Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Endometriosis y resistencia insulínica
#1
Lo tomé de Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. (el artículo es mucho más largo)

-----------

ENDOMETRIOSIS: UNA ENFERMEDAD DE LA SENSIBILIDAD A LA INSULINA

La endometriosis es una condición tradicionalmente denominada benigna que consiste en el crecimiento del tejido que recubre internamente el útero (endometrio) y que se expulsa durante la menstruación, fuera de él. Para muchas mujeres, más que ser una condición benigna, esta enfermedad resulta en síntomas debilitantes, como cólicos menstruales de moderados a severos, dolor pélvico crónico e infertilidad. De hecho, en algunos países es considerada una enfermedad discapacitante. Esta condición generalmente conlleva a la paciente a someterse a múltiples procedimientos quirúrgicos incluyendo la extirpación del útero y ovarios, así como al uso indiscriminado de múltiples regímenes medicamentosos. A pesar de la tradicional creencia de que es una enfermedad que sólo involucra el aparato reproductor, evidencia reciente indica que se trata más bien de una enfermedad sistémica, es decir, que involucra todo el sistema corporal.

El mecanismo más aceptado para el desarrollo de la endometriosis es la teoría denominada "menstruación retrógrada". Según esta teoría, parte del flujo menstrual pasa a las trompas de Falopio en lugar de dirigirse a la vagina, y este flujo se implanta en algunas mujeres en diferentes regiones de la cavidad pélvica. Se calcula que cerca del 15% de la población general femenina padece de endometriosis y es más común en la edad reproductiva.

Sintomas
Los síntomas más comunes son los cólicos menstruales, dolor pélvico, dolor con las relaciones sexuales, infertilidad e irregularidades menstruales. Otros síntomas pueden incluir los trastornos intestinales variados, fatiga crónica, síndrome premenstrual, entre otros.
El diagnóstico deberá de ser realizado principalmente mediante la historia clínica detallada y la exploración física. El procedimiento denominado laparoscopía, antiguamente utilizado para el diagnóstico de la misma, ahora deberá de ser realizado principalmente para confirmar el diagnóstico, asimismo para tratar la enfermedad al mismo tiempo.


La Endometriosis y la Insulina

Realizando varias laparoscopias por endometriosis, se detectó un patrón intestinal característico, el cual consistía en contracciones y espasmos desorganizados del intestino, que provocaban distensión del mismo. Este patrón se observa en más del 50% de las pacientes con endometriosis y se denomina trastorno neuromuscular disfuncional o TNI y equivale a "crisis convulsivas" del intestino. Mediante estudios que miden la actividad eléctrica intestinal, se observó que las pacientes con endometriosis presentaban el mismo patrón en la gráfica que las pacientes con Diabetes Mellitus tipo II y con Síndrome de Ovario Poliquístico, 2 condiciones anormales del metabolismo de los azúcares que se manifiesta con una sobreproducción de insulina y niveles elevados de azúcar (glucosa) en la sangre, condición denominada resistencia a la insulina. Teniendo estos resultados, se estudiaron más a fondo mediante pruebas de medición de glucosa e insulina durante 5 horas (llamada curva de tolerancia a la glucosa) después de dar una carga de 75 gr de glucosa. Los resultados obtenidos demostraron que todas las pacientes presentaron disminución de los niveles de glucosa con niveles de insulina normal o bajos, condición denominada sensibilidad a la insulina. La experiencia en esto rebasa ya las 1000 pacientes.
Los eicosanoides son sustancias producidas por el cuerpo que se encargan de regular la mayoría de las funciones del cuerpo, tanto buenas como malas. Existen 4 grupos de eicosanoides, que se les denomina prostaglandinas, de los cuales, las del grupo 1 y 3 se encargan de hacernos sentir bien, jóvenes, saludables y de hacer que todos nuestros órganos trabajen correctamente. Las del grupo 2 y 4 son las encargadas de producir enfermedades como diabetes, hipertensión, enfermedad cardiaca, endometriosis, asma, depresión, alcoholismo, etc. La materia prima de estos eicosanoides son los ácidos grasos esenciales, como el omega 3 que produce los del grupo 3, y el omega 6, que es el substrato para los otros 3 grupos. Lo que va a determinar el "switch" si se van a producir los eicosanoides "buenos" o "malos" es la insulina. Los niveles elevados de insulina favorecerán la producción de los "malos", responsables entre otras cosas del TNI y de la endometriosis.
A nivel celular el "switch" no distingue entre cuando hay mucha insulina (resistencia) de cuando la membrana es muy sensible a la propia (sensibilidad) y el resultado es el mismo: producción de eicosanoides 2 y 4 (malos).
El concepto de sensibilidad a la insulina es relativamente nuevo para muchos, pero ahora es sabido que esto es un precedente para el desarrollo de resistencia a la insulina y esto de múltiples enfermedades, incluyendo la diabetes mellitus, enfermedad cardiaca, hipertensión, ovario poliquístico, entre otras.

