Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Cómo aprender a vivir sin hijos
#1
Cómo aprender a vivir sin hijos cuando no es por decisión propia

Karen Barrow

Cuando Pamela Mahoney y Alex Tsigdinos se casaron, nunca pensaron en que tendrían problemas para tener un bebé. Sin embargo, después de 11 años y muchos tratamientos de fertilidad, aún siguen siendo una familia de dos.

Frustrada y agotada por los procedimientos, caros y prolongados, que nunca funcionaron, la pareja finalmente se dio por vencida. Ahora, el reto es aprender cómo aceptar una vida sin hijos.

Diez por ciento de todas las parejas tiene problemas para concebir, en ocasiones debido a un problema físico y, otras, por razones inexplicables. Sin embargo, conforme han avanzado las tecnologías reproductivas, se está brindando ayuda y esperanza a muchas parejas.

En cada paso, los médicos eran optimistas en el caso de los Tsigdinos, quienes viven en California. A los 29 años, después de dos años de intentar embarazarse, la señora Tsigdinos se enteró que tenía unas lesioncitas en el útero, un síntoma del inicio de una endometriosis, un padecimiento marcado por un crecimiento incontrolado de tejido en la matriz. Le removieron las lesiones quirúrgicamente, y los médicos la enviaron a su casa con todas las expectativas de que ya no tendría problemas para concebir.

Pasó el tiempo, y nada de bebé. Le hicieron exámenes al señor Tsigdinos, y la pareja descubrió que padecía varicocele, un bloqueo en el flujo sanguíneo hacia el pene que reducía su cuenta espermática. La cirugía corrigió el problema. Sin embargo, pasaron dos años más, y nada todavía.

En los siguientes años, la pareja intentó con dos ciclos de fertilización in vitro y dos rondas de inseminación artificial, además de algunos enfoques no tradicionalistas, incluidos la acupuntura, los suplementos herbolarios y un tratamiento quiropráctico.

El tiempo se estaba volviendo un demonio: para las mujeres menores de 35 años, el porcentaje de embarazos después de una fertilización in vitro es de 43 por ciento, pero cae a cuatro por ciento en mujeres de más de 42 años. Años de citas con los médicos, honorarios y sueños no satisfechos, también estaban cobrando su precio afectando los ahorros de la pareja, su paciencia y su matrimonio.

Finalmente, recordó hace poco la señora Tsigdinos, se hartaron. “Yo cumplí 39 años, me miré al espejo y dije: ‘¿Por cuánto tiempo más podemos seguir haciendo esto?’”, explicó.

Hace dos años, el señor y la señora Tsigdinos tomaron la difícil decisión de terminar con eso: dejar de someterse a procedimientos invasivos, ya no llevar el registro diario de la temperatura basal del cuerpo para ayudar a determinar cuando estaba ella a punto de ovular, abandonar la investigación de cada tratamiento nuevo, y dejar de soñar en tener hijos.

La señora Tsigdinos sabe lo que están pensando: ¿Qué hay de la adopción? Sin embargo, la pareja lo consideró y no pareció ser lo adecuado para ella.

“No es un binario: o se tienen hijos o se adoptan. No es tan sencillo”, dijo recordando las luchas de amistades que buscaron adoptar.

No hay claridad en cuanto a porqué muchas mujeres no pueden tener hijos. El estigma pegado a la infertilidad y a vivir sin hijos presiona a muchas mujeres para que permanezcan calladas en cuanto a sus luchas, dijo la señora Tsigdinos, y agregó: “No es un tema que uno quiera soltar en una conversación en una fiesta”.

Casi dos años después, a la señora Tsigdinos, ahora con 45 años, aún se le salen las lágrimas cuando habla de ello. “No es un proceso linear. Uno acepta que se hará el mejor esfuerzo por seguir adelante, pero hay unos días en los que las cosas simplemente se vuelven abrumadoras”.

Los expertos recomiendan que las mujeres que luchan con la decisión de abandonar los tratamientos de fertilidad vean su pérdida como lo harían con cualquier otra.

“La persona tiene que pasar por un proceso de duelo por lo que esto iba a ser en su vida, y quién iba a ser en esta vida”, dijo Mardy S. Ireland, una psicoanalista especializada en personas sin hijos.

