Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Corinne Maier autora del libro No kid
#1
Corinne Maier, autora del polémico libro No kid
LA HEREJE

Por: ROCÍO MONTES ROJAS, desde Madrid

Así llaman a esta escritora suiza desde que lanzó hace meses su provocador libro. The New York Times la llamó ‘la nueva heroína de la contracultura’, porque reconoce lo irreconocible: hijos = desastre. Ella tiene dos y se lamenta. Una madre que sale del clóset en este ensayo irónico, humorístico y crudo que sentencia 40 buenas razones para no engendrar.

[Imagen: 2130-1.jpg]

En un bar cualquiera de Europa, música de fondo. Es diciembre de 2003 y hace frío. En una de las mesas, dos amigas conversan. Han tomado algunos tragos. Una de ellas, Corinne, sicoanalista y escritora, está de cumpleaños. Celebra 40, momento de balances.

“Me he equivocado de camino”, dice la festejada con tono triste. “Comencé el sicoanálisis demasiado tarde, me aburro en las comidas mundanas con toda esa gente tan bien integrada en la sociedad, no he sabido aprovechar las oportunidades que me ofreció el destino, mis hijos me agobian”.
La amiga de Corinne para las antenas: “Bueno, puedes cuestionarte lo que quieras, pero supongo que no lamentas de verdad haber tenido hijos”.
“Pues sí”, confiesa Corinne. “Si no los hubiera tenido, ahora estaría dando la vuelta al mundo con el dinero que me han dado mis libros. En cambio, estoy confinada en casa, preparando comida, levantándome a las siete de la mañana todos los días de la semana y repasando lecciones de lo más idiotas...”.

Cinco años después de esta conversación, Corinne Maier (Ginebra, Suiza, 1963) escribió No kid, 40 razones para no tener hijos. Es el ensayo de una madre que salió del armario y que se convirtió en un best seller en Europa.
La actriz Gwyneth Paltrow y el líder de Coldplay, Chris Martin, caminan por Londres acompañados de sus hijos Apple y Moses. Christina Aguilera posa para una revista junto al recién nacido Nax. Angelina Jolie, la más madre de todas las madres, anda con su prole multicultural por el mundo, junto al siempre dispuesto Brad Pitt. Corinne Maier da un diagnóstico: “Nunca hasta ahora se habían ensalzado tanto la maternidad y la paternidad. Un hijo es lo más bonito, un sueño al alcance de todos los bolsillos y de todas las barrigas. Es la señal externa del éxito de una pareja, la prueba de la integración social de los padres en un mundo donde el máximo temor es convertirse en un excluido. El hijo está de moda”.

Aun en la liberal Europa, el ensayo de Maier suena a herejía. Ella lo tiene claro. “Doy miedo a mucha gente”, reconoce en esta entrevista exclusiva a CARAS desde Bruselas, donde vive junto a... sus dos hijos. “¡Basta de discursos sensibleros sobre la felicidad del oficio de progenitor!”. Porque la autora, con acidez y simpatía, se rebela contra la imagen idealizada de la familia que pocos se atreven a contradecir.

—Pero todas dicen que el momento más hermoso de su vida es, justamente, cuando se convirtieron en madres...
—¡Las mentirosas!

Va contra la corriente y, tal vez por ello, The New York Times la ha denominado “la nueva heroína de la contracultura”. El 2004 escribió el aclamado Buenos días pereza. Del arte y la necesidad de hacer lo menos posible en la empresa. Allí, Maier hacía un llamado claro: “Como lo que haces no tiene sentido y puedes ser reemplazado de un día para otro por el cretino que se sienta a tu lado, trabaja lo menos posible”. El resultado: éxito editorial y, por supuesto, despido de la compañía en la que trabajaba en Francia.
En No kid, el objetivo fue otro: desmoralizar a los padres y madres en potencia. “Revertir las ideas anticuadas que hemos recibido. Hacer reflexionar dividiendo”, señala la escritora.

—¡Pero usted tiene dos niños! ¿No es una contradicción?
—No, porque sé de lo que hablo y conozco el precio a pagar por tenerlos, que es bastante caro.
—¿Ellos han leído el libro?
—Prefieren Harry Potter y las sagas estúpidas que a menudo los jóvenes leen.
—¿Por qué 40 razones?
—Simple: 30 eran pocas y 50 demasiadas.