Tratamiento

El tratamiento deberá de ser individualizado, dependiendo de las características de cada quien, como edad, cantidad de dolor, calidad de vida, deseo de fertilidad, etc., así como multidisciplinario, incluyendo ginecólogos, gastroenterólogos, terapia de soporte, grupos de apoyo, etc. Se deberán tratar todos los niveles de la enfermedad.
Dentro de los regímenes médicos más utilizados se encuentran todos los medicamentos analgésicos anti-inflamatorios, pastillas anticonceptivas, hormonales inyectables de diversa índole. La otra alternativa es la vía quirúrgica, que puede ir desde una laparoscopia sencilla con extirpación o cauterización de los implantes de endometriosis, hasta medidas más drásticas como la extirpación del útero, ovarios y porciones de intestino y otros órganos, mediante una incisión abdomial. La mejor alternativa es generalmente la combinación de ambos regímenes: médico y quirúrgico.
La dieta baja en carbohidratos de alto índice glicémico (elevan rápidamente los niveles de glucosa en sangre) ocupa un lugar muy importante en el tratamiento para controlar el switch de insulina hacia la producción de buenos eicosanoides. Asimismo, una dieta libre de tiramina (un aminoácido excitatorio estimulante del intestino) y de cafeína es recomendada para disminuir los síntomas relacionados al TNI. Asimismo, se recomienda la suplementación de ácidos grasos esenciales como el omega-3, para fomentar los buenos eicosanoides y de omega-9 como el aceite de oliva y de cánula para regular la liberación de insulina y disminuir la absorción de glucosa. También se pueden dar medicamentos "sedantes" para el intestino, para controlar las convulsiones intestinales comúnmente presentadas en pacientes con endometriosis. En algunos casos se pueden dar medicamentos para disminuir el antojo hacia los carbohidratos (metformina) y mejorar la sensibilidad a la insulina en pacientes que ya son resistentes.

Resumen

La endometriosis deberá de ser abordada y valorada en todas sus facetas, ya que las repercusiones que puede traer pueden llegar a ser devastadoras en todo aspecto de la vida de la mujer. Ahora conocida la causa base de la endometriosis (sensibilidad a la insulina), quizás deberíamos de reconsiderar la opinión de que las enfermedades de la mujer son de origen psicosomático y empecemos a verlas como un desbalance hormonal y bioquímico. Aprendiendo a regular nuestros niveles de insulina, no sólo disminuiremos el desarrollo de la endometriosis, sino que además reduciremos en un grado importante otras enfermedades relacionadas a la producción de malos eicosanoides y, por ende, tendremos mejor calidad de vida.
Dr. John Mathias / Dr. Luis Carlos Páez
Asociación de Endometriosis Capítulo Mexicano A.C.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#2
upps quedé plop ¡¡¡

tengo ambas...snif ¡

entendi bien..cuidando la RI, cuidamos la endometriosis??
Responder
#3
Parece... le pregunté al doc pero no me pescó, jiji.
Pero... me he dado cuenta que Durruty está mandando a chicas con endo a leer la dieta en bajo IG a la zona de SOP/RI. Es este tema Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.