El tratamiento de infertilidad puede ser tan demandante que muchas mujeres siguen intentando mucho después de que las posibilidades se vuelven prohibitivas. Quienes pueden aceptar la posibilidad de que ningún tratamiento en el mundo les permitirá embarazarse, podrán encontrar la mejor oportunidad de aprender a aceptar una vida sin hijos.

“Quienes tienen más dificultades para vivir con su realidad son los que no toman la decisión”, dijo Ireland. Los que no la toman, agregó, se despertarán un día sintiendo que les quitaron la opción de no seguir adelante.

No obstante, mujeres como la señora Tsigdinos con frecuencia lloran cuando ven una madre reciente empujando el carrito de su bebé, combatiendo el enojo contra amistades que inocentemente las invitan a fiestas para futuras madres, y discutir con sus propios padres que no han aceptado que nunca serán abuelos.

Susan B. Slotnick, miembro del consejo de administración de Resolve, una asociación de infertilidad sin fines de lucro, entiende ese dolor. Hace 11 años, ella también tomó la decisión de abandonar los tratamientos de infertilidad y aceptar una vida sin hijos. “En realidad, el dolor nunca se va”, dijo. “Pero, al igual que un dolor crónico de espalda, se aprende a lidiar con él”.

Ese dolor apagado une a las mujeres que se encuentran en todas las etapas de su búsqueda de hijos, y una comunidad creciente en línea las ayuda a sobrellevar las muchas facetas de la infertilidad. La señora Tsigdinos, una operadora de mercado de una compañía de capital de riesgo, empezó su propio blog sobre los aspectos chuscos de un tratamiento exitoso, en Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos., cuando no pudo encontrar los recursos que la ayudaran a manejar la decisión de abandonar los tratamientos de infertilidad.

Tras años de centrarse en quedar embarazada, la pasión de la señora Tsigdinos ahora es conectarse con otras mujeres en su situación. Escribe sobre las cosas cotidianas que le recuerdan que no tiene hijos, pero también con aquello con lo que tuvo que lidiar en el camino: cómo saber cuándo dejar el tratamiento, cómo manejar las amistades y parientes metiches, cómo aceptar una vida sin la rutina esperada de libros, recitales y ceremonias de graduación de los hijos. Las mujeres y los pocos hombres que hacen comentarios en su blog no siempre están de acuerdo con sus decisiones, pero todos se solidarizan con ella y la ayudan a sentirse menos sola.

Es posible que la infertilidad haya sido la corriente subyacente en la vida de la señora Tsigdinos. Sin embargo, es firme en cuanto a que no se ha cegado ante lo que sí tiene.“Tengo que decir que soy la mujer con más suerte en el planeta, porque, aun cuando sea lo único, tengo el marido más paciente. Porque como sólo somos los dos, pasamos mucho tiempo asegurándonos que el otro es feliz”.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#2
Sin hijos… por decisión propia

escrito por Marita Littauer con Chuck Noon - Invitados

Antes de contraer matrimonio tanto Dena como Brad decidieron no tener hijos. Poco imaginaban que esta decisión les haría presa de una presión intensa y grave censura por parte de su familia y amigos. En este artículo dividido en dos partes, vamos a explorar las a veces inesperadas consecuencias de una unión que desafía las expectativas sociales de otros a su alrededor.

El tema

“Sí, me casaré contigo, pero no habrán niños”. Dena aun recuerda decir estas palabras hace más de veinte años. Su ahora esposo, Brad, estaba más que dispuesto a esta cláusula. Ambos habían sufrido mucho en sus primeros matrimonios y habían contraído muros para protegerse de tener más dolor.

Los años pasaron, tienen un buen matrimonio y se aman mucho. Luego de siete años de casados Dena cumplió los treinta y se comenzó a preguntar si quería quedar sin hijos por el resto de su vida. Por un lado el dinero que tenían era para sus propios intereses y un bebé tomaría esos ingresos, pero eran la única pareja en su familia que no tenían hijos. Dena no se presionaba a sí misma, pero había presión por parte de sus familiares, amigos, colegas e incluso miembros de la iglesia. Se sorprendía en la crueldad que tenían algunos porque ella simplemente no les satisfacía las expectativas de cómo debía vivir su vida.

