad de ayudarles a manejarlas y disipar los malosentendidos.
Cariños!
#6
Que lindo lo de la colcha en patchwork!!
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
#7
Que lindo... la Colcha puede ayudar a que nuestras familias y amigos/as, se sientan tambien involucrados en la espera de nuestros/as hijos/as.... sera lindo.
#8
"La espera es una auténtica montaña rusa de emociones, en la que hay días de euforia y momento amargos"

Les aconsejo leer el capitulo sobre la espera del libro La aventura de convertirse en familia

(entendiendo que está pensado para adopción internacional)
en:
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Cariños!
#9
En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

'Embarazos' que duran años



"Ha sido como un embarazo, no de nueve meses sino de ocho años". Hoy, por fin, Inma vive con su pequeña, Hinojal. Hace tan sólo tres meses se fue con su marido a China y volvieron con su regalo: un miembro más en la familia. Era la última parte de un proceso de adopción, que, en un principio iba a durar unos 10 meses y al final transcurrieron "ocho largos y durísimos años". En todo este tiempo, "pensaba y me preocupaba por ella. Me preguntaba si ya habría nacido, si estaba sana, si habría dormido bien, quién la estaría cuidando...".

La incertidumbre se convierte en un fiel acompañante tanto de la madre adoptiva como de la que se queda embarazada, que se cuestiona casi desde el primer día "si su bebé estará bien, le inquieta lo que puede o no hacer (para no dañarle) y está muy pendiente de todas y cada una de las pruebas que le indican si algo va mal". Las dos viven una etapa llena de dudas y miedos centrados en el bienestar del que será su hijo.

El problema es que en la adopción estos sentimientos perduran muchos años. Según los expertos, cuantos más años pasan hasta que se consigue que el hijo adoptivo llegue al hogar mayor es la probabilidad de que los padres sufran ansiedad y estrés. Inma y Cristina son la cara y la cruz de este proceso. La primera ha tenido que 'cargar' con ocho años de espera hasta poder ver la cara de su hija y Cristina puede contar la parte más positiva del tiempo previo a la nueva maternidad.

Un estudio publicado en la revista 'Psicothema' asegura que aunque la mayoría de las familias pasan este periodo con ilusión, también reconocen sentirse nerviosas, ansiosas y a veces incluso les da la sensación de que la espera es inútil e injusta. A media que pasan los meses, tal y como recoge el artículo, "se encuentran más desilusionadas, tristes, peor informadas y más angustiadas".

Inma lo ha vivido en sus propias carnes no una sino dos veces. Hinojal no es su única hija. Es la tercera. La primera, Verónica, también fue adoptada (de Perú) y la segunda (María) la tuvo por vía natural con su marido. "Siempre había pensado que mi primera maternidad iba a ser adoptando. Sabía hasta el nombre: Verónica, en honor a mi tía abuela. Nos criamos con ella y era maravillosa", recuerda. Lo tenía tan claro que el mismo día que aprobó las oposiciones para entrar a trabajar en el Ministerio de Fomento fue a pedir una solicitud de adopción a la Comunidad de Madrid.

Por aquel entonces, estaba soltera y no tenía pareja. "Fue un proceso muy duro a nivel personal. Te hacen muchas preguntas, sobre todo si no estás casada. A veces tienes la sensación de que no quieren que adoptes. Nos analizan con detalle en el aspecto económico y psicosocial". En total, estuvo esperando a Verónica seis años.

Al principio, estuvo más 'entretenida' con todo el papeleo que conlleva. Hay que rellenar una solicitud oficial, presentar numerosos informes (certificado médico, de penales, la partida de nacimiento, la situación laboral, las nóminas, declaraciones de la renta, etc.), superar varias entrevistas con un psicólogo y un trabajador social y, si finalmente se obtiene el certificado de idoneidad, dependiendo del país que se trate, es posible que se exijan más pruebas u otros requisitos añadidos.

Montse Lapastora es psicóloga y directora del centro Psicoveritas. Aparte de su empresa, se dedica a hacer informes de idoneidad para la Comunidad de Madrid. "Últimamente se alargan mucho los tiempos de adopción y esto causa mucha ansiedad. Uno piensa que serán dos años y de repente son más. En algunos casos, la idoneidad caduca y tienen que volver a empezar con la burocracia. Hay personas a las que incluso se les pasa la edad de adopción. Es un proceso muy desesperante".