Yo también tengo ambas... pero es endo leve.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#4
ufff..osea el combo es completo!!!
yo también tengo las dos, aunque mi RI es muy leve, nunca me han salido los valores fuera de lo normal, pero sí en el límite..por eso los cuidados...
Responder
#5
La sensibilidad a la Insulina para las mujeres con Endo, ¿qué alimentos se deben eliminar para controlarla?

Escrito por Lic. en Nutrición Gysel R. Engel
Miércoles 18 de Marzo de 2009 02:50

La hormona insulina tiene efectos corporales que pueden contribuir aumentar la inflamación y el dolor en la endometriosis. En el presente texto se presentan los mecanismos mediante los cuales la insulina provoca aumento del dolor e inflamación, de cómo afecta negativamente a la circulación sanguínea, y del por qué puede interferir con la adecuada eliminación del sangrado endometrial en las zonas extrauterinas. También, se presenta un compendio de los alimentos que pueden beneficiar o afectar negativamente los niveles de insulina.

Introducción
Aunque todavía no se han aceptado universalmente muchas de las teorías acerca de las causas de la endometriosis, sabemos que los síntomas que provoca esta enfermedad sí son verdaderos y complejos. Estos síntomas pueden incluir dolor incapacitante, antes y durante la menstruación, en el útero, espalda baja y órganos de la cavidad pélvica; nauseas, vómito y estreñimiento menstrual; dolor durante las relaciones sexuales, sangrado excesivo y paso de grandes porciones de coágulos y de tejido endometrial durante la menstruación; así como anemia e infertilidad asociadas. Y uno de los aspectos que puede influir de manera directa sobre la inflamación y la intensidad del dolor asociado a la endometriosis es el nivel de insulina que se produce y libera en el cuerpo.

La insulina es una hormona producida en el páncreas que se libera a la sangre dependiendo de las proporciones de hidratos de carbono (azúcar, panes, pastas, harinas, tortillas, cereales, dulces, leche y frutas), proteínas (p.e. carnes, quesos, frijoles, habas), lípidos (p.e. aceites y grasas) y fibras que combinemos en cada alimento. Normalmente el cuerpo debiera mantener niveles saludables de glucosa e insulina pero, cuando una persona abusa del consumo de azúcares y harinas (hidratos de carbono) y al mismo tiempo es deficiente, no come regularmente, en proteínas y vegetales, los tejidos corporales (mas específicamente las membranas celulares) de deterioran y dejan de responder a la insulina, se hacen sordas a su estímulo, provocando entonces que se eleve la cantidad de insulina liberada para tratar de que estos tejidos “sordos” –insensibles- vuelvan a responder ante ella, fenómeno que se conoce como resistencia a la insulina. Y es este estado de exceso de insulina lo que se ha asociado a diversos efectos negativos en los tejidos del cuerpo. Esta hormona tiene poderosos efectos en el funcionamiento corporal y varios de estos efectos repercuten en el estado de salud de las mujeres que padecen endometriosis.

Mecanismos de acción de la Insulina y su relación con la inflamación y el dolor

La insulina tiene diferentes efectos en las células corporales que pueden contribuir a agravar los síntomas de la endometriosis; la hormona insulina regula el nivel de glucosa en la sangre y en los tejidos, y lejos de la creencia común de que el azúcar solo sirve para producir energía veremos que la glucosa puede tener otros efectos muy distintos a este y que lejos de mejorar la energía y vitalidad de la mujer con endometriosis, puede agravar su condición.