Mientras que Dena y Brad están contentos con su decisión, la influencia de otros hizo que Dena se cuestionara. Ella deja de dormir y se dice a sí misma: “Eres una decepción a todos”.

Tanto ella como su esposo gozan de buenos trabajos que disfrutan mucho. Pero luego de veinte años de matrimonio aun sienten que les falta algo. Ese “algo” no es un bebé. Les hace falta el apoyo incondicional de su familia y amigos y esa certeza absoluta de que no tener hijos es una decisión que pueden tomar como pareja.

Desde adentro
A primera vista parece ser una situación que no les sucede a muchas personas. Las respuestas que hemos escuchado nos indican que es un tema que se debe discutir.

Una lectora, Laura escribe:

Sé que la decisión de no tener niños no es una opción popular, y no espero que otros la compartan. A veces me encuentro con una mujer quien es valiente para admitir estos mismos sentimientos. Congeniamos de inmediato porque muchas personas nos creen extrañas. Casi no veo que personas toquen el tema.

Las palabras de Laura son verdad para muchas parejas, incluyéndonos. Los matrimonios sin hijos han sentido en algún momento un sentido de estupefacción o extraviado por su estatus.

Discutiendo este tema, otra lectora, Melody, nos dice:
Me he sentido como una extranjera en la sociedad. No me gustaba conocer personas nuevas porque en algún momento me preguntarían si teníamos hijos. Al decir que no, sentía que estaba confesando un crimen o admitiendo que tenía alguna deformidad.
Algunos no quieren hijos, otros por razones biológicas no pueden. Este es el caso de Melody y su esposo y de otros lectores Joanna y Brian:

Hemos experimentado las miradas de condenación por parte de los demás cuando les decimos que no tenemos hijos… más aun cuando no damos motivos. Dejamos de explicar porque era más fácil recibir esa mirada y ser culpados de egoísmo a contar todo lo que habíamos atravesado para que los demás piensen que deben decirnos “no se preocupen, va a suceder”.

Cuando Amanda y Tony se casaron no quisieron tener hijos. Luego de algunos años de casados ellos decidieron tenerlos después de todo. Pero no lograron que Amanda quedara embarazada. Al estar ante la presión de la expectativa de los demás nos comenta:

Nadie me da problemas por no tener hijos solo porque digo simplemente: Lo intentamos y no funcionó. Creo que si no utilizara esa frase las personas nos presionarían más.

En un artículo publicado titulado “Casados sin hijos ¿una maldición o un llamado?”, la autora Jan Coleman escribe lo siguiente:

Una pareja de cuarenta años siempre fueron cuestionados porqué nunca tuvieron hijos. La esposa indicó: ‘Desconcierta a mucha gente y les pone incómodos. De alguna forma piensan que hemos optado egoístamente vivir en diversión y libertad en vez del amor de un hijo. Pocas veces alguien nos comprende’.

¡Qué impresionante! No solo nosotros hemos sentido la presión. Recuerdo una reunión con un autor cristiano reconocido, donde en algún momento de la conversación llegó al punto de la familia. Cuando oyó que no tenía hijos él prometió orar por mí y dijo: “¡Siempre que oro por la gente en este sentido, quedan embarazadas!” Le advertí que no lo hiciera.

Sí, mi madre está decepcionada que no habrán más pequeñitos. Pero finalmente dejó de pedírmelos cuando le dije, “Tendré niños si tú te quedas en casa a cuidarlos”. O tal vez fue porque en ese momento ya mi esposo y yo habíamos estado casados 18 años y sin señal de tener hijos y ella se dio por vencida.

La presión que siente Dena es real. Primero veremos cómo tratar con las presiones y expectativas de los demás y luego nos enfocaremos en vivir una vida plenamente feliz sin necesidad de tener hijos. Sea que su situación sea como la de Dena y Brad o de Melody, Joanna y Amanda… usted encontrará ayuda en las siguientes sugerencias:

Cuando nosotros, como pareja, operamos fuera de lo que los demás consideran normal, siempre vamos a recibir preguntas o una mirada como la describía Joanna. Para esto dice Melody:

Como en cualquier estilo de vida, no todos van a entenderlo, especialmente si sale de la rutina. Ellos deben proteger su decisión constantemente por la crítica de los demás. Pero ellos lo pueden hacer porque tienen paz, y creen que es algo a que Dios los ha llamado. Estar sin hijos es una decisión válida que puede librarle y recompensarle en muchas formas. Pero como no es algo común, la pareja debe estar muy segura de su decisión o sino se sentirán aislados e inferiores.