Cuando te dan el certificado de idoneidad, parece que el tiempo se ralentiza aún más. Tanto con Verónica como con Hinojal, los años pasaron muy despacio, a la espera de una llamada que confirmara que por fin había llegado el momento. Como explica Inma, "fueron años de desesperanza, pesares y desasosiegos", a los que se iban sumando otras dificultades, a nivel familiar y de amigos. Pero "mis hijas preguntaban ilusionadas cuándo vendría Hinojal". Aunque "parecía que no llegaba el día porque la espera se iba alargando y además yo tenía miedo de que ya no me renovaran más el certificado de idoneidad, al final sonó el teléfono y "nos dieron la buena noticia".
El apoyo, fundamental

La reacción de las personas que van a adoptar varía. Hay quienes "se paralizan a la espera de la ansiada llamada y otras deciden seguir con sus vidas", comenta la psicóloga Lapastora. Es el caso de Cristina. "Después de haber salido de una relación larga, empecé a plantearme la idea de la adopción. Tenía clarísimo que quería ser madre y de todas las opciones que había, ésta era la que más me atraía". Su hermana había adoptado una niña China y eso le animaba. Tardó tres años y medio en conocer a su hija, Tarikua (Tari), de Etiopía. "Era uno de los países donde permitían adoptar a personas solteras".

"Es verdad que hay muchos procesos dentro de la adopción, pero en un curso de la Comunidad de Madrid nos aconsejaron ir pensando sólo en el siguiente paso (la solicitud, la recopilación de documentos e informes, la primera entrevista, etc.) y yo me 'agarré' a eso". Cristina fue pasando por las distintas entrevistas. "El trabajador social vino a casa para valorar la zona, la cercanía a guarderías, etc. y el psicólogo te ponía en posibles situaciones para ver cómo reaccionas". Una vez que le concedieron el certificado de idoneidad "la espera sí se le hizo más larga", reconoce.

"Suele haber muchos rumores. A mitad del proceso se dijo que iban a cerrar la adopción a gente soltera en Etiopía. Pensaba que después de un año y medio tendría que empezar de cero". Por suerte, la Entidad Colaboradora para la Adopción Internacional (ICAI -son asociaciones o fundaciones sin ánimo de lucro que intervienen como mediadoras en el procedimiento de adopción internacional) "con la que yo estaba enseguida nos reunió y nos explicó que no nos afectaba a las personas que ya estábamos metidas en el proceso". Además, nos preparaban reuniones cada seis meses con una psicóloga para que pudiéramos resolver dudas, exteriorizar nervios, compartir experiencias, etc. "Era un desahogo, nos animaban a informarnos sobre el país de origen, nos ayudaban a imaginar el encuentro sin miedos y nos hablaban de cómo sería la posadopción. Me sentí muy arropada".

"Yo adopté porque me apetecía, pero estaba feliz con mi vida, así que continué los consejos y seguí disfrutando de ella. Me dijeron que me lo planteara como una ilusión de futuro, que no me angustiase y que aprovechara este tiempo. Fui a restaurantes de comida etíope, me informé sobre el país; yo, que nunca había hecho ejercicio, quería prepararme un poco físicamente y empecé a correr e ir a la piscina, etc.". Así hasta que recibió la llamada y entonces viajó a Etiopía. Allí se celebró un juicio por si algún familiar le reclamaba y otro para confirmar que Cristina se hacía cargo de la pequeña. "Fueron dos meses un poco duros".

Hace un año que vive con Tari y las dos están encantadas. "Me ayudaron mucho las charlas previas en las que nos explicaban que la posadopción no es tan bonita como cuando vemos a Angelina Jolie en las revistas"... Hay momentos muy complicados, las dificultades del idioma, la incorporación en el colegio, posibles problemas de conducta, "los padres tienen que entender que van a tener el hijo de otra persona, hay que comprender que viene con carga emocional y dificultades que hay que reconducir", puntualiza la psicóloga.

Al final, los años de espera se 'guardan' en un cajón y se abre el de la nueva vida en familia. "Tari (que ahora tiene 21 meses) es muy alegre y simpática. Desde que se levanta me da vida cada día. Compartimos muchas cosas juntas y, por su puesto, también su pasado, su origen. De vez en cuando vemos un vídeo que le grabé con su cuidadora cuando fui a Etiopía y, aunque aún no lo entiende bien, se emociona".
Cariños!


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Cada día mas cerquita, un día que pasa es un día menos de espera..... JOHANA 22 4.884 22nd February 2018, 21:07
Último mensaje: Evelyn
  9 meses de espera y... NOS LLAMARON!!!!! anits 135 29.768 10th August 2017, 20:07
Último mensaje: JOHANA
  La espera vista desde un padre matias 12 3.805 3rd June 2017, 21:34
Último mensaje: yessnaguila
  Comenzando la Espera Puerto Montt Vanne 8 2.404 31st March 2014, 15:56
Último mensaje: Kitty
  Como vivir la espera y no desesperar. Bianca(Pame) 8 3.458 6th December 2013, 09:12
Último mensaje: Wale
  Un mes y 6 días de espera... ,!!!! Dany 51 7.918 14th October 2013, 08:29
Último mensaje: MININA
  1 mes en espera SANDRA 120 31.271 15th March 2013, 11:13
Último mensaje: Wale

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)