Uno de los efectos que la insulina tiene sobre las alteraciones de la endometriosis depende de la capacidad que tiene de hacer que las células del cuerpo absorban la glucosa. Cuando la glucosa entra a las células, parte de ella será utilizada para satisfacer las demandas de energía pero, si no hay una gran demanda de energía, o si la persona no hace actividad física, o no tiene una fuerte actividad mental, o no tiene un metabolismo activo, el excedente de esta glucosa puede empezar a reaccionar negativamente con algunos componentes intracelulares (glicación de proteínas), se adhiere a varias proteínas, deteriorando sus funciones; p.e. si la glucosa de adhiere a la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre (hemoglobina glucosilada), hará que disminuya la capacidad de la hemoglobina para transportar el oxígeno hacia los tejidos, reduciendo así la energía física y mental, disminuyendo la tasa de renovación de los tejidos dañados o inflamados y deteriorando la respuesta inmunológica para limpiar y deshacer el tejido dañado en el cuerpo. También, las moléculas excesivas de glucosa dentro de las células pueden adherirse a proteínas como el colágeno, en cuyo caso afecta negativamente la calidad de la cicatrización- al generar lo que químicamente llamamos enlaces cruzados-, o bien, puede unirse a fracciones específicas del material genético (ARNm, ácido ribonucleico mitocondrial), afectando negativamente las “instrucciones” con las que funcionan las células, perpetuando los desórdenes metabólicos. La glucosa, al permanecer adherida a estas proteínas, evita que funcionen correctamente y además genera reacciones de oxidación acelerada que deterioran el funcionamiento interno y aumentando la toxicidad de los tejidos.

Otro de las funciones que tiene la hormona insulina en nuestro cuerpo es la de regular los niveles de potasio que tienen los músculos del cuerpo -músculos esqueléticos como los de las piernas, brazos y diafragma toráxico; músculo liso como los del útero, las trompas de Falopio, el intestino delgado, el colon y el recto; o músculos como el del corazón-. El potasio (junto con el magnesio y el calcio) regula la contracción y relajación de los músculos, evita los espasmos musculares (calambres o cólicos), y permite mejorar las funciones del útero y de órganos como las trompas de Falopio, el colon y recto, así como de los músculos de la espalda y la pared abdominal. Los niveles adecuados de potasio contribuyen a que mejoren los procesos de nutrición y de destoxificación de los músculos, así como también contribuyen a un control adecuado de la inflamación del tejido muscular, lo que resulta en menos dolores pélvicos y abdominales durante la menstruación, durante las relaciones sexuales y en general durante todo el mes. El exceso de insulina puede hacer que aumente el potasio intracelular desencadenando una contracción sostenida y un aumento en la tendencia a padecer espasmos o cólicos, por lo que en la medida en que podamos mantener bajos y saludables niveles de insulina contribuirá a la salud de los músculos abdominales, via equilibrio del potasio.

Otra de las funciones que tiene el potasio, en conjunto con el sodio, es la de regular los niveles de agua corporal, por lo que un exceso de insulina elevará el potasio intracelular y podrá desencadenar retensión de líquidos o edema (hinchazón), agravando la sensación de dolor.

Por otro lado, el potasio también tiene un importante papel en el funcionamiento del sistema nervioso, tanto a nivel del cerebro como de los nervios periféricos; el potasio es un mineral muy importante para el correcto funcionamiento cognitivo así como para el funcionamiento “vegetativo” del sistema nervioso -esa área de funciones nerviosas que no son controladas por nuestra voluntad, sino que se dan automáticamente, como las que mantienen el ritmo cardíaco y respiratorio, que mantienen activos a los nervios que detectan la temperatura, la luz, la posición de nuestro cuerpo, que regulan las contracciones del intestino, o que coordinan la secreción de muchas de nuestras hormonas-. El sistema nervioso es uno de los mecanismos del cuerpo encargado de detectar tejido dañado y enviar señales de dolor para activar los mecanismos de reparación de los tejidos, por lo que un sistema nervioso saludable es mas capaz de detectar lesiones incipientes dentro del cuerpo. Estas y otras funciones del sistema nervioso dependen en gran parte del equilibrio del potasio, el cual es regulado en gran parte por los niveles de la hormona insulina en nuestro cuerpo. (Balch PA y Balch JF, Prescription for nutritional healing. New York, EUA, Edit. Penguin Putnam, 3a Ed. 2000)