“Ser padre y madre —según Maier— es estar dispuesto a sacrificar todo lo demás”. En las 142 páginas del libro desgrana con humor e inteligencia las razones para no procrear. Y, se esté de acuerdo o no, sus argumentos hacen reflexionar.

LAS ALEGRÍAS DEL PARTO SON UN ENGAÑO TOTAL

Las mujeres que dicen el parto fue el momento más bonito de mi vida me resultan sospechosas; desde que parí, sé que mienten”. La autora asegura, además, que “dar pecho es una esclavitud”. Que con los hijos “cada vez serán más las actividades libres e improvisadas a las que deberás renunciar”. Que “en cuanto el niño entra por la puerta, los amigos salen por la ventana”. Y aunque “el hijo no siempre acaba con el amor, a menudo termina con el deseo”.

—¿Cuál de las 40 razones es la más importante?
—La principal es que los niños nos impiden en muchas ocasiones cumplir con los sueños, con lo que esperábamos que fuera nuestra vida. Posiblemente esto sea menos cierto para los hombres que para las mujeres, pero en ambos casos en un factor decisivo.

Al momento de dar esta entrevista a CARAS, la escritora estaba en su casa, haciendo gimnasia en la cama, y ya se había fumado el primer cigarrillo del día. En su libro no pasa por alto el sacrificio monetario: “Al niño hay que alimentarlo, vestirlo, alojarlo, dejarlo al cuidado de una persona, pagarle el colegio. Todo eso durante un período de entre 18 y 25 años, cuando no 30”.

—Usted plantea que los hijos son un aliado objetivo del capitalismo.
—Las grandes empresas dirigen ahí sus intereses, porque mientras más niños, más consumidores. Los hijos son vectores del conservadurismo: además de consumir, empujan a que sus padres consuman y, con ello, los obligan a conservar un trabajo, incluso cuando a ellos no les gusta.
—Francia es la nación de Europa donde más niños nacen.
—El tema de la ‘identidad nacional’ es éxito en Francia, pero también en Gran Bretaña e Italia. Este nacionalismo fantasma anima a las mujeres a ser madres, porque dar niños a su país es la prueba de que se es una buena ciudadana y de que les preocupa el futuro de la colectividad. Tener hijos es el rostro del actual patriotismo: para afrontar una vida de ******, es mejor ser muchos.
—Pero la mayoría de las parejas, ya sean heterosexuales, gay o lesbianas, tarde o temprano buscan tenerlos. ¿No es acaso la ley de la vida?
—No hay leyes de la vida, sino construcciones sociales. Es verdad que la mayoría de las parejas los quieren, pero porque se les ha repetido tanto que es el sentido de la existencia.
—¿La gente puede ser feliz sin ellos?
—¡Por supuesto que la gente puede ser feliz sin tener hijos! ¡Es mucho más fácil ser feliz que cuando se tienen!

“EL DESEO DEL HIJO DA ALAS A LOS ADULTOS FALTOS DE PERSPECTIVAS, que no son pocos”, asegura Maier. Y los que optan por no procrearse, son juzgados y provocan compasión: “Pobrecita, no habrá podido, ha echado su vida a perder”.

—Se critica que No kid posee un planteamiento egoísta...
—¿Y acaso no son egoístas esas familias que viven en casas unifamiliares, totalmente volcadas en los hijos y que dejan de ver a los amigos y de hacer todo tipo de actividades? A mí me parece que esta forma de vivir es, en definitiva, más individualista que la que defiende No kid.

en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#2
Interesante pero con un error garrafal...