Aunque no sabemos porque Dena y Brad no quieren tener hijos, sabemos que ellos estaban de acuerdo y podemos asumir como menciona Melody que estaban seguros de su decisión.

Melody y su esposo han pospuesto tener niños y tratar sus propios asuntos. Melody dice:

En los primeros doce años de matrimonio, mi esposo y yo queríamos terminar nuestra educación y establecer nuestras carreras profesionales. Tuvimos que pasar muchos obstáculos antes de si quiera considerar tener hijos. Como Dena traía muchas cicatrices del matrimonio y buscó consejería para trabajar las “cargas”. “Luego de pasar todo esto y llegó el momento de empezar una familia, me di cuenta que tenía problemas de fertilidad. Intentamos todo tipo de intervenciones médicas y lo dejamos así. Muchos nos motivaron a adoptar pero no sentimos estar preparados para eso. Algunas personas nos miran con desprecio por no adoptar de inmediato, como si nuestro anhelo de tener hijos no es sincero”.

Líbrese de las expectativas de otros para su vida
En lo que a esto concierne, mi esposo dice: “Cada uno de nosotros debe tratar de guiar su vida con la guía interna. Siempre es un error vivir las expectativas o sueños frustrados de otros, especialmente de nuestros padres. El deber de producir nietos es quizás la más poderosa y común forma de heredar una deuda. Si un individuo aprende a tratar con este tema exitosamente, lo demás será más fácil. Para ser libre de estas expectativas”.

Considere la genética
Además de mi falta de instinto material y la creencia que estoy en el camino que Dios me ha puesto, tengo otros motivos para no tener hijos. Muchas personas han escuchado el testimonio de mi madre y saben que ella perdió dos hijos debido a daños en el cerebro. Ellos eran mis hermanos menores. Mi abuela (madre de mi mamá) perdió un hijo bebé.
En mi generación, mi hermana perdió un hijo que tenía síndrome de Down. Entonces tengo historia familiar de problemas de muertes tempranas. Mi hermana aun así tiene otros tres hijos que son muy saludables. Si quisiera tener hijos tanto como ella, seguro los tendría a pesar de la historia. Pero eso ha ayudado a confirmar mi decisión. Como decía el artículo de Jan Coleman: “Pocas veces alguien nos comprende”.

Hay beneficios
Motivo a Dena y Brad mirar su decisión y por qué fue el motivo. Cuando Amanda y su esposo decidieron no tener hijos, ellos entrevistaron a parejas ancianas que habían pasado por eso. Amanda reporta:

Ellos son los que aun se toman de las manos y se tratan con mucho cariño. Parece que están saliendo a los 70 años.

Otra lectora, Victoria escribe:
Es más saludable disfrutar una relación de pareja que tener hijos solo porque eso se “espera” y estar resentido del tiempo y energía que toman los niños. Una vez que usted es padre de familia, es para siempre.

Sea firme en su decisión
El tener la confianza de que usted tomó la decisión correcta es clave al tratar con proyecciones y expectativas que otros han puesto para usted.

La consejera Rosana Elling sugiere:
Comunique la certeza de su decisión al ser confrontado, mirándolos a los ojos y hablando de forma tranquila y confiada. Las personas tienden a aceptar lo que decimos si lo creemos. Si la pareja puede utilizar el término “nosotros” en vez de “yo” al responder, el cónyuge sentirá el apoyo y el oyente verá que es una decisión unida.
Cuando la pareja está confiada de hacer lo mejor, sea no tener hijos por decisión o aceptación, pueden enfrentarse a las presiones del mundo, la iglesia y la familia más fácilmente.


Laura nuevamente nos escribe:
El que no tenga niños es mi decisión, pero no es el caso para cada mujer. Estoy satisfecha con esta decisión y ahora a los 45 años no tengo remordimientos.
La decisión es privada, y solo dentro de la pareja misma. El vivir con esto puede ser público y muchos cuestionarán por amor y dar consejos o incluso comentarios de juicio.

Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#3
Interesante tema. A mi cuando me preguntan si tengo hijos, respondo que no, pero que tengo gatos. Si insisten en el por qué, respondo que no podemos y que hemos intentado todo, incluso la adopción. Normalmente el tema queda allí, con la incomodidad de mi interlocutor. Si aún así insisten, respondo con la batería pesada: conozco TODOS los tratamientos, TODOS los médicos que se dedican al tema en Chile, TODAS las instituciones de adopción e incluso administro una comunidad dedicada al tema. Y no, no tengo hijos.
Responder
#4
Cita:La consejera Rosana Elling sugiere:
Comunique la certeza de su decisión al ser confrontado, mirándolos a los ojos y hablando de forma tranquila y confiada. Las personas tienden a aceptar lo que decimos si lo creemos. Si la pareja puede utilizar el término “nosotros” en vez de “yo” al responder, el cónyuge sentirá el apoyo y el oyente verá que es una decisión unida.
Cuando la pareja está confiada de hacer lo mejor, sea no tener hijos por decisión o aceptación, pueden enfrentarse a las presiones del mundo, la iglesia y la familia más fácilmente.

Esto es muy importante. Ha sido una gran diferencia para mi, el poder contestar tranquila, mirando a los ojos, sin verguenza, sin dolor.
No tenemos hijos, ya no seguiremos intentando.

Es la certeza y la calma interna la que percibe el otro, y por eso deja de preguntar.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#5
Hace unos dias atras un paciente comenzo a meter conversa, y nos pregunto si teniamos, hijos, mi colega dijo que tres, yo me hice un poco la loca, y me pregunto directamente, aunque me dolio, y me dieron ganas de mandarlo a buena parte, conteste que no podiamos, que teniamos problemas, el comenzo con los tipicos"consejos", a lo cual le dije que teniamos nuestro doc, y todo eso, pero me di cuenta que ya no me da tanta pena y verguenza poder decir no podemos tener hijos, creo que de a poco uno aprende a vivir con esto, y aunque en algun minuto, quizas, logremos ser padres es un proceso, que ahora me he dado cuenta se debe vivir para poder avanzar en este camino.
[Imagen: P8btm4.png]
Responder
#6
Es más fácil de lo que crees Pimpo!
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#7
Es un buen tema el expuesto. Hace unos días viví esa experiencia.. "tienen que ponerse en campaña" nos dijo un amigo...
"como si no lo hubiésemos intentado ya", pensé... fue doloroso, más de lo que imaginé.
Nosotros ya tomamos la decisión de ser una familia de dos, pero aún me siento culpable de todo esto y de que Pablo podría haber sido padre, de no ser por mí....
Supongo que pronto podré mirar de frente y dar una respuesta sin dolor ...
Responder
#8
PAra mi aun va a ser un poco dificil poder enfrentar esa pregunta sin sentirme herida y descolodaca de la sociedad, con ganas de increparle en la cara todo el dolor y el desgaste que hemos vivido...
Lo que comunmente hago es irme y dejar hablando solo al pregunton@ y se pone muy pesad@
Responder
#9
Llega el tiempo en que ya esas preguntas y comentarios no duelen...
Pero hay que vivir el proceso completo para llegar a esa calma.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#10
Es cierto, es un proceso, ante yo me descolocaba, no sabia que responder, ahora no, ya rabia ni pena me da decir, no no tenemos, y cuando preguntan por que, les digo que tenemos infertilidad, y alli, se acaba el tema.
[Imagen: P8btm4.png]
Responder
#11
Es tan dificil , tener que estar explicando a todo el mundo porque no tienes hijos por parte la familia , menos mal que en mi caso ya no preguntan porque como me opere creen que es por eso y que debo cuidarme por algun tiempo , y lo otro es como decian por ahi cuando conoces gente nueva , les cuentas que eres casada y ahi viene la famosa pregunta y tienen hijos y cuando les dices que no siguen y estan en campaña . yo he optado por decirles que no , que aun estamos disfrutando nuestra luna de miel y mas adelante lo intentaremos , no hay porque estarle dando explicaciones todo el mundo .
Responder
#12
Siempre doy vueltas por esta carpeta y me siento un poco identificada, pero con la diferencia que a mi me preguntan y el hermanito para cuando???, la verdad es que me cuesta buscar una respuesta, pero ahora he optado por decir que no es tiempo por la crisis, por pega y ahi me voy, pero aun me duele la pregunta.....
Responder
#13
Creo que la mejor respuesta a eso es: acaso es asunto tuyo?
(en inglés suena mejor: is not your bussiness.... )