Otro de los efectos que tiene la insulina en nuestro cuerpo es hacer que el hígado y las células adiposas (las células especializadas en guardar la grasa corporal) absorban el exceso de glucosa y la transformen en grasa (en una forma química llamada triglicéridos) que es mas estable y menos dañina para las estructuras interiores de las células que la glucosa, y pueda ser almacenada durante mas tiempo. El problema con la grasa corporal no es tanto la cantidad almacenada, sino las sustancias inflamatorias que producen estas células guardadoras de grasa. El tejido adiposo no es un tejido inerte, inactivo, sino que tiene una fuerte actividad metabólica que puede ser contraproducente en la endometriosis: el tejido adiposo produce sustancias que estimulan la inflamación y que son liberadas hacia el torrente sanguíneo, tales como el factor de necrosis tumoral α, la interleucina 6, la monobutirina y otras (Evans y col: Oxidative Stress and Stress-Activated Signaling Pathways, Endocrine Reviews 2002:23:599-622). Estas sustancias pueden ejercer sus efectos inflamatorios tanto de órganos lejanos como el corazón, los músculos (como el músculo uterino) y aún en el endotelio vascular (la capa de células que recubre la pared interna de los vasos sanguíneos), impidiendo el correcto flujo sanguíneo e impidiendo la pronta llegada de las células y componentes químicos especializados en la limpieza (resorción) y digestión de la sangre oxidada y demás componentes vertidos por las placas endometriales. Las células adiposas generan una inflamación crónica de bajo grado que contribuye mas al dolor y a los defectos de la circulación involucrados en la endometriosis. (Judkin JS, Adipose tissue, insulin action and vascular disease: inflammatory signals; London, UK; International J Obesity, 2003; 27: 525-528)

Por otra parte, en la medida en que la insulina propicia un aumento del tejido adiposo, se producirá un pequeño incremento en las cantidades circulantes de estrógeno, ya que en el tejido graso abunda una enzima llamada aromatasa que transforma la hormona testosterona en estradiol, contribuyendo al estímulo del tejido endometrial, que se considera indeseable en la endometriosis.

En esta breve descripción de los mecanismos mediante los cuales la hormona insulina modula diversas funciones corporales podemos entender mas porqué es importante controlar sus niveles sanguíneos, los cuales deben óptimamente estar cercanos a 6mU/dL en el suero sanguíneo.

Los alimentos pueden contribuir al control de la inflamación y el dolor mediado por insulina

La alimentación es el mecanismo más accesible con el que contamos todas las personas para mantener bajos y saludables nuestros niveles de insulina. Los alimentos que mas se asocian a una excesiva producción de insulina son:

Cereales: cereales de caja (refinados), harinas de trigo, maíz y arroz, panes (incluyendo los integrales), tortillas de maíz y de trigo, pastas, avena; se recomienda comer 1 o 2 porciones de preferencia en el desayuno, 1 vez al día
Frutas y verduras con alto contenido de azúcar: plátano, pera, papaya, mango; camote, papa; una pieza o porción pequeña 1 o 2 veces a la semana.
Estos alimentos deben ser consumidos en cantidades muy pequeñas y siempre deben ir acompañados por alguna proteína y por abundantes vegetales de los que se indican a continuación, y que son los alimentos que se sabe que ayudan a mantener un bajo nivel de insulina:

Proteínas de origen animal: pescado, pollo, pavo, res, carnero (sin grasa); debe consumirse 1 o 2 filetes del tamaño de la palma de su mano por alimento, 3 veces al día.
Proteínas de origen vegetal: frijoles, habas, lentejas, chícharo, garbanzo; debe consumirse solo ½ taza, 1 o 2 veces al día.
Vegetales: berros, acelgas, apio, lechugas, quelites, rábano, cebolla, perejil, pimiento rojo, ejotes, calabazas, alcachofa, nabo, poro, brócoli, jitomate, chayote, pepino, hongos, espárragos, etc. Debe consumirse el equivalente a 7 tazas repartidas en los tres alimentos del día, todos los días.
Frutas con bajo contenido de azúcar: fresas, moras, ciruelas, piña, sandía, melón, guayaba, manzana, toronja, mandarina; consumidas diariamente en 1 ó 2 alimentos del día, con su cáscara o con su fibra y sus semillas dentro de lo posible.
Aceites vegetales: aceite de oliva extra vírgen, de onagra, de prímula, omega3, nueces, almendras, pepitas, semillas de girasol, cacahuates, sin freir, sin sal, que no estén oxidados, pueden consumirse diariamente, en cada alimento, 3 veces al día.