“Nunca hasta ahora se habían ensalzado tanto la maternidad y la paternidad. Un hijo es lo más bonito, un sueño al alcance de todos los bolsillos y de todas las barrigas"

Un hijo no esta al alcance de todos los bolsillos ni de todas las barrigas... definitivamente no tiene ni idea de que es la infertilidad, los tratamientos ni sus costos....
Responder
#3
Quizas hay ideas como para debate, pero muy negativa esta mujer, me tinca que quiere levantar polemica solo para vender
Responder
#4
yo la encuentro trancada, casi para terapia..se entiende que hay gente que opta por no tenerlos..pero dudo que esten de acuerdo en todos los puntos que plantea.. quizas que le ha tocado vivir que `piensa de esa manera tan negativa como dice cristy..
Responder
#5
Si yo fuera una de sus hijos... y veo que mi mama se expresa así de mi y lo que he significado en su vida.... tendría serios conflicitos de personalidad y quizá hasta asesina en serie me convertiría!!! (Ya sería parte del elenco de la serie del Discovery, "Indice de maldad" jajaja).

Que mal que tu propia madre, quien por instinto debería amarte y protegerte, te destruya de esa manera.... no se vale!
Responder
#6
Apoyo a la Cristy!!! sin duda es excelente estrategia de ventas!!!

y en todo caso, es un punto de vista no más... una opción de vida....
Cariños!
Responder
#7
Bien amarga la tipa.. pero como dice Sabina, es una opción de vida. Pero interesante leer este tipo de opiniones.
Ojalá no hubiese tenido hijos...
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#8
Saben qué? No es tan terrible... Los hijos de esa mujer deben ser personas críticas y conscientes, y ella plantea un punto, no de modo mesurado, sino en justa contraparte de todas aquellas que piensan, con el mismo fanatismo, que ser mamá es indiscutiblemente la mejor experiencia en la vida de una mujer... A veces los equilibrios, al menos los personales, se logran transitando por ambos extremos
Responder
#9
Bueno...de todo hay en este mundo, en todas partes uno encuentra gente que le ve solo el lado negativo a las cosas y que mas encima hacen arte de quejarse por todo!!!!
Responder
#10
qe rara la tipa y muy amraguita , pobre de sus hijos si leen o ya han leido esto. que lata no deveria haberlos tenido...no le creo mucho su discurso pa mi es pura estrategia de venta, y si de verdad ella piensa asi creo que tiene muchas trancas y dveria tratarse jejjje
Responder
#11
Chicas, vuelvo al tema: Y las de la maternidad militante como razón de vida de la mujer no deberían tratarse también? Si reconocemos el derecho de un extremo, es factible también reconocer el otro...

Yo, por mi parte, ni un extremo ni el otro, pero que ambos existan... eso nutre.
Responder
#12
Que interesante.... siempre me ha gustado debatir... a esta mujer yo le diria que todos somos intrinsicamente libres de decidir nuestras vidas, ella deberia haber optado por un buen control de natalidad... somos libres de elegir, pero solo libres hasta que nos cruzamos con los derechos de alguien más, sus hijos no vinieron al mundo por elección propia, ella los trajo!! creo que no deberia ni cuestionar el tema libertad, dinero, falta de deseo etc... son patrimonios que van y vienen cuando tenemos hijos.... ej. el deseo baja en los dos a tres primeros años de crianza debido a un cambio hormonal que se da en amobos miembros de la pareja.... solo para cuidar mejor a la cría... que mejor muestra que lo es que es natural? que hasta el cuerpo se adapta para hacerlo mejor?
Creo que culpar de su frustración a los hijos es un acto irracional, aunque est´en libertad de pensarlo más no de actuar porque ahora tiene responsabilidades que le llaman, sus hijos.
Responder
#13
no tengo hijos y nunca he intentado tenerlos, no porque no quiera sino porque no se ha dado el tener una pareja estable, pero este tema lo he pensado mucho y concuerdo con ella en que tener hijos implica un sacrificio personal que se debiera asumir de forma mas libre y la sociedad casi obliga a tener hijos con su discurso
lo que sí es claro es que para saber si su vida habria sido mejor sin hijos tendria que no haberlos tenido, nunca lo sabrá en rigor
Responder
#14
Cada loco con su tema, yo seguiré replicando que lo mas lindo qe me ha pasado es ser mamá y eso que lo pude reconocer hace poco pues una vieja de ****** me habia metido en el subconciente que era pecado y me tenia achacada y perseguida, pero por fin me liberé y ahora puedo decir que soy la madre mas feliz del mundo
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)