Se dan cuenta que la gente se arroga el permiso de meterse en nuestras vidas? Que les importa a ellos cuando??
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#14
A mi ya me han empezado a preguntar por el segundo.....
Lo que les digo es: "si tu me ayudas a criarlo lo encargo manana!"
Responder
#15
[COLOR="Magenta"]Jajajaj Pitufina esa fue mi respuesta hace mucho tiempo atras.....
Bueno la gente siempre se siente con el derecho a opinar, cuando estas pololeando te preguntan y cuando te casas?, de ahi los hijos y el hermano...... solo falta que pregunten cuando te separas?? jajaj
[/COLOR]
Responder
#16
uhhm... otra respuesta densa: quieres saber cuando me separaré? cuándo me moriré?

Gente metiche....
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#17
No me acuerdo si alguien lo posteo hace tiempo aca o no...pero una de las mejores maneras de desviar la pregunta es devolverles otra pregunta: "Y tu por que quieres saber???"
Responder
#18
Eso es más elegante que " y a tí que te importa".. pero es lo mismo Big GrinBig Grin
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#19
Claro...es lo mismo!.....como es una pregunta directa ademas les devuelves la pelota y los dejas tartamudeando, porque no saben que decirte.....
Responder
#20
Si no es mala idea, dejarlos a ellos con el tema y que ellos respondan!!!
Responder
#21
En todo caso, la respuesta de uno es serena cuando uno está tranquilo con el tema. Wink
Si uno no lo está, la pregunta duele.
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#22
Si eso es verdad... este ultimo tiempo he estado pensando en si de verdad quiero seguir luchando. Siento que me agoto a veces y otras siento que he luchado tan poco.... uffff siento que el tema no esta resuelto por mi parte y que debo partir por ahi para poder responder con voz fuerte y sin tupirme......
Responder
#23
Gabito, lo más importante aquí es estar tranquilo con uno mismo. ir hasta donde las propias fuerzas y convicciones dan...
Doce años haciendo el camino más fácil.
Enlaces habilitados sólo para miembros. Regístrate o Inicia Sesión para verlos.
Responder
#24
El otro comentario que me carga es cuando te dicen yo conozco a alguien que tambien tenia problemas para tener hijos y cuando adoptaron quedo embarazada . No se que te quieren decir con ese comentario es como que tu lo hagas para poder quedar embarazada , no se imaginan lo que uno debe lidiar todos los dias para poder asumir y tomar cn tranquilidad lo que le esta pasando .
Responder
#25
Ah! bueno eso es tipico que alguien siempre sabe de un doctor o un remedio en fin... pero no saben el dolor que uno lleva, la angustia de los tratamientos, los miedos en fin lo que llevamos....

Si, ese es el punto estar bien con uno mismo y a ese punto es al que no he podido llegar...Nos hace falta una buena conversacion con mi marido y ver que queremos, como, cuando y donde... se nos viene una larga conversacion!
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  ¿Transformar a nuestras mascotas en hijos? KUKY 61 45.647 13th December 2013, 16:33
Último mensaje: Erika
  ¿Como decir Adiós a los hijos que nunca tuve? KUKY 14 20.297 16th November 2012, 17:40
Último mensaje: Raeq
  Guía para una vida sin hijos Aretha 66 52.273 7th June 2010, 15:30
Último mensaje: Abril
  ¿Realmente quiero tener hijos? Atenea 37 34.051 28th July 2009, 10:57
Último mensaje: kler
  Cuando las parejas optan por no tener hijos Cristy 12 19.323 9th July 2009, 16:22
Último mensaje: Atenea
  ¿Matrimonios sin hijos? Atenea 3 17.976 2nd November 2008, 21:58
Último mensaje: Pelusita

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)