Otros alimentos deben tratar de no consumirse:

Alimentos altamente refinados o con alto contenido de azúcar: azúcar de caña, mieles (cualquier tipo), mermeladas, cajeta, dulces, postres dulces, leche de vaca, leche de soya y leche de arroz y jugos, pasteles; embutidos (jamones, salchichas, mortadelas) de cerdo, pollo, pavo o surimi, catsup. Para términos de la insulina, cuentan como azúcar por su alto contenido de almidón y azúcares, y en términos de inflamación no deben consumirse casi nunca por su alto contenido de grasas hidrogenadas (que aunque tienen menor contenido de calorías tienen un efecto altamente inflamatorio); además tienen alto contenido de saborizantes, emulsionantes, antibióticos y conservadores artificiales, que en la actualidad se sabe afectan el grado de toxicidad corporal. Procure comer una pequeña cantidad de estos solo una vez cada bimestre.
Finalmente, los alimentos no solo son importantes en términos de calorías, vitaminas y proteínas, sino también en términos de efectos hormonales, equilibrio de hidratación, activación inmunológica, calidad de la circulación sanguínea y en términos de inflamación.



Lic. en Nutrición Gysel R. Engel

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Centro Engel, Tel. 5280 0291

En Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#6
Sobre los alimentos, está clarísimo en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#7
Brujita a mi me encontraron la insulina alta..Es lo mismo que resistencia a la insulina??
ahora debo tratarme antes de ir a mi segunda fiv.
Lo ultimo que me falta es que me de diabetes tipo 2.Que lata..
Responder
#8
Paolita, hay una serie de desórdenes del páncreas, en cuanto a producción y absorción de la insulina. Todos pueden derivar en diabetes, y todos se tratan de la misma manera, con los matices necesarios para cada persona: ejercicio aeróbico, dieta y en muchos casos metfomina.
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#9
Gracias Brujita por tu respuesta!! El lunes tengo hora con un medico internista al que me derivo el doc Emilio Fernandez.
Responder
#10
Te dejé un mensaje en tu carpeta Wink
Bendiciones!

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Segunda ICSI con endometriosis ¿lo lograré? Constanza 8 2.814 20th March 2017, 10:01
Último mensaje: Limita
  Especialistas en endometriosis (actualizado) Atenea 30 35.586 13th December 2016, 11:31
Último mensaje: abricenom
  Endometriosis, hidrosalpinx y pronto FIV icsi caritosegura 133 28.275 30th November 2016, 22:24
Último mensaje: caritosegura
  Tengo endometriosis y embarazada Belen marin 4 2.576 15th September 2016, 10:03
Último mensaje: Violeta
  Endometriosis y deficiencia de zinc Brujita 8 2.957 25th August 2016, 23:41
Último mensaje: Cami2014
  Endometriosis, 2 cirugías y esperando una IA Solecita 22 5.661 19th August 2016, 17:19
Último mensaje: Bebelyncita
  Endometriosis Severa KAROMARFIGUE 61 9.645 2nd August 2016, 17:58
Último mensaje: KAROMARFIGUE
  endometriosis profunda Betty 5 3.668 11th June 2016, 10:26
Último mensaje: Cari
  endometriosis Betty 4 3.442 24th May 2016, 13:25
Último mensaje: Bebelyncita
  Nueva en el foro y viviendo con Endometriosis Coneja 47 11.206 30th December 2015, 18:51
Último mensaje: Piedadpieta